Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mi búsqueda constante

Soy rara, a veces me explora la médula teatral para engañar ojos ajenos.

El mundo parece no entenderme, ruedo y ruedo sin poder alcanzarlo, siempre mi alma prefiere correr del lado contrario.

Millones de personas habitan esta masa circular y a una sola anhelo encontrar.

A tus ojos yo no puedo engañar, junto a tí quiero escapar, llorar de felicidad y de mis fallas reír sin parar.

Hoy me siento cansada, he vivido poco y me siento abandonada de tus huellas. Esta soledad me atrapa y todo me sabe mal, ya no quiero viajar sola.

Te dibujo en los libros, te disuelvo en mí té, te llamo al alba, te reclamo entre jadeos y simplemente no estás.

Soy tan rara. A veces un poco bipolar.
Mi coraza se gasta y me quedo desnuda de los vituperios de esta sociedad.

Voy andando en busca de la única persona que me entenderá, mi alma gemela. Mi otra mitad.

Estoy a bordo, el camino no parece terminar pero voy por tí, no te muevas, quédate donde estás.

Somos tan raros pero ¡madre mía! Que perfecto es el amor entre los dos, almas desconocidas y en búsqueda constante una de la otra.
leer más   
6
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 75

Estuve ausente

Estuve ausente
Buscando nuevas formas de hacer arte.
No tienes por que preocuparte.
Si mis letras tarde o temprano
vuelven para inspirarte,
iluminarte y arroparte.
Da igual que estes andando,
sentada o en cualquier parte.
Mi pasión por esto es tan grande que
ya se confunde con la inmensidad
de Marte.
Siéntate si puedes.
Por que vine y lo hice para contarte..

Sentado en la orilla pido deseos
a la luna que brilla
como un espejo
en el horizonte del mar.
Haciendo que estas letras
solo las entiendan y
sientan aquellos
que realmente saben amar.

Las olas rompen con su baile.
la sinfonía de esta brisa que
hoy lleva calma y se moldea sigilosa
en la belleza de esa roca.
Besa la estructura del rompe olas y
mece ese barquito que adormece entre suspiros que yace en el muelle.

Las estrellas se ríen a carcajas
y se miran en este océano.
Que se ofrece como espejo
sin pedir nada a cambio.

Los peces escriben versos
usando como lienzo los abisales;
dejando miles de pulpos sin tinta
con tal de mostrar esa espina artista
a la luz que les regala el cielo.

A tu lado la alegría llega
detrás del consuelo.
Tenga mojado o seco el pelo.
Miles de almas navegan
por tus entrañas por placer y
otras miles viste partir
con un repentino y misterioso
halo de silencio.

Para otras no eres más
que una simple forma de sobrevivir.
Tan parecido o igual a esa redera
que cose en el puerto y da forma
entre sus manos un trozo de red;
Que se llevará trocitos de tu alma
a rastras desde el suelo o
un puente para los que buscan
una vida mejor, dejando atrás
el látigo de la desigualdad
de una tierra árida que sangra y
no cura.

Créelo.
Pero para los que te admiramos como yo.
El firmamento se queda pequeño a tu lado. La poesía hace gala real este sueño y
con la señal de ese faro que
peina tu costa.
Abres camino a solas
al compas de esa guía a miles
de almas de sentimientos
que regresan a casa.
Después de un tiempo
con los pulmones
llenos aire, de vida.
Que crean arte con la humildad
que les dejo tu aliento.
leer más   
5
sin comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 71