Escribo en contra del amor

Escribo en contra del amor
algo sencillo sobre ese impostor,
es utópico sentirse amado por alguien
es innecesario el tiempo dedicado a alguien
he caído en esa trampa llamada amor,
me he hecho imbécil sin darme cuenta
es una tontería eso de enamorarse o más bien engañarse
Pero que podemos hacer
la humanidad es masoquista
no puede vivir sin ese malhechor.
#InsomnioLIterario por Marco Xavier Uriña.
5
sin comentarios 13 lecturas prosapoetica karma: 51

Fuiste verso

Poesía son tus piernas temblando tras experimentar el más brutal de los orgasmos.

Poesía son los tatuajes y las cicatrices que recubren tu cuerpo. Cada uno su encanto, cada una su historia.

Poesía es la curvatura de tu septum, la de tus senos y la de tus labios.

Así como la refringencia de los cristales de tus gafas, que disparan hacia mí los versos que me dictas con tu mirar.

Poesía es verte marchar y saber que la tristeza que te llevas compensa la erección que me dejas.

Poesía son tus manos, mudas, hablándole de futuro a cada poro de mi espalda cuando finjo estar dormido.…
leer más   
4
1comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 39

Te busqué.

Te busqué en las noches estrelladas con luna llena, pude divisar nada más que miles de ojos mirándome, pero ningunos brillaban como los tuyos.
Te busqué en las risas que me provocabas, pero éstas se habían esfumado al oír malas habladurías de que tú te habías ido.
Te busqué en mis manos, pero te habías soltado de ellas mucho tiempo antes de que me diera cuenta.
Te busqué en el calor de tu lado de la cama, pero me congelé con el espeso frío que dejó la ausencia de ti en éste.
Te busqué aquí y allá pero el único rastro que habías dejado eran mil memorias que ahora me pedían a llantos que volvieras a consolarlas.
7
1comentarios 9 lecturas prosapoetica karma: 48

Todos los futuros

Veo poetas remover cimientos del pasado.

Detener en el viento la flecha del tiempo. Darle vuelta y lanzarla de regreso a pretéritos condecorados, a momentos olvidados, fugaces instantes que se desmenuzan en sus manos.

Para anclarse el alma a puertos que ya han zarpado.

Pegar de vuelta las hojas del calendario, que fueron lloradas por tantos otoños grises, de ocres claroscuro dulce amargo matices.

Hacerse transfusiones de sangres filtradas desde arcanas eras en las entrañas de la Tierra.

Inyectar en sus ojos todas las lágrimas que han derramado.

Yo, por otro lado, quisiera hacer lo…
leer más   
7
3comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 60

Saquen una hoja

Todo es normal, pero NORMAL así, con mayúsculas. Y no estoy hablando de perfecto porque ni siquiera lo considero una posibilidad. Pero, la vida no cuenta los días hasta que nos hace saltar. Y aprendí, que ¡le fascina!

Tiene unas maneras de enseñar bastante crueles; a ésta altura del partido, considero que son innecesarias y hasta anticuadas, le falta el puntero y que te lacere las manos mientras te dice con cara de vieja bruja solterona y frígida:

"Eso no se hace",

"Eso no se piensa",

"Eso no es todo",

"¡Éso, no. Ya se lo dije,…
leer más   
7
6comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 58

Profundo

Dentro del hueco crece dolorosamente,
el musgo del pasado impiadoso y frío,
sobre el rojo crespón que silente,
golpea mi mente hasta el hastío.

Corre lentamente este río de tristeza,
vertiente que ahoga la sed de mi boca,
sueños perdídos de un amor que no cesa,
que espera morir, como muere la roca.

En la orilla de tu cuerpo hecho montaña,
desangro mis versos por las venas,
un mar de sal duerme en mis pestañas,
y a tus pies yasen pájaros de arena.
leer más   
8
4comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 62

