Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El sitio en que por fin me recreo

Echo de menos el pasado
pero ni de coña lo querría ahora
que no me hago tanto daño.
La infancia fue un trago amargo,
la adolescencia mejor ni recordarlo.
Ahora entrado en la veintena
con un mono de cafeína
soñé con regalarte mi vida entera
y lo único que me tragué entero fueron mentiras.
Destino el cielo desde el agujero
que parece una caja de cerillas.
Sólo si arde la iglesia ilumina,
ya me perdí en fes traidoras.
Muchos cafés de madrugada
hicieron más vivas la muerte de esas horas.
Sé que será efímero pero te quiero,
ya muchas eternidades se acabaron antes.
Cómo Antonio en el sitio de mi recreo
hay una lucha de gigantes.

etiquetas: recreo, horas, cerillas, iglesia, gigantes, adolescencia
10
2comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 95
#1   El café, el amor, el pensar... las madrugdas. Hábitos y vicios comunes compañero. Me ha gustado mucho leerte. Y me gusta como te expresas, directo.

Un saludo compañero!
votos: 1    karma: 35
#2   #1 Muchas gracias, otro!
votos: 1    karma: 37