Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Soneto al amor imposible

Cuando estrechar pudiera tu boca
Como estrecho ahora tus palabras,
Deslumbrado leo versos que labras
Con palabras sacadas de la roca.

Quisiera rozar tu piel con los labios
Como rozo con mis ojos tus poemas
Pero quedaré solo, y mis penas
Me harán meditar como los sabios.

Hay amores imposibles de saciar
Aunque sea muy posible la sospecha
De que el otro no se cansa de buscar

La manera de crearle una endecha
Al amor que renuncia ya a encontrar
Aunque haya sembrado, su cosecha.
leer más   
2
sin comentarios 14 lecturas versoclasico karma: 27

Palingenesia

Palingenesia

Sacrificar-me-ei fora este o sumpto
Disquisição pra sugilar a poesia
Exprobador e belígero não exulceram-me
O ditério não excisava a eustomia
Sempre eu nunca usei de palinódia
Bovarismo supositício ou palifrasia

Desta fonte adepsia jamais sinto
Súpero divícia instintiva sumpção
Enfrentando a súcia sem querulência
Mesmo havendo superficial sufusão
A exegese o infenso o pancrácio
Nada convergem surtem altercação

Tal apodícto mundana nequícia
Desafio carecendo ser homérico
Imprescindíveis amigos impertérritos
Nutrem orexia pelo neotérico
Iliteratos propugnam é inóxio
Excêntrico destinguo do genérico

Jonnata Henrique 19/02/18
leer más   
4
sin comentarios 16 lecturas versoclasico karma: 35

Soneto. Mi barca en vida

Mi barca, en vida, navega implacable
sujeta a vaivenes libres del aire.
Ante cualquier tempestad sigue estable
y no admite bochornos ni desaire.

El río y el mar, con gesto apelable,
la mecen en las olas del socaire.
Remos y velas la hacen navegable
respirando aire puro y más aire.

Se impregna de agua, humedal que desangre
nieves y lluvias que operan sin sable
del nacimiento a la muerte del río.

No hay brusquedad ni más rastro de sangre
que un balaustrado sudor responsable
que alivie a mi barca del sol y el frío.
leer más   
4
sin comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 60

Natura

Se va a acabar el viento
y tú suspiras de alivio.
Si no valoras ni tu tiempo,
¿qué te separa del martirio?

Y de espaldas al abismo
se cae admirando el cielo.
Y ves reflejado lo mismo
que te arrebata el miedo.

Palmeras de soledad rugen
en contra del mar, que lastima.
Porque hiere al que sí sude
ante futuros que depriman.

Cataratas de azul blando
que estrangulan al más oso.
La corriente guía al barco
por la crueldad de su Mar Rojo.

Bondades varias en desiertos,
que carecen de buenos oasis.
La tregua son ojos abiertos
intentando ofrecer casis.

Me desahogo en lagunas,
mentales, para ser exacto.
Prescindo de todas las lunas,
sólo necesito el tacto.

Bosque que encierra cordura,
presa de una nube negra.
No hay más que ver a Natura
y los secretos que encierra.
4
1comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 62

Blues en estrofa sáfica

a LH

Dulce agonía sin explicación,
Infierno y gloria sin principio y fin,
Perpetua sombra y luz sin redención,
Tú el laberinto.
leer más   
5
7comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 61

Soneto. Catorce y febrero

Éxtasis de amor y pura simbiosis
- de memoria congénita y emotiva -
que, en tardes de sexo, enjuga saliva
y toma esperanza en pequeñas dosis.

Silencios que llegan con sobredosis
- catapultados de pureza viva -
que, en tardes de sexo, al seso reaviva
y torna en lances, tesis y estenosis.

¡ Ay, amor mío !. Catorce y febrero.
Cupido se distrae con los demás
y es porque no sabe cuánto te quiero.

