Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Indeseado

Y tú no estás en ningún lado,
cuando te preguntan quién eres,
de dónde vienes, a dónde vas.
Y miras a tu costado desesperado
y vez que aquí nada tienes
y que allá no estás más.

Llegaste una noche sin Luna,
cargando tus sueños a cuestas
sobre la turbulenta espuma del mar.
No esperabas bienvenida alguna
ni tenías en la mochila las respuestas.
Solo una playa vacía hacia la cual remar.

Con la bruma del amanecer,
asomaste tu cuerpo agotado,
pisando la tierra de la esperanza;
pero no hubo para ti un renacer,
pues el sonido del mar fue opacado
por los ruidos de la acechanza.

Mientras te sometían pensaste:
al fin estoy donde quise estar,
aunque no me sirva de nada.
Ahora que te miran sin hablarte,
esperas con urgencia despertar
de esta pesadilla equivocada.

Pero no hay forma de resolver
esta penosa circunstancia
que te tiene desubicado,
y solo te queda reconocer
que en esta dolorosa estancia
eres un migrante indeseado.

Mañana te regresarán a casa,
aunque ya no te pertenezca,
y volverás a sufrir marginación
y profunda desesperanza,
sin que de ello aparezca
señal alguna de solución.

No obstante,
sabes bien
que lo seguirás intentando…
leer más   
10
10comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 100

Luna fría y segadora

La luz fría y segadora
nos refleja a un mundo inmenso
que en su propio crimen denso
como nube se evapora.
Es un vacío que llora
por la guerra que tortura,
eternidad que es oscura
en un instante impasible,
una mirada admisible
que en su esplendor nos depura.

Miguel Adame V.
el Mute.
20/04/2018.

Décima o espinela.
15
12comentarios 131 lecturas versoclasico karma: 110

El eco de tu nombre

Mil caracolas repiten
constantemente tu nombre,
y yo en silencio, desierta,
sintiendo su eco en mi pecho,
muriendo en cada segundo.

Hueca y vacía por dentro,
extirpada la alegría
cual espiga de maíz
vencida y seca, rendida
frente al impetuoso viento,
así muero en cada ausencia.

Igual que la duda abrasa
y al incrédulo envenena,
así me voy consumiendo.

Que si no puedo tenerte
moriré viviendo sola,
arrastrada bajo un cielo
que desapacible llora.

En ese eco que repite
constantemente tu nombre,
y ausente de ti… me mata.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/04/15/escribe-tu-relato-de-abril-iii-el-equipo-
22
24comentarios 111 lecturas versoclasico karma: 104

Tanka

Hoy de mañana
resplandece el roció,
nacen geranios
como bella sonrisa
germinando en tús labios.
leer más   
11
12comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 102

Tanka


Aún a ciegas
destella un parpadeo
entre mis ojos;
en su efímera luz;
Yo te miro... y te beso



@rebktd
leer más   
19
11comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 103

Tanka (la gloria de tu boca)

El camino hacia
la gloria de tu boca.
Tus labios miel
me provocan; me muerdes
fuego sol caramelo.



@AljndroPoetry
2018-abril-20
leer más   
12
14comentarios 64 lecturas versoclasico karma: 105

Haiku de la frontera IV

Estoy helado,
sueño con lo que dejé.
Dulce nostalgia.
4
3comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 67

Si tú quieres...

Si tú quieres te amaré
de una forma diferente,
sin perder la compostura,
conservando lo que tienes,
de este modo volarás
por encima de los puentes
por marjales y arenales
y en espacios muy rebeldes,
y también podrás seguir
con tu vida tan ardiente
y llevando las banderas
por cantinas y burdeles,
proclamando que eres libre
y que amas a quien quieres
que no aceptas ligaduras
ni algún lazo que sujete...

Si tú quieres miraré
lo que lleva la corriente,
lo que baja con las aguas
de una forma tan endeble,
y es que lloran hoy los cielos,
de una forma diferente,
y tus ojos también lloran
unas lágrimas de nieve,
y no quiero que suceda
lo que tanto te entristece,
ya que ansío tu mirada,
tus pupilas y la fiebre,
la que embriague tus sentidos
la que diga que me quiere,
aunque aumente mi tortura
para amarte más, si puede...

"...Si tú quieres robaré
de los años, muchos meses,
para hacer con esos días
un rosario de placeres;
un conjunto de guirnaldas
y de rosas y claveles,
con abrazos y caricias
y con besos en tus sienes..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/04/18
13
7comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 110

Era una barca sin remos...

