Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El ego amoroso

Lo esencial se vuelve legible
Cuando su energía es consecuente al individuo

Contradicción con la palabra desapego,
Porque finalmente,
Conectas con todo.

Ese mismo día fui a visitar a mi infierno.
Salió mi antiguo yo con resplandor,
Lo viví y entendí que siempre saldrá
Porque mi ego es el amor recíproco

Una vez, sentí que existía un ego amoroso
Entonces lo seguí y me reuní con él…
Había conseguido hacer las paces con él
– conmigo – porque entendí
Lo que estaba reflejando en mí
– era y es – conciencia de amor.

Y Aquí borracho, ebrio con mi ego
Afuera, consciente del suceso,
Voy a buscar a mi alma,
Que estaba colgando.
5
sin comentarios 28 lecturas relato karma: 63

Roma Victor

Aurelio y Antonio, entraron en el campamento al galope. Sus rostros desencajados, tensos y polvorientos reflejaban ansiedad y temor, como si estuvieran huyendo de la mismísima Parca; y para ellos así era. Se dirigieron sin perder un segundo a la tienda del Tribuno, y allí, cuadrándose ante él, y después de saludarlo, hablaron.

- ¡Señor!- dijo Aurelio con la respiración entrecortada.-El enemigo se encuentra a un día escaso de camino y es muy numeroso.

- ¿Hacia dónde se dirigen exactamente soldado?- preguntó el Tribuno.

- Vienen directamente hacia nosotros señor-contestó…
4
sin comentarios 20 lecturas relato karma: 52

Oscura y atrayente obsesión

Allí vería llegar el tren y tendría tiempo para tumbarse sobre las vías.
Apareció a lo lejos y se acercó hasta los raíles. El tren tronó a su paso. Todo vibró dentro y fuera de su cuerpo como las cuerdas de una guitarra.
Faltó un paso más. Tal vez mañana.





Publicado en:
www.cincuentapalabras.com/2017/11/oscura-y-atrayente-obsesion.html
13
10comentarios 69 lecturas relato karma: 48

Reset

¡Qué asco de vida! Se repetía una y otra vez Julián mientras caminaba rumbo a la estación de tren. Avanzaba a paso lento, absorto en sus pensamientos. La gente pasaba a su lado como si fueran seres imaginarios, de otro mundo. Julián, ya no sentía la necesidad de continuar en ese lugar; tenía la impresión de haber llegado a su final. Una vez en la estación, se mezcló con el gentío que corría arriba y abajo, siempre con las prisas y el estrés de la gran ciudad. El tren aún no había llegado. Se colocó en el filo del andén, imaginando su cuerpo destrozado y esparcido por las…
4
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 48

No estás sola

-No estás sola, mujer. La sociedad entera tiene la obligación de ser consciente, de que tu integridad física, debe de ser protegida como un derecho inalienable. Que la implicación y la cooperación es fundamental, para trabajar y educar en ese respeto que mereces, como mujer y como persona. No escatimemos la energía que sea necesaria. Que el crepúsculo de un nuevo amanecer, aporte la luz suficiente, para superar hechos de tal gravedad vergonzante.

El discurso desde la tribuna de oradores fue aplaudido con fervor por los asistentes.
Mientras, en otra sala, se cuestionaba si una mujer podría ser culpable de su propia violación.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/11/12/escribe-tu-relato-de-noviembre-iii-helena
4
2comentarios 43 lecturas relato karma: 39

Diario de la Judía (La Perra de Belsen)

Yo estaba apoyada en una esquina de la verja, desde donde veía cómo una fila mujeres se dirigían a lo que llamaban “módulo de recepción” y que estaba situado junto a las vías del tren, separada por una dársena. Descendían de los vagones por cientos y formaban esas largas filas que desde allí podía observar. Iban la mayoría llorando y como yo eran judías. También había gitanas y de otros países, españolas, checas, polacas... Todas tenía algo en común, que eran diferentes, no eran arias, ni rubias, ni esbeltas, ni pertenecían a lo que en esos momentos se consideraba una…
5
3comentarios 41 lecturas relato karma: 52

Corazones de barro

Erik Hans, un joven muniqués que se había alistado en el ejército alemán, ansiaba poder entrar en combate. Llevaba preparándose dos años, y en 1940 llegó su oportunidad. A principios de mayo, comenzó el avance hacia Francia. Bélgica, y Holanda cayeron rápido, y en poco más de tres semanas Francia se encontraba controlada por el poder de la maquinaria de guerra alemana. El soldado Erik Hans se sentía orgulloso de pertenecer a tan glorioso ejército, así como de ser miembro del partido nazi. A pesar de todo, pronto cambiaría su forma de pensar.
Habían pasado tres meses, y a su…
5
2comentarios 39 lecturas relato karma: 66

