Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El odio de un poeta se traga todas sus palabras vacías

Seremos libertad bajo palabra
una sombra clara en el horizonte que se alía con el instante,
un plural espejo sin cenizas que se ahogan
en los gritos de una garganta profunda y que nunca calla.

Verdadero júbilo enamorado de un torrente petrificado
por el sol y la bruma de una esperanza enamorada
de un tiempo que nunca aguarda
en el aire vacío de la nada.

Jardín de flores en el éxtasis
sin nubes extraviadas y a la deriva,
ahí voy brincando y de rodillas
en el follaje verde de los escombros que abonaron a la vida.

No hay profetas que no aprisionan
entre espinas ciegas
que no disuelva la presión de la espesura
de un pensamiento que duerme para amanecer sin rostro algún día.

Como una retórica que se derrama en el torbellino
de una espiral que nunca descansa
así voy huyendo de un espiral de mentiras,
fuimos esperanzas que sonríen en una canción que olvida.

El odio de un poeta se traga todas sus palabras vacías.

El Mute
18/06/2018.
20
18comentarios 154 lecturas versolibre karma: 112

(Las hay )

Porque hay veces que las ganas se adalantan
Y los pasos no llegan ..



Y la piel
no te alcanza

Y el latido
no se oye ...

Porque hay veces que con querer
no es suficiente
Y hay dos labios que se muerden

Y la voz no se escucha
y el silencio
no se oye ...

Y es que
hay de esas veces
que te encuentras sin buscarte
Y el destino se sorprende

Y tus párpados se cierran
Y tus ojos
sin ver sienten

Porque hay de esas veces
que el viento
te abraza a su cuello

Y hay vuelo ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Y el tiempo
es eterno

Y el instante
es efímero ...

Y es que ...
hay de esas veces
que yo

y siempre tú ...

@rebktd
leer más   
21
24comentarios 146 lecturas versolibre karma: 108

Ͼἇ₱ἇ₰ Ðἕ ϾłἕŁØ (Colaboración con @Constanza_Everdeen, @rebkTD, @delaotapia)

Llevaba varias capas de inviernos,
pero se sentía desnuda
cuando la dejaba sin palabras.

Rascando la escarcha de la espera,
cada fonema que ella latía
él la recogía con mimo para guardarla
cual perla en el cofre de su pecho.

Sus labios no murmuraban tanto
cómo lo hacía su piel,
cuando cada poro recitaba una sílaba
en la poesía de su entrega.

Sus manos balbuceaban torpes caricias,
sus ojos tintineaban miradas saltarinas,
el reloj de su miedo incendiaba el tiempo.

Ah! El tiempo...
que hoy me grita su ausencia
mientras mis sábanas se baten en sollozos
y se desmoronan tristes cómo su último recuerdo.

Y vuelvo ...
vuelvo a vestirme de invierno,
a deshojar cada pétalo
que protegía tu lecho...
Y Vuelvo,
vuelvo a ti, a tu recuerdo,
a mi suspiro hecho hielo
que hoy se deshace en tu olvido.

Pero hubo un tramo de cielo, donde yacíamos cercanos al mar,
enredados en lumínica concupiscencia,
corriendo a través de bosques salados, rimando los cuerpos,
el hambre, engendramos la eternidad, vivimos el poema.
leer más   
19
22comentarios 143 lecturas colaboracion karma: 99

Quizás

Simbad el marino,
quizás Willy Fog,
Lawrence de Arabia
o el gnomo Gruñón,

Puede que Espinete,
o en pleno esplendor,
Alaska y su bola
que lo adivinó.

¿Sería Chanquete?
¿Sería el temor
que "El exorcista"
en mi cuerpo infundió?.

Quizás sean la pista
"Los Goonies" o "ET",
o el ciego budista
de "Kung Fu" tal vez.

Madona, Mecano,
Sabina o Buñuel,
quizás Michael Jackson,
los Beatles también,

No hablemos de Lorca,
Quevedo o Dalí,
Beethoven y Mozart
y genios así.

