Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Toda una vida

Volvería hacia atrás.
Cogería carrerilla
y le gritaría a todos tus monstruos
que estoy dispuesta
a besarlos toda la vida
con tal de sostener tu mano
cinco minutos más.
Porque desde que estás aquí
los míos inventan excusas
para perderse en tus domingos,
no quieren vestirse con otro abrigo
que no sea tu sonrisa.
Que ya no tengo miedo,
que me he pasado la vida entera
quemando los relojes
por miedo a quedarme sin tiempo
y llegas tú,
y con un soplido de mágia
haces que se queden mudas las horas
y paralizado el tiempo.
Sé que soy difícil,
pero no te vayas,
tú haces que todo parezca mucho más fácil.
No te pediré que te metas en mi cama
y me deshagas la vida
hasta que tu ombligo y el mío
tengan que firmar separación de bienes.
Ni te pediré que me beses
hasta que los días de la semana
me sepan a tu aliento
y a tus ganas de vivir.
Pero quédate un rato más.
Las flores de mi jardín
solo se amorran a tus dudas,
el sol no les basta,
dicen que se quedan cortas,
que están a medias,
que el brillo de tu mirada
es el único que las sacia.
Las mariposas que he criado
desde capulla hasta ahora
están en huelga,
algunas se suicidan cuando te ven pasar por el acantilado de mi boca confusa
y las otras se esconden en mis costillas,
acojonadas,
porque aquí dentro huele a muerto
desde que tus abrazos no alivian mis caídas.
Sé que contigo no lo tengo todo,
que no puedes ser,
que eres tan efímera como los besos de despedida,
y tan imposible como tu mano y la mía.
Pero tengo lo suficiente
como para hacer una bola con mis miedos
y guardarlos en esa caja vieja
donde se guarda todo lo que sabes que no volverás a utilizar.
Donde he tenido que guardar mi orgullo,
mis alas
y mis viernes,
desde que tus labios no rozan mi frente
y le dan las buenas noches a mis pesadillas.
No te pediré que vuelvas,
que me destroces la vida y pongas mis verdades patas arriba como lo haces con todo.
Pero quiero que sepas que si te quedas
dibujaré sonrisas en tu ventana cuando al echar el aliento
un invierno no te sepa a nada.
Si te quedas
daré la vuelta a tus miedos
y los convertiré en zancadas,
daré la vuelta a tus labios
en los segundos que haga falta
con tal de que el reloj
después
me lo agradezca con tu sonrisa.
Sé que soy un desastre,
pero todo es un poco menos caos
cuando eres tu quien lo desordena.
Así que
quédate cinco minutos más
que estoy dispuesta a romper las manillas
de todos y cada uno de tus relojes.
10
8comentarios 93 lecturas prosapoetica karma: 93
#1   Muy bonito, me ha gustado mucho, me he sentido actualmente identificada en el sentimiento que transmites :-)
votos: 2    karma: 45
#2   #1 Muchas gracias. Me encanta cuando escribo sin pensar, y alguien me dice que esas palabras le han transmitido algo, le han dicho algo que quizá no le dicen a cualquiera, al fin y al cabo es algo propio, es bonito cuando eso pasa. Gracias por tu comentario!
votos: 1    karma: 25
#3   Absolutamente precioso. Tienes mucha personalidad y fuerza escribiendo. Me gusta como lo cuentas. El poema es hermoso desde que arranca.

Volvería hacia atrás.
Cogería carrerilla
y le gritaría a todos tus monstruos
que estoy dispuesta
a besarlos toda la vida
con tal de sostener tu mano
cinco minutos más.


Una maravilla¡¡¡ Saludos y feliz día¡¡
votos: 1    karma: 40
#6   #3 Muchas gracias, es un gusto leer estas cosas, me alegra que te guste!!
Un abrazo, ten un buen día! {0x1f604}
votos: 1    karma: 39
#4   Preciosos versos. Enhorabuena
votos: 1    karma: 39
#7   #4 Muchas gracias! Un saludo {0x1f604}
votos: 0    karma: 19
#5   ! Hermoso, me ha gustado mucho el poema, saludos.
votos: 1    karma: 39
#8   #5 Me alegra mucho que te haya gustado, un abrazo! {0x1f604}
votos: 1    karma: 39