Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Después de las seis

Estoy convencido de todo lo que presencié, aquellos sucesos que iniciaron muchas leyendas.
Estando a mediados del año 1937 de nuestro señor, presencié extraños sucesos luego de la defunción del acaudalado señor Manuel Velásquez.
Sucede que el día 27 de junio del año en mención, me desperté como siempre a las 4 de la mañana para empezar mi trabajo, me preparé para ir al campo.
A las 4;30 salí de la casa y caminé una hora hasta las praderas, aquella mañana había neblina que apenas se divisaba a cinco metros, luego cambie de lugar a los animales (ganado vacuno).
A las seis, me…
leer más   
6
2comentarios 58 lecturas relato karma: 38

Perspectivas

Cuantas formas diferentes hay de ver la vida.
Hay quienes la ven toda gozo y alegría, quien respira cada segundo como si fuera el último. Quien quiere ir derribando muros para seguir superándolos. Hay quien busca santuarios para buscar la fuerza que sus cabezas no les da, para seguir, que es la única finalidad.
Hay quienes buscan motivos, personas, raices para echar consciencia, para entender qué quieren o qué son. Hay quienes sólo pueden ser si son. Y eso no está bien, porque para el son hay que ser primero.
Tenemos a los pluscuamperfectos, lo que siempre querrían, pero no…
leer más   
4
1comentarios 41 lecturas relato karma: 45

La influencia que tiene el olor en nuestra memoria

La influencia que tiene el olor en nuestra memoria es asombrosa. Al entrar a casa de los abuelos he sentido el aroma de las gardenias y un ramalazo de tristeza ha caído sobre mí, los recuerdos de aquel triste verano han aflorado de manera nítida.

Solo contaba diez años, para mí, los veranos en casa de mis abuelos eran días de correr a caballo, nadar en el río con mis primos, jugar y saltar, pero aquellos días de Julio, hace tantos años, jamás los olvidaré, viví de cerca un suceso extraño…

…falleció mi tía, esposa del hermano de mi madre y por ese motivo pasábamos unos…
12
16comentarios 161 lecturas relato karma: 60

Ella siempre lo está

—¡Oh! ¡Estás aquí! ¡Cuántas ganas tenía de verte! —exclamó Ella.
Él, apenas una silueta en la noche, la miraba desde su posición sentado en la arena. Una vez más, había hecho todo lo posible para no faltar a su cita con Ella. Y una vez más, allí estaban los dos frente a frente.
—Te noto muy cambiado —dijo con seriedad—. Puedo verlo en tus ojos.
Él esbozó una pequeña sonrisa que acabó convirtiéndose en una mueca vacía. Seguía sin apartar la mirada de Ella, pero no dijo nada. Era una noche apacible, como suelen serlo las noches de finales de julio y principios de…
leer más   
5
4comentarios 56 lecturas relato karma: 56

Rodeado de gente

Cerdos y zorras por todos lados, excepto uno mismo. Pobre diablo vendiendo lagartijas muertas. Miles de nombres en la cabeza, fuego en el cielo, el infinito tras el ocaso.

Camino a la gloria; leyendas y mitos alrededor, compartiendo sus trágicas muertes, llenas de vida. Vagando a ningún lado, cayendo, viajando al infierno. Frío sudor ardiendo en un cuerpo surgido de dos cuerpos anteriores. Renacer de las cenizas. La sombra del individuo es su amigo más fiel.

Solo de guitarra descuartizando una canción, tratando de abandonarla, esquivando a los asesinos de sueños en la carretera. Hay…
leer más   
13
4comentarios 68 lecturas relato karma: 65

Las historias se escriben solas (los poetas solo somos marionetas)

Ahí estaban cientos y cientos de páginas en blanco, esperando tan solo un a letra, una frase, un punto, un caracter, una historia por ser contada. Una inspiración desaparecida, un teclado con teclas borrosas, un cenicero cargado de colillas, un vaso de vodka haciendo juego con el cristal de una ventana sucia . Ahi estaba una vida queriendo ser vivida, un poeta en decandencia, una pared sin cuadros, sin rastros de familia, una soledad dando vueltas en espiral y allí en un pequeño rincón una pistola con tan solo una bala queriendo jugar al ruleta rusa. El final se escribe solo, aunque no haya comienzos.
leer más   
22
13comentarios 115 lecturas relato karma: 68