Y más Buenafuente,
o Pepe Rubianes,
o Eugenio de frente
y su copa en los bares.

Quizás todos ellos
inspiren en mí
poemas de ahora
que son lo que fui.
leer más   
13
18comentarios 122 lecturas versolibre karma: 99

... y despierto

Las alas de la noche
aletean en los oídos
del insomnio,
la luna es un saltamontes
brincando
de cordillera en cordillera;
el cuchillo del silencio
rompe el vidrio
de la cicatriz de mi sueño,
guillotina entre dos mundos,
veneno que batalla
en contra o a favor
de lo que sería,
desde lo que es;
el mar
transpira por cada poro
de mi inconsciencia,
se astilla
el péndulo del tiempo,
mientras nado contra marea
hasta la orilla de mí mismo;
el yo despierto
me rescata,
y con sus mil picos imaginarios
me da respiración de boca a boca;
... y despierto.




~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-18
leer más   
17
32comentarios 116 lecturas versolibre karma: 97

Que no bailen los fantasmas

Que no bailen los fantasmas
con tu mente y si lo hacen
que sea a tu ritmo.

Maricel 18/06/2018

www.youtube.com/watch?v=ZoEwR9_Sy_M
14
16comentarios 116 lecturas versolibre karma: 118

Postales

9 octubre 2007
Hola mamá,
aprovecho que ha salido el sol para escribíos una postal sentado en una terraza, preveo que será de las últimas veces que podré hacerlo en los próximos meses. Ya estoy instalado en mi nuevo apartamento, a las afueras de Uppsala, a una hora caminando más o menos, pero me gusta el sitio. Es tranquilo, no hay casas a la vista desde las ventanas y el silencio es magnífico. ¡Viviendo en Barcelona me había olvidado de lo que es el silencio! ¡Qué maravilla! Y el paseo hasta el centro otro regalo, bordeando el río, o cruzando por el bosque. A ver si cuando lleguen las primeras nevadas pienso igual. En fin, una postal no da para mucho. En la foto, la catedral. La majestuosa catedral de Uppsala. Para haceos una idea de la ciudad-pueblo, volved a ver "Fanny och Alexader" está toda filmada allí, y las calles y edificios siguen iguales. Si mal no recuerdo, M tiene mi copia de la cinta.
Besos y un abrazo muy fuerte a los dos!! Recuerdos al resto de la familia.

14 octubre 2007
Enric, nano, ¿cómo va la vida por allí abajo? ¿Sigues trabajando para los malos? Por aquí todavía ando un poco despistado, cuesta hacerse a cada nuevo país. Costumbres nuevas, funcionamiento de las cosas distinto, idioma nuevo… en fin que sigo dando vueltas en mi pequeña piscina un poco alieno todavía a la vida que transcurre a mi alrededor. Creo que en parte sigo junto al Mediterráneo, pero confío que el frío creciente ayude a distanciarme de esos recuerdos. Para sorpresa mía, hace unos días me descubrí maravillándome con las rubias. ¿Quién lo hubiese dicho, no? Es un enamoramiento escénico. Una luz oblicua, los árboles dorados, encendidos por el otoño, y ellas deslizándose sobre sus bicicletas levantando un mar de hojas secas. Sus cabelleras son como oro y vuelan junto a sus bufandas. No me he detenido en el rostro de ninguna de ellas, es la imagen del otoño, la bicicleta y la melena la que me cautiva. Aprovecho cuando sale el sol para tumbarme en alguno de los parques de la ciudad a leer y ver pasar chicas en bicicleta. Así pretendo olvidarla… la distancia geográfica ayuda. Saber que no existe la posibilidad del encuentro ayuda a ir despidiéndome de su dolor…
Espero recibir en breve noticias tuyas, y de cómo sigue todo por allí.
¡Cuídate mucho! Un abrazo


