Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El hijo que se marchó

El hijo que se marcho
Nunca tuvo tiempo
Para aquellos que añoraban su regreso.

El hijo que se marchó tontamente creyó
que un par de llamada de vez en cuando
uno que otro obsequio, le quitaría la culpa
le calmaría los pensamientos, por no sacar
un tiempo para estar con sus viejos.

El hijo que se marchó nunca tuvo tiempo
se le olvidaron sus raíces, se hizo hijo del viento
borro los rostros de su gente, porque para ellos, no tenía tiempo.

El hijo que se marchó el tiempo se encargó de darle una lección
una lección que comprendió al momento, Pero que
tristemente para…
leer más   
4
sin comentarios 19 lecturas prosapoetica karma: 49

Hice

Hice,
hice todo por alejarte de mí,
hice todo para perderte,
hice que mis defectos encasillaran mi rutina extraña,
hice lo que hice por ti,
hice que vieras en mí lo que negaba ver,
hice que en un segundo se perdieran horas,
e hice que tus horas las perdieras en un segundo.

Hice todo para perderte,
porque mi imperfección es ajena a mi certeza,
lo hice porque mi naturaleza impera a mi devoción,
hice lo que hice por ti;
porque te amé más que a mí,
y si ahora me fui es porque hice lo que debí hacer y no hice.
leer más   
13
2comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 75

Madrid...

¡Qué bonita eres!...
La ciudad que me vio nacer,
crecer, enamorarme...
La que me ve, y me ha visto reír,
llorar, de tristeza, alegría...

En cada rincón de esta ciudad,
se esconde belleza y sutileza.
Yo la llamo...
Ciudad de la poesía...
Porque no hay lugares más bonitos
que me inspiren tanto a escribir...
Aunque...
Madrid, por si sola...
Ya es...¡Poesía! .

"El templo de Debod",
un sitio espectacular, bonito y a la vez
romántico, donde suelen pasear,
parejas de la mano, enamoradas,
gente haciéndose fotos o grabando
vídeos de ese lugar tan maravilloso
y…
leer más   
4
2comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 56

Lápiz

El lápiz
ansioso
de cobijarse
en tus hojas,
tallado en madera,
entre mis manos
espera,
dormirse
entre versos,
o tus dientes
de seda.
leer más   
14
6comentarios 166 lecturas prosapoetica karma: 62

Desgarro sutil

El innegable y audaz pálpito de quien no es reacio a dejar de ser por empezar a dar.

Acérrimo latido inútil.

Maldito símil,
inverosímil,
que asemeja una historia real a hojas de papel,
como si fuera tan fácil tornar la página favorita de tu libro sin pensar en si de verdad es lo que quieres.

Antológico dolor.

Etílica cura.

Maléfica situación extrapolada al máximo exponente;
patéticas ganas de sufrir impulsadas por una decepción sin paliativos.

Actitud déspota sin previa libertad que acaba teniendo consecuencias irreversibles y fatídicas.

Empírica filosofía cartesiana que obvia a disminuidos sentimentales.

Famélica voluntad,

idílica recuperación,

pésima antropología...
4
2comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 57

Acertijo

Nacen en el silencio
de las cosas que mueren solas.

Viven en la libertad
de aquello que viaja sin rumbo.

Adoptan todas las formas
que les dan los ojos de un niño.

Hablan cuando nada oye,
también cuando todos escuchan.

Mueren sobre todas las cosas,
con la certeza de que nunca morirán,
dando a luz la vida misma.
leer más   
4
sin comentarios 20 lecturas prosapoetica karma: 52

Se me fue el amor

Se me fue el amor y la verdad, no tuve tiempo para despedirle, se marchó en silencio, en medio de la nada.


Se marchó lejos, del que no supo valorarlo, se volvió invisible ante su mirada.


Irónicamente mi corazón no se agita al verle, mis oídos son sordos a sus palabras y ni hablar de mi cuerpo, este lo rechaza, no acepta su tacto.


Es un completo extraño quien está al frente de mí....

Se me fue el amor, no quedo ni rastro.

Pensar que estuvo durante un tiempo en terapia intensiva a ver si lo reanimaban, pero cada latido se iba desvaneciendo ante el trato indiferente del que…
12
sin comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 53

Me perdí.

Me perdí en mi intento,
me perdí en las dudas ciertas,
quizás me engañó la soledad o me dejé engañar.

Me perdí en la ignorancia de creer saberlo todo cuando me rehusaba a aprender.

Me perdí en mí sin ti,
quizás me engañó la soledad o me dejé engañar,
sigo perdido en el incierto de negarlo todo porque no cuesta nada.

Me perdí y no me encuentro.
leer más   
14
2comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 62

El acto de dormir

Es la hora, bajamos las persianas, la misteriosa puerta se abre, el navío eleva el ancla y zarpa a lo desconocido.
El guardián descansa y todo lo guardado sale fuera de la jaula, se mezclan las fragancias e impresiones creando un nuevo mundo. Una aparente calma lo cubre todo.
Cruzo la puerta y en esta dimensión empieza la historia.
¿A dónde me llevará hoy?
leer más   
15
2comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 53

Renacer ¡fuerza Mexico! (no votar solo RT)

Llora su pluma
letra a letra sobre la espuma
tiembla en su mesa
una hoja de papel,
su cuerpo se estremece
la tierra late en su cintura
se caen los sueños
desde un viejo anaquel.
Se moja su mejilla
los pájaros no vuelan,
corre, corre poeta,
en la calle nos esperan
es tiempo de renacer.
leer más   
11
sin comentarios 113 lecturas prosapoetica karma: 64

Lo que no se dice

No hay palabras más certeras
que las que se callan
y se duermen en un nido
entre las ramas del pecho.
El grito más poderoso
está en una mirada
en la gota que rebalsa
el brillo de unos ojos.
No es silencio el callarse
morderse la boca
tragarse la lengua
para que los necios se oigan gritar..
leer más   
14
2comentarios 117 lecturas prosapoetica karma: 67

¿Por qué me plagias?