Nos elegiremos

Para cuando vuelvas a casa, te esperamos amor, porque las cosas a veces cambian, y aunque la rutina cansa, cuando miras los ojos, cuando pasa la rabia, cuando los gritos callan y bajo las sábanas nace el calor del abrazo, entonces sabemos, que todo se puede, que pasó el momento, que el enojo mañana será recuerdo, y nos reiremos de nuevo, porque amor de nuevo nos elegiremos y sacaremos brillo a los retratos y a los recuerdos… (Lola Bracco )
10
8comentarios 82 lecturas relato karma: 58

Azul

Fue esa misma tarde cuando decidí buscar las caricias de aquellas aguas intranquilas.
Me sumergí en lo profundo de mi curiosidad. Camine por la infecunda orilla mientras las delicadas aguas mojaban parte de mis pies. La arena humedecida permitía que dejara impresas las huellas del inconstante caminar hacia la búsqueda de un recuerdo.
Buscaba vestigios olvidados en el tiempo. Buscaba la compañía de las estrellas; las cuales, compulsivamente rodeaban mis sombras. Sentí la frescura de la brisa del mar, acariciando mi piel como si quisiera ser parte de ella.

A lo lejos pude divisar su…
leer más   
5
1comentarios 61 lecturas relato karma: 66

La pesadilla fue tan vivida, el sudor me empapa...

La pesadilla fue tan vivida, el sudor me empapa, con el frio que hace…

Siento que algo muy malo ha pasado, es una sensación de opresión en el pecho que me dificulta respirar. Desde pequeña aprendí a hacer caso riguroso de estas sensaciones que llegan de un lugar desconocido de mí misma.

Me siento en la cama, froto mis ojos para ver mejor, tengo mucho frio, trato de encontrar la manta para taparme y volver a dormir, pero no la encuentro, me inclino para ver si está caída en el piso, y en efecto allí está, trato de alcanzarla con la mano, no llego hasta ella, me levanto despacio…
11
15comentarios 115 lecturas relato karma: 79

Orígenes

Volver al pueblo y a sus orígenes. Poder leer su historia entre los adoquines de sus calles y sentir de nuevo como propio la resonancia de sus tradiciones y su cultura. Recordar ese primer amor adolescente. La transparencia y la calidad de las aguas heladas de ese río, en el que tantas veces se había bañado de niña bajo la atenta mirada de su madre, que ahora, esperaba ansiosa su regreso. Pero el informe que acababa de recibir lo cambiaba todo. Aquel documento confirmaba sus sospechas; había sido una niña robada, y se sentía perdida. Ya no sabía quién era.
15
10comentarios 92 lecturas relato karma: 62

Respiro

Una plaza en otoño. Frías gotas de lluvia comienzan a mojar mi cuaderno, el viento juega con mis cabellos y los niños corren a admirar la lluvia desde el arenal.

Las ventanas de los edificios comienzan a cerrarse y yo alli, sentada, bajo aquel gran árbol.

Respiro. Uno, dos, tres.

Respiro una vez más, como si el aire que exhalo de mi cuerpo se llevara consigo todo el enojo que mi cerebro te dedica.

No te hablaría.

No te diría los mucho que me enojas.

No. No sería yo esta vez la loca.

Respiro. Eins, zwei, drei.

Respiro.

