Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Describiendo I

Eran los portazos, los gritos, esas faltas de respeto y de argumentos los que nos llevaron a un circo del que nunca encontrábamos la estructura.
Y me podréis decir que como se mantiene algo que desde el principio son escombros, pues es sencillo, cuando después los escombros se utilizaban como abono para un jardín precioso, sólo a la luz del sol.
Era algo así como una pecera muy bien decorada, pero sin peces.
Era difícil. No por ello menos bonito, ya que después de cada estampida siempre encontrábamos un equilibrio. Algo que nos mantuviese cuerdos, con ganas. Aunque sedientos de paz.
Me arrollaba tu dificultad para enfrentarte a tus monstruos. Me arrollaba a mi, a la chica que afronta las tempestades con un par de cojones, aunque a veces me costase dar el primer paso.
Aún me cuesta describir la realidad, esa que sí fue nuestra, de los dos.
Pero no por ello voy a permitir que se me achiquen los sentidos, las ganas. No voy a permitir que se me acople la soledad al bajo de la falda, como lo hicieron tus miedos.
Lo que sí es real, es que por el momento, debo seguir lamiendo mis heridas, curarlas y observar que poco a poco las cicatrices solo me recuerdan batallas que debo intentar no volver a pisar.



Final alternativo solo para soñadores:
, aunque el destino sea más caprichoso que yo.

etiquetas: prosa, amor, metáfora, recuerdo
13
5comentarios 88 lecturas relato karma: 68
#1   "Era algo así como una pecera muy bien decorada, pero sin peces.
Era difícil. No por ello menos bonito, ya que después de cada estampida siempre encontrábamos un equilibrio. Algo que nos mantuviese cuerdos, con ganas. Aunque sedientos de paz. "
Preciosa verdad.
votos: 2    karma: 25
#2   #1 totalmente la realidad de los amores imposibles
votos: 0    karma: 7
#3   Aún me cuesta describir la realidad, esa que sí fue nuestra, de los dos.
Pero no por ello voy a permitir que se me achiquen los sentidos, las ganas. No voy a permitir que se me acople la soledad al bajo de la falda, como lo hicieron tus miedos.

Me ha embriagado tus letras, capa el suelo niña....
por cierto déjate de finales alternativos, la vida no lo hace...
votos: 0    karma: 20
#4   Muy buen relato¡¡¡ Me gusta como cuentas y describes.

Y me podréis decir que como se mantiene algo que desde el principio son escombros,...

Lo que sí es real, es que por el momento, debo seguir lamiendo mis heridas, curarlas y observar que poco a poco las cicatrices solo me recuerdan batallas que debo intentar no volver a pisar.

Aplausos¡¡¡ Saludos.
votos: 0    karma: 20
#5   Tus letras me han traido una canción a la mente “Peces de ciudad “ de Joaquim Sabina cantada por zahara
“peces de ciudad que perdieron las agallas, en un banco de morralla , en una playa sin mar ... “

Me encantó el cierre ...
Saludos
votos: 0    karma: 20
 *   rebktd rebktd