Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Haiku (Ébano)

Negra esquirla
de ébano
enraizada en mi
leer más   
7
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 89

Como si existiera

Como si existiera,
a veces me enfado con Dios
y entonces él,
en una sencilla ecuación de primer grado,
despeja su única incógnita:
de existir, yo sería finita.
Mas tengo la certeza,
en tanto llega de esta reflexión
el punto final,
de mi existencia y,
aunque parca sin duda,
mi inmortal condición
da comienzo en el primer verso
y en el último termina.
El instante que le siga
dará y quitará razones,
claro que,
Razón y Dios
-vistos de la filosofía sus siglos-
agua y aceite y,
Servidora y Razón
-dada mi biografía y hasta aquí lo escrito-
aceite y agua.
Y sin pretender
burlar a…
8
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 93

Estuches blindados

Quiero cantarte una última vez
con una voz que me salve
de los engaños de la suerte.

Inevitablemente
la fuerte atracción
del imán del miedo
ha sido más poderosa.

Toca visita turística
a prisiones de soledad
hasta el fin de los días.

Quiero cantarte una última vez
antes de silenciarme
con el manto de tu recuerdo.

Antes que la agria distancia
ponga tierra y desprecios,
antes de tener que refugiarme
en el albergue de los seres desnudos
con corazones perdidos
en el sudor del tiempo.

Inevitablemente
he visto como
las ilusiones viajan
en estuches blindados,
como el cielo enfadado
ha castigado a las estrellas a no brillar
pintándolas de inerte color mate.

Quiero cantarte una última vez
aunque la música
ya no brote de mis entrañas.

Quiero cantarte una última vez
aunque no puedas oírme,
quiero cantarte.
leer más   
6
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 88

Soga al Cuello (@MiguelAdame & @Transmisor_d_Sinestesias)

La mirada va
a lo indefinido

la incertidumbre
inunda

la auto cuestión
abre un boquete
en el pecho

un cigarro acompaña
a manera de incienso

una copa
a manera de anestesia

y la pregunta
como soga
al cuello:

¿hay culpa
por aquello
que ya No se siente?

¿Qué es lo que ya no se siente?
¿A caso tan siquiera te has dado cuenta de ello?
Vives sumergido
en una oscuridad que marchita
que se impregna de hastío
por lo que piensas
en ese mundo subterráneo
de mentiras piadosas
que solo engañan a medias,
a tus noches eternas y largas.

¿A quién quieres engañar?
no puedes…
leer más   
10
9comentarios 60 lecturas versolibre karma: 91

La víspera del infinito

A la amistad llamabas vida,
A la palabra llamabas vida,
la música acudía a tu llamada,
cuando escuchabas: era ella, la añorada,
la vida que brotaba entre inquietudes y penas.
Todo en ti era acción, reacción: hacías, te ofrecías,
todo en todo,
cuando no tenías límites: aire que apresar,
gota de aliento, tierra pura, pisada firme,
hierba alta entre arena fina,
cielo rojo de fulgor constante,
mirada negra, luz de fuego.
Recuerdo cuando me llamabas vida,
no había límites, era un juego.
No querías crecer.
Ella iba y venía en el hueco de tus manos,
manos al viento, palabra…
9
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 89

Ábreme tu alma

Ábreme tu alma escondida en tu pecho
y dame paso para que entre a mirar
¿qué escondes dentro de tus sentimientos?,
son palabras que vienen de otros mundos.

¿Quien dijo que al entrar me daba derecho
para poder en todas tus cosas espiar
y urgar como alimaña en tus pensamientos,
de prosenetas, chulos, gente y moribundos?

Ábreme tu alma escondida tras tu mirada
que refleja el paso del tiempo y la tortura
que se esconde tras un muro de sonrisas,
lágrimas escondidas, suspiros sustentados en el aire.

¿Quien dijo que al entrar podría estar donde quisiera
y jugar al escondite sabiendo…

11
2comentarios 91 lecturas versolibre karma: 88

En el vértice de las agujas

El Sol es una manecilla que baja hacia el oeste
y la tarde se desploma en imperio de ocres
esa luz chabacana que no perdona el rostro
de los hombres blancos
que negros buscan dónde ocultarse.

Se acaba el círculo de lo que marca una hora
y el ocaso anuncia la hora en punto
disolviendo la esencia de ese ser diurno
en una especie de entidad sin sexo... sin Sol ni Luna
pero ambas cosas a la vez
y a cada segundo nuevo
se divergen...
separándose del equinoccio.

