Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Palabras que te escribo...

Palabras que te
escribo, que tengo
tan tatuadas
en mi alma...

Como mariposas,
vuelan ellas.
Qué cuando me
lees, te hacen
vibrar tu alma,

Y sentir que vuelas,
al mismo cielo,
mientras cierras
tus preciosos
ojos...

Te dejas llevar
con ellas...

Palabras que
avivan sentimientos
a flor de piel,
tienen el poder
de atraparte y
enamorarte,estas
letras, que
endulzan tu piel...

Palabras que son
pinceladas de colores,
que dibujan versos,
de colores, por toda
tu piel...

Se convierten, en
bellas poesías,
hablando de ti,
vida mía...
Qué cobran vida,
y alzan el vuelo,...

Al leerme, esas
palabras, te
adentras en ese
mundo, ya no
puedes salir, estas
letras te han atrapado.
y te envuelven en su
esencia, de versos
que se convierten
en dulces besos...

Y por siempre,
quedan tatuadas,...

En tu alma, y
en tu piel...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
5
4comentarios 63 lecturas prosapoetica karma: 76

Primavera

Primavera ya desgranas cada gramo de amor que hay en mi alma

llenando de ilusiones mis cálidas mañanas,

tu olor tu calma toda, irradian esperanzas

que anidan en cada rosa marcada con tus alas,

te amo primavera, alegras siempre todo,

arropas mi tristeza llenándola de ganas.


Estaba en mi ventana mirando primavera

que vas tiñendo de verde las praderas,

derramas alegrías, esparces la belleza,

mi espíritu se anima mirando tu grandeza,

mi linda primavera, despiertas mis instintos,

descubres mis bravezas,

mi piel se eriza toda si siente que la besas.


Mis días están quietos, no…
13
12comentarios 151 lecturas prosapoetica karma: 88

La piedra

Aún recuerdo el día que caí.

La tierra tembló de improviso y con un profundo crujido, su piel se rasgó y en un lamento, mis hermanas y yo nos desprendimos de ella, de la montaña que era sostén y reposo, de la madre que fue abrigo y cuidado. Aún recuerdo que rodé enloquecida, asustada y sola, más diminuta cada vez, hasta llegar aquí, a la nada que nadie entiende y todo lo repite. Ahora sé que duelo y enseño, aquí, en mitad de ninguna parte, condenada al infinitivo sin forma, solo ser, eterna e inmutable, en medio de pasado, presente y futuro, mientras ellos, ciegos, no me ven.

Tropezaron, tropiezan y tropezarán.

Y yo solo puedo callar.
leer más   
16
10comentarios 169 lecturas prosapoetica karma: 81

Soltar tu mano

Dolor de muelas.
Que se duerma el pie.
Apendicitis.
Tener fiebre.
Que se infecte el oído.
Sentir nauseas.
Romperte un hueso.
Ninguna de estas cosas duele tanto
como tener que soltar tu mano
y aguantar el polo norte a cuestas
sin ningún calor que lo deshaga.
leer más   
12
12comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 92

Mìstica

Encuentro todas las respuestas en tu vientre
cuando la tarde se duerme en nuestros brazos
y mis manos mansas recorren tu sombra
mientras cae el sol rojo.

El dulce color de tu voz me nombra
cuando mis deseos queman en tu piel
y bebo el fuego de nuestra pasión   
mientras la luna nos refleja desnudos…

El viento juega en el río
cuando las aves en el cielo gritan nuestros nombres
y te acaricio con versos y besos que tejen mis labios
mientras los primeros rayos del alba iluminan nuestra almas
leer más   
13
2comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 84

Arrugados en el cubo de la basura

Hoy,
con cinco euros en la cartera
y un barrio cutre y pobre,
me siento mucho más rica
que cualquiera de esos banqueros
con una casa en cada puerto
y cien millones bajo el brazo,
por el simple hecho
de poder bailar esta noche
cogida a tu mirada,
con tus maullidos como banda
y tu vestido
y mis miedos
arrugados
en el cubo de la basura.
leer más   
5
sin comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 82

Loba

Se sintió una loba el tiempo que estuvo junto a el,
se sintió sensual después de tanto tiempo con gustos extravagantes
y empezó a tener un comportamiento expresivo
lleno de colores y versos que daban vida,
aprendió a ser salvaje y no hablo de un instinto animal si no de vivir en armonía
con lo que la rodeaba, se sintió aún mas libre, se volvió fuerte, abrazo su corazón,
soltó los miedos y ahora era espontánea y más astuta.
pero un día su lobo se marchó, pero ella decidió no dejar de ser una loba y soportar finales
y recibir muchos comienzos y amar como loba.
Libertad R.
leer más   
6
sin comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 76

