Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Manto

Por no ser propia y esconderse bajo un manto, se ha cubierto de mentiras y polvo. Una capa tan profunda de escarbar que se ha acabado hundiendo en la tierra mojada.

Está tocando con los dedos la pudredumbe de un corazón arrancado de un cuerpo, siente como la sangre coagula a su alrededor y se hace cada vez más espesa, no fluye, hace tiempo que dejó de fluir.

Se le han partido los dientes de apretarlos contra la lengua, ha atado a esa mentirosa y la ha dejado junto al corazón.

Ha formado un hueco debajo de la tierra, ha dormido sin colchón, se ha tirado de los pelos y los ha arrancado por amor.

Qué oscuro está todo esto, qué poco sentido tiene respirar, ha alumbrado este hueco por si algún día quieres llegar.

Ha dejado sus cenizas reposar, ha salido a respirar, se aproxima una sombra, siente que alguien viene detrás.

Relata sus entrañas y se quedó sin pensar, dejó el cerebro abajo para conservarlo al despertar.

Has venido desdentado, con las heridas sangrando, será que te has pasado y al final has acabado llorando.

Te siente respirar y puede ver tu boca susurrar, traeme un poco de agua y no me preguntes más.

He dejado mi hueco, ya no lo puedo usar más, he juntado mis cenizas y ahora echo a volar.

Serás capaz de irte y no volver jamás, has manchado con tu sangre mi buena voluntad.

Espera junto al manto que ha salido de la tierra, ahora ya no pesa tanto y no está lleno de mierda.

Siente una pena y un vacío muy grande, ha venido a rescatarla y tiene que marcharse.

Ella ha volado y su pena dejó atrás, ahora ese manto con él se va a quedar.
3
sin comentarios 10 lecturas prosapoetica karma: 37