22 octubre 2007
Hola Maia,
Muchas gracias por la llamada del otro día, fue una grata sorpresa volver a oír tu voz después de tanto tiempo. Bien pensado, tampoco ha transcurrido tanto tiempo, no llevo un mes aquí todavía, pero tiempo y espacio actúan sinérgicamente incrementando la sensación de ambas. La mente trabaja de una manera curiosa, borra y reinventa recuerdos. El otro día me visitó una imagen de nosotros sentados en una cala de Colliure contemplando el mar, pero luego pensé que nunca estuve contigo en Colliure. Planeamos ir más de una vez, tenía que enseñarte la tumba de Machado y las colinas desde donde Matisse robaba la luz al Mediterráneo para sus lienzos, pero nunca llegamos a ir juntos. Si tienes oportunidad de ir algún día, ves. No te defraudará, es un pueblecito precioso. Todo y así aparecías en el sueño… que traidora que llega a ser la memoria. En fin, se acaba el espacio. Algún día viviré en una granja de madera roja, torcida y destartalada como la de la foto, ya sabes como me encantan estas cosas. Cuanto más viejas mejor, y por aquí en los alrededores hay muchas de éstas. Ya te contaré.
¡Cuida bien de mi pequeño! Ráscale bajo la barbilla, que ronronee, era lo que más le gustaba que le hiciese.
¡Un abrazo muy fuerte!

14 noviembre 2007
¡Primeras nieves! ¿Os lo podéis creer? Mediados de noviembre y ya lleva tres días nevando a nivel de mar. Fue acostarme un día, y a la mañana siguiente levantarme y encontrarme todo el paisaje cubierto por un velo blanco. Se ve todo tan limpio y virgen que por las mañanas hasta me duele ser el primero en pisarla y abrir camino a través de ella. Ensuciarla y sobre todo quebrar el manto que extiende cada noche sobre todo. Esconde todos los defectos de las calles, la suciedad, diría que lo homogeneiza todo, sepultando toda la fealdad urbana. En cuanto pueda os mando unas fotos de la casa y alrededores para que veáis como ha cambiado la cosa desde que llegué hace un par de meses. Espero que por Pirineos todo vaya bien. Supongo que ya habréis encendido la chimenea estos días y gozaréis de vuestro retiro en compañía de la Cara y los nuevos perros de adopción de los vecinos… si los alimentáis y los dejáis tumbarse junto al fuego ¡no me extraña que todos acudan a vosotros! A este paso, pronto os van a echar las bestias de vuestro propio hogar.
Besos. Recuerdos a las abuelas. Que no se preocupen, que me abrigo y me alimento bien… que el clima no es tan malo. Como dicen aquí: no hay mal tiempo sino ropa inapropiada. Sabiduría nórdica.
¡Más besos! que estos ya no me caben…

26 noviembre 2007
Ay Maia, la nieve es preciosa, pero aquí la hay en exceso… es un no parar. Nada malo con la nieve, lo peor es el hielo, los bloques de hielo que se van compactando al paso de la gente y los vehículos, allí los zapatos no se agarran bien y no es difícil patinar. Nunca pensé que a mi edad tendría que volver a aprender a caminar, pero así es. He descubierto que el andar sobre el hielo requiere otro estilo… a base de tortazos pero he caído en la cuenta finalmente, eso sí, después de caer literalmente cuatro veces en tres días al suelo. Cuatro patinazos y mi rabadilla que ya no da más, está bien dolorida. Todo y así este fin de semana me he dejado convencer para que me lleven a patinar al lago. Ya ves, al final patinaré… te negué el privilegio de verme caer varias veces en nuestros viajes a Alemania. Recuerdo que cada vez que en un pueblo había una pista de patinaje para niños en la calle me animabas a probarlo. Me estirabas de la manga de la chaqueta entre risas imaginándome con los patines entre todos aquellos chiquillos acelerados. Entonces no hubo manera, conseguí escapar a la caída sobre el frío hielo, todo y que sabía que me ayudarías a levantarme una y otra vez, y sostendrías mi mano. Esta vez, voy solo, dispuesto a caer y levantarme por mi propio pie, pues no dudo ya que caeré. Ya te contaré la experiencia.
¡Un abrazo!
leer más   
10
11comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 94

Coser para remendar

Y la madrugada me encontró
poniendo hilván a los remiendos
de una noche de rotos y costura.
Enmendar las grietas tiene doble lectura.
Aprendes por donde se rompió
y descubres porque lo hizo.