Color

Color eras en mi vida
Todo brillaba a tu paso
Todo lo iluminaba tu sonrisa

Eras el olor del durazno
El cantar de las aves
La caricia del viento
La mitad de mi alma

Te vi como te alejabas
Con tu mirada triste
Llevándote el color de mi vida
O llevándote mi vida misma

Ya el sol no brilla
Ya mi corazón no canta
Todo es oscuro
Oscura es mi alma

Desde tu partida todo se nubla
todo oscurece
La brisa es fría y dolorosa
Como dolorosa es mi soledad

Sólo salva mi existencia
La esperanza de volver a ti
De que vuelva tu luz a mi vida
La luz de tu recuerdo
La luz de tu sonrisa que todo lo ilumina.
leer más   
13
10comentarios 111 lecturas prosapoetica karma: 91

Hoja de lata

Hoja de lata

Me he portado mal,
me he portado diferente

Pero sobre ti va la rima, o la prosa;
¡o yo que sé, de estos versos!

Escucho música y pienso:

Es cierto,
que soy un muñeco oxidado y viejo,
y que más intensa es tu juventud.

Casi me atrevería a decir,
que si tu apasionado corazón, latiera otra vez por mí,
sentiría que brota de nuevo el calor, y cauterizaría esta cicatriz.

Pero, he perdido el valor,
me he portado mal, tan solo,
sobrevivo sin verte

Es cierto que quiero seguir amándote;
sin embargo... ya ves

Deambulo como un espantapájaros,
sin cerebro para…
leer más   
14
7comentarios 107 lecturas prosapoetica karma: 98

Deja llorar a la guitarra (Al ángelo misterioso)

Vengo al nuevo destino,
y encuentro tulipanes alrededor

Es tranquilo este lugar,
para percibir las voces de amigos,
y escuchar música en su compañía

Hay un perfume de lilas en el jardín,
y juntos vamos a recibir,
una personal invitación de George,
para acudir a Bangla Desh

Cada pueblo y cada aldea, repletos de buenos vecinos;
entre ellos Ravi Shankar, y Russel, "el salvaje León"

Salvas acústicas y coros de estrellas, rock and rhythm and blues en acción.

Negros y blancos, amarillos y violeta,
gente de todo color, está llegando a Bangla Desh

Un cálido aire de mar…
leer más   
16
2comentarios 79 lecturas prosapoetica karma: 77

Bienvenidos al derrumbe

Por favor, tomad asiento, hay letras suficientes para todos los (ojos) que quieran asistir a la caída.

Si pudiera fijar la hora que marcara el desplome, propondría las tres de la mañana. Las tres y tres minutos, para ser exacta y caprichosa. Una madrugada cálida, silente y llena de estrellas; ya puestos a imaginar la escena por la que se desaguarán los sueños...

Si pudiera fijar un emplazamiento para la ruina, diría ese que tanto añoro, el que conserva intactas las lágrimas vetustas y vetustas las sonrisas. El sitio que actuó de testigo, opté de destino, sirvió de castillo... la…
13
11comentarios 83 lecturas prosapoetica karma: 93

Joven y rebelde

Sé que no soy libre.
Es cierto,
no lo soy.
Y quién sabe,
tal vez no lo sea nunca.
Pero sé que no he nacido para esto.
No me preguntes por qué,
pero no sabría agachar la cabeza
ni aunque el mundo entero me gritara des de abajo.
No he nacido para callar
ni para asumir,
cuando me arde la garganta
grito hasta ver en llamas
cada miedo
que esconden mis 24 costillas.
No busco tener la razón,
pero quiero que me escuches
y me des razones para no rebelarme,
que lo intentes.
No me metas en más sacos,
que no me encasilles.
Mis rugidos no tienen nombre,
y soy mucho más complicada
que cualquier…
leer más   
11
2comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 84

Luna de Oporto

Quedaban atrás, las últimas poses del atardecer,
en pausa blanca, la noche de ayer

En el lacrimeante cassette de mi coche,
la voz de Amalia me educaba en puro idioma portugués.
Yo buscaba encontrar a mil millas de casa,
brisa marina de abril; viaje romántico sin fin.

Quedaba atrás, semana santa en España; legionarios en procesión, novios de la muerte, viernes de pasión.

