Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La búsqueda del líquido amniótico

Cuando era pequeña y estaba enferma, mi madre me decía que fuera a dormir a su cama y mi padre dormía en la mía.
Entonces volvía a sentir que vivía en la placenta y nada podía afectarme. Era como si estuviera rodeada de líquido amniótico y él fuera mi protector contra el mundo.
Esa extraordinaria sensación de protección existe en nuestra consciencia antes de nacer, y durante toda la vida intentamos recrear ese espacio de bienestar que abandonamos al respirar por nuestros propios pulmones.
Y aunque cuiden de nosotros con abnegada devoción; al nacer ya estamos sólos… Tenemos que enfrentarnos a respirar por nosotros mismos. Enfrentarnos al aire: esa es nuestra primera lucha…
Buscamos seguridad, desesperándonos si la perdemos o jamás conseguimos atesorarla.
Y puede que existan reminiscencias de que esa seguridad te la dio otra persona. Y basamos nuestros actos en muchas ocasiones refrendados por el criterio de otros, porque nos vemos indefensos ante nosotros mismo.
Es como estar buscando siempre el líquido amniótico. Pero este bálsamo benefactor ya no existe.

Marisa Béjar, 14/12/2017.
13
19comentarios 108 lecturas relato karma: 88
#1   Wau, que descripción hecho prosa, muy reflexivo y bello.
Felicitaciones.
votos: 1    karma: 19
#2   #1 Muchísimas gracias por transmitirme tus sensaciones. Me alegra mucho leer tu comentario, un placer que te guste. Saludos!
votos: 1    karma: 19
#3   Es tan hermoso. .
Gracias por estas letras
votos: 1    karma: 33
#4   #3 Muchísimas gracias a ti por leerlo y regalarme este precioso comentario. Saludos.
votos: 1    karma: 33
#5   #4 un abrazo
votos: 1    karma: 33
#6   #5 Un fuerte abrazo compañera!
votos: 1    karma: 33
#7   #6 :hug:
votos: 0    karma: 20
#8   Que lindo poema!!!!!!
votos: 1    karma: 33
#9   #8 Muchas gracias por leer y comentar! Saludos.
votos: 1    karma: 33
#10   Me parece perfecto !!!
Felicidades !!
votos: 1    karma: 33
#14   #10 Muchas gracias Letizia, un placer que te guste. Saludos.
votos: 0    karma: 15
#11   Es nuestro pequeño templo un mar de suaves olas. Saludos mi querida marisa
votos: 1    karma: 35
#15   #11 Qué bonita reflexión! Me encanta tu brillante comentario. Un honor. Saludos!
votos: 0    karma: 15
#12   Muy bonito , precioso.
votos: 1    karma: 35
#16   #12 Un placer contar con tu compañía, gracias por comentar. Saludos!
votos: 0    karma: 15
#13   Gracias por seguirme, me encanta que te encante xD.Es una reflexión que no sólo entraña profundidad sino también poesía:"enfrentarnos al aire", maravilloso.Tengo mucho que contarte también del aspecto más filosófico: ser uno mismo.Ya hablaremos, palabra.
votos: 1    karma: 21
#17   #13 Me encantaría oír esa reflexión filosófica que mentas. Seguro que me aportará interesantes conocimientos...
Enfrentarnos al aire, me alegra que hayas hecho alusión a ello. Es uno de los aspectos más importantes de mi texto... Es el primer aprendizaje de la vida.
Muchas gracias por comentarme, me gusta conocer tus percepciones. Saludos!
votos: 0    karma: 15
#18   #15Gracias a tu poesía por despertar sentimientos nobles de esa querencia por el amor materno. Saludos
votos: 1    karma: 35
#19   #18 Sí... Un amor que en ocasiones olvidamos por los quehaceres de la vida... Un amor único y sin parangón. Quizás las madres deban tener más reconocimiento.
Gracias de nuevo por comentar.
votos: 0    karma: 15