¿Por qué me plagias?

Acaso eres carente de vocabulario que no puedes expresar tus ideas y emociones.
O, simplemente te gusta caminar sobre las huellas de otros haciéndolas pasar como las marcas de tus pies.

No se puede ser sombra de una luz ajena.

¿Por qué me plagias?

Tenéis algún problema con tu yo interno que exacerba tu pereza intelectual

La poesía son sentimientos en palabras, creadas para ser esparcidas por el mundo.

Estas, están impregnadas de esencia personal, no se puede robar la fragancia del alma, la huella del ser, porque esta lleva ADN.

El buen perfume resalta de…
9
1comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 55

Sin título

Una serpiente acechante es tu alma.
No te le acerques
porque la oscuridad de sus fauces,
te envenenará con un rebaño de estrellas.

Jonathan Alexander España Eraso
leer más   
8
sin comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 74

Así era ella

Era incomprensible, pero así era ella.

La descubrí sin querer,
son esas cosas que te pasan una sola vez en la vida cuando crees que te pasó todo. Lo único que tuvimos en común fue el ser diferentes.

Me descubrió sin querer porque pareciese que toda mi vida la pasé ocultándome de ella,
ya que sabía que al tenerla jamás la soltaría, es que así era ella.

Jamás la entendí,
y la verdad ni quería,
sólo bastaba verla ahí sonriendo por todo y llorando por nada.

Me acostumbré a escucharla pedirme que sólo la escuche sin decir nada,
sabiendo en el fondo que quería que yo encontrase la palabra correcta para dejar de hablar, es que así era ella.

Así era ella porque no quería ser alguien más.

Era una contradicción de emociones,
era un manojo de interpretaciones,
una burbuja de dudas,
una mujer en muchas, pero así era ella.

Y así la quise yo.
leer más   
5
2comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 56

Quiero decirte que te amo

Quiero decirte lo mucho que te amo, pero no encuentro las palabras perfectas.

Simplemente quiero mirarte a los ojos y nadar en la profundidad de tu mirada, y sin mediar palabra alguna besar tus labios, mientras mis manos se pierden en tus cabellos.

Faltan fuerzas para dar el paso, pero por ti, crearía mil versos en un grano de arena, dibujaría tu rostro en las nubes y podría robar a la Luna un trozo y escribir nuestra historia de amor.

Simplemente quiero poder amarte, no sentir miedo, decirte al oído lo mucho qué te quiero, gritar al infinito que eres mi otra mitad.

Quiero vivir cientos de veranos a tu lado, ver nacer el Sol cada mañana contigo.

Quiero decirte que te amo, pero no se por dónde empezar.
12
sin comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 67

Sesenta y tres quinientos

Hay un teclado justo en mi cuarta costilla derecha
donde estaban antes las cosquillas
las estrellas
y algunas de tus pestañas.

Donde tu boca podría escribir con una mirada lo que ya no siente,
lo que ya no quiere probar
donde tus manos podrían quitar a mordiscos una cicatriz que comienza a crecer sobre una herida abierta
de entrada y salida: tal cual yo en tu vida.

Donde podrías -y deberías-
tipear que
no
volverás
jamás,
con tinta indeleble
espesa
transparente
sosa
insípida
y
adictiva
de tus papilas gustativas.
leer más   
10
4comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 59

Si te escribo...

Si te escribo...
Es para no extrañarte tanto,
de alguna forma, con estas palabras,
que salen de mi alma, fluyen por si solas y
así, a la vez te siento cerca mió...

Llegaste a mi vida en un momento inesperado,
no pedí conocerte, ni tan siquiera te buscaba,
fue el destino, coincidencia o casualidad
cuando nos encontramos y nos conocimos.

Nuestras miradas se cruzaron y ahora, no se que
hacer, sin ti.
si contigo cada día, es una aventura
por vivir...

Si te escribo...
Es para decirte que esa mirada tuya, tan
intensa, algo en mi se descontrola, tienes
algo que a mi me deleita toda…
leer más   
4
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 50

Marinero y Coronel

Es la sed que lleva dentro,
es la magia que puedes por instantes apreciar,
para no poseerla jamás.
Son las emociones que no quiere sentir, las que encuentra aquí,
el bello de punta, la boca seca, el nudo en la garganta, el corazón desbocado.
Vivo por unos segundos, para luego volver a morir.
Emocionarse, constante prohibición para sus oscuros ojos llenos de secretos,
pequeño barco a la deriva, velas enormes, que no penetre la luz,
la indiferencia como careta,
la espada oculta como método de defensa,
y alerta, ¡siempre alerta!.


Se mueve para no seguir buscando lo que ha encontrado…
9
1comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 62

Buenas, Adorada Rosa Azul

Es tan lindo
saber que tú existes
(Benedetti);
con los labios temblando,
este viernes,
en voz baja,
desde la otra parte de la Isla,
te digo,
Buenas, Adorada Rosa Azul

Leí, con gusto, lo de Iribarren que me enviaste,
«Hay gente que es capaz
de cualquier cosa,
cuando ve una sonrisa».
leer más   
4
sin comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 46

Temo

Sentirme seguro,
como un ancla enterrada,
hundida en la arena,
pendiendo de un barco,
un barco pirata,
que el mar me abrace,
me robe los miedos,
que seque las lágrimas,
de sal y de hielo.
leer más   
14
7comentarios 94 lecturas prosapoetica karma: 62