Era una barca sin remos
y un marinero sin mar,
eran dos hombres distintos
con una meta final,
el de buscar una estrella
de día y con claridad,
para encontrar el mensaje
de un poema singular,
en él se dicen mil cosas,
para bien y para mal,
y hasta se dan los consejos
que no se debieran dar,
porque la vida es un tango,
un baile en la soledad,
un caminar solitario
por la senda de cristal,
y aunque la vida vivimos
nos tenemos que marchar,
algún día, cuando sea,
desde un andén especial.

Era un niño al que, la luna
contemplaba sin cesar,
bien de día, bien de noche,
con su rostro angelical,
y los ojos temblorosos
de este arcángel singular,
se movían y buscaban
las estrellas del desván,
unas piezas de mecano,
una caña sin sedal,
una bici, sin las ruedas,
ni tampoco manillar,
pero el niño proseguía
la vigilia por la paz,
rebuscando en los baúles
las princesas de Astracán,
pero el libro de los cuentos
se ha perdido y ya no están,
sentimientos en el alma
y recuerdos que alcanzar.

"...Era un anciano y un niño
que contemplaban el mar,
el uno piensa en los remos,
el otro en la eternidad..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/04/18
11
4comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 102

Ella...

Empezó a caminar en otra dirección
Y mientras más se alejaba
El vacío más grande era
Más se partía su corazón

Ella no podía evitarlo
Pues el la había olvidado
No podía quedarse
No tuvo otra opción que retirarse

Estaba dispuesta a intentarlo
Pero cuando vio a su amado,
y lo besó
Sintió que todo se acabó
leer más   
2
sin comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 18

Luchador

Aún medio muerto
su ataque es fuerte y duro.
Es luchador
leer más   
6
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 106

Suplicio

Te tendieron la mano en el precipicio,
pero nunca la tomaste,
pendiendo de un hilo te quedaste,
anhelando ese suplicio.

La soga siempre estuvo en el pozo,
y la usaste para ahorcarte,
en un vaso de agua te ahogaste,
y te condenaste, en tu propio calabozo.

Paso el tiempo en tu tormento,
y te das cuenta que esa mano
ya no está más a tu lado
en el filo del acantilado,
vio que su ayuda era en vano,
y que su aliento se lo llevo el viento.

Y ahora que el pozo se hizo abismo,
y el vaso de agua, un tortuoso mar,
imploras por la soga y escapar
de ese horrido espejismo.

Pero ahora estas solo,
como siempre lo quisiste
y ahora que lo estas, ya no quieres,
porque sabes que no puedes
surcar la tempestad
en completa soledad.

Y buscas la salida,
pero no tienes salvación,
a tu propia maldición.

Porque cada alma perdida
sabe cómo acabara,
y elige el árbol y la soga
con la que se le ahorcará.
leer más   
3
4comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 47

Acto Transcendental IV

Como un vaso en una mesa.

Como el cuchillo que besa
los lomos de un hueso duro,
me he quedado al detectarte
por obra de magia y arte
paseando frente al muro.

Como un vaso en mesa coja.

Como cuchillo que moja
su hoja reseca en las pieles,
tras mucho despellejarte
y en mi alma descuartizarte,
te vi y perdí los papeles.

Como un vaso desbordante.

Como un cuchillo sangrante,
de acero mal coagulado,
noté tras mis lagrimales
brotar chatarra y metales
cuando pasaste a mi lado.

Como un vaso entre botellas.

Como un cuchillo entre mellas,
dolido, en escombros, triste,
rompí a llorar mis espejos
cuando ya estuviste lejos,
pues no me reconociste.

No hiciste caso a este vaso
del que un día tú bebiste.
leer más   
1
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 6

Flor de Apamate

Crujir de savia y madera
en un ocaso que danza,
me estremece.
Suave su sombra a mi vera
sol de leonada andanza,
me enternece.

Sobre su copa se aflora
el trino de cada abril
en el viento.
Hogar de pluma y de aurora
donde toco al cielo añil
y te siento.

Flor de apamate, de ensueño
del color de mi estallido
si me miras.
Flor de atardecer risueño
Como el amor colorido
que me inspiras

Así me mece tu brisa
en la primavera rosa
que sentimos
bajo el árbol de tu risa
cuya sombra primorosa
compartimos




Dee Dee Acosta
Abr.21/2018

Coplas de pié quebrado.
leer más   
8
4comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 116

Contive-me

Contive-me em te ver de longe
Quando poderia me aproximar
Contive-me olhando cantadas
De quem ousou lhe galantear
Contive-ve e fiquei só amigo
Não tive coragem de declarar
Ainda hoje coração tá doendo
Escondendo por medo de falar

Jonnata Henrique 06/04/18
leer más   
6
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 93

Mierdaputa

Mierdaputa es
letras y más letras
en la inmensa soledad,
letras y más letras
que palpitan realidad.

