Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Remoto

No importa si lo que hiciste fue pasado según tu calendario.
Sigue siendo un acto presente en mi reloj. La pared de donde cuelga me hace recordarte, me hace entender lo que en un momento fueron promesas para ti.
Aquellas palabras que solo polvo quedan en mi tumba.
Hasta los lirios de la cima, el volcán los quemó... Las flores que me regalaste son gotas de agua evaporadas por el sol.
Soñaba un mundo nuevo, pero resulta más cruel que la realidad.
La mañana antes de que mis párpados se abran, espero encontrar la noche sonriendo encadenado a lo que quedaba de mi.
A solo pasos de un siglo más, me esmero en no dejarme derrotar.
Y ahora que se derrite como nieve ante el verano, ignorarte es un presagio que me ató al pecho como amuleto.
Incluso si dijera cuanto anhelo que llueva, las tardes del cantar solo se hacen densas con los días en camino de perderse.
Vacíos cerca a trozos del Alba llenos de estrella renacidos de la pena.

etiquetas: alma, de, fuego
5
sin comentarios 18 lecturas relato karma: 35