¡ Ay, amor mío !. Por siempre te espero.
Nadie me ofrece ni un abrazo de más...
¡ Sólo tú !,... que eres lo que yo más quiero.
leer más   
6
sin comentarios 24 lecturas versoclasico karma: 64

Tan pequeños

Astros y cometas,
inmensidad incalculable.
Y nosotros, asnos y setas,
no salimos rentables.

Rascacielos y multitudes,
abrazarías Nueva York...
Y nosotros, tierra y ataúdes,
enterraríamos el Sol.

Alpinismo y Everest,
coronarías la cima de blanco oro.
Y nosotros, pico y pala como ves,
durmiendo sigue siendo sonoro.

¿Cal y arena?
No sabéis de lo que habláis...
Si nunca perdisteis la estela
de aquello que amáis.

Pirámides y fallas,
altura y profundidad.
Y a nosotros nos daña
no tener capacidad.

Nos creemos poderosos
imaginando nuestros sueños.
Pero no superamos los fosos
de sabernos tan pequeños.
6
2comentarios 43 lecturas versoclasico karma: 54

Soneto. Refranero de Quijote

A buen entendedor, querido Sancho,
mal que por bien no venga, - ley de embudo -,
quien quiera peces que se moje el culo.

El que calla otorga. Y, así, tan pancho,/ el que avisa no es traidor.
Yugo y gancho/ de quien a hierro mata, - de amor crudo -,/ a hierro muere.
* A buen hambre, no hay pan duro. */
* Burro grande, ande o no ande, y serás-ancho *.

Cada loco con su tema, sin destino.
Cada maestrillo su libro, su atino.
{0x1f449} Cada cual en su casa. ... ... ... ¡ Dios te avisa !. {0x1f448}

Pelillo a la mar. Pan-pan. Vino-vino.
Con pan y vino sí se anda el camino.
{0x1f449} ¡ Vísteme despacio, ... ... ... que tengo prisa !. {0x1f448}
leer más   
4
2comentarios 33 lecturas versoclasico karma: 34

soledas

Una mirada al pasado
Me hace ver solo pasar,

Un cuervo en mi ventana
Me muestra la muerte en realidad,

Soledad nunca te me iras a apartar
En ese instante otra vez me iré a despertar,

Mirare por mi ventana
El gorrión que perdido hay esta.
La hoja cae en soledad
Pero en compañía al caer esta,

Hace pensar que sin compañía voy a estar
Con mi hermosa soledad que a mí mismo me hace encontrar
En el mismo sitio al despertar.
leer más   
3
1comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 32

Fiebre

Mi flora intestinal tirita de calor
y se despide de su polen con un portazo.
Díganle a mi corazón que le falta valor
para pedirme perdón con un abrazo.

Me hierve la sangre pasando de sólida
a una bruma gaseosa de intenso rojo.
Será causa de mi bipolaridad estólida,
que no me deja regar sin quemar el matojo.

Son venas rígidas y bioluminiscentes,
que me avisan cuando el gordo no bombea.
Así somos los gélidos de sangre caliente:
sólo nos quita la sed la espuma de la marea.

Ardores en la garganta sinuosa
del vigente campeón del desierto.
Ondea sus alas la mariposa
mostrando confianza ante el general desconcierto.

Tengo décimas en grados medios
a punto de aprobarme el curso.
Por eso la fiebre es el hándicap de los serios
en este, vuestro candente mundo.
5
2comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 47

Estrictor

Destino que enrosca mi cuello
serpiente que siente apretar
favor que admite el silencio
cielo que en sueños atormentas.

Siguiente paso al misterio
hollín que mi vida limpió
almizcle que sueña mis sueños
firuletes que el tiempo decoró.

Montes de a veces primeras
terrenos que no repito jamás
recorro los días sin anzuelo
hecho que al miedo atrapas.

Pisadas sobre mi cerebro
anclado en muros de contención
una cárcel de hueso siembra primero
el pensamiento en la devoción.