Otra hora comenza de otro sexo
y una nueva manecillla se levanta
por la raja donde nacen los astros
en el oscuro manto de la nada
sin…
leer más   
9
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 90

Ensimismamiento

Por qué no escribir de la noche
que nos reúne en torno nuestro.
Por qué no introspectar mis sentidos
y percibir esta inconclusa sinfonía.

En ocasiones conviene ensimismarnos;
sobre todo, cuando la luz se enfoca
en ese pequeño espacio de nadie más,
en que me encuentro conmigo mismo.
leer más   
13
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 88

Nuestro universo

Desertando de una mochila,
que encierra el lastre
de éste presente opaco,
el pasado un viejo abrigo
colgado en la percha de la despedida
y el futuro la sonrisa del sentimiento.

Sentado en nuestro universo,
sentados en la distancia
en nuestra mesa de forja,
viajando a estados de emoción,
donde el silencio de tus ojos
me tatúan la más sincera
de las mentiras.

Reservando viaje a nuestro encuentro,
cada mañana me propone preguntas
a las más certeras de mis respuestas,
anclado a tu boca, donde las palabras
nacen desde la distancia
de nuestros codos en ésta mesa
que forja nuestro…
leer más   
16
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 93

Dilemma Animarum

Sencillez
esa mar en calma

una sonrisa
como amaneceres de agosto

mirada leonina

vibra instantánea...
corazón a la garganta

reconocimiento...

de dónde?
desde cuándo?
no lo sabes
el alma si

algún otro tiempo
bebieron del mismo cáliz

en otro plano
quizá se sabían

quizá
en otra época

o allá
donde no hay tiempo

si...
es posible el reencuentro

pero también
un nuevo Adiós
con néctares amargos

venenosos...
duraderos...
inaceptables...

y resolver en siete segundos
si hablar o no
si sonreír o no...
si vivirse o No...

**************************
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
13
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 92

La melodía del infinito

Una vez fuimos inconquistables
y etéreos
y libres
y rabiosos
y salvajes
como espíritus descarnados
entre las grietas del más allá,
como polillas enamoradas de la luz,
como esos animales indomables
que se ríen de las jaulas y sus dueños.
Buscando la melodía del infinito
componíamos partituras a locas,
del canto de los grillos en verano,
el aullido de los lobos a la luna
o los decibelios de un orgasmo.
Sí, fuimos rebeldes,
terremotos,
huracanes,
trepando a los balcones del mundo,
estrellas fugaces en la niebla,
Peterpanes voladores,
astronautas que conquistaban
el vacío…
leer más   
12
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 100

Mil y una agujetas

En las agujas
los agujeros.
Las agujetas,
agujereadas,
en las camisas.
Y los botones
redondeados
trepan cubriendo
(y descubriendo)
las posiciones
de nuestros cuerpos.

Ahora bien,
para enhebrar
ese punzante,
espeluznante,
y temporal
dolor activo,
recurriremos
al fino filo,
casi asesino,
con nuestro fin
de introducir
el redondísimo
botón sin hilo
en dicho cuerpo
en posición.

El eslabón
que se perdió
cosió camisas
con grapas finas,
puesto que el hilo
se fue volando,
y fue debido
a que gastamos
todo su ser
cosiéndole unas
agujereadas
agujas rotas
a nuestras huecas
mil agujetas.

No nos quejemos
cuando haga falta
más hilo luego
y no podamos
trabajar más
que con las grapas.
Finas, doradas,
ocre o cobrizas,
agudas grapas.
11
1comentarios 71 lecturas versolibre karma: 89

En todas partes

En la mitad de mi cama,
en tierra de nadie,
todas las arrugas de las sábanas
llevan tu nombre.
En el baño,
dejando al agua correr
hasta que salga caliente,
nos vuelvo a ver mojados
y vuelvo a enamorarme.
En el ascensor,
del cuarto al bajo,
la pena pesa una tonelada,
y en la puerta a la calle,
la calle parece
el camino a ninguna parte.
En todas partes,
todos los intentos por pensar en cualquier cosa y no pensarte
quieren suicidarse



Cristina Díaz Aragón.
leer más   
10
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 89

Río

Porque la bruma lleva la esencia de las palabras,
respiro,
porque busco en la humedad de la noche,
otro destino,
porque tengo en el aire enterrados mis propios soles
y las sombras son luces estatuarias y, hay pasos,
pasos que emergen como páginas y no sé huir.
Hay un cierto pudor por los libros no leídos,
por no desnudarme en ellos, por no dejarme amar.
Quién soy,
quién era,
quién seré cuando la luz llegue.
Pienso en mis hijos, en sus nombres, en su olor,
en ese sabor de cuentos inciertos,
a los finales de sal y laurel, de pan caliente, de dormiros ya,
dormir antes de que llegue una noche en el puerto
y reconozca en el mar mi propio río.
Porque la bruma lleva la esencia de las palabras,
respiro,
porque busco en la humedad de la noche,
otro destino,
porque tengo en el aire enterrados mis propios soles
y, también, mi libertad.
11
4comentarios 40 lecturas versolibre karma: 93

aFortunado eSe Pe

Estoy tratando de hacer que abras los ojos y mires.