Mierdaputa es
la sonrisa de los jefes,
endrogarse sin deseo,
que nos llamen mequetrefes,
masturbarse en el aseo,
escribir sin los acentos,
el sumiso amansamiento.

Mierdaputa es
un Gobierno irresponsable,
un monarca corrompido,
unos jueces sobornables,
unas leyes de Partidos,
una huelga sin violencia
una tibia adolescencia.

Mierdaputa es
el delirio consumista,
encender televisiones,
las proclamas socialistas,
apagar conversaciones,
cotizar hasta la muerte,
no buscar jamás la suerte.

Mierdaputa es
el regreso a la censura,
los rescates a los bancos,
los recortes en cultura,
una estatua o calle a Franco,
el amor a una bandera,
el olor de las PePeras.

Mierdaputa es
letras y más letras
en la inmensa soledad,
letras y más letras
que palpitan realidad.

Mierdaputa es
merendar en el McDonald's,
la Semana Santa entera,
el tío del pato Donald,
las personas peseteras,
los ambientes de gimnasio,
la novela de Topacio.

Mierdaputa es
la extinción de bibliotecas,
sufragar la burguesía,
las jodidas hipotecas,
desnucar la fantasía,
el empleo de los medios,
afirmar que no hay remedio.

Mierdaputa es
la vigente dedocracia,
los millares de asesores,
la asquerosa timocracia,
un país de dos colores,
las doctrinas de las modas,
la falacia y trampas todas.

Mierdaputa es
lo que viene en el futuro,
los peleas en los bares,
la humareda de los puros,
los panteones, altares,
las canciones del verano,
la aversión a los gitanos.

Mierdaputa es
letras y más letras
en la inmensa soledad,
letras y más letras
que palpitan realidad.
leer más   
3
sin comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 48

Estrella Fugaz

En cada latido, temblor o mirada
Se esconden susurros, las voces del sol
Ocultas en fosas, en el caracol
Del ojo silente, sonrisa callada

Nacientes luceros, en noche estrellada
Consuman los sueños con luz tornasol
Abriendo botones, sutil girasol
Jardín de deseos, del alma besada

Volar de cometas, de estrella fugaz
lo esperan mis lunas con fuego en las manos
me dejan destellos con besos de paz.

Y son los anhelos, tesoros humanos
que viven muy dentro con mudo antifaz
trayendo al cumplirse, verdor y veranos.
leer más   
4
2comentarios 21 lecturas versoclasico karma: 71

Tan solo todo (22 de abril, Día de la Tierra)

Tierra tan sólo. Tierra.

Redondo refugio entre astros
evocando la eterna pregunta
que acaricia el alma del cura,
las sienes del sólido ateo.

Tierra tan sólo. Tierra.

Sustento es tu vientre solar
laborado con santa paciencia
cual si fuesen abejas por manos,
las manos del sabio labriego.

Tierra tan sólo. Tierra.

El néctar celeste fluyó
en tus venas terrestres y hondas
concibiendo la luz del aliento,
regalo vital para ser.

Tierra tan sólo. Tierra.

Herida te muestras ahora
por tus hijos de ojos cegados
que olvidamos que eres carne y savia,
y madre y hogar... tan sólo todo.
leer más   
4
4comentarios 18 lecturas versoclasico karma: 59

No quiero dormir en blanco...

No quiero dormir en blanco
ni tener más pesadillas,
como en las noches pasadas
con las luces encendidas,
porque debo descansar,
recuperar la sonrisa,
para volver a vivir
y escribir en las cuartillas,
en las mismas dejaré,
con los rasgos de la tinta,
los relatos y leyendas
y también mi poesía,
esos versos que en el alma
tienen forma y cobran vida
de una forma diferente
para animar las pupilas.

No quiero quedarme quieto
mientras me abraza la brisa,
ni consentir que el nordeste
haga en mi cuerpo cosquillas,
y es que yo quiero sentirlos,
y compartir sus caricias,
buscar la luna en la noche
y las estrellas ladinas,
de nuevo quiero volver,
con renovada energía,
para pisar por las calles
y recoger sus noticias,
unas oscuras y negras,
otras serán más tranquilas,
pero con caras y nombres
que robaré de la vida.

"...No quiero cerrar los ojos
sin sentir esa delicia,
la de sentirte en mi pecho,
luna blanca, dormidita..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/04/18
6
4comentarios 17 lecturas versoclasico karma: 93

Haiku (caracola)

La caracola
sobre la playa ardiente.
Cae el ocaso.




@AljndroPoetry
2018-abril-21
leer más   
5
sin comentarios 14 lecturas versoclasico karma: 79
« anterior1234