Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Pensamiento Constante

Rugir como bestia encontrada en su cueva, rugir y no percatarse de lo apacible que transita el presente frente a nuestras vidas, rugir y convertir el cerebro en un vil enemigo, aquél que toda tu historia has temido, he convertido mi mente en un moustruo sin definición alguna, no le basta el tiempo ni mis cariños, ni los concensos que le planteo, ni los árboles a mi alrededor enviando energías puras, no le basta el placer , ni el sueño profundo, ni un montón de carcajadas genuinas, es un pérfido niño malcriado, que se asusta con el más mínimo estimulo, se entorpece y se vuelve sin configuración alguna , errático e indolente, levanta su voz y me vuelve llorosos los ojos, estoy elevando la mía junto a sus poderosas piernas que se eriguen, oh cuan pequeña soy ante tal espectáculo , estoy elevando mi voz a la orilla de una gran montaña, con él enceguecido, enceguecido y cantando canciones blasfemas y nostálgicas, " oid lo que debo decir, considera mi argumento, considera que tú eres yo, considera y observa a tu alrededor, ya no hay por que temer, considera que Boo' ya moon está ante ti, que el cielo está púrpura como tanto lo amas, considera el pasado y la portentosa tormenta que has dominado con excelencia, considera que ya nadie puede lastimarte tanto como tú mismo, considera la resplandeciente inteligencia que has formado como adornos maravillosos, como joyas de piedra luna, y si mi voz no logra encausar tanta fuerza horrorosa, recuerda todo lo que hemos creado en soledad, ve profundamente a nuestro escondite, ve y mira que no hay nadie ahí dentro, sólo calidez a punto de entregarse sin temor, que los años transcurridos no sean en vano, que los cercos se desvanezcan junto a el paralizador cuento de mañana, mañana que no debemos saber, mañana que no te concierne, que no puedes si quiera palpar, por más intuitivo que seas y lleno de certeza quieras tener la boca, hastiado del saber, hastiado de un camino que ya reconoces antes de si quiera saborearlo, yo me niego a videar el futuro, me niego y no me evado, me niego a sucumbir a tus reiteradas ideas fatídicas, tú riges parte de mi existencia, pero la cordura la presento yo en éste momento de autobombardeos, encausa tu esencia, eres la fructífera mente que me dirige, y ambos necesitamos paz , paz y un momento del presente que no se angustie por sus años venideros"
2
2comentarios 41 lecturas relato karma: 26
#1   Denso, contundente, muy personal y fantástico relato. Nuestro pensamiento como ente con vida propia.

Buen relato. Saludos y bienvenid@ a poémame¡¡¡
votos: 1    karma: 24
#2   #1 Hola! Qué tal? Muchas gracias por su comentario, sin duda capturó lo que intenté transmitir, espero poder leer de lo suyo prontamente, un abrazo!
Francisca
votos: 1    karma: 26