Hijos de un mismo Dios

Vestida de oscuridad y tinieblas caminaba mi alma entre cadáveres amontonados en la roja tierra. Estaba desorientado, sumido en un mundo irreal, sin saber quién era exactamente. Todo mi cuerpo estaba cubierto de barro y sangre, pero esta no era mía. En mi mano derecha, portaba todavía la espada con la que había sesgado decenas de vidas; en la izquierda, la cabeza del asesino de mi mujer y mi hijo. Aún podía sentirse el hedor de la sangre putrefacta en el ambiente. A mí alrededor, continuaba el estrépito del choque del acero contra el acero, seguido del lamento de los que probaban la…
3
sin comentarios 29 lecturas relato karma: 55

Arcadia: Última esperanza para la humanidad

Año 4689. El planeta Tierra agoniza tras largos años de guerras interestelares y epidemias. La población mundial ha descendido a más de la mitad, y los recursos naturales del planeta escasean a un ritmo imparable. Los Gorks, una raza guerrera de seres antropomorfos quiere hacerse con el control de la galaxia, y durante años han intentado hacerse con el dominio del planeta, provocando numerosos daños en sus frecuentes incursiones. El Imperio ha estabilizado temporalmente la situación, pero la raza humana se encuentra bajo una seria amenaza. La tierra se vuelve por momentos más…
3
2comentarios 33 lecturas relato karma: 49

Selit: La bruja blanca

La anciana Selit, vivía a las afueras de la Villa recibiendo a hombres y mujeres que requerían sus servicios. Había muchos rumores sobre ella; Bruja para unos, maga, hechicera o curandera para otros, pero para la mayoría de sus vecinos era únicamente la solución a sus problemas. Entre sus clientes se encontraban los aquejados del mal de amores, los que buscaban un remedio para su fatiga, los que deseaban conocer su suerte, mujeres jóvenes embarazadas que deseaban abortar, madres solteras que buscaban ayuda para sus hijos…, y en general, los más pobres del lugar, que buscaban una…
5
sin comentarios 30 lecturas relato karma: 65

Trastorno de despersonalización...

Yo me sentaba en la orilla de la cama, con el rostro entre mis manos, sintiendo como mis dedos se marcaban en mis mejillas y en la frente. Los ojos cerrados sólo percibían pequeños destellos de luz dentro de una obscuridad profunda, colores violetas y verdes, algunos dorados y blancos. Como si viajara por mi propio espacio viendo galaxias luminosas que no existen, así como yo no existo.

La noche me rodeaba y el ruido silencioso de las calles me arrullaba, escuchaba a la lejanía los autos pasar, los pasos de las personas que caminaban por las calles solitarias, los insectos que de vez…
7
4comentarios 65 lecturas relato karma: 65

Ángeles en el Averno

A mis 84 años, todavía recuerdo a aquel soldado alemán que salvó la vida a mi madre y a mis hermanas. Yo era tan solo un crio de doce años, pero en mi memoria parece que ocurriera ayer. Vivíamos de lo que nos daba la tierra en una pequeña granja al norte de Odesa, en una comunidad rural, y a pesar de nuestras raíces judías, antes de la invasión alemana nadie parecía percatarse de ello. Un día vimos acercarse a los soldados alemanes hacia nuestra granja, pero en ese instante no sentí miedo. Mi padre nos escondió en una especie de cripta secreta excavada en el granero, la cual a…
4
2comentarios 35 lecturas relato karma: 71

Nuestros amores del pasado

Recuerdo tanto aquel amor adolescente, un chico que para mí era como un príncipe azul, era muy bueno y romántico, bello, amable, sencillo, siempre tenía un detalle para mí, me llevaba al lugar donde siempre nos sentábamos para mirar las estrellas, ese día no me esperaba solo ver las estrellas, una cenita a la luz del atardecer acompañada de dos rosas, fue bonito, fue hermoso al menos para mí, siempre lo llevare clavado en mi corazón, le encantaba cepillarme el cabello, todas las tardes me cepillaba el cabello y me decía cosas bonitas, siempre terminaba con el cabello suave como…
3
2comentarios 31 lecturas relato karma: 56

(sin título)

Siempre había pensado que su relación era de complicidad, pero lo que de verdad había entre ellos era una relación toxica.
Tanto que ella empezó a sentir que se asfixiaba, que quizá había que parar y plantearse una desintoxicación de sentimientos. Dependía tanto de él para vivir que la resultaba degradante.
Era mejor dejar aquello en una simple y bonita amistad, dejar el “que será” y “que pasará” en un misterio por explorar.
Aquella mañana lleno la maleta, dejó una nota en la mesilla (Te veré cuando te vea. Un beso) y se fue sin rumbo fijo.