Avanzar en tiempo es saber
por donde vienen los golpes
y como esquivar las lanzas.
Los costurones ya son muchos
pero sigo poniendo empeño
en que cada zurcido sea con hilo sabio,
para que sea la savia de mi vida.

No me importan los remiendos,
es peor ir con los rotos abiertos.
Se escapan los llantos y los miedos.
Y se te cuela la bilis que lanzan.

Remiendo con hilo de sabiduría
los agujeros que me dejó la vida,
y ahora son la savia de mi existencia.



Hortensia Márquez


Imagen: de la película "El Bruto" de Luis Buñuel
19
21comentarios 114 lecturas versolibre karma: 95

El tiempo y los sueños

El sueño lucha
estira los brazos desnudos
amaneciendo con la piel de fuego
rompiendo las penumbras que se deshielan.

Ya no tiembla agonizante el horizonte
en un tembloroso espacio vacío,
el cuerpo es amor sin sufrimiento
una mirada nueva entre mil memorias que observan.

El tiempo disipó la letanía
esa que repite a la funesta sepultura,
el suelo es agua en un desierto olvidado
una noche nueva entre violetas que brillan.

Los sueños murmuran con la mirada entristecida
es un aroma con las flores vencidas
aún así navegan heridos
con una caricia temblorosa y furtiva.

Hemos derrotado a la tristeza
entre lágrimas de una madrugada melancólica
me aferro del aguerrido presentimiento
así se ignoran los siglos de un olvido.

El mute
18/06/2018.
16
17comentarios 114 lecturas versolibre karma: 115

Copérnico se equivocaba

La Tierra gira alrededor de su ombligo. Además es ciega y sorda. Es un ego desmedido. Tanto que, como Saturno devoró a sus hijos, se come sus propias entrañas.

El mundo rota alrededor del dinero. Manchado de ansias incombustibles. De mentiras y miedos. De corrupción y guerras.

La manta bélica deja dormir al raso muchos corazones. Endurecidos por las balas como si hubiesen echado hormigón a sus latidos. Sobresaltos nocturnos para tristezas en vela.

Somos la carcoma de la galaxia. Buscamos vida en Marte para hacer caja con viajes marcianos, todo un lujo al alcance de pocas manos. Y mientras, reventamos el planeta azul.

¿Azul? El aire se mastica, las aguas se eutrofizan.

Y las focas huérfanas de piel. Los conejos infectados en laboratorios. Los elefantes sin marfil, sin mes de abril. Un tigre de Bengala en la alfombra de un majara. Una garza disecada en las aguas estancadas. Un pez que se asfixia y un polluelo que no vuela.

Quiero pensar que algún día abriremos los ojos. Que agitaremos las ganas con viento y magma, que la corriente eléctrica surgirá al rozar unos labios, al besar unas manos.

Que la hierba tejerá sábanas frescas. Que las flores pintarán mi pelo. Que la lluvia silbará mañanas. Que la tierra germinará en tu suelo.

Quiero un mundo libre. Corazones justos. Quiero soñar despierta, surcar las nubes entre mil pájaros al vuelo.
leer más   
10
25comentarios 112 lecturas versolibre karma: 100

1 millón de violines

Podría hallarte en un millón de violines
con tan solo tocar una nota.

Podría hallarte en un millón de estaciones
tan solo agitando una pestaña.

Podría hallarte en un millón de gotas
tan solo con una lágrima tuya.

Podría hallarte en un millón de libros
tan solo con que aparezca tu nombre.

Podría hallarte en un millón de estadísticas
tan solo con que aparezca tú edad.

Podría hallarte en un millón de canciones
con tan solo tus notas.

Podría hallarte en un millón de ciudades
tan solo con que sepa que existes.
leer más   
14
12comentarios 108 lecturas versolibre karma: 94

Costurera del alma

Tejía el alba desperezándose entre su nombre.

