Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El cadáver de tu novia

Culpa a la lluvia, culpa al azúcar que altero un poco mis nervios, culpa al desvelo o culpa si quieres a esta costumbre mía de escribir tu nombre todo el tiempo, me duelen los hombros y las manos y los ojos, y se muy bien que le hablo a la persona equivocada,le hablo a alguien que evidentemente no está, pero no se trata de ti queriendo consolarme, se trata de mi, pidiendo una caricia... Son cosas diferentes si lo piensas bien.
Me cuesta mucho admitirlo, me cuesta pronunciarlo en voz alta pero la verdad me duelen los ojos de tanto no verte, me duelen los hombros de cargar todo el tiempo con tu ausencia y con mis llantos, de hacerme la fuerte y fingir que no me muero por besarte... Me duelen las manos de tanto que no hacen nada por tocarte, me duele ser Judith porque no soy más de ti, y es difícil adaptarse a un cuerpo que no es tuyo, unas piernas y unos brazos que no pueden aferrarse a ti, culpa a mi memoria, o a mi falta de ella, pues ya olvide y sin embargo no dejo de extrañar.
Deberia decirte ahora de la manera mas poética todo lo que deceo para curar estas heridas pero me gusta cuando me sorprendes, (aunque ya olvidaste como hacerlo) me fascinan tus locuras y se me van los días soleados y nublados en esperar una por mi.
Hoy vengo aquí a pedirla "de la manera mas atenta" pues por fin pude admitir que mi corazón está en pedazos, que mis poemas están en coma y de tu voz: sólo quedan los recuerdos, normalmente exigiría, vendría aquí a cobrarte lo que es mio pero, no quiero saldar deudas ni igualar los marcadores, quiero que seas quien me acomode el cielo y sus estrellas, ¿esta mal pedir que seas un héroe? Si se que tienes superpoderes.
Es difícil admitir que necesito tus caricias, que mis lunares se están desdibujando y mi cabello y mis cejas y mi cuello donde solías poner las manos, pero culpemos a este clima y al azúcar que me falta desde que no me preparas el café, desde que no me besas con cariño, desde que no me dices "eres mía"
Esto no se trata de obligarte, se trata de admitir que estoy rota y ya no puedo con la ausencia, ya me canse de andar deambulando sola con el cadáver de tu novia. Lo admito y te pido un par de besos y tal vez así termino de morir.

etiquetas: extrañarte, ausencia, soledad
6
1comentarios 75 lecturas prosapoetica karma: 63
#1   hermosa prosa...
votos: 2    karma: 31