Surcos

Aquí y ahora decido posar mi mirada sobre tus ojos y para siempre, sin importan lo tantos días que han grabado tus pupilas, envilecerme en la lectura de tu alma surcada por pasajes de dureza tierna que amo la vida sin importar las tardes, fueran estás de ocasos destellantes o de oscuras nubes.
Aquí y ahora decido amar tu lluvia, contar las gotas del tic al tac y así imaginando al tiempo, adormecer al deseo insurgente de partir.
Aquí y ahora decido para siempre amar tu tiempo y vivir como si este fuera el ultimo día sin importar si es tarde, ocaso o noche.
Aquí y ahora decido embarcar mis sueños y navegar entre los surcos que formó el tic tac en tu piel sin máscara, que no esconde ni engaña con lozanos deseos de ser inmortal.
leer más   
4
1comentarios 1 lecturas prosapoetica karma: 39

Abril

Pasaron meses, tal cual como si pasaran años.
Pasaron estaciones, pasaron cambios...
¡Todo me pareció una vida!
...No sentir tu piel junto a la mía.
...No sentir como coincidían nuestras sonrisas.
El día se hizo noche, y la noche, día.
Y cuando creí haberte perdido,
los planetas se alinearon, el cielo se despejó,
dejó de llover, se prendió la luz...
Otra vez el tiempo se nos detuvo en abril
...como tantas otras veces.
Ojalá se detenga allí mil veces más.


Valeria Rodríguez.
7
3comentarios 22 lecturas prosapoetica karma: 44

El tiempo no todo lo cura

Nos mirábamos y sonreíamos.
Nos hemos mirado y nos hemos besado.
Nos miramos y nos evitamos.
Entre estos tres momentos solo nos ha cambiado una cosa, el tiempo.
leer más   
4
sin comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 36

El segundero del reloj

A veces pienso en la crueldad del tiempo, el segundero gira y gira sin parar, pienso en la injusticia de las horas, que a veces juega en contra y en otras ocasiones a nuestro favor, pienso en lo efímero que resulta un minuto y la sutileza con que se escapa un segundo.

Pienso en qué sera de nosotros, dónde nos llevará la vida. El segundero sigue girando, mientras yo, me aferro a los recuerdos. Ojalá y el tiempo no juegue conmigo, queriendo intentar borrar mi memoria.

La vida transcurre, y sigo aquí pensando en el tiempo, es algo intangible, es tan sublime, que me gustaría tener más…
10
4comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 59

Apenas la punta de un hilo

Nos tejimos hilo por hilo, sin agujas pero con espinas.

Nos creamos hilando los pensamientos.
leer más   
9
sin comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 55

El charco

No me olvido del olvido al que el charco quedará relegado; aquel que el otoño castaño con sus lágrimas vida le dio; y en el que yo pretendí hallar, observándolo, algún sentido al correr de mis días.
El cielo era gris y se me antojaba un paseo. Eché a andar cuando al rato la lluvia me hizo saber que llovía. No me resguardé hasta que un estornudo se hizo presente; lo hice bajo un sauce que esta vez sí era llorón. Esperé a que la lluvia cesara, por lo que anocheció. En ese lapso vi cómo mis más profundos anhelos se hacían realidad, como tantas otras veces, frente a mí: las…
4
sin comentarios 12 lecturas prosapoetica karma: 44

Me llamó cobarde

Y decidió llamarme cobarde, a mi que me había arriesgado a quererle, aún sabiendo que saldría herida de aquella maldita batalla, a mi que aún sabiendo que perdería la guerra, le di todo el amor que me quedaba.
Me llamó cobarde por no luchar hasta al final, aún sabiendo que estaba malherida, me llamó cobarde porque era más fácil echarme la culpa que aceptar su propio fracaso.
Me hizo quererle cuando él no lo hacia, me hizo creer que algún día lo haría.
Le quise cuando no me quería, me quiso cuando yo ya no lo hacia.
leer más   
10
sin comentarios 139 lecturas prosapoetica karma: 68

Sólo lo recordé.

Por las huellas que había dejado la lluvia iba dando mis más torpes pasos. Cabizbaja, sin pensar demasiado, un paso a la vez y algún salto.

De pronto, una línea sin voz sonó en el aire. Tal vez, era el viento como cuerda que va atando las hojas que nos sujetan al tiempo.

- El final del arcoiris, ¡existe! -

Eso fue lo que alguna vez leí o, me leyeron, en las páginas de alguno de mis cuentos. Por algún motivo, lo recordé al verme los pies llenos de grama y barro, totalmente mojados aunque desiertos.