Un trueno suena sobre mi cabeza, un relámpago ilumina el…
4
sin comentarios 42 lecturas relato karma: 34

La mujer

Fue la noche que permití que pensaras,

que además de ser mujer

en la cama era tu puta…

La puta que no supiste como tratar como puta,

la mujer que besaste a la boca

y con pasión a sus labios,

y que en el momento

de verle a los ojos

sin saber ni querer,

te enamoraste…

La puta, que no era puta,

y que hacia tiempo te amaba

que luego de ser tuya en silencio

y sin cobrarte, se marchó

dejando a tu lado el corazón

llevando tu olor en el alma enamorada… (Lola)
14
3comentarios 117 lecturas relato karma: 47

Entre mis manos

Entre mis manos te sostuve, cuando tus fuerzas te fallaban.
Entre mis manos te sostuve cuando otros brazos cayeron derrotados.
Entre mis manos te sostuve cuando el mundo se rindió, cuando tú te quedabas débil y cansada de luchar. Tú, que siempre caminabas con la cabeza en alto, sin agachar la mirada. Pero ahora solo miras tus pies, el suelo. Tus ojos se esconden de la mirada del mundo.
Escondes el dolor, la soledad y una mochila llena de sentimientos que no quieres mirar a la cara. Cobarde te has vuelto que escondes tu mirada.
Entre mis manos te sostuve cuando la noche llegaba y no…
leer más   
3
2comentarios 106 lecturas relato karma: 35

Tortícolis

Al venir en sentido contrario

mi cuello quedó retorcido.



juan andrés SL {0x1f44d} {0x1f44e}
leer más   
3
3comentarios 74 lecturas relato karma: 37

El lobo que se enamoró de un rayo de luna

Una noche oscura en su solitario caminar va un lobo cansado de la vida en general, levanta la cabeza y ve un destello al final del angosto sendero que era su travesía cada despertar.

Este se detiene por lo extraño y complejo que esto se muestra ante él, no puede explicar lo maravilloso que es, siente de repente una extraña calidez que lo envuelve y lo carcome en lo más profundo de su ser.

No tiene explicación ante esta nueva sensación, cree que su soledad a su fin llegó pues está enamorado y no sabe que decir, ya que ni en sus más oscuros sueños imaginó un hecho así.…
leer más   
7
2comentarios 49 lecturas relato karma: 38

Roma (de mi libro "Fragmentos")

Aquella mañana, al salir de casa, camino a la universidad, decidí no seguir el viejo camino a través del descuidado parque, y decidí tomar la vía del carril-bici, recientemente inaugurado, para disfrutar sobre dos ruedas de ese nuevo trazado que me conduciría cómodamente a mi destino.

Mi sorpresa fue mayúscula al llegar, ya que, en lugar del carril-bici, me encontré con una antigua calzada romana. Comencé a transitar por ella, cruzándome con gentes vestidas de un modo peculiar, con túnicas y sandalias, hablando un dialecto similar al latín clásico que estudié durante el…
leer más   
5
5comentarios 74 lecturas relato karma: 53

A veces encontramos personas que tienen Ángel

A veces encontramos personas que tienen Ángel, que nos cambian la perspectiva de las cosas, personas para quienes lo más sencillo puede constituir un sueño.

Cierta noche de regreso al hotel donde trabajaba en el área de finanzas, pues debía firmar unos papeles de reembolso a un cliente, yo estaba molesta por el contratiempo de tener que volver al trabajo en la noche, al salir y pasar por el parqueo, el custodio me saluda amablemente por mi nombre, me aproximo para devolver el saludo y veo sobre la silla un libro, es uno de mis favoritos ¨Cien años de soledad¨

…le digo –me…
16
19comentarios 163 lecturas relato karma: 65

Palabras que Matan

Aun no siento el aire.
Me cuesta respirar.
Sudoroso.
Apago un cigarrillo; uno tras otro.
Me desnudo en una hoja de papel.

Me ahogo en matices inconfundibles de sentimientos atrapados en palabras.
Me masturbo en el vaivén de las ideas que nacen de un sentimiento sublime, mutilante, desgarrador.
Palabras repetitivas, a veces incoherentes. Sin sentido. Sembradas en el jardín de las ideas
Inundo mi ser en palabras que me persiguen.
Palabras inconfundibles que me ahogan en el azul profundo de un mar intranquilo y me hacen delirar en la inquietante poesía que deslumbra.

Al caer la noche.
Aun…
leer más   
11
2comentarios 82 lecturas relato karma: 38