Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Escribir

Escribir. Escribir aquí y ahora, antes del comienzo de una clase eterna, de dos horas, para la que no he hecho los deberes y no pienso hacerlos hasta mañana o así...
Ver a alguien pintarse los labios es interesante. No sé por qué. Si por sensual, raro o...
Hay una mochila negra, tipo bandolera con un paraguas color beige asomándose por la abertura, junto a un montón de apuntes arrugados y un táper de tapa verde con restos de una comida de color naranja que despierta contracciones en mi estómago, donde reposa la pizza que acabo de comer.
Un miedo me embarga y no sé muy bien por qué. Una chica acaba de acercarse al secretario, que hasta hace unos minutos cantaba, y sentí su miedo, no, sentí que era una persona introvertida que sufría con cada palabra que salía de su boca.
He llegado a la conclusión de que mi tesis doctoral debería versar sobre la narratología. ¿Se puede hacer una tesis sobre cómo escribir?
Por fin puedo pintarme las uñas.
Ya son las cinco. Tengo que subir a clase. La pereza me devora desde los pies.
11
1comentarios 67 lecturas relato karma: 35
#1   Decido ésta mañana si espero en vano una palabra de consuelo. Como el mendigo que sin casa ni abrigo, lanza una sonrisa podrida de su boca mal cuidada, al recibir una moneda para pasar la noche más larga.
Llorar amargas lágrimas grises, que abrieron surcos en mi cara, como barrancos de paredes escarpadas.
Espero mi turno, el que la muerte repartió al nacer, decidiendo por mí en este loco placer de querer olvidar al amor que me quiso enloquecer.
Antonio J.
votos: 1    karma: 11