Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Yo te avisé.

Yo te avisé que dejaba,
con mi eterno desapego,
mi corazón en tu almohada
si no llegabas a verlo;
te dije que dispusieras
como quisieras, de aquéllo;
y te conté cual si fuera
mi más diáfano deseo
que mi vida caminaba
tras los pasos de tu tiempo.
Cuando regresé, mi sombra,
aún sin estar de acuerdo
echó furtiva mirada
justo al medio de mi pecho
y dijo: ya tienes nada,
vacía, yerma, te siento.
leer más   
9
3comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 101

Florecer

Tantas palabras
como aves en el cielo
revolotean
en alas del amor
con armoniosa paz.
Mi alma se regocija
en un jardín de letras
donde florecen
primaveras de azul
mar y ternura.

@Vientosdelalma
leer más   
12
8comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 116

No abandones...

No abandones y sigue con tu viaje,
volverás a la eterna primavera,
aunque es fácil que gastes tus zapatos
y, cansado, contemples las estrellas;
renunciar a la vida y la alegría
y pasar al sudor de las aldeas,
es cambiar a los cromos por los sueños
y sentir la llamada de la tierra,
unas veces tendremos, repetidos,
los suspiros de rosas y violetas
y otras veces veremos, en primicia,
el latido del fuego que nos llega,
y serán las caricias como el hielo,
utopías de amor con mil siluetas,
y, a la vez, carantoñas infantiles
susurrando resacas en la arena...

No abandones y sigue por los campos,
recogiendo y cuidando las ovejas,
porque llegan las nubes de la tarde
y amenaza en el cielo la tormenta;
ya sabemos que estás enamorado
y persigues quijotes y sirenas,
aunque sea en los libros juveniles
que acrecientan tu sed por las novelas,
pasarás el desierto de Atacama
donde el aire se funde en una hoguera
y la sed que reclaman los sentidos
es un grito que sale de tus venas,
sentirás el dolor en tus entrañas
como el verso que surge de un poema
y es clavel y el espino, al mismo tiempo,
de la sangre del hombre que despierta...

"...No abandones, te digo y te repito,
corazón del otoño que te alejas,
es preciso que encuentres el latido
de ese invierno, nervioso, que te espera..."

Rafael Sánchez Ortega ©
13/08/18
15
6comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 116

Soneto a Los Equinos

Antes de que empiecen a leer este soneto, quiero explicarles la dificultad que entraña. Esta composición se denomina "Soneto Retrógrado". Este tipo de soneto endecasílabo de rima consonante, es posible leerse y tener una lógica, tanto como si lees el verso al derecho, como para atrás, con la particularidad de que las primeras palabras de los versos de cada cuarteto y terceto riman ABBA, ABBA, CDC,CDC; y la última palabra de cada verso riman también ABBA, ABBA, CDC, CDC. Es una composición como decía muy difícil de elaborar, pues tiene que tener sentido y rimar, tanto como si lo lees al derecho, como si lo lees hacia atrás. Sin más preámbulos lean el siguiente:

SONETO A LOS EQUINOS

Largos caminos recorren caballos
espinos clavan veredas sinuosas,
equinos de espuelas quedan tortuosas
amargos tildan obscenos serrallos.

Embargos quedaron caros vasallos
anodinos dolores, raras cosas
divinos caballos, razas preciosas
carilargos quedan libres grigallos.

Espinosas montañas corren libres
descalzas patas y fortalecidas,
angustiosas caminatas calibres.

Ensalzas dones, yeguas bendecidas
orgullosas manadas equilibres,
sobrealzas montas agradecidas.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
6
4comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 91

Complot fallido

Mi pensamiento hace ruido
sobreviviendo al martirio
Y en el mínimo descuido,
has sido tu mi delirio.

Paranoia en la que espero,
que fuera un falso complot,
el que hay entre el reloj
Y el tiempo que me desvelo.

Aunque se han puesto de acuerdo,
para lacerar tu encanto,
vivir entre risas y llantos,
no borrarà mi recuerdo.
leer más   
7
1comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 76

Ausente

La soledad rodeado de gente
Es el dolor sin consuelo
Es el abismo sin suelo
Es estar presente pero ausente

Como un artista sin ningún arte
Es ser uno siendo cero
Es un gran muro de acero
Como comer y morir de hambre

Es como sentirse indiferente
Es como ser prisionero
Pero libre al mismo tiempo
Es vivir una condena a muerte

Quizá este muerto y quizá mi mente
Quiera jugar a este juego
De mirarme en este espejo
Sin mi reflejo en ninguna parte
leer más   
6
sin comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 84

Arriba, en el cielo...

