Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Un tranvía llamado "deseo"

La próxima parada,
en el andén la espero,
y llega en el tranvía
que llaman del "Deseo".

Paro en las estaciones
del plano de su cuerpo,
en viaje de placer
que al fin llega a su lecho.

Entre sábanas blancas,
que el ardor ha deshecho,
empiezo a recorrer
la piel y sus senderos.

Al tacto de mis manos,
se enreda entre los dedos,
la suave cabellera
que forma el fino pelo.

Mirada angelical,
por la que siempre tiemblo,
envuelta en unos ojos
que brillan como el fuego.

La boca de contrastes,
con ese labio seco,
que esconde ansiosa lengua
y sus jugosos besos.

Es fina y perfilada,
voraz hasta lo obsceno,
cuando al morder los labios
me incita con su juego.

Caricia de la piel
la de su esbelto cuello,
tan delicado y terso,
como en la flor los pétalos.

Y el viaje continúa,
hasta llegar al cielo,
hasta esas firmes cumbres,
testigos de mis vértigos.

Volcanes tan perfectos
do se derrite el hielo,
del corazón ardiente,
debajo de sus senos.

La línea de su espalda,
que acaba en su trasero,
es la preciosa curva
camino del infierno.

Infierno al que va un valle,
talado de su vello,
allí donde reposan
mis más perversos sueños.

Te privas de la braga,
mi rostro queda trémulo,
al descubrir la flor,
la clave del Misterio.

La mecen mis suspiros,
el caluroso viento,
que brota del aliento
en sofocante Céfiro.

Y se ancla entre tus piernas,
en el acuoso sexo,
en trance tan violento,
el lujurioso miembro.

De los gemidos se oye,
atronador el eco,
jadeos y sofocos,
y dulces los lamentos.

Como el pintor esboza
los trazos en el lienzo,
como el poeta escribe
sus más ardientes versos,

como ese que de arcilla
al tacto hace el modelo,
o el que en la partitura
compone un ritmo bello,

así, cuando al compás,
en brusco movimiento,
se imanta nuestra piel,
y me introduzco dentro,

en ese gran momento,
que nubla pensamientos,
do se detiene el tiempo...
viajamos en secreto.

etiquetas: lírico, asonante, heptasílabos, deseo, cuerpo, viaje
17
3comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 74
#1   :roll: ¡Así me gusta, profe, animando el cotarro!
Aparte de la extensión, que mantengas siete sílabas y una rima asonante es para {0x1f44f} {0x1f44f} {0x1f44f} mucho rato. Me gusta cuando fluyen los acentos rítmicos en muchos de tus versos, así no me suena seco o cortante al recitarlo bajito. Creo que está más conseguido en la segunda parte del poema, en torno a las cinco o seis últimas estrofas, donde ya corre hacia el final la voz y... todo {0x1f60c} .
Me gusta, además, la manera de enfocar el deseo, con elegancia, sin perder su belleza.
:hug:
votos: 1    karma: 21
#2   Desde luego, esto es lo que le escribiría Kowalsky a Stella si tuviera el don del Verso.
¡Es precioso, Raúl!
votos: 1    karma: 17
#3   Muchas gracias!!!
votos: 0    karma: 16