Daba las buenas noches a la Luna sabiendo que podría tejer de nuevo al día siguiente.

Nunca deshizo el nudo.

Murió entrelazando recuerdos.

...
leer más   
14
16comentarios 104 lecturas versolibre karma: 85

Si no existes

No quiero pensarte si no existes,
ni darte forma en una hoja,
pero me asalta esa esa razón incómoda
que se aloja entre mis miedos
y me predispone a buscarte
dentro de mis vacíos.
17
2comentarios 101 lecturas versolibre karma: 95

Caían las estrellas

Guardaba en un tarrito cada estrella que le guiñó un ojo en las noches en vela.

Tenía cristales brillantes por docenas, de todos los tamaños, de mil intensidades.

Cuando cerraba los ojos, soñaba entre reflejos luminosos que le besaban la frente.

Cada caricia cabía en un haz de luz.

Silbaba en la oscuridad con la seguridad de que siempre tendría unas motitas de recuerdo...

(Y sonreía. Siempre sonreía)
leer más   
17
19comentarios 100 lecturas versolibre karma: 89

Tormenta

Deseo que en este día
recibas una gran lluvia
de los "te amo" que te envío
empapándote con mi amor
por la tarde la tormenta
de mis caricias líquidas
hasta apaciguar tus ganas
en el calor de mi cama
con la noche como testigo
de mi felicidad contigo.
leer más   
10
15comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 90

Goku

Dudas cuneiformes se responden a sí mismas,
dictados del destino obligados a seguir,
ladera a bajo por el embudo del tiempo,
con los brazos arriba en un tobogán,
en el que al final........ mueres.
leer más   
9
7comentarios 97 lecturas japonesa karma: 95

Te vas alejando

Un nubarron de tristeza abraza mi ser,
me enseñaste lo maravilloso de conocerte,
mi corazón aprendió contigo a querer,
ahora me dejas sin rumbo... a la suerte,
puedo sentir, cómo el viento, de mí,
te aleja, y empiezo en soledad a perecer.

No fui lo que esperabas, me marcho,
pisando de este volcán de sentimientos,
las lágrimas, como la misma lava.

Mi alma quedará muda, porque las palabras
se marchitaron, entumecidas no encontraton
salida, ahogadas reposaron bajo los caudales
de tus desprecios, que lentamente me torturaron.

Y yo insisto, a veces desesperada te busco,
y puedo sentir tanto frío que congela mi corazón,
¿Qué más puedo hacer corazón?
solo darte las gracias por tu paciencia conmigo,
Gracias por tu amor, en mí no merecido,
gracias por lo que fue.
Solo sé que donde vaya, siempre en mí te llevaré.
leer más   
11
12comentarios 96 lecturas prosapoetica karma: 101

Soledad de mi alma

La soledad del cielo es innata. La soledad en mi alma también. Basta con mirarte y saber que siempre vas a estar ahí esperándome, y junto a mi nogal te doy mi espíritu y la llave para agrietar mi corazón y por lo tanto yo podré elevarme y sumergirme en mis pensamientos que llegan a mi mente cada vez que te veo: hermoso cielo estrellado.
10
2comentarios 95 lecturas prosapoetica karma: 80

~~~Fue el viento ....

No, no fui yo...

La culpa
es del viento
Él fue quien me trajo tu sonrisa en su vuelo


Y ahora yo ...
yo tengo un sol en mis ojos

Y una letra por cada silencio
abriéndome el pecho en destellos

Y apresuro el paso

Me apresuro
a tocar su luz
a vestir su aroma

A verme en sus ojos

Y me apresuro ; Y me desnudo...

Y después huyo

Porque no hay piel ... porque no hay ojos

Porque no fui yo
Porque no fue él ..,

Porque fue el viento ; porque sé que fue él ....


Y sin embargo
Soy yo
quien siento ...

@rebktd
leer más   
21
22comentarios 92 lecturas versolibre karma: 118
« anterior1234