Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Supo

Descalza, corrió sobre el empedrado y se apoyó cansinamente sobre el viejo marco de la ventana de una esquina y llevó sus ojos al escarpado gris que un día fuera camino de mañana, que es hoy, pero que ha llegado tarde. Llenos de luz aquellos ojos ciegos, gargareando vidrio, tomó impulso y pisó firme el estribo del viento. Bebió tiempo, mucho tiempo. Supo que el mañana quien sabe si llegará o si ya está impregnado en sus células, en el delta de sus venas y en la aridez de su vientre. Supo entonces que la soledad es mucho más que estar sola. Supo que la libertad es una ilusión en la mente desordenada y que el horizonte es tan solo una línea imaginaria.
3
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 41