Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cosmonauta

Soy cosmonauta y giro,
subido sobre el silencio.

A veces escucho voces,
gimen de dolor, de sexo.
Oigo cantos, risas, palmas,
alrededor de su fuego.
Otras veces son susurros,
gritos callados y huecos.
Fuego, disparos y danzas,
disputas, balas o juegos
que silban y me confunden,
erizándome el cabello.

Cosmonauta soy y giro,
sentado sobre el silencio

Imagen: La tierra desde la Estación Espacial Internacional
leer más   
13
4comentarios 46 lecturas versolibre karma: 66

No es nacer, es vivir


Yo no nací para rendirme.
No moriré rendido.
Que algo quede de tantas noches
De tantos días vividos:
Porque nada agradezco más
Que estar de vez en cuando roto,
Que ser destruido, que vivir varias muertes.

Se ha dicho, si esta vida es cruda
Es cruda la pluma que escribe.
Y si no es así, ¿Para qué vida?
Gustoso pelearé con mis demonios,
Con estas fieras salvajes que se han fijado en mí.
Gustoso, hasta la última gota de sangre,
Hasta el último aliento.

Si pudo el ave fénix renacer y surgir
Después de ser ceniza
¿Por qué yo no puedo?
Si puedo respirar,
¿Por qué no hacerlo?
Si puedo sentir, si puedo amar y llorar
Debo agradecer por ello.

La ciudad es mi volcán de fuego.
Y la luna mi fiel amante.
Seré leyenda, aunque hoy pequeño sea.
Y seguiré en la lucha
Aunque muera en el intento:
No hay que buscar razones por las que vivir,
Hay que encontrar motivos
Para que valga la pena morir.

Como el ave de fuego.
Que aunque muerto
Aún sigue siendo vida en sus cenizas,
Porque no es como te veas,
Es como te sientas.
No es el destino, es el camino.
No es la historia, es la leyenda.
No es el sacrificio, es la causa.
No es la mente, son las ideas.
No es el corazón,
Es lo que lo llena.
No es nacer...
Es vivir.

8
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 67

Botellas

A veces parecemos botellas
arrojadas al mar
sin un mensaje
en su interior,
buscando una orilla
que nos acoja
o alguien que nos llene.
leer más   
7
5comentarios 34 lecturas versolibre karma: 75

Almas rimadas

Entre los arcos del claustro
se observan pasmadas.
Lo saben: son almas rimadas,
de texturas forjadas en vidas pasadas.

Peregrinan en distancia,
cautelosas acciones,
gratas sensaciones: conectadas.

Equidistantes miradas:
nostálgicas, soñadoras, embriagadas…
¡Férvida melodía en palabras imantadas!

El cielo reflecta un misterio.
Las flores exhalan fragrantes hologramas:
seducen el aire,
pomposo deleite
se instala en sus mentes.

En la galería clavan sus pisadas.
Él franquea el jardín,
sonríe: en el pozo la espera.
El agua cristalina gorgotea la misiva.
Ella recoge los bajos del vestido
verde infinito.
Salta el escalón, avanza frugal y etérea.

Son almas rimadas,
en medio del cosmos halladas.

Marisa Béjar.
leer más   
6
1comentarios 20 lecturas versolibre karma: 81

Te olvidaré

Cuando la jaula se vuelva pájaro,
cuando la luna le aulle al lobo,
cuando la noche no duerma más;
entonces: te olvidaré.


@SolitarioAmnte / vii-17
leer más   
7
1comentarios 23 lecturas versolibre karma: 87

Cuatro Ojos

Se miraron por undécima vez,
y escuche sus potentes latidos,
romper mis vasos sanguíneos.
Vi como el amor floreció,
por undécima vez entre ellos dos,
como primavera en el campo.
Observe como el brillo,
de sus 4 ojos intercambiaron pureza y amor.
Creo que es tiempo de irme con mi orgullo,
y dolor.

09/03/17
leer más   
6
2comentarios 27 lecturas versolibre karma: 79

Micropoema "Nadie llama"

Nadie llama a mis labios como su nombre
5
sin comentarios 75 lecturas versolibre karma: 69

Confesiones frente al espejo...

Le di vuelta al espejo esperando verme ahí
y me encontré al otro lado de mi mirada,
estaba agazapado en las sombras del silencio,
justo al medio de un latido y una melodía.

¿Será entonces que estaba perdido?

Le di vuelta al espejo otra vez, esperando verme ahí
y resulta que nunca había salido de ahí,
seguía inundado de emociones y sueños,
justo al medio de un suspiro y un silencio.

¿Será entonces que seguiré cantando?

Le di vuelta al espejo una vez más, esperando verme ahí
y resulta que en el fondo de la repisa del alma,
me encontré abrazado a mi guitarra,
justo al medio de una corchea y una clave de sol.

¿Será entonces que seguía siendo el mismo?

Le di vuelta al espejo una última vez, esperando verme ahí,
pero no, todo era un vano espejismo, ya no estaba más ahí,
había cambiado la voz y ya no reía al cantar...

@Un_Fool
leer más   
6
5comentarios 42 lecturas versolibre karma: 74