Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El amor dormido

Triste y vacía.

Un cuarto con vista,
hacia donde se detalla el movimiento incansable de vagar en ese espacio donde una vez él existió.

Un sillón en medio de la noche.
Donde reposa su cuerpo marchito por el deseo dormido.
Sus pies cansados de tanto andar reconocen la textura dócil y apacible del atrevido impulso de someterse a extremas situaciones de caminar, una y otra vez entre las malezas de situaciones incomprensibles del amor dormido.

Divaga en incoherencias,
en pensamientos absurdos.

Durante las siguientes horas apoya su espalda sobre el sofá que queda justo al lado de la ventana. Se quita los zapatos y deja reposar sus pies sobre la aterciopelada alfombra azul que cubre casi toda la extensión de tan absurda habitación.

La música aturde sus sentidos.
La luz refleja su silueta sin sombra,
sin vida.
Muerta.

Amargura y desolación.
Muerte.
Repite mil veces la palabra amor,
mientras sus ganas se diluyen en fracasos y penas.

¿Es posible vivir tanto tiempo junto a la persona que amas?
Era la pregunta que atormentaba su mente.

Compartir la cama del infortunio,
sin decir palabra alguna,
solo sexo,
solo dolor.

Aquel féretro Gris.
Aquel rostro pálido,
sin vida.
Inerte.
Frio.
La boca entreabierta.

Aquel miembro,
Flácido,
Inerte.

Son recuerdos conservados en un frasco de vidrio.
El delito del placer sumergido en alcohol.
Lo contempla.
Lo desea.
Lo toca.
Se duerme.
9
4comentarios 75 lecturas relato karma: 75
#1   Profunda letra y estilo.Saludos
votos: 0    karma: 20
#2   Tiene esa esencia duradera.

saludos

Martín Renán
votos: 0    karma: 20
#3   Muy bueno.
votos: 0    karma: 20
#4   "El delito del placer sumergido en alcohol". Me gustan mucho las historias. La tuya me intriga, en el sentido de que es muy buena. Felicidades.
votos: 0    karma: 9