Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Imaginarte por ultima ves  imagen

Pregunta a la almohada cuantas veces te extrañe , cuantas veses quise buscarte y solo te encontraba al cerrar los ojos en mis pensamientos , eras mia tan mia que con solo imaginarte aparecías con una sonrisa capaz de alejar a miedos y a cualquier tristeza .Tus ojos la luna llena , encuanto tu rostro era un cielo un paraiso capaz de darme paz , tu sonrisa una ola de felizidad tus labios eran mios. Cierro los ojos y trato de encontrarlos en algun pensamiento , que me aga sentir que estas alli , que me aga sentir volver a tocar el cielo con tan solo un roce de tu piel . O con un te amo despues de besar tu boca .Recorria tu cuerpo como un naufrago perdido navegando en las curvas de tu piel , hasta encontrar el tesoro entre tus piernas o el paraíso en una noche de placer , mientras los segundos minutos y horas pasaban terminabas rendida entre mis brazos sin poder mas.

Hasta quedarte dormida entre mis brazos, era un pribilegio unico el abrazarte recostados en aquella cama donde nuestros deseos mas sensatos se volvian realidad, donde las horas pasaván mientras nuestras conversaciones se hacian noches platicando de recuerdos que quisiéramos volver a vivir. Cierro los ojos y recuerdo esa noche que se aviàmos quedado contando las estrellas, una fugas paso y en ella iva mi deseo de estar juntos hasta ancianos.
Despertar a tu lado era como tener a un angel, con la piel mas suave que la nieve que cae en aquel invierno triste, levantarce con el canto de las aves, con el sol saliendo entre las montañas. De aquel paisaje que hoy no es mas que unas simples montañas, con unos arboles y canto de aves que no dan paz como tu me dabas, en cada amaneser sentír el beso de tus labios, que me sabiàn a libertad. Hoy habri el viejo armario donde guardamos nuestras,cartas que escrivíamos cuando recién empesavamos a salir, avia una que decia ¡El beso de tus labios me saben a libertad, el tacto de tus manos me disen que a mi lado siempre estaras, tu dulce aroma es como respirar felizidad, y al abrir los ojos este tu presencia enamorandome cada ves mas!.

Y entre todo llegue a esto.

Cómo es que te quiero entre el viento y el frío lance lo que siento al vacío, mi alma mis lágrimas se me fueron entre el humo de un cigarro.Quedó mi cuerpo solo y frío cómo aquel filtro después de fumarse todo su tabaco. El lado izquierdo de mi pecho se lleno de humo, de aquel cigarro que hinale hasta quedarme sentado y sin ganas de decirte que te quiero para siempre a mi lado no, es un pecado imaginarte ó recordarte, si lo fuera ya estaría ardiendo en llamas cómo el fuego que encendías a mi ser, cada vez que terminábamos piel a piel.
1
sin comentarios 44 lecturas relato karma: 6