Libre para los que libres vivieron
mirando otra cosa que no sea yo
balas mortales que hirieron
realidad que otro sueño robó.
leer más   
4
sin comentarios 20 lecturas versoclasico karma: 44

Elegía. (Diciembre 1998)

La muerte hacia ti avanza, cae sobre todas las cosas
anocheciendo tu rostro de toda su humana costumbre.
A ti, que eras la menos arrancada de las rosas.
Eres la parda hoja que a todo invierno sucumbe.

Tu vientre ya se cierra a toda luz, todo día.
Tus dominadores brazos ya no encuentro al sol del alba.
No se abren más que a tierra y al sollozo, ni a la vida
tu ser como mar se abre, ni irreprimible ensancha.

Ya nos separa, no cesa un rojo caudal de muerte
privando de tu sustancia sus labios crepusculares,
donde los más amorosos besos tan solo dejar se pueden,
me dejan abandonado las más…
leer más   
4
2comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 37

Oscura y salvaje

Esa mirada oscura y salvaje
está embarazada del paraje
inhóspito en el que yazco.
Me turba como un abrazo

en la estación de trenes
en la que nos prometimos tanto.
Queda la incógnita de si me quieres
más que de cuanto haya significado.

El futuro dormido en los arrabales
de mi cabeza me augura
que el destino de todos mis males

acabará como el principio, al lado tuya.
Da igual el significado de lo que hable
ya que ninguna mejora se augura.
4
sin comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 50

LLuvia

Día de lluvias
no secará las lágrimas.
Empapa el cielo
leer más   
3
sin comentarios 23 lecturas versoclasico karma: 42

Aquel juguete roto...

Aquel juguete roto
que he visto en el desván
estaba en el recuerdo
durmiendo en un sofá,
dormía perezoso
sin nada en que pensar
y al verle yo me dije:
"¡qué ocultas tras tu faz!",
caricias de la infancia,
pasiones de ultramar,
cometas que volaban
un poco más allá,
también puede que sean
rescoldos de la edad,
las huellas que el juguete
presenta como tal.

Aquel juguete roto
me hacía, a mí, pensar,
quizás en un momento
y un baile sin final;
me vino a la memoria
la noche junto al mar,
el beso y la promesa
mezcladas con la sal,
al verme en ese espacio,
sin manos que tocar,
sentí un escalofrío
cual daga de un puñal,
sangraba aquella herida
sin labios que besar,
y yo miré la imagen
de eterna soledad.

"...Aquel juguete roto
me hizo recordar
un cuadro y un espejo
en el que tú no estás..."

Rafael Sánchez Ortega ©
01/02/18
3
2comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 54

La sangre que nació de mi energía

Traje más don mágico de otro mundo
arrancado del mecer de mi hamaca,
ataviado con negra letra flaca
y empañado con un amor profundo.

Aire que vaga por el infecundo,
esa señora de rostro de vaca
que conversa con lengua de una estaca,
pecho afable y un vientre de vagabundo.

Me cocinabas la modesta vida
mientras narraba vieja insolación
que el mundo, al puerco sucio merendabas.

Una guerra ganada, otra perdida,
anoche estuviste en mi habitación
para decirme que siempre me amabas.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
3
sin comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 31

Quizás En Paz Descanse

Desde que abordaste otro camino
las flores solo reflejan lágrimas
despojaron la sonrisa a otro lado
sagrado tesoro del destino.

Pasajero de un viaje de ida
partir abrupto sin un adiós
testigo de un mundo que cambió
y de los llantos de esta vida.

Olvidando el sueño de regreso
ingenuidad que la realidad calmó
boleto que el principio extravió
pensamiento anterior al bostezo.

Te busco en cielos que no son tuyos
inquilino de Dios en una habitación
no habrá tren en la próxima estación,
visitándote solo entre murmullos.
leer más   
2
2comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 29

Diosa pobladora

Sueño con el paisaje desolado
de roca viva abierta hacia la aurora
donde yo fuera diosa pobladora ,
numen alerto y cíngulo morado.