Yo quiero encontrar el inicio. El lugar dónde la magia comienza y la realidad tiene el color inocencia de las miradas que se escapan de los niños. Ese color que nace una vez y no se olvida en un para siempre. Ese color que se nos clava en las pupilas y nos atraviesa completos. Ese que sólo se ve con los ojos del pecho muy abiertos.
leer más   
6
4comentarios 32 lecturas prosapoetica karma: 55

Cuando me haya ido, recuérdame

Cuando me haya ido, Tierra, recuérdame...

Recuérdame por los días que le di agua al sediento, pan al hambriento, ánimo al afligido.
Aunque fueron más los días, que el doliente me pasó desapercibido.

Por los días en que amé, sobretodo esos en que fui correspondido.
Perdóname por los tantos más que simplemente, mis puertas al amor cerré.

Recuérdame por los amores platónicos que nunca supieron cuanto les anhelé, cuanto les quise, cuanto les lloré.

Si quieres, hasta por todos los orgasmos que no tuve, recuérdame.

Por esos días que fui paciente, tolerante, suficiente.
Y sé…
leer más   
13
14comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 46

Escribir, a veces

A veces escribimos desde una silla de circunstancias, con las alas rotas; cayendo por un larguísimo abismo horizontal de dudas.

Otras veces escribimos, desde un sofá de incomodidades, con cojines rellenos de plumas de certezas inciertas.

A veces, lo hacemos desde una bañera llena de las lágrimas que no nos atrevemos a llorar.

Escribimos a veces desde unas entrañas en guerra con ellas mismas. Peleando batallas eternas imposibles de ganar, imposibles de perder. Batallas que sangran heridas, que cicatrizan y sanan; para luego volver a sangrar.

A veces, es escribir con otra piel; con…
leer más   
12
18comentarios 92 lecturas prosapoetica karma: 52

Yo no soy poeta

Yo no soy poeta. No escribo poesía,
ni pretendo hacerlo; no puedo, no quiero,
tú no me dejas y yo… no me lo permito.

Yo no soy poeta. No tengo cómo,
pero si tengo por qué, pero, me faltan tus dedos,
tus manos, tus ojos y así, me faltan las letras.

Yo no soy poeta, pues tu ausencia es vació,
faltan los soles, las lunas, las estrellas,
falta tu perfil en mi colchón, faltan mis silabas en tus lienzos.

Yo no soy poeta. Escribo sin razón,
con dolor y con cariño; con vasos de cebada,
con botellas de agua transparente, con segunderos que me dictan el pesar.

Yo no soy poeta. Me…
leer más   
4
1comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 33

Me quieres...

¿Me quieres?
Le pregunté, mientras le miraba a los ojos.

Te quiero, me respondió, mientras agachaba la cabeza y fijaba su mirada en la punta de sus zapatos.

Siempre que me mentía miraba sus zapatos, evitando mirarme a los ojos.

Siempre quiso quererme, nunca supo mentirme.
leer más   
5
1comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 33

Autorretrato

Soy la dureza que camina dentro de mí, que camina conmigo. Emerjo completamente de Dios, como un ser único que no se esconde, que al cerrar los ojos puede oler y sentir las veces que fue esclava en la tierra, por el trabajo, por las obligaciones; soy el océano de mis padres, ellos navegan en mí y me muevo por ellos. Los arrastro a mis anhelos, a mis sueños. Soy la tierra que buscan para aplacarse humeantes lleno de orgullo y temor por mí. Si me hundo en lo desconocido ellos me dejan caer para después verme salir triunfal de ese viaje.
Estoy hecha de recuerdos; de alcohol, de gritos, de…
7
4comentarios 22 lecturas prosapoetica karma: 43

Ayer me acordé

Ayer me acordé de ti. Eras olas de pelo suelto ondeadas por un viento travieso.

Me acordé de ti. Eras ojos grandes y redondos, con el brillo de dos universos naciendo.

Me acordé de ti. De tus labios carnosos y tus blancos dientes; y de tus besos inocentes; y de la felicidad iluminando tu vientre.

Me acordé que eras sol y eras cometas, y que antes de ti no era tan bonita la luna llena.

Me acordé de ti y fui feliz al recordar lo feliz que fui a tu lado.

Me acordé de esa felicidad y descubrí que la felicidad viene en distintos sabores. Y la brisa de mi memoria trajo a mi paladar tu…
leer más   
12
4comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 46
« anterior1234511