Sí, lo sé, es difícil seguir adelante
pero puedes hacerlo
eres un vencedor
así ha parecido todo el tiempo
así lo creen los demás.

No
te
rindas.

Entiende que no importa que tan torcido esté el camino si consigues llegar a la meta
que no es necesario tener alas para volar
ni que hay que vivir para ser feliz, pero sí al contrario
que el afortunado eres tú
que no importa lo mucho que mires al suelo nunca te encontrarás allí

porque
perteneces
a las
nubes

y a todo lo que esté por encima del techo,

dónde
los gatos
no llegan.…
15
1comentarios 59 lecturas versolibre karma: 120

Qué haré con la noche

Ando lleno de fatalismo y locos que me son ajenos.
El viento trae olor a fraude y trampas.
La lengua extraviada, anda,
salivando venenos,
alucinada.

Soy un animal distraído, de escuálidas tardes.
Humeantes cafés herederos de escombros.
Soltaré al perro, ignorante,
de duelo callado,
asustado.

Trae la aurora sábanas raídas, engalanadas
de tristeza, de últimos aullidos
a las fieras del desamor,
y al pájaro asustado,
escuchando,
las voces,
la muerte,
de una mesa inexistente,
de platos indispuestos,
sillas vacantes, hasta aquí,
la noche reciente,
la de los insomnios y la soledad…
leer más   
13
12comentarios 92 lecturas versolibre karma: 95

Escálame

Escálame el amor
que tengo una teja rota
y calan las lágrimas
haciendo goteras.

Marisa Sánchez
14
6comentarios 57 lecturas versolibre karma: 91

Lloro por razones ajenas

Lloro por qué al tenerte, no te tengo
porque al querer tus labios besar
no me queda más que esperar
que te acerques sin dudar.
Lloro por qué sentirte cerca no puedo
verte de lejos es mi consuelo
y me tengo que acostumbrar
a que tu piel no puedo tocar.
Lloro por qué no hay carencia de amor
ya que este no es asunto de desamor
es un poco nuestra situación
que parece no tiene solución
Te busco y encuentro por doquier
tus ojos descifro en mi pensar
y aunque no te escuche suspirar
no tengo dudas de tu forma de amar.
Lloro por qué se que estás igual
porque aunque lo quieras callar
esto a ti también te tiene mal
y sé que de mi te vas a alejar.
Si lo hacer no lo olvides
lloro por no haberte tenido
pero jamás he concebido
que este amor no hayas sentido.

Las letras de mi alma
13
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 94

No sé qué, no sé cuánto

Los ojos perdidos
en un coloquio sobre manuales
de no sé qué, no sé cuánto.

La verdad que muchas veces
jugamos a pensar
qué están haciendo los demás,
supongo que los demás
también estarán pensando
qué hacen los demás.

Ese pequeño defecto
de creernos centro de atención
pensando que todo lo que se dice o hace
se refiere a nosotros.

¡Cuidado! si resbalamos
la manía persecutoria
hará de nosotros un aperitivo
antes de que las supersticiones
tomen la sala de estar.

Sería muy simple
buscar algo o alguien
a quién culpar cuando el "Soy"
ha tomado sus dos polos
como…
leer más   
19
1comentarios 72 lecturas versolibre karma: 97

Un verso que da la vida

En una historia reluciente
se fue la vida,
casi fue como un simulacro
que se borra en un instante,
la antigua juventud lo demuele todo.

Inmutables y crueles nos quedamos
siendo espectadores de una novedad
que dejó de manipular a el tiempo,
todo muere insaciablemente
en su levedad oscura que siempre vacila.

Todo se ha desvanecido con la historia,
disipando las dudas
y cubriendo las incógnitas,
mientras tanto,
nadie se ofende por los que no estamos de paso.

Nadie se ofende de aquellos que vivimos
de los deseos de la noche,
esperando con paciencia
que se despierte el día
y tengamos nuevamente una historia
un verso que da la vida.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
11/12/2017.
14
3comentarios 109 lecturas versolibre karma: 105
« anterior12345219