Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La Huella De Su Amor

Fue una noche de baile cuando se conocieron, ella con sus amigas y el con sus amigos, bailando cada cual por su lado, sintiendo la música en su cuerpo, de repente sus miradas se cruzaron en medio de la pista de baile, él la vio tan bella que no pudo aguantarse las ganas de acercarse a ella, agarro una rosa que encontró en un jarrón y se dirigió a ella, ella que se dio cuenta que se iba acercando sintió un cosquilleo por dentro como si del primer amor se tratase, llego hasta ella y le dijo “Esta rosa para ti mi bella dama”, ella se ruborizó, unos colores rosaditos le surgían de la cara y ella le dijo a él “Gracias mi humilde caballero”, empezaron una hermosa amistad pero con el tiempo se fueron enamorando y comenzaron una historia de amor.
Estuvieron una temporada juntos, volando, soñando, viviendo y vibrando de amor, miles de anécdotas vivieron, miles de caricias compartieron, miles de veces se envolvieron en besos apasionados, miles de abrazos se regalaron, pero ella repentinamente sintió miedo, miedo a que la dañara, miedo del mañana, miedo a que le rompiera el corazón, pero nunca pensó que él la amaba de verdad con una pasión que jamás se había visto, ella ignorante de la felicidad que él le podía brindar y con todo el dolor de su alma le dejo marchar.
Años después se volvieron a encontrar, de nuevo sus miradas se cruzaron, esta vez fue en una escuela a la que fueron a estudiar, dio la casualidad que les toco en la misma aula, uno al lado del otro, se veían todos los días, tirándose miradas dulces y apasionadas, estaba claro lo evidente, todavía se amaban, todavía se deseaban y todavía se buscaban con la mirada y el corazón, esta vez él tenía a otra mujer en su vida, pero ardía por dentro, eran muy grandes las ansiadas ganas que tenía de abrazarla, acariciar su pelo y besarla con tanto amor como sentía, como si de un romance secreto se tratara se acercó a ella en un momento que a solas se quedaran y le susurró al oído “¡¡Te amo!! ¡¡Quiero sentirte mía!! ¡¡No te olvidé!!”, ella con los ojos llenos de lagrimas, sintiéndose más amada que nunca le susurro a él “¡¡Tampoco te olvidé!! ¡¡Te sigo amando!!”, a continuación rozaron sus labios suspirando amor, de repente ella le dijo “Tú tienes a una mujer en tu vida y esto no lo podemos hacer, aunque te amo y te deseo, no me atrevo a hacerle daño a otra mujer” y él con las mismas le responde “Yo arreglare esa situación, ahora que te he vuelto a encontrar no te quiero dejar escapar”.
Siguieron viéndose fuera y dentro de la escuela, de una noche de amor desenfrenada y apasionada surgió algo que no esperaban ninguno de los dos, ella fue bendecida con el mejor regalo del mundo, se quedó en estado de buena esperanza, cuando llegó la hora de decírselo a él, este le respondió “¡¡Amor mío es maravilloso!!”, ella le dice “Tienes que terminar la relación con ella, no podemos seguir de esta manera, ahora vamos a formar una familia”, lamentablemente él le vuelve a responder “No puedo dejarla, desgraciadamente, si la dejo me quedaré sin nada y no podré darte la vida que te mereces”, ella con el corazón destrozado se marcha.
Pasaron unas semanas cuando inesperadamente ella se sintió mal, con mucho dolor, ella asustada porque era muy pronto y todavía le quedaba mucho tiempo de gestación, se acercó al médico, después de hacerle algunas pruebas detectaron un problema, el feto no tenía latido y tenían que operarla porque no podía tener a su bebe, la citaron para otro día el cual tenía que ingresar para darle fin a esa nueva vida que había estado creciendo en su vientre, ella lo avisó y le dijo “Tengo que hablar contigo, quedamos donde siempre”, al rato se encontraron donde siempre se veían, al llegar él, la vio llorando tanto que aquello parecía un rio de lagrimas, él la abrazó y le preguntó “¿Mi vida que te pasa? ¿Qué te han hecho para que tengas tanto dolor? ¿Qué te atormenta?”, ella con voz temblorosa y dolor en el alma y el corazón le responde “Perdí a nuestro hijo, ha habido un problema, su corazón no late y me tienen que operar para dar fin a esa vida que lamentablemente no podía nacer, ya nada te retiene, ya puedes marchar y disfrutar de tu vida con ella”.
Él con lagrimas en sus ojos, se derrumbó, era tanta la tristeza que sentía en ese momento, que no se enteró que ella ya estaba marchándose, levanto la mirada y vio que ella se alejaba, corrió tras ella para decirle que la amaba y que quería estar con ella, pero ella le dijo “Aunque te amo con toda mi alma, mi cuerpo y mi corazón, mientras sigas con ella a mi no me volverás a tener” y con las mismas se fue alejando deslizando su brazo con el suyo hasta sentir las puntas de sus dedos.
En la actualidad se han vuelto a encontrar y se aman a escondidas, porque ahora es ella la que tiene a otro hombre, se aman solamente con la mirada, se ven como amigos con derecho a ver sus ojos, pero la huella de su amor es tan grande que aunque sea con la mirada se siguen amando.

(Basada en hechos reales)
Davinia Mesas Lorenzo
La Poesía De La Vida – Artes Literarias –
9 de Diciembre de 2016
© Derechos de autor.

etiquetas: narrativa
3
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 21