Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

A tocar fondo

A esperar que el sol nunca saldrá.

A soñar contigo que mi realidad es fantástica
de tus manos, mis instantes se construyen y fortalecen
hemos tocado fondo, y
el abismo;
hemos vuelto sin habernos ido.

Te escribo con el corazón en medio del lápiz.

Las letras reflejan las arterias y
el color rojo es la sangre en mí;
te sigo escuchando en el viento.

Mis manos siguen enteras por dentro.

“El daño y el remedio
Somos tu y yo”
leer más   
7
5comentarios 83 lecturas versolibre karma: 71

Bienvenido

Espacio lúgubre

en este Otoño rojo

de colores y mugre.
5
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 69

Ser Becario

Estoy en una prisión, con ventanas,
Mi mente ufana atada,
A una silla sin respaldo,
Por un sueldo de saldo,
Lastro en balde mi espalda,
Aquí nadie me habla,
Y me pagan con retraso,
Debería no hacer nada,
Pero trabajo a destajo,
Mi jefa está obsesionada,
Con su base de datos,
Y yo aquí pasando el rato,
Con los dedos entumecidos,
¡Tranquilo! , la montaña ha reducido,
Me dice la compañera,
Mientras ella atiende llamadas,
De clientes que nunca llegan,
Suena el timbre,
¿Cliente? Imposible,
El sonido me miente,
Es el otro compañero,
Llega tarde como siempre,
Me pregunta ¿cómo vas?,
¿Ya…
6
3comentarios 58 lecturas versolibre karma: 71

Vendimia

Cuando el verde
es un cielo de anhelo
un desfile de vida
de fragancia y cortesía.
Cuando el verde es el inmenso
y tus manos su prodigio
de cuidados y cultivo
en miradas, que recoge el viento
la tierra árida, preñada
guardiana de tesoros
del tiempo y momentos
acuna en sus entrañas
el más bello sueño. La vida.

Cuando la mano es el verbo
de idiomas interminables
y la sudor se la bebe el aire
entre jornadas de tierra
y cepas cultivadas.
Entonces el universo
se hace redondo y pequeño
en granos de verso.
Nos adueñamos del destino
en los amaneceres
dorados y levantinos
recojiendo los…
leer más   
5
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 69

Los deseos de la Eternidad

A veces uno calla lo que realmente siente,
grita lo que uno quiere,
rompe los avernos para sacrificar su corazón
hasta el evento que los una por siempre.
A veces... A veces no,
constantemente digo lo que te quiero,
estallo en suspiros lo que nunca
había explotado el Big Bang,
esos retazos de existencia
que todavía no ha programado, solo por mar.
A veces lloro, a veces siento,
a veces sonrío
todo lo que te deseo.
A veces enamorado me quedo
observando cómo el sol
se transforma en anillo de oro,
para tus veinte dedos.
Hay ocasiones en las que mi dialecto
termina por ser único, entendible solo por ti,
y así siempre ha sido, es y será,
pues desconozco el motivo de nuestra unión,
solo sé que te amo sin razón.
Amor eterno, algo que no conoce el "morirá".
Sin ti no puedo vivir.

© 2017 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
7
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 71

Hendidura de Luz

El hocico de la noche abre,
devora el cariz de niña
al unisono de una carcajada infantil.

péndola de reloj, carcome años
detrás de la imagen se hilan secretos,

Levitan sobre las escaleras
y un abuelo fantasma
cada noche,
juega con su niña...



Por: Ninfa Loza
leer más   
5
sin comentarios 87 lecturas versolibre karma: 71

El invierno del amor

Te frotabas las manos,
la vida jugaba como mueren los niños en los juegos;
aprendiendo a sostener la sonrisa
en la primera lluvia,
en la primera mancha de barro,
en la primera herida.
Un día caminando te das cuenta
del viento en la piel,
del contar hasta cien sin que se esconda nadie;
ni el miedo,
ni el mañana,
y te encuentras cruzando una calle,
como los que mueren de frío,
con la sonrisa en la boca
en el invierno del amor.
10
1comentarios 59 lecturas versolibre karma: 64

Viento de mi bosque

A veces quieres que te toque
Esa gracia divina y delicada
De separar palabras de mis versos
Y leerte entre mis líneas enamoradas.
A veces quieres, lo sé
ser viento de mi bosque
Ondear entre mis labios
con tu brisa de poeta
besarme con ternura
Como sol de primavera.
leer más   
9
1comentarios 55 lecturas versolibre karma: 91

Flores en el suelo

Se acabó el tiempo de las palabras
y sólo quedan gestos que no sé descifrar.