Arriba en el cielo
las nubes se besan,
y luego, de noche,
también las estrellas,
hay besos en calles
que buscan aceras,
y besos que insisten
en densas callejas,
hay besos en frentes
que labran la tierra,
y labios furtivos
que labran y rezan,
hay besos que buscan
la rosa y violeta
para ir a unas manos
precisas y tiernas...

Abajo, en los mares,
las olas se besan,
y luego, en la costa,
sus besos se estrellan,
y besan corales
y playas y arenas,
igual que a los barcos
y dulces traineras,
hay besos rizados
por duras galernas,
y besos de brisas,
caricias sinceras,
es fácil que el beso
palpite en las venas,
si escuchas el canto
de alguna sirena...

"...Arriba y abajo
hay labios que besan,
surgiendo los versos
que plasma un poema..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/08/18
6
sin comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 99

Sobrio de delirios

No es como si mi tinta enfurecida gritase entera verdad
Tampoco se me ha acusado nunca de escritor ni necio poeta
Pero cual sabio presagio en busca de descarada vanidad
Postergo mis venas y relevo a su reina a eterna condena
Puesto que ella me sentencia, pero permítanme aclaro
No es que cambie su amar a causa de mi necedad eterna
Explico, cual temor que a todo hombre somete, no se escapa
Por eso está que en mi pecho tiembla siempre será ella
Quemando lento lo que todo anciano bautiza como etapa

Aclarada mi sentencia, expreso en el desespero de ebriedad
Aquellos tormentos que parten mi pecho y escriben con filo
Quien dibuja estas letras no es el alcohol, es mi torpe honestidad
Temiendo por tus lagrimas explico lo que no debería y pretendo
Pretendo tonterías derramadas como gotas de agua en plena lluvia
Admito sobrio de delirios, yo, quien te ama aun necio del recuerdo
Grito empecinado y egoísta por tu presencia y los títulos de tus llantos
Pero quien soy yo realmente para exigencias cuando nunca fui cuerdo
leer más   
8
sin comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 77

Un pedazo del cerebro de un traductor

Aquellos serios pensamientos que entran en mi mente
Causados por recuerdos indelebles y permanentes,
Como cuando recuerdo a mi padre en un país distante,
A mi hermano y a una amiga hundiéndose en la cárcel.

Elucubrando y hallando siquiera una salida
Pensando por lo menos en alguna explicación

Pero por dentro hay una voz que dice
Que mañana será igual, con todas esas nubes grises
Como tantas cosas…

Como a mis amigos diciéndome mentiras
“que todo estará bien, y que mañana será otro día”

Recuerdo que en aquel momento que escribía,
Una señora que con dos niñitos venía y pedía comida
Una calma pero luego rabia toco mi alma
Aunque comprendía que su situación era peor que la mía.

No obstante hoy puedo explicarte
Que la nostalgia puede asesinar primero que el hambre,
Y que el sentimiento de extrañar a alguien
No lo llenarán otras personas nuevas aunque inmensurables.

Que cuán distinto fue de aquella tarde
Cuya doña calmaba el hambre,
Por lo menos con la manga que pude regalarle

Mucha rabia originada al pensar en el lugar de trabajo
Un estadio construido para la fama y el dinero
Y hasta la gloria de un tal llamado “Hugo Chavez”

Cuando mi mente compleja me preguntaba:
“¿que si no hubiera sido mejor
Utilizar todos esos riales, para calmar el hambre de todos esos viejooos,
Y comprar los medicamentos que hoy por cáncer enfermos están muriendo.

Mujeres que esculpen su cuerpo, para elevar su ego,
Estúpidas serpientes vestidas con trajes y corbatas
Pero vestidas con ansias de poder
Queriendo a la chama más buena, pero más hueca.

El egoísmo que veo…siii
Esa Rabia y desprecio tan inmenso
Que se aloja en un corazón tan pequeño
Que me induce a concluir que la humanidad va hacia la ruina.

Por eso hoy siento
Que al referirse aquel traductor e intérprete que nunca han visto
“estereotipos de tipos de treinta y pico y con dinero en su bolsillito”
Ellos ignorando lo más importante de la vida es lo que se imaginan.

