Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Orgasmo

Acércate, despacio y sin tocar a la puerta.
Caballero femenino, no apuntes a la casa esa iluminada,
que inundada de esa fragancia y placer,
tú, coronas la lúnula de la Ley divina.
Date vida en el útero húmedo mío,
y nace a cada paso intrépido y sucio,
sin quebrar la cutícula fina
De aquella raíz del granado católico.
En letras escarlata mi honor está sellado.
Sin miedo y adelante, caballero de esgrima,
revuélcate en la tierra fértil humana,
rompe la virginidad heredada,
y con cruzadas papales,
acaba con la casa encendida.
¡Serás desafiante!, que destruyes
mi pañuelo y mi dote,
razas y mi familia gitana.
-Y en los labios, mi alma.

etiquetas: concursorealismo, mujer, libertad, sexo, femenino
5
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 52