Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Infancia

El paisaje verde rodeaba la transparencia de las piscinas naturales
y la bella estampa fluía entre las manos de mis abuelos.
Veranos de chapuzones asilvestrados,
de pinos heterogéneos y extremidades gigantes.
Las raíces arraigadas a su tierra sostenían el futuro de mi infancia,
con troncos marrones como los ojos de mi abuela,
y hojas parduscas en sintonía con el brillo del iris de mi abuelo.

Los pinos, abiertos como sombrillas, sombreaban las zonas expuesta a la luz solar.
Mis pequeñas manos inocentes buscaban las hormigas entre sus dedos ancianos,
con venas como hebras y treguas en sus corazones.
Las manos de mi abuelo, nutridas de tiempo,
varita explicativa del secreto encerrado en aquel valle.
Con su dedo índice señalaba los lepidópteros,
con su dedo corazón las marcas del agua en la tierra y aquello que importaba.
Con su dedo meñique izquierdo y derecho mecía a las hormigas,
-¡Así estaréis descansadas para el duro trabajo de la recogida!- les susurraba.

etiquetas: abuelos, paisajes, raíces, pinos
3
sin comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 17