Yo si soy sincero, sencillo y con 21, con gorra pero comprensivo
Pues no me sale ser igual
A todos esos locos que dicen estar cuerdos pero son faltos de sentidos.
leer más   
4
1comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 49

Hoy es tu día

Escribo estos versos como a media noche
Muchos con sueño, pero yo concentrado creando rimas rompe tarimas bien construidas

Objetivo en mente
Animar a las mentes comunes y corrientes
Que andan desanimadas o ahogadas
Por problemas que mortifican el alma consciente

Versos que serán sonrisas reflejadas en tu cara
Levantan tu alma para que salgas a dar la cara en la batalla
Te ofrezco mis palabras, mis palmas y un puño arriba asegurándote un buen día
Mente positiva, objetivo en la mira y agradando siempre al que está allá arriba

Se te presentarán obstáculos, no es mentira
Pero deberás saltar como cuál lobo sobre presa que asesina
En la esquina asecharán mentiras, críticas destructivas
Tales pensamientos y recuerdos como veneno guardados en tu subconsciente interno
Que serán (no lo niego) sismos a tus sentimientos

Cuando eso pase serás cual ave
Volando libre hacia todas las metas que ahora te traces

Disfraces son aquellos que con mentiras daño te hacen
No permitas que eso te marque
Cual diamante que al pasar por fuego
su talento se hace evidente para los que son ciegos
y como cual sable al desenvainarse
cortará toda crítica vacía y sin base

Y si en tu corazón hay marca
Por experiencias con tinta indeleble o imborrable
Procederás a hacer de tus amigos un refugio cuando la tormenta cae
Y hallarás el consuelo que para tu alma
Luego de caminar el Sahara
Será tan deseable como el agua potable

Ánimo, camina, levanta esa cara de afligido que tenías
Que hoy será un lindo día
Pues tus metas te esperan en la cima
leer más   
3
sin comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 32

Como duele

Como duele no tenerte
Apretar los dientes
probar de tu salvia
Degustar de tu frente
Como duele no tenerte

Ver tu cara, sin tocarla,
ni siquiera recordarla
Entre mi faz acallada
Como duele no tenerte

Duele la vida y el suelo
La voz que escucho a lo lejos
Cómo distingo la luna
Si parece tan oscura

He decidido dejarte
Tu levedad y tu arte
Como duele el no hallarte
La gravedad que no cae
Y como duele el esperarte

La oscuridad de mi carne
No saber donde buscarte
Esperar verte en mi hambre
Y no saber refugiarme

Como duele el desearte
Y tenerte tan distante
Como duele el recordarte
Y no verte ni el semblante
leer más   
6
5comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 65

Y otra cosa no importa

Ha sido una brújula desnortada,
el giro loco de un loco sin centro,
búsqueda inútil que se ahoga en la noche
y en el día, al sol, se quema sin gloria
y sin amor como un trapo sin dueño.
Pero hoy, la vida es, contigo, la vida
y nada más. Y otra cosa no importa.
leer más   
7
3comentarios 24 lecturas versoclasico karma: 93

Invierno

Se van los pájaros, se caen las hojas,
se debilita el sol, las horas son más flojas,
se cambian las horas, inicios de hibernación,
la tierra y su suave latir de corazón.


Abrigos calientes, camas suaves,
noches largas, la Luna viva y presente,
así es, el cambio vital ahora se vive al revés,
de la euforia, sangre caliente,
al estado calmo, enfriando tranquilamente.


“Invierno, fríamente nos avivas en un ritmo sereno.”
leer más   
4
1comentarios 16 lecturas versoclasico karma: 64

Rico vagabundo errante

Camino vagando, vagabundo al mirar de algunos,
transeúnte errante, ardidas miradas juzgan,
¿un “disfraz”?? no, un vivir a los ojos que prejuzgan,
calles, carreteras mis amistades conocidas por ningunos.

Antiguo, sucio, incluso loco me han llamado,
te perdono, no me conoces, en silencio he contestado,
que vuelva del agujero de donde salí me han gritado,
aún no es la hora, la hora de salvar quien necesita, no ha llegado.

Muérete nauseabundo, márchate y no vuelvas,
yo sé y conozco tu razón, si al final soy yo el carbón,
figuradamente con un par de cuernos, sin subir más escalón,
somo todos pecadores hijos de Eva, y de tu maldad no tengo huellas.

Y con ese banco compartí piso y me he hecho amigo,
el abrigo del destino de un sin abrigo, esperando salvar quien estaba en peligro,
mientras tanto viviendo enemistades y discusiones con el frio,
querido enemigo mentiría si dijera que te echo de menos, yo.


Y todos menos yo, han dado de si el verdadero significado de amistad,
la distancia, repugnancia, indiferencia lo que es de mala apariencia,
hacerle eso a alguien de mala apariencia,
y de verdad he conocido el significado de la amistad y bondad.



Y la hora llegó, de salvar a quien estaba en peligro,
como un rico vagabundo al cual un día se decidió,
saber donde y quien realmente necesitaba de un asilo y así les auxilió,
dejando sin problemas de conciencia a las falsas amistades superfluas, que ni de una manta a su “amigo” abrigó.
leer más   
5
1comentarios 16 lecturas versoclasico karma: 88

Polvo de estrellas

Alzo la mirada al cielo,
Como último intento en mi inmensa desesperación,
Por tocar con las yemas de mis dedos,
Las estrellas que brillan más allá de mi imaginación.

