Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

ORGI (La lírica vive en el bosque)

El viento acariciaba,
la piel del agua clara,
encharcada en los regatos
escondidos por el bosque

El sol filtraba rayos de luz,
entre las desabrigadas ramas,
que en lo más alto de los robles,
milenarias danzas bailaban

Las hojas de acebo, brillaban,
como la luna llena desnuda,
una noche blanca en el cielo,
cuando la creación queda muda

El silencio pedía a tus ojos miel,
del color de mil flores, llenos,
que se enfrascaran en ancestrales,
silvestres y ubérrimos misterios

Tu y yo, pisábamos,
la hojarasca esparcida.
sobre el lecho blando,
de la humedecida hierba de los claros

Tu y yo, como el rocío en el sendero dejados,
buscábamos orquídeas,
esbeltamente solitarias,
para verlas sonreír

Tú y yo, padre e hija aliados,
escapábamos del duendecillo travieso,
que terminaba con la paciencia,
de los corzos asustados

La tarde heredaba,
la próspera historia del universo,
y adornaba el furtivo estanque,
con las hablillas mitológicas,
sobre príncipes hechizados,
por las lamias del lugar.

Tu y yo,
imitábamos el musical dialecto,
de las ranas bermejas protegidas,
mientras el pequeño, osado Simba,
valiente,
nos seguía los pasos,
con su alocado impulso polichinela

Éramos,
todo el séquito que transitaba,
estudiando el área,
del centenario robledal.
.
El domingo vino y se fue,
a lomos de tres unicornios blancos,
que pastaban con la yeguada.

Atrás, bajo el sombreado humedal,
se quedó aposentado,
ese resto del pleistocénico mar,
que nutre de primaveras y otoños la Ultzama.

(El pequeño dormía,
con picachu en la mano, de un tirón hasta mañana.
Su hermana dejó abierta, de par en par la ventana,
por si gnomos alados,
vinieran de noche a abrigarla)
leer más   
9
8comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 88

Podría

Podría decirte que te amo o que no te amo,
mientras muerdo las uñas de mis manos y quito el esmalte rojo,
te puedo mirar a los ojos mientras mi cuerpo tiembla
esperando que no te des cuenta que es por tenerte tan cerca,
podría abrazarte y meterme hasta tus huesos,
robarte suspiros y respirarte profundo,
caminar de tu mano mirando tu perfil
guardando silencio para poder escuchar tu pensamiento.
Podría seguirte el paso y pegar de saltos para poder ver tu sonrisa
y quedar al nivel de tus pupilas y colarme dentro.
Podría leer las líneas de tus manos y tomar un café a tu memoria,
pero ya no estás... tus pasos fueron más lejos de lo que yo podía caminar
porque a ti te gusta caminar de prisa,
tus palabras de amor se volvieron mudas y ahora sólo queda un eco en la habitación,
tu sonrisa se escondió y ahora la veo solo en las fotografías que dejaste en el cajón.
Podría se que podría,
pero la palabra te amo ya no sale de mi boca,
mi esmalte rojo se terminó,
mi cuerpo ya no tiembla,
no tengo ganas de saltar y mucho menos de colarme dentro.
Podría pero nuestros caminos ya no se cruzan más.
Libertad R.
leer más   
8
2comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 85

Gota azul

Gota azul (Sin rumbo a Wight)


Pájaros negros cruzan el espacio,
se alejan galaxia arriba,
la tierra va a caer.

La vía láctea, por Eva y Adán, llora

Miríadas de estrellas afligidas,
dirigen su ruego al astro rey

Pequeña y desdichada, diosa esfera:
¿Quién te protege?¿Quién te mima?
Quien todavía, al dios que salva, espera?

Pangea es un misil

Pájaros de tripa blanca,
se esconden entre Venus y los geranios de mi balcón,
observando a Ares con temor

Todo el cosmos flotante,
será un vagar de chatarra espacial impactante.

Mirs, Eurofighters y Phantoms,
insensibles avispas, con ojiva nuclear,
comienzan solos a despegar.

(Y a la deriva el submarino amarillo de Paul, George, Ringo y John, quedará,
sin una gota de agua en la que hacia la isla de la paz navegar)


E.A.N
leer más   
6
1comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 74

A menudo...

