Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Amé ese momento

No me place seguir
vivo el silencio muy a gusto
saboreo su lujo en cada de uno de mis segundos,
es cómo un instante que se detiene
que voltea el rostro hacia atrás
sin las cadenas de una mirada complaciente.

¿A quién le sirve una lección de culto
que ignora los pensamientos más sublimes?
las letras no se juntaron con el calor
de las neuronas más sabias
nadie lo extrañó
ninguna palabra que no leyeran
en un mundo que ignora todo y a todos.

Guarde silencio y el mundo giró
quede como un grano de arena abandonado
entre los matorrales que crecen por la lluvia
que no se detiene en un cielo que se vacía a cántaros
como un caudal de voces que llenan tus oídos
de estupideces sin ningún sentido.

Como amé ese momento
fué único en el firmamento
fué como ir decidiendo muy despacio
lo que no quería pensar antes
que las arrugas del tiempo me delataran
y tuviera que regresar de prisa
a una realidad que devora en un instante.

Me detuve como se detiene el aliento
respire lo que quise respirar
sin pedirle permiso a nadie
apile mis libros como en una pequeña montaña
con el capricho de no dejar salir sus voces
que tanto me hablan cada vez que los leo
impaciente y sereno.

Hermosa es la palabra que se guarda
en el último recuerdo de una memoria que ama
es como el último pedazo de azúcar
en un gélido invierno en la desolación de las mentiras
esas que tan acostumbrados estamos
de tener que comer todos los días.

Suspiro vacíos alegres
sonrisas sin ningún compromiso de vuelta,
me iré a la cama con la misma sabiduría
que aquilato todos los días,
es mi mejor regalo
mi tesoro mejor guardado
en el saco de las lamentaciones
que no se atrevieron a huir de mis voces internas
con eso me iré por ahora
sin la agitación salvaje de tener que hacerte feliz
en un realismo que amé en cada momento.

El mute
13/06/2018.
16
9comentarios 176 lecturas versolibre karma: 99