Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El escalón

Estás tan lejos como lo estoy yo.

He saltado por aceras y calles con otras pisadas y otras lenguas.

Fragmentada y desvencijada estaba mi puerta, de abrirse y cerrarse tantas veces. Y la corriente entró llevándose todo.

Las maderas del dintel soportaban cada portazo que diste, hasta abrir las vetas de esas tablas. Filones metálicos en la aldaba, roma de llamar infinitas ocasiones.

Y mi sonrisa inquieta y nerviosa cuando venías impulsaba mis alas, que me hacían caricias hasta por los propios pulmones.

Pero aquí estoy. He brincado entre baldosas pequeñas. Muchas.

Diminutos azulejos de colores que me han llevado a otros lugares.

Al otro lado del escalón.

Y tú.

Tú te quedaste allí.

En mi boca. En mis ojos. En un papel.

En un instante.
17
13comentarios 95 lecturas versolibre karma: 85
#1   que profundo Rivera,
estupendo y apasionado te quedó.
votos: 1    karma: 37
#2   Muy agradecida por tu comentario, compañero.
Un saludo
votos: 0    karma: 19
#3   Triste, pero cargado con la belleza de la tristeza, y al mismo tiempo con la esencia de la vida compuesta por instantes, más o menos largos, pero instantes muchos de ellos. Esos fragmentos que bien decías en tu entrada anterior que hay conglomerando para generar una preciosa vidriera de colores, porque no puede ser de otra forma, tiene que ser de colores muy diversos que son los que dan belleza a la cristalera, esas luces de múltiples tonos que proyectamos y que nos hacen únicos y nos defienen... ja ja y paro que me enrollo...

Un abrazo veraniego {0x1f352} {0x1f349} {0x1f351} {0x1f353} {0x1f30a} {0x1f31e} {0x1f348}
votos: 1    karma: 39
#4   #3 Así es, Alex. No hay otra manera.

Somos instantes. Somos siempre un "fuimos", y un "seremos".

Y esos trocitos conforman un conjunto de mil tonos. Un mar de cristales.
votos: 1    karma: 39
#5   Al otro lado del escalón.

Y tú.

Tú te quedaste allí.

En mi boca. En mis ojos. En un papel.

En un instante.

Ahhh que tremendo, bellísimo duendecilla, la verdad, haces magia con las palabras¡
votos: 1    karma: 40
#6   #5 Cien abrazos para ti, dulce Mary {0x1f60d}
votos: 1    karma: 40
#7   #6 :-*
votos: 1    karma: 40
#8   Pero aquí estoy. He brincado entre baldosas pequeñas. Muchas.

Diminutos azulejos de colores que me han llevado a otros lugares.


Muy hermoso todo!!
me encanta como haces de la nostalgia una vibra positiva llena de fuerza!

Abrazotees! ;)
votos: 1    karma: 40
#9   #8 Si es que tienes unos ojillos que todo lo leen desde el prisma más positivo que existe, florecilla.

Eres encantadora, DeeDee. Te mereces mil abrazos al vuelo {0x1f60a}
votos: 1    karma: 40
#10   #9 Diez mil más para ti galletita ;)
votos: 1    karma: 40
#11   Y tú.

Tú te quedaste allí.

En un instante.


Ese alguien, que se queda allí, en un instante, donde nos cabe una eternidad entera, con ella, con esa persona....

Gracias Jana, hermoso poema, una caricia a los sentidos poéticos.
votos: 1    karma: 39
#12   #11 Gracias a ti, por revolotear entre el sabor de la tinta, Alejandro {0x1f60d}
votos: 1    karma: 39
#13   Intenso , hermoso, instantes y versos. Una delicia mi pimienta {0x1f618}
votos: 1    karma: 37