A menudo es el aire el que se lleva
los bucles de mi pelo en su locura
y vuelan sin cadenas, y sin apenas ruido,
imitando a gorriones indefensos
y es esa libertad la que despierta
los versos que me invaden la cabeza.

Es tan solo un instante que sacude
con fuerza, desmedida, mis cimientos
entonces cierro los ojos e imagino
que este alboroto es música…
Es la forma de hablar que tiene el viento.
leer más   
7
6comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 94

Yo también...

Yo también pienso en los sueños
y en dónde quedaron los mismos
ya que ahora no los veo,
no los siento,
y se me escapan, tantas veces,
que hasta dudo que existieran.

Aunque sé que soñar es de niños
y de locos,
que los hombres no sueñan
porque no tienen tiempo para ello.
Se dice que la vida es actividad y movimiento
y en ella no hay tiempo para los sueños
y sí para vivir, solamente, el presente.

Pero es entonces,
cuando pienso en ese momento mágico,
cuando me elevé con las golondrinas
en la primavera,
cuando me posé con la cigüeña
en el campanario de la iglesia,
cuando volé, como las gaviotas,
sorteando las olas
y me quedé balanceando en el aire
mirando a las resacas llegar,
para dormir en las playas
y estirarse por la arena.

Es también, en ese instante,
cuando bajo hasta el río,
cuando cruzo los montes,
cuando subo a las cumbres vacías,
cuando atravieso los valles,
cuando paseo por los pueblos olvidados,
cuando encuentro la libertad de la naturaleza
en los marjales
y hasta veo a los rebecos nadando entre los juncos.

Porque es ahí donde los sueños se desnudan,
donde se bañan a la luz del día que comienza,
donde se purifican de todos sus pecados,
donde muestran su inocencia,
porque solo tienen una cara,
donde sacan las palabras que no pueden decir,
y que se ahogan en su alma,
donde le preguntan a la luna
lo que otras personas no han podido decirles,
donde hablan con dios y hasta juegan con Él,
en ese duermevela de locura e inocencia...

...Me paro aquí y noto el sudor del "sueño".
El sudor que destila el alma,
el que se desprende de unas pupilas
que gotean un agua cristalina,
es el sudor de unos labios temblorosos
que musitan un nombre en el silencio,
y es la agitación de un pecho que quisiera gritar
lo que se guarda,
lo que oculta y no se atreve,
porque todo está en el sueño,
en esos sueños que se buscan,
que se escapan,
que he vivido y que he tenido
al alcance de la mano
y que, ahora, ya no sé dónde se han ido.

Al final, cuando despierto,
me digo que quizás el sueño ha terminado
hace tiempo, y que yo mismo,
sea solo ese rescoldo
de un sueño inacabado,
sin principio ni final.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/04/18
5
6comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 77

ᑭEᖇᖴEᑕTO

Tienes el nombre perfecto. Eres perfecto. Tus manos poseen fuerza, fuerza que invita al deseo de ser tocada por ellas. Firmes, tensas a puños cerrados entre brazos cruzados; arduas, vitales; dominantes de la debilidad de los míos...

Mis rodillas flaquean ante tu postura lejana y maldigo mi subordinada cobardía. Te escribo líneas blancas entre muslos, sin dedicatorias expresas; con tu nombre cerrado al calce, sobrio e inquietante pero abiertos al temor de descubrirte por entero a mi merced dentro de mis besos.
Al llegar el turno de tomar el trono, lanzas a mí tu pan como a espectadora de la Roma de tu circo. Apenas esconde la túnica de mi hambre el pezón erguido despierto en mi suspiro.

En el comedimento,
a la zafiedad
le apetece la extrañeza
de dos pieles que se inhalan,
con premura y sin olvido...




Yamel Murillo


Confesionario II
Caleidoscopio©
D.R. 2015
leer más   
6
2comentarios 32 lecturas prosapoetica karma: 97

Felicidad

Nunca pongas tu felicidad en manos ajenas,
Quiérela contigo, que no se vaya con cualquiera.
Se egoísta en cuanto a este tema,
Ni amores, ni familia, ni amigos, que jamás puedan con ella.

La felicidad es tuya, es única
No te lamentes, lucha,
No es el objetivo, es el camino,
Es la vida, y hay que morir por los sueños perdidos.

Sigue amando, disfrutando,
Sé cómo el aire que fluye sin permiso,
Como un crio que ríe sin motivo.