Sol de primavera en la playa, gente tendida en la arena, su crema, su sombrilla y su toalla.
Quedaba atrás María, muy sola sin su niño en la ermita, candor adolescente, muchacha israelita

Y ya por fin llegando…
leer más   
12
5comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 75

Hechos

El temor normaliza
la indefensión del otro.

El burócrata asesina
legalmente al débil.

La lengua justifica
la represión al diferente.

Las banderas ocultan
la crueldad al de afuera.
15
3comentarios 114 lecturas prosapoetica karma: 97

La novia

Está como adormecida la novia pálida y triste
y piensa aletargada que su novio ya no existe,
en el centro del lugar el féretro grande y negro
lo quiere como arrullar, sus ojos no pueden verlo.

Queda triste y en silencio, la familia está abrumada,
no comprenden lo que pasa, su hijo ya está en la nada.
la joven regresa a casa, llena de tantos recuerdos,
ve esa grieta en la pared, que su arreglo no dio tiempo.

La novia pasa su mano por la escalera dañada
y recuerda que rechinaba avisando su llegada.
El olor de las especias que tanto a él le gustaban
y los rincones colmaban le devuelven…
leer más   
10
14comentarios 119 lecturas prosapoetica karma: 85

Tibio Corazón

El corazón transpiraba
los nervios hablaban por el
hamacó sus palabras izadas
a mano alzada sobre tu piel.

Donde ha visto libertades
vio egos repitiéndose,
maniobras abordables,
andenes de neón.

Aún exhalaba su aire
respirando entrecortadamente
(el amor se escribe despacio
para hacerse rápido).

El corazón,
tibio corazón:
una razón exacerbada
cebada de trances.

Cada latido es un miedo,
un pliego perenne
pereciendo en declive
al aljibe del deseo,
museo servil
de la inconsciencia.
La ciencia que graficó
su amada incoherencia.
leer más   
11
6comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 71

Cartas

Hoy me he tropezado con algunas cartas antiguas. Casualmente son todas tuyas. Las tengo en el cajón de la mesa bien colocadas. Generalmente, no me apetece releerlas porque las cartas, después de un determinado tiempo, pierden encanto y ganan humedad y nostalgia. Pero esta noche ando volando bajo y quise detenerme en ellas. Lo mejor de tus cartas era que estaban impregnadas de sentimiento. Se podían leer tus besos, tus caricias, las canciones que nadie conocía, las películas que vimos, las que quedaron por ver… Estaban cargadas de pequeños detalles y de unas ganas enormes de seguir adelante a pesar de todas las vicisitudes. Tus cartas eran tu alma encerrada en un sobre y miraban el presente para pensar en el futuro. La verdad es que cuando tengo alguna de tus cartas en la mano pienso en lo efímero que es todo últimamente.
leer más   
15
8comentarios 133 lecturas prosapoetica karma: 76

Se dieron la mano...

Se dieron la mano y, sin pensarlo,
caminaron sobre las vías tortuosas
y difíciles de la vida,
haciendo mil equilibrios,
y sorteando obstáculos que parecían insalvables,
pero siempre apoyándose
y manteniendo sus manos unidas.

En aquel recorrido unieron sus latidos,
sus esfuerzos y su energía
y compartieron la sonrisa de la vida
cuando amanecía cada día
y también la tristeza de las sombras y la lluvia.
Pero fue bonito caminar así,
luchar y sacrificarse por algo tan hermoso
que no tenía nombre
y era imposible de calificar.

Al final consiguieron llegar a la estación
y así iniciaron una nueva primavera.

Rafael Sánchez Ortega ©
30/03/18
12
10comentarios 102 lecturas prosapoetica karma: 113

Cristal

21 de Marzo. Día Internacional de la Poesía


Me temo que debajo de esa armadura tienes una raíz de cristal fino. Yo que siempre lloro cuando me atraviesa la garganta una canción, sentí una fragilidad muda en tus palabras. Tengo el corazón en dos por cuatro y los labios resecos. Vivo ataviado con la sombra de una herida, pero sigo respirando. Ojalá nos podamos seguir leyendo.
leer más   
10
8comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 79

Exiliadas

Cuando amanece la luna
y entre mis sábanas está la nada,
me hundo en el frío mundo
nostálgico de tu mirada.

Tras la anciana puerta quejosa
sobre la luz mortecina
camina mi sombra vaga,
ansiando una sombra amiga.

Solas hojas en la mesa
pálidas, tristes compañeras,
acariciadas por las letras
que se exilian de mi cabeza.
leer más   
20
13comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 81