Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La niña que quería coger una estrella (Cuento)

LA NIÑA QUE QUERÍA COGER UNA ESTRELLA

Laura Daniela es una niña de ocho años, muy alegre vive pensando que la vida es un cuento de hadas y príncipes donde sus deseos y caprichos se pueden cumplir. Vive con sus padres en la campiña; un lugar muy hermoso con muchos árboles, flores y un lago inmenso donde las aves y animales van a beber.

Tiene un amigo muy particular, un lindo pato a quien llama cariñosamente patico que habla con ella en las noches a la luz de la luna.

Una noche la hermosa niña salió a caminar y a contemplar la luna que alumbraba con esa claridad que la caracteriza aquel lago, se sentó a la orilla y llamando a su amiguito le decía: ¿Patico dónde estás? ¡Ven que quiero hablar contigo! mira lo grande y bella que esta nuestra amiga en el cielo, el pato salió de su escondite, se acurrucó junto a Daniela - ella lo acaricio suavemente - mostrándolo el reflejo de la luna en el agua le dijo:
¡Mira patico que bonita y grande esta la luna y esa estrella! ¿Cual?
Pregunto el pequeño amigo
¡Esa que esta junto a la luna! respondió la niña con voz ansiosa.

¿Qué estás pensando niña acaso lo mismo que yo?
¡Si...dijo ella con una sonrisa picarona, quiero coger esa estrella y llevarla a mi casa para que ilumine mi cuarto.
¡Pero es muy difícil! Dijo patico. Esta tan lejos de la tierra que es imposible alcanzarla; la niña se entristeció tanto que rompió en llanto.
El pequeño pato no sabía cómo consolarla solo se le ocurría colocar su cabeza en el regazo de la niña.
Después de un rato patico exclamo con alegría.

¡Oye Dani se me ocurre algo! ¿Que? pregunto la niña, vamos a la casa de mi amigo el unicornio violeta, él nos dirá que hacer.
Dani levanto en sus brazos a su amigo y salieron a buscar la casa del hermoso unicornio que estaba un poco alejada de aquel lugar
después de varias horas de camino llegaron a la casa de este animal, la casa era una cueva muy grande estaba iluminada por luciérnagas.
La niña con un grito muy fuerte llamo al amigo de patico, ¡Amigo ven! necesitamos tu ayuda por favor sal un momento, después de un rato salió el unicornio violeta este preguntando con un vozarrón que asusto a la niña ¿quién me necesita? patico respondió,
¡Nosotros Laura y patico!

¿Que necesitan? Mi amiguita quiere coger la estrella que esta junto a la luna para que ilumine su casa, unicornio con enormes alas y ojos de cristal sonrío diciendo: claro que si suban a mi lomo yo los llevaré al infinito y traeremos la estrella. Pero a cambio me tienen que cantar esa canción que todos los días se escucha cuando el viento viene en esta dirección, la que canta una niña en las noches,
Laura comenzó a cantar con su dulce voz y enseguida el cuerpo del unicornio se volvía de color violeta, por eso pato decía que su amigo se llama Unicornio Violeta, el adorable animal se sentía feliz al escuchar esa dulce canción y sus alas se desplegaban preparando para el viaje a las alturas.

Juntos subieron sobre el animal y se fueron perdiendo en la inmensidad de firmamento, al cabo de un largo tiempo regreso el unicornio con Laura Daniela, pato y una hermosa estrella que adornaba la cabeza de la niña. Dieron las gracias a su amigo y se fueron cada uno a su casa.

Desde entonces el cuarto de la niña está iluminado, patico nada feliz en el lago esperando cada noche para conversar con su gran amiga.
9
1comentarios 84 lecturas relato karma: 44
#1   Bonito cuento lleno de luz!
votos: 0    karma: 20