Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Quizás y de hace mucho...

Antes estuve tan cerca de ti porque soñaba con todo lo que emanas: tal espíritu, tal personalidad la cual muchos han tratado de deslavar, pero con vehemencia has ganado esas batallas; tu sonrisa aparecía en mi mente y mi persona estaba en búsqueda de la curva de esa cualidad, tu sonrisa que no quiero dejar de ver. Qué cansada estaba de amores efímeros y esporádicos, solo anhelaba a alguien como tú. Ahora, que me encuentro en tus rincones, que habito y habitas espacios vacíos, no quiero mencionar la palabra "adiós". Ya no quiero a alguien como tú, sino a ti. ¿Qué puedo hacer para lograr mi cometido? Te has convertido en las estrellas que complementan mis noches, no me hace falta la luna teniéndote. Verte es verme, porque me has enriquecido de la pasión errante y no me interesa a dónde me dirija, si tú te encuentras conmigo mi locura se desata y hago omisión de lo común. Tu risa es mi risa y tus lágrimas mi tristeza. Mis ojos vencen en brillo al sol al verte, obra de arte eres. Quiero acariciarte con mis ojos y besarte con mis dedos, demostrar lo que me haces sentir en silencios que son tan cómodos porque con tan solo verte me basta. Has logrado que mi corazón quien sombrío era se ahogara en dulzura. Al complementar mi ser, es a ti a quien amo, es a ti a quien quiero dirigir estas edulcoradas palabras. Tú eres la luz que me guía a casa, y mi hogar eres tú.
4
sin comentarios 49 lecturas relato karma: 53