Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Los gitanos

Los gitanos.

Ellos errantes por los caminos del viento
como caracolas en las playas y peces en el mar.
Van hacia el horizonte de sueños
idolatran las fiestas, llenas de campanas de bronces y farolillos.

Sus ancestros les reclaman, perdurar y ser ellos,
taconean la vida para olvidar, sus filigranas danzan piruetas de sol y sangre
cuerpos vibrantes de nervios y dolor
piel canela con sabor a menta y hierba buena.

Ojos vidriaos negros y azules ocasiónales, de pelos oscuros azabaches
de mirada neutra penetrante, que se clavan en el corazón y el alma
gitanos como luceros del alba en la madrugada.

Hondo valle de la guitarra, sombreros de paja jazmín hado, del patio
sal cante jondo de las gargantas, y saetea a la luna, noche esmeralda.

Un gallo canta en la torre, una voz destrona la mañana y el sol agachado tímido, le bloquea la montaña.
Caldero de agua, bulla a lo lejos los gitanos bailan y cantan
entre rosas y claveles, recuerdan a Porrina, Juan Breva, La Parrala.

Camarón su alma revolotea entre los olivos plateados
y deja aromas de buen cante, en las playas gaditanas
plata del cáliz, vino de sangre, la saeta en las calles cruzadas.
Federico G. Lorca los inmortalizó dentro de la cultura paya.

Un cajón viejo lo toca un joven gitano, y las palmas de dos gitanas, acompañan el quejido de una nueva guitarra,
la voz rota de un cantaó vibra en la plaza.

etiquetas: gitanos, vibra, plaza, guitarra, joven, ojos
3
sin comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 50