Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Sacrificio

Mediodía. Las doce campanadas resonaron desde la torre del templo cercano. Bajo la alocada huida de los pájaros, por primera vez en siglos, los Puros descubrieron el pecho palpitante de un Maldito.

Rápidamente, la carne fue desgarrada con saña por decenas de dientes afilados. Tibios hilos de sangre oscura se escurrieron con lentitud hacia la tierra.

Concluído el sacrificio, los Puros se dedicaron a ocultar los restos bajo el pedregullo y tras los arbustos.

Trabajaron en silencio. Algunos tenían dudas sobre lo sucedido, pero no se atrevieron a hablar sobre ellas ni a hacer preguntas.…
leer más   
6
sin comentarios 46 lecturas relato karma: 62

El Amor Razón para Vivir (Relato)

Mientras se levantaba de la mesa con suavidad y cariño agregó:
Espero que no hayas expresado tu opinión;
no es valorada, no se toma en cuenta,
la usa en tu contra y además eres muy criticada.
Con la mano le apretó el hombro en forma de abrazo y consuelo
mientras añadió, es una persona que no saben amar menos agradecer,
se retiró dejándola hundida en sus pensamientos.
Dio otro sorbo a su café, mientras pensaba con tristeza,
y una vez más se perdía unos segundos en ese mar de desilusión,
así era lamentablemente, tenía razón.
No sabía lo que era verdadero amor, como podría…
leer más   
4
2comentarios 38 lecturas relato karma: 59

En segundo lugar

La ternura con la que acariciaba su piel la estremecía. Estaba convencida de que su carrera en busca del verdadero amor había terminado.
Tras la ventana el atardecer se tornó grisáceo, mientras empezaron a sonar una tras otra todas las alarmas de los coches aparcados en la calle. Desde la cama revuelta, él, con una copa de champán en la mano, hizo el gesto de un brindis silencioso, al mismo tiempo que leía algo en el móvil.
Con el sonido estridente de fondo martilleando su cabeza, pudo percibir en él, lo que sus palabras ocultaban… Jamás dejaría a su mujer.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/10/08/escribe-tus-relatos-de-octubre-ii-con-kar
4
sin comentarios 25 lecturas relato karma: 43

Quizás y de hace mucho...

Antes estuve tan cerca de ti porque soñaba con todo lo que emanas: tal espíritu, tal personalidad la cual muchos han tratado de deslavar, pero con vehemencia has ganado esas batallas; tu sonrisa aparecía en mi mente y mi persona estaba en búsqueda de la curva de esa cualidad, tu sonrisa que no quiero dejar de ver. Qué cansada estaba de amores efímeros y esporádicos, solo anhelaba a alguien como tú. Ahora, que me encuentro en tus rincones, que habito y habitas espacios vacíos, no quiero mencionar la palabra "adiós". Ya no quiero a alguien como tú, sino a ti. ¿Qué puedo…
4
sin comentarios 46 lecturas relato karma: 53

Esnifando la

Me despedí de él, no podía verle en un tiempo. No quería separar mis labios de su lengua, no quería dejar de sentir su tacto por mi espalda.
Al cabo de un rato, conseguí separarme de sus brazos.
Ahora estoy aquí, en mi habitación, haciéndome la dura para no llorar, no hay nadie pero ya es por mí misma, por tenerme algo de amor por una vez. Y entonces lo sentí, era su olor como si estuviera aquí, lo dejó impregnado en mi camiseta y aquí estoy, abrazada a este trozo de tela, esnifando la, solo para sentirlo a mi lado, solo para tenerlo de nuevo, aunque sea por poco tiempo.
leer más   
5
sin comentarios 26 lecturas relato karma: 70

Tierras del norte

El viento afilado de las montañas, helaba la piel de Feidur mientras hacía danzar sus rubios cabellos por debajo del yelmo. El Sol, lanzaba finos haces de su divino resplandor, que penetraban entre el esponjoso algodón que adornaba la bóveda celestial, custodiada por los gigantes rocosos, cubiertos con su eterno manto blanco. El guerrero, descubrió su cabeza del metal que la protegía, mientras el movimiento ondulado de su larga cabellera se mezclaba con el perfume de las nubes. Su silueta se recortaba entre tanto coloso. Feidur, no podía dejar de maravillarse ante tanta belleza creada por los siempre vigilantes dioses.
4
2comentarios 26 lecturas relato karma: 69

Sin Prisas

Lo mejor de ir a ver estrellas junto a él, fue no mirar al cielo en ningún momento. En sus ojos café ya lo tenía todo; nuestro universo completo a flor de piel robándole protagonismo a la Luna, que nos miraba reír y correr maratones de besos lentos.