En tiempos de la tierra y el arado,
la lluvia en alto limpia y surcadora.
clavaría mi nombre en la sonora
cavidad de tu rostro anonadado.

Ay del abismo vertical, profundo
como un dintel cavado sobre el mundo,
detrás del cual tu voz me llamaría:

desierta de nombres y de cosas,
en un país de lunas generosas
y en una edad más joven que la mía.
leer más   
4
sin comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 38

Quod licet Iovi...

Parece que nunca tendré derecho
a comenzar mi vida.

La llanura pareja no se agrieta,
ni el tumulto sale de voces huecas.
No dejará el asfalto jamás
observar la verde primavera.

No más el rojo granado,
ni el blanco lís desganado
se abrirán al son de las culebras,
dejando sus bandos en esta guerra.

"Lo que al Cielo le es permitido
-parecen decir-
a ti te es restringido".

Y así en las sombras me acorralo
pisando con temblor el blanco día,
pues el derecho del Cielo me dice
que aún no puedo comenzar mi vida.
leer más   
5
sin comentarios 29 lecturas versoclasico karma: 55

El sueño

Sobre el alba más incierta se cayó la luna rota,
estallando en mil pedazos desde el negro más profundo:
anda un alma recogiendo lo vivido de esos restos,
mientras teje en su memoria de retales una historia.

Un reloj que come tiempo va destruyendo las huellas;
los ojos escondidos de esta madrugada reniegan.
No habrá un sueño que guardar porque la luz lo destruyó.
Anda un alma perdida en un mar de sombras que, emergiendo
desde un caótico recuerdo, en fuga se desvanecen.

© Yolanda Gracia
leer más   
5
2comentarios 74 lecturas versoclasico karma: 54

Globo

Mi cabeza es un globo,
lloro como suena una sierra en la garganta,
mis cuerdas vocales son arpas
en las manos del ángel que traicionó a Dios.
La canción de los difuntos
en una discoteca a las 5 a.m.
Una ruptura con la realidad
que es convaleciente con lo establecido,
del reino de los muertos al de los vivos
pasando por el limbo.
Acabó en un derrame mi golpe con la realidad,
la mayoría son pose
la otra folclore
si quisiera demostrar algo enseñaría lo que tanto intento ocultar.
3
sin comentarios 21 lecturas versoclasico karma: 43

Transitantes

Los vehículos del alma dirigen
el tránsito de eternas rutas
autopistas anuncian autostop
otroras bifurcaciones que escrutan.

El conductor de los calmos días
muerde el vado de la ilusión
un dolor agudo sin heridas
hospitales para la desazón.

Manejamos al límite sin medida
con el cinturón de seguridad
accidente de causas perdidas
seguro que no asegura salvedad.

¿Respetaremos siempre al otro?
de mil respuestas se obtendrán
los que aguantan sobre el lomo
los que cabalgan sin piedad.

Jugando ciertamente al dolor
ciegos marchando en el rebaño
víctimas de una nueva acción
grietas…
leer más   
3
sin comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 48

Una rosa de invierno...

Una rosa de invierno
alegró mi camino,
con su manto de seda
y sus pétalos lindos,
aunque estaba encogida
y temblando de frío,
yo la vi tan hermosa
como un rayo divino,
una lágrima tierna,
un jardín escondido,
una luna de plata
y mis sueños cosidos,
porque en este poema
cada verso es un grito,
cada estrofa una nana
y el poema es un libro.

Una rosa temprana,
un enero dormido,
y mis pasos silentes
amanecen contigo,
y parece que notan
la alegría del niño,
la sutil algarada
de ese beso divino,
el que mandan los dioses
con las nieves al río,
el que ofrecen los campos
con la espiga del trigo,
ya que es tierna la rosa,
con su traje de armiño,
y esa dulce hermosura
que hasta embriaga, sin vino.