Voy volando en círculos sobre mi propia vida
y tú coloreas mis alas con versos
que se convierten en ceniza después de tocarlos.

Hay demasiadas cercas rodeando la distancia,
y la aquiescencia de la luz
que debería marcarnos el camino
nos ciega los ojos.

Ahora entiendo
que Alegría lleva de la mano a Tristeza,
que se acumulan tres de cal y una de arena,
y que las emociones no admiten vuelta atrás.

A medianoche,
recoger las flores del suelo ya se ha convertido en ritual.



(imagen: actsofbeauty.co.uk)
leer más   
11
14comentarios 107 lecturas versolibre karma: 88

Oración del Poeta

¡Oh musas
venid ahora!

¡Cread el climax!
que la hora
de la cosecha
se avecina.
leer más   
9
3comentarios 61 lecturas versolibre karma: 72

Soy feliz

Soy feliz como un niño
que bella y linda esta Extremadura
cuando cae la lluvia.
Me asome a mi ventana el paisaje
Extremeño
húmedo.
Los colores verdes y ocres
me hablan.
De amor y caricias.
De dolor y vida.
Un arco iris desde
esta ventana
me ilumina y
con el viento allá
donde estés
te mando
un beso.
leer más   
8
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 86

Insomnio

Un goteo constante,
pasos en el techo,
ladridos distantes
y un reloj maltrecho

que solo da pasos
cuando no le veo.
Y de nuevo, siendo
en mi cama un reo,

veo una figura
naciendo en la esquina.
--Cálmate --me digo--.
Sólo es la cortina.

Finjo que no he visto
dos ojos brillar.
Decido taparme.
Prefiero olvidar

esperando el día.
Buscando escapar
de una cama fría
sin poder gritar.

Un zumbido seco
contra la madera
Luz ténue hacia el techo,
se acabó la espera.
leer más   
11
3comentarios 70 lecturas versolibre karma: 82

Contemplación

Hay un secreto que guardo,
entre mis noches de insomnio
y mis sueños entre almohadas.
Me gusta cómo me miras.
Me encanta sentirme así,
por ti observada
y que tus ojos que amo,
recorran mi anatomía,
entre silencios y calma.
Y me agrada provocar esa sonrisa traviesa,
que tan tierno me regalas.
Ver asomarse esos dientes,
con los que comes y muerdes
y que tu lengua resguardan.
Me gusta que esa tu cara,
me grite un mensaje mudo,
que dice cuánto me quieres.
Cuando tu par de mejillas se…
leer más   
13
1comentarios 51 lecturas versolibre karma: 68

Iguales pero distintos

Quizás, entre tu mirada y la mía,
la distancia sutil que nos separa;
transparencia tenue, consciencia clara;
vida vedada a mi como utopía.

Dos líneas, difícil alegoría:
paralelas que el destino prepara,
cercanas, sin contacto, cruel tara,
abismo entre tu existencia y la mía.

Tu per se conocida, yo anodino;
yo en sombras, tu luciendo sin igual;
la nada mi herencia, tu el vellocino;

naciste en cama, yo en el lodazal;
para mí el agua, para ti buen vino.
La vida trata a todos por igual.
----
Perdón, me equivoqué, es que no atino,
Es la muerte la que nos hace igual.
Seguro que ha sido la mención del vino
leer más   
10
4comentarios 116 lecturas versolibre karma: 88

Rieles y Globos

Tal vez perdí el tren que me llevaría a lo que tanto quería
por hacer tiempo con quien no debía,
arrepentirme me haría un cobarde
desquitarme sería menos placentero que una paja
o que un café a las tres de la tarde -para los míos-
y no pretendo gastar mis manos en ello(s).
así que: me toca caminar
porque el tiempo pasa y yo siento que me quedo purpura
con algo que no me corresponde,
aunque el kilometraje de mis pasos esté por sobregirar
y lo caliente del asfalto se coma la planta de mis pies,
aunque avance hacia adelante –o hacia arriba-
el nuevo camino me muestra todo…
leer más   
6
1comentarios 60 lecturas versolibre karma: 83

Cómo

Cómo explicarte, amor…
como te amo.