Sin prisas, porque despacio sobra el tiempo. Sin ganas de llegar a la meta, porque darnos el sí guiñando los ojos fue mi premio, su premio. Nuestro, cuando ni siquiera su nombre estaba en mi lista o el mío en la suya. Pero me animé a hacerle una foto ajustando mis pupilas.

Porque el cielo seguirá estando ahí. El Sol sale como…
leer más   
11
10comentarios 108 lecturas relato karma: 61

Noche

Noche. Noche clara. Noche oscura. Noche en la que las horas me dicen que es noche, pero en la que mi sueño no me lo confirma. El reloj marca exactamente el minuto posterior al que miré hace una hora. El tiempo, por lo que parece ha decidido tomarse su tiempo para pasear por mi habitación, y lo hace a un ritmo extremadamente lento. No puedo dormir, e intento inútilmente que la vista al exterior me devuelva a los brazos de Morfeo, pero por la ventana no se ven más que las aceras vacías de gente, tanto como el cielo de Madrid de sus estrellas. Maldita ciudad esta, que me ha robado…
9
1comentarios 73 lecturas relato karma: 42

Relato

Las voces reunidas hablaban sobre,
lo que más deseaban:
Estar cerca del afecto. Unión.
Anhelaban colaborar juntos.
Qué fuera muy fácil comunicarse entre ellos:
como el canto de las aves,
o como el sonido de los delfines.

Entre el sol y la tierra deseaban crear:
Lo que era justo. Hacer de éste mundo un lugar más equilibrado.
Esa noble visión no debe de ser sólo un cuento.
Afirmaba un anciano.
Y un adolescente dijo:
No debería ser una utopía,
o una novela fantástica.
Un hombre de honor exclamó:
¡Lo que hemos aprendido no nos está ayudando!
¡Nos separa aún más!¡Estamos…
leer más   
5
sin comentarios 49 lecturas relato karma: 58

Jamás te soltaré

La vida los cruzó en el camino y tropezaron...
Le agarró su mano para no caer.
Ella le dijo mirándolo fijamente a sus ojos: "No me sueltes despues de esperarte tantas vidas, tantos años, meses, días, horas y al fin llegaste a mi vida y no quiero dejarte ir tan fácilmente.

Él (apretando su mano) le dijo:
"Jamás te soltaré"
Ella preguntó: ¿Hay riesgo?
Él contestó: Siempre existe el riesgo.

Sonrieron en complicidad. Siguieron caminando tomados de la mano, ambos mirando hacia la misma dirección y el sol como testigo iluminando su camino.

Juntos hasta la eternidad...
4
sin comentarios 40 lecturas relato karma: 48

El campeón

En ese preciso instante pensó: “Dos años enteros de duro esfuerzo me han llevado hasta este momento. Un entrenamiento intensivo día tras día, y a pesar del sudor, la sangre, las lágrimas, y todos los golpes recibidos aquí estoy. Ahora soy más grande, más rápido, más fuerte; ahora soy un hombre que se ha superado a sí mismo, mi propia versión mejorada. Hoy es ese día en el que rozas la gloria con tus dedos, pero no es suficiente con eso. Queda el último esfuerzo, la hora de la verdad, el momento que has estado esperando toda tu vida. Cógelo por ti mismo. ¡No lo dejaré escapar! ¡No señor!”.
La campana lo despierta de sus pensamientos, centrando su mirada en el adversario. El combate por el campeonato del mundo acaba de comenzar.
5
sin comentarios 53 lecturas relato karma: 62

Sin marcha atrás

Las campanas repicaron en todo el pueblo dando la voz de alarma, mientras todas sus gentes se dirigían apresuradamente hacia el punto de reunión. Las mujeres y los niños junto con una pequeña patrulla de guardias armados, corrieron en dirección al refugio amurallado, situado en la parte más elevada del lugar, al mismo tiempo que los hombres preparaban sus armas a toda prisa para repeler al invasor. Las tropas enemigas estaban a pocos kilómetros y cada segundo contaba para organizar un eficaz plan de defensa. Los cañones comenzaron a hostigar las precarias defensas del poblado,…
4
sin comentarios 43 lecturas relato karma: 56

Nanorrelatos I

LA BÚSQUEDA
El esclavo abrazó con fuerza la libertad.

EL CRONISTA DE FELIPE II
Tenía la pluma tan afilada como su espada.

LA MÁQUINA DEL TIEMPO
Anaís abrió el libro y viajó a un mundo pasado.

LOS OJOS DEL ALMA
El feliz invidente abrió los ojos al verla llegar.

TRISTEZA
Existió un hombre invisible que todos podían ver.

ENTRE LAS BOMBAS
El amor los encontró en medio de la guerra.
3
sin comentarios 24 lecturas relato karma: 56

Nanorrelatos II

JUNTOS
-Te seguiré al fin del mundo.
-¿Y si morimos?
-Si morimos, seremos eternos.

PERDIDOS
Fueron dos corazones perdidos; uno murió de pena, el otro, de olvido.