"...Una rosa de invierno,
un jardín con mil lirios,
y tus labios de nácar,
con un beso, en los míos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/01/18
2
sin comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 19

Haiku de la abstinencia

Besos de humo
La ceniza que no fue
encendió el fin
leer más   
4
sin comentarios 8 lecturas versoclasico karma: 56

Soneto. Juego de Palabras

Que no se parta la parte apartada
que parte desde el punto de partida,
que no se desvele el velo de vida
que atrapa torpe a la tripa atorada.
Que no se note la nota entonada
que atrasa y abrasa a la tarde aturdida,
que no se vaya ese vuelo de ida
que brega y abriga a la vela apagada.

Que no se asuma a lo sumo una suma,
que no redunde la onda en lo más hondo.

Que no se agote una gota en la bruma,
que no se funda nada en el trasfondo.

Que no se espese el peso de la espuma,
que no se hunda la razón en el fondo.
3
2comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 32

Pueblo de mi madre

Pueblito de mi madre
rascacielos al nivel del mar
árboles de oyamel hogar de pájaros,
sonar de río de limpia agua
música recorriendo sus paisajes :
paredes de adobe hechos de barro ,
luz de estrellas
en tus ojos reflejándose las noches ,
acarician nuestro pelo
al dormir junto a ti
tus hijos , tus manos .
leer más   
1
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 6

Los sueñosu son migajas de pan

Los sueños son migajas de pan
que devoran por hambre los pájaros ,
una ventana abierta sin cerrojo
la luna en mi cabeza , aun despierto
estrellas brillando en la oscuridad
queriendo escapar de agujeros negros .
leer más   
1
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 6

Amor oscuro

Las sombras que se alargan alargadas
En base de la Tierra sostenida
Por un Atlante que hace la medida
De posición del sol en las fachadas

Clavaste en mí tus uñas despiadadas
Y machacaste el cráneo de la vida
Una estación total mi despedida
Las garras de tu amor están marcadas

De aquel suelo inferior salen las ratas
¿Por qué habitas en mí, tan dolorido?
Mil sapos me rodean con sus patas

No sé qué haces aquí si ya te has ido
Si no sabes amar ¿por qué me atas?
No sé por qué te vas si no has venido.
4
sin comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 31

Con la tinta de los sueños

Quiero describir esta noche
la ansiedad de mis versos...

Darle salida a esas ganas
de liberar mis anhelos,
para que puedan, ya libres,
cruzar raudos por el cielo.

De mis manos que se mueren
por bailar sobre tu cuerpo
y beberme toda tu piel
como al agua en un desierto.

Ganas de morderte los labios
cual si se tratara de un reto,
de penetrarte profundo
y descubrir todos tus secretos.

De rendirme en tu mirada
y liberarme en tu pelo,
de recrear fantasías
mientras levanto mi vuelo.

Reposar sobre tus labios
la calidez de mis besos
y calcinarme en la llama
de la avidez de tu fuego...

Oír decir que me amas
mientras contigo me enciendo
y seguir escribiendo sobre tu cama
con la tinta azul de mis sueños.
leer más   
5
sin comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 52

Maniquíes desnudos

Tememos estar solos
y tememos que lo sepan.
Mas no vemos que es el cloro
el que la piel nos seca.

Hacemos que nos da igual,
que no nos afecta.
Lo mismo hace el mar
cuando oye mis quejas.

Somos maniquíes desnudos
tapando nuestras vergüenzas,
pero ni Atila el Huno
puede disimular sus pecas.

Sentimos frío
y nos ponen camisetas,
pero cuando hay líos
no se les ve la jeta.

Parecemos uniformes,
pero nos sobran grietas.
Y es que vamos acorde
con la línea hasta nuestras metas.