Mira mis ojos y verás
que para mi mirarte…
es beberme la ambrosía
del mejor día de primavera.

Y es que tus ojos hacen
brotar burbujas en mi corazón;
vuelven de seda el aire que respiro.
Vuelven suave la luz,
como ese mar espejeante
del más tranquilo atardecer.

Y es que tu cuerpo es para mí
como aquella roja lumbre
que calentaba los hogares
en los más crueles inviernos.

Y aún así es capaz de poner…
escalofríos en mi espina dorsal.
Como un polo de hielo
derritiéndose en mi espalda;
y encender a la vez… esa
dulce tensión de mi…
leer más   
9
2comentarios 61 lecturas versolibre karma: 90

El payaso triste

Soy un poeta negativo.
Pero lo peor de todo es
que mi negatividad no es del todo
sincera:

Llevo una máscara
graciosa,
sin embargo, me embarga
la pena;

hacer versos
debería ser señal de tener
una gracia y no una
cadena.

Llevo una máscara
generosa,
tejida por musas borrachas
y venenosas quimeras;

soy un cómico
en el traje
pavoroso, circunspecto, piojoso,
de un poeta.

Llevo una máscara
gloriosa,
pero quiero que sonría el niño
asordinado con poéticas;

qué payaso más triste
en medio de la carpa silenciosa,
sepulcral,
de la biblioteca.

Llevo una máscara
melodiosa,
pero no me hacen feliz
mis poemas,

todo es hacer pompas
en el aire del drama,
todo es un Fénix de amargura
y tragedia.

Llevo una máscara
hermosa.
Maldita poesía.
Maldita belleza.
11
4comentarios 93 lecturas versolibre karma: 84

Huir... Pero, ¿a dónde?

Huir. Pero, ¿a dónde? Podría negar Su existencia o rehusarme a creer que lo que mis ojos ven fue hechura Suya. Empezar a creer que todo es fruto de la casualidad; que esto de tener vida simplemente me convierte en una sortuda más. Estar aquí por estar, vivir por vivir... Sin más.

Sí, podría renunciar a Él, negar mi fe y soltar al viento todo lo que he creído. Pero, repentinamente me atropella su inconmensurable amor y misericordia. Me fulmina cuando, aún sin merecerlo, me declara que me ama con rayos de Sol cada mañana, con cada bocanada de aire que sin esfuerzo me regala.

No…
leer más   
7
4comentarios 60 lecturas versolibre karma: 84

Tú, eras el tiempo

Acariciaba los segundos,
tú, eras el tiempo.
Pero la tristeza es inmóvil,
espejea en un ámbito abstracto de angustia vital,
no es lo que callamos o lo que no decimos,
es lo que guardamos mientras nos abrimos en otros.
Tal vez es un vestido de cordura.
De la tierra de las palabras llegas, violeta de silencio,
con los pétalos desgarrados y te abrazas a la piel,
no decimos que los abrazos son cajas de olvidos,
ese sentir el cuerpo del otro sin vernos las caras,
es el miedo de la felicidad,
el encuentro de tantos mundos diferentes,
el diálogo inconformista,
el saber que estamos con los pies en el barro
y que no hay lluvia en este otoño,
sólo lágrimas que no queríamos notar.
Nos cobijábamos enredados en el cabello de la indiferencia,
fingiendo que sentíamos el corazón del otro
pero era por sentir el propio
y así, tan de verdad, tan incomprensibles,
acariciaba los segundos,
9
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 85

Sobreviví

Sobreviví a cada una de esas bocanadas de estrofas
que se esculpen sin ninguna prisa por mis manos inquietas de dolor,
nunca he sabido ignorar a la huida de mis deseos
con ese sabor de ignorancia que se arrebata en mis
adentros por salir al exterior.

Nunca aprendí a voltear el rostro a un costado
como si no pasara nada cada vez que alguien
quería cambiarme sus sentimientos
por unas cuantas palabras mías
que complaciera a una historia
que vez tras vez se repite al escribir.

Mis pies siguieron abriendo soberbios
los surcos descalzos de tus amores y desdichas
queriendo sembrar…
19
13comentarios 224 lecturas versolibre karma: 98
« anterior12345176