Tan majestuoso el firmamento,
Con infinitos mundos por descubrir
Iluminados por luciérnagas,
Revolotenado sin fin.

Condenada me siento,
A cadenas pesadas,
Que me impiden alzar el vuelo,
A pesar de mis esperanzas aladas.

Soy polvo,
Entre rocas quebradizas,
A merced del viento,
Que me eleva con suaves brisas.

Polvo de estrellas,
Fragmento de un astro mayor,
Que ilumina otros mundos,
Y me creó lejos por error.
leer más   
4
sin comentarios 15 lecturas versoclasico karma: 58

Madre

Madre que preparaste la cuna antes de mi llegada,
que apiñaste juguetes uno tras otro
y que tejiste escarpines para abrigarme.
Madre querida que me diste todo.
Madre que ocupas todos los espacios, que me abrazas fuerte.
Madre que cuando abrochas el botón de mi camisa apagas mi pulso.
Madre que cada noche cuando me escondo tras las sabanas, vuelve el peso de tu abrazo
—y me crujen los huesos—.

Madre: todavía cierro la puerta con llave.
Todavía temo esas caricias que de repente mutan a golpes de bastón.

Madre que me ama asesinamente.
Madre que cuando me mira las manos me arranca las uñas.
Madre que cuida, madre abraza feroz
—tanto me aupaste que no aprendí a caminar—.
Madre que opaca mi risa, madre que no mira y que atropella.
Madre agotada, cobarde, madre engranaje que por no vivir me vives.
Madre que no se detiene, madre que petrifica.
Madre orgullosa, madre voraz que lo sabes todo.
Madre agobiante, asfixiante.
Madre querella, madre sentencia.
Madre ventrílocuo de mí.
Madre de muerte
yo seré todo en tu vida, la boca que has de alimentar, tus eternos ojos vendados.
Seré tu muleta. El cuerpo que mecerás hasta la vejez.
Y tejerás mi tumba.
leer más   
4
sin comentarios 15 lecturas versoclasico karma: 55

Equivocada

"EQUIVOCADA"

Creíste que sin ti mi vida se terminaba.
Creíste que mi cabeza del suelo no levantaba.
Creíste que me quedaría con mi alma acongojada.
Creíste que a mi corazón otra mujer jamás entraba.

Era sin ti que mi vida recién comenzaba.
Hoy puedo caminar y andar con la cabeza alta.
Es ahora que mi alma de mucha alegría se solaza.
Hay una dama que me llena de serenidad y de calma.

Creíste que para siempre yo te lloraba.
Creíste que no encontraría aquello que buscaba.
Creíste que estaría lejos de mí la esquiva esperanza.
Creíste que solo la triste pena mis sueños embargaba.

Es la alegría la que hogaño me acompaña.
Encuentro todo lo que en el ayer jamás encontraba.
Ya no espero porque la dicha de mi débil ser se apiada.
Se acabó aquella vil condena que a sufrir solo me invitaba.

Creíste que nadie en mi cama se acostaba.
Creíste que mi cremallera otra chica no cerraba.
Creíste que mis manos no andarían bajo otra falda.
Creíste que mi cabeza sola en la almohada fría reposaba.

Hay un alma que mi cama siempre llama.
Es ella la que mis pantalones suavemente baja.
Mis manos son presa de esa pasión linda que esperaba.
En mi blanca almohada es en la que beso su boca almibarada.

Creíste que él como yo también te amaba.
Creíste que él nunca tu cuerpo frágil golpeaba.
Creíste que él te haría su reina valorada y respetada.
Creíste que con él serías feliz como en los cuentos de hadas.

Hoy sufres porque te convirtió en su empleada.
El cuerpo te duele cual si fueras una negra esclava.
No conoces lo que es ser una mujer apreciada y estimada.
Ahora sabes que en tu vida no pintan los finales felices para nada.

Creíste que en él hallarías lo que mí no hallabas.
Creíste que te daría las cosas que con amor yo te daba.
Creíste ser la mujer especial a la que en su vida él aspiraba.
Creíste hacer lo correcto y que tu vida con él mucho se llenaba.

Ahora solo conoces el miedo y la desesperanza.
Solo encuentras vacíos entre las sábanas de tu cama.
Sientes el peso de tu adolorido cuerpo en las ramas del alma.
Tus ojos son la prueba fiel de las decisiones de tu vida equivocada.
leer más   
4
sin comentarios 15 lecturas versoclasico karma: 58
« anterior1234