Mi participación en Asociación Solidaria 5 palabras:
Complicidad, Desintoxicación, Degradante, Amistad, Misterio

“ESCRIBE TU RELATO DE JUNIO (III):
8
sin comentarios 46 lecturas relato karma: 61

¿De qué sirve huir?

La tarde despuntaba como una triste alegoría del alba. En su claridad todavía potente un niño paseaba, explorando el pisar del suelo, el crujir de las ramas y el revoloteo de las aves. Caminó y caminó hasta que el camino se encontró frente a un espejo en el que se hundía y se perdía. La tarde era clara, no parecía que la noche aguardaba, siempre escondida, siempre tan poderosa. El niño jugaba con los brillos y relámpagos de aquel espejo que reflejaba más de lo que realmente había con una sinceridad cegadora. El niño perturbaba los reflejos y nada pasaba, pero llegó para…
leer más   
7
2comentarios 59 lecturas relato karma: 37

El poder de la manipulación

Pensó en soltar lastre y por una vez, dejar de fingir una realidad que no existe. Disfrazarse igual que lo hace un camaleón, mimetizándose tras una cortina de humo fabricada de mentiras, ya no se sostenía.
Tal vez una recapitulación de los hechos, podría darle suficiente margen aún, para encontrar una salida mínimamente digna. Pero una fuerza interior le detenía, no pudiendo evitar contemplar su obra con vanidad. Vibrar gozoso frente al absoluto control que ejercía, sobre todas aquellas personas que todavía confiaban en él, era una sensación de poder, de la que no quería desprenderse. No era ético. Lo sabía, pero no le importaba.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/11/05/escribe-tu-relato-de-noviembre-ii-concha-
9
6comentarios 60 lecturas relato karma: 39

Poesía

Estoy sentada en un vagón, destino mi casa, con pocas ganas de alargar el día y en definitiva intentando sacar lo bueno de la vida.
Hay a mi izquierda un señor, de mirada perdida, ojos caídos, manos agrietadas y una respiración que solo me invita a la paz,
aunque no creo que sea la que sienta dentro.
Tiene delante una ventana preciosa donde hoy cae un cielo rosa con algunas nubes y retales del humo de un avión que nadie sabe a dónde va.
Tiene ese bello paisaje delante y sin embargo él mira al suelo.
Me pregunto por qué. Y mientras escribo esto pienso en que como puede ser que a lo…
leer más   
3
2comentarios 38 lecturas relato karma: 46

Bajo el mismo cielo

Era un día soleado, ella lo esperaba en la estación del tren impaciente y nerviosa observaba el reloj en la pared de la boletería donde marcaba la hora y segundo a segundo los minutos transcurrían. Ella, como siempre romántica, lo esperaba con una rosa roja en la mano sin espinas, como símbolo de amor, pasión y ternura que se tenían.

Surgió el tan esperado encuentro de dos almas que se amaban desde otras vidas. Desde lejos se reconocieron con gran facilidad. Se miraron de frente, no paraban de sonreír. Alrededor de ellos se escuchaba el tumulto de las personas y el ruido de los…
9
1comentarios 66 lecturas relato karma: 51

No sea que el tiempo se me acabe

Entró por la ventana, aquel ser que tiene la vida muy corta. En principio, pienso que no sabía a donde ir, primero pasó por delante de mí, luego se fue a la ventana que estaba cerrada. Sonaba algo distinto, como un pitido melancólico y apagado pero, de repente, aumentaba de intensidad hasta el punto de estar encima. Intenté ponerme en su lugar y vi las cosas ocho veces, desde todos los ángulos.

Me vi ridículo a su través, ahí, sentado, escribiendo a máquina y pensando en qué sitio podía molestar más. Pero un olor, que si no fuera ella me hubiera parecido nauseabundo, me atrajo…
10
sin comentarios 54 lecturas relato karma: 55

20 anhelos

Dime que se ha marchado la violencia al país de la paz.
Dime que se habla en las plazas y en las mesas.
Dime que se aceptan los errores personales, las disculpas.
Dime que aumentan sin medida los abrazos de verdad.
Dime que los pájaros penetran en las casas.
Dime que las cerraduras ya no tienen sentido.
Dime que los deberes van de la mano de los derechos.
Dime que “por favor” y “gracias” son las palabras de moda.
Dime que en las calles no has encontrado a mendigos.
Dime que todas las religiones han descubierto que no son las verdaderas.
Dime que los políticos ahora contestan con…
6
sin comentarios 147 lecturas relato karma: 40
« anterior1234522