Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Nuestro rio

Nada ni nadie es más libre que su propia imaginación, con sus recodos profundos, sinuosos, interminables; estancados en un segundo eterno o en vertiginoso descenso. Como un río que acumula su colorido caudal de deseos e ilusiones al paso de los años, hasta desembocar en un océano irisado, infinito, único y privado, a mano sólo de su alma, a la vista sólo de su corazón.

etiquetas: imaginación, vida, sueños, deseos
11
4comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 95
#1   hermoso
votos: 1    karma: 28
#2   Que bien lo has descrito. Te quedó un poema precioso. Saludos
votos: 1    karma: 28
#3   Nada ni nadie es más libre que su propia imaginación,
!Hermoso saludos Mara.
votos: 1    karma: 28
#4   Muchas gracias por la lectura {0x1f618}
votos: 0    karma: 9