Se ve en nuestros ojos
que escondemos flechas
porque somos maniquíes desnudos y flojos,
que no están para fiestas.
5
sin comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 51

Locuras

De mis locuras
mi vida ya está llena.
¡Cómo te quiero!
leer más   
4
sin comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 56

Amantes

Dice "y si se me escapa un beso o dulces
besos y nuestra vida convertimos
en un infierno cielo más que cielo
el corazón nos pesa y no hay sosiego
sólo flagelación y buen castigo".

Como un loco dibujo los paisajes
de un amor de buen burro, de desnudo
astronauta genial, de enfermo glauco,
del director de dios te guarde amor,
en tu mirar paseo al perro, y ladró
al mundo, incluso roto lo dibujo

Dice "y si se me escapa un beso o dulces
besos – somos amantes erráticos,
sólo eso, los erráticos amantes,
que se flagelan por buen castigo
con una temporada en los sueños".
leer más   
6
1comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 51

Sábana blanca

La sábana blanca recorre todos sus pliegues,
se desdobla sobre su carne limpia y mojada.
Descubre lugares nunca vistos y recónditos
entre los mantos donde sincera me mientes.
Segrega sudor pero yo sé que su cuerpo llora
recordando algo que se convenció que era bonito.
4
sin comentarios 29 lecturas versoclasico karma: 55

Alborada

Si tu conmigo,
desaparece todo
en la alborada
leer más   
4
sin comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 53

La vida a guasa

Un ser que andaba descalzo
un día a dios se encontró
¿quién eres, le preguntó,
que a conocerte no alcanzo?

Y él le respondió, si quieres
saber más cosas de mí
tendrás que subir allí
donde guardo mis dossieres.

Mas saber, tú has de saber
que soy un ser infinito
y un cerebro tan chiquito
nunca me ha de conocer.

Es mejor puedas creer,
que eso a ti más te conviene,
no permitas que él se aliene
y en su lucha perecer.

Y si no, deja en la duda,
dalo por amortizado,
nadie nunca lo ha logrado
y yo no saldré en tu ayuda.

Por si las moscas intenta
ser contigo consecuente,
Y al fin del tiempo presente
verás que te trae a cuenta.

Haz mejor tabula rasa,
que a mi descubrir no intentes
no creas a los videntes,
tómate la vida a guasa.
©donaciano bueno
1
sin comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 8

Tiernamente...

Tiernamente la vida parpadea
y nos trae, con el alba, su mirada,
ese tibio candor, la llamarada,
para el alma que vibra y que desea.

Amanece también otra marea
con rubor de resaca maltratada,
es el mar de la vida en su llegada
el que llega hasta el hombre en su pelea.

Con las horas la vida continúa,
unas veces de forma cristalina
y en las otras de forma capicúa.

Es por eso que el alma se ilumina,
y que avanza, en el día, en su falúa,
intentando encontrar su medicina.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/01/18
3
sin comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 28

A pesar de la noche...

A pesar de la noche,
y también del silencio,
yo percibo tu roce
en la brisa del viento;
es quizás un suspiro,
un temblor en el cuerpo,
esa nota invisible
que me deja tu aliento,
y la bruma me envuelve,
a pesar de los miedos,
y me invita a seguirte
por la tierra y el cielo,
es un viaje distinto,
unos pasos sin dueño,
unas alas sin nombre
que aceleran mis sueños.

Voy a ti, bella luna,
a mirar tu reflejo
y a sentir la caricia
de esos ojos tan bellos,
y si el mar no lo impide
mojaré tus cabellos,
con las gotas salinas
de mis dedos inquietos;
dejarán las resacas
ese dulce crescendo,
el adagio divino
que conduce al arpegio,
pero quiero abrazarte,
recostarme en tu seno,
y dormir en la noche
mientras velas mi sueño.

"...A pesar del otoño,
y también del invierno,
yo te busco, lunita,
en mis sueños despierto..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/01/18
4
2comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 43
« anterior12345