Ciérrate en ti y siente,
Vuelve a sentir los susurros de quien fuiste y de quien eres.
Vuelve a ser eterno queriéndote como al principio.

Quédate aquí por el tiempo que se te ha dado,
Vive tu presente, olvídate de tu futuro y de tu viejo pasado.

Escribe tu historia,
Mata a la desidia,
Se educado con la vida,
Y nunca ignores el valor de una sonrisa.

Sígueme en @Rumba_Poesía
leer más   
4
sin comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 49

Extraños...

Hoy solo son
dos extraños,
que caminan por
caminos diferentes,
pero aún le quedan
los recuerdos
en común...

Tratándose de
olvidar
mutuamente,
pero aún, estos
recuerdos
acechan a su
mente...

Y es qué, no es fácil,
olvidar, a quien amaste
de verdad...

¿Cómo se olvidan,
los recuerdos?...

Esos que aún,
están cosidos
en el alma, y
tatuados en la
piel...

Recuerdos, esos
que vivieron, que
sintieron, y que
se amaron.

Sin medida,
sin final...

Y hoy...

Ya no
queda nada,
solo un vacío,
inmenso en
sus corazones.
De un amor
que se fue, de
la noche a la
mañana...

La MAGIA de
ese amor
tristemente
se apagó...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
3
1comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 36

Me quedo con mi verdad y tu recuerdo a medias

Me quedo con las ventanillas abajo y nuestra noche rutilante. El viento acariciando mi euforia y la carretera a 90 por hora. La misma estación de radio y el destino por siempre sellado. El alma fugaz y la tristeza ardiendo.

Me quedo con la resaca de la mañana siguiente y el pecado que precede. El cabello recogido y el alcohol suelto. Los pies descalzos sobre las mentiras y la tormenta bailoteando grunge sobre el sillón.

Me quedo con los acordes de esa balada de banqueta que le canturreabas a mi angustia. Me quedo con la cuerda rota de tu guitarra que guardé y no sé porqué.

Me quedo con lo mucho que te apetece el labial rojo en mi boca y las sábanas que nunca tuvimos. Me quedo con que me sabías desde el secreto peor guardado hasta la filosofía más absurda.

Me quedo con mi verdad y tu recuerdo a medias. Con que me entendiste todo pero nunca me escuchaste nada. Me voy con la promesa de que siempre te querré y la certeza de que regresarás cuando ya no te quiera.

Se me olvidaron los calendarios de ausencia, la sinceridad entre persianas y las peleas disparatadas.

Me quedo con que te extraño más que a nadie; pero sobre todo, me quedo con que desde que te fuiste, yo sólo me quedo con lo bueno.
3
1comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 32

Leer los versos

Leer los versos.

Buscar su código,
la oculta llave
del muro hermético.

Buscar el alma
que los sustenta,
probar de nuevo
y fracasar

buscar atajos,
usar la lupa,
cerrar los ojos
y desistir

Zarpar despacio,
sin hacer ruido,
cruzar océanos,
undir los versos
en alta mar .

Dejar a flote
solo su ritmo,
su bamboleo,
la dulce nana
de su vaivén.
leer más   
6
2comentarios 19 lecturas prosapoetica karma: 98

"Jeannete"

¿Hasta cuándo te cito?,
ya te siento presente en cada rincón,
desvelándote en vida,
paseando libre y como siempre amando.

En esta noche se desvive el glamour,
el glamour callejero,
de las ventanas antiguas,
y las puertas que esconden cientos de años.

Las calles que nos sosiegan,
todos los parajes que conocemos,
a los que no queremos ir,
al que ansiamos visitar,
pero de todos modos,
que son y serán nuestros modos,
podemos reír y llorar,
en la ciudad teñida de plomo.

nos merecemos algunos caprichos,
delirar continuamente,
a la suerte,
en la boca del suplicio.
leer más   
3
sin comentarios 17 lecturas prosapoetica karma: 38

Lágrima

Lágrima que corres hacia tu destino
¿A donde vas?
Sin tus dolorosas compañeras
¿A donde vas?
Si mi corazón esta inundado de ellas
¿A donde vas?
Enfrenta tu destino
O ¿guardas la esperanza de que el viento te haga viajar hasta ella?
leer más   
3
sin comentarios 12 lecturas prosapoetica karma: 50
« anterior1234