LA DECISIÓN DE CÉSAR.
Los vítores fueron los primeros en cruzar la frontera, luego los soldados. La suerte estaba echada.

AMORES ETERNOS
Él la miró; ella lo miró. No volvieron a verse, no dejaron de amarse.

DESDE LA ACRÓPOLIS
Un mensaje de Lisandro llegó a Esparta.”Atenas está tomada”, decía. La guerra estaba ganada.

TIEMPO PERDIDO
Murió de pena esperando a la vida.

A MIS ABUELOS
Cuando Pedro conoció a Leonor, todo cobró sentido.

EL CASTIGO
Existió un hombre que al reírse del saber se convirtió en ignorante
9
sin comentarios 61 lecturas relato karma: 58

2 Segundos

Dos segundos fueron suficientes
para poder capturar la imagen de tu rostro con mis ojos,
esos dos segundos de tu mirada y la mía
incitaron a que tú te acerques y que yo te diga hola
pero simplemente te ignore,
esos dos segundos se convirtieron en esto,
esto que es solo un resumen de lo que experimente
en aquel momento si contarles lo que sentí por dentro,
hubiesen sido minutos quizá horas
pero por temor al amor solo fueron 2 segundos.

@NJ_Dmnt_Libre
leer más   
11
3comentarios 87 lecturas relato karma: 53

Última parada: Estación Z

Por debajo de sus temerosos pies, resonaban los maderos del viejo vagón al pasar continuado por las heladas vías del tren. Allí, hacinados como animales, cabían ciento cincuenta personas por vagón, según las autoridades militares del lugar. Llevaban dos días de camino, y las pobres almas que convivían en ese viejo vagón, lo hacían con los olores del miedo, el hambre, y la incertidumbre de no saber hacia dónde se dirigían. Habían salido desde su Francia natal, desde un pequeño pueblo situado a pocos kilómetros de Burdeos, obligados a subir apresuradamente al tren prácticamente…
3
2comentarios 43 lecturas relato karma: 58

Sueño...

Sueño….
qué maravilloso es poder soñar, dormir serenamente, aflojar todos los músculos del cuerpo y dejar a la fantasía en total libertad, en armonía con todos los impulsos percibidos pero soñando.
Sí, soy un tipo extraño para el resto del mundo porque en mis sueños estoy en completa soledad, no puedo refutarlo, pero tal vez haya una gran muchedumbre dentro de mi subconsciencia, y eso niega el estado autónomo y aislado de mi ser mientras duermo intensamente.
Me ocurrió una noche que, ya en el lecho, reflexionaba yo, justo en lo sucedido momentos antes.
Y eso no era nada…
leer más   
12
1comentarios 82 lecturas relato karma: 64

Relato de un viaje

¿Qué falta? - Pregunté mirando a la ventana -
Nada - Respondió la Muerte.

¿Quieres ser la fuente de inspiración?
¿De estos escritos?
De proceso de comunicación
Entre la percepción de este cuerpo,
La mirada de tu frente,
El ansío de encender la mañana,
O cerrar la urna,
En donde no hago otra cosa más
Soñar que llega la noche,
Podría encender con llamas
Algunos humos,
Porque no puedo hacer algo mejor.
Que entre plena oscuridad,
Se sirva el brebaje de bienvenida
A la apertura de un ojo inquieto,
A punto de abrir:

Nos regalan un cactus en la falda del cerro, en pleno Valle.…
3
sin comentarios 31 lecturas relato karma: 28

Eres bienvenida

La melancolía, una de las más lindas bellezas. No tiene porque ser triste siempre. La melancolía puede recordar tantos bellos momentos.... El recuerdo de tu primer baile de fin de curso, o el primer vestido que te hizo tu madrina, la muñeca que no soltabas ni a sol ni a sombra. Los atardeceres de una playa lejana, los besos de tu madre en la frente, el primer beso y el primer olvido.
Melancolía, ahora lo entiendo, eres importante, inolvidable, y parte de la vida.
Melancolía ven cuando quieras, eres bienvenida.
leer más   
10
5comentarios 118 lecturas relato karma: 45

Soy

Soy de las personas que aman la comunicación. El transmitir y entender. Soy de las que aunque no lo parezca, se esfuerza en cada letra, en cada estrofa. Milimetricamente cuidada. Soy de las que ama ver el Sol salir, y caer. De las que si tapas los ojos y sujetas con fuerza, se deja llevar.
También soy de las que camina sola. Aprendiendo siempre que uno es, no siendo con otro, que más que nada éste complementa, o mejora.
Soy de las que sonríe cuando ve un niño jugar, con entusiasmo o simplemente sonriendo. También soy de las que pasan miedo, no a la soledad, pero si a la…
leer más   
11
1comentarios 112 lecturas relato karma: 43
« anterior1234519