Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Champagne

Revestida de majestuosidad, posada elegante sobre montañas de acuarela, bebía champagne la luna, con ese aroma satinado, quizá de Chanel, ajena a las penas de este mundo, celebrando un vals eterno, serena y distante, ensimismada, ignorante de que es observada, sin ánimos de contagiarse de nuestro pesar.
Mientras tanto yo, sobrevivía devorando letras, usando lanzas contra demonios, bebiendo agua oxidada con sabor amargo, igual de sola pero no tan elevada como ella, sino más bien con las mejillas adheridas al inframundo, y el corazón con colmillos incrustados; tratando de no pensar, de danzar al ritmo celeste, pero la luna no lo compartía, tampoco el champagne, ni mucho menos su dorado traje.
Solo bastaba, con que volviera su mirada un instante, y que a sus sensibles huesos calaran mis lágrimas corrosivas, y así, se compadecería de mí, y me llevaría a tocar estrellas espumantes, haciéndome levitar hasta ella, con ayuda de esas cuerdas corrugadas, untadas de magia, que exhalaba desde el cielo. Solo la luna, despertando de su melodía extasiante, podía rescatarme, siendo así como luego, destaparíamos con pompas, juntas, otra botella de champagne.

etiquetas: #microluna, #relato, #fantasía, #poesía, #sweek
10
1comentarios 49 lecturas relato karma: 76
#1   Este relato participa en el concurso #microluna de Sweek sweek.com/explore-list/most_recent/0. Si les gustó pueden entrar y votar por él <3 Agradecida :3
votos: 2    karma: 51