Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Alma en pena

No quiso esconderse.
Quiso que el dolor la encontrase de pie,
maltrecha y sincera.
libre,
a su pesar,
sin tener a nadie que la reclame.

Qué menos que alguien llore por ti
cuando lo dejas marchar, pensó.

Qué pena esperar
de quien no se puede esperar nada, corroboró.

Y allí permaneció,
muda,
alma en pena,
casi invisible,
atenta y dispuesta a no perderse
ni una sola de las ostias
que la vida le tenía preparada.
leer más   
11
1comentarios 44 lecturas versolibre karma: 94

No (me) llores...

No llores
cuando me sientas como el suspiro de un recuerdo,
como ese anhelo de luz en la más absoluta de la oscuridad.

No, no llores...
cuando me nombres y mi nombre sea vacío en ti...,
cuando el más todopoderoso de los silencios repique
en tu pecho y en tu mente,
como la última campanada de media noche...

No..., no me llores...

©ɱağ
leer más   
11
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 87

El mar de tu mirada

Dos caminos un solo destino,
un cruce de miradas
que se ignoran desde el deseo
o la curiosidad.

Tu de la mano de un futuro,
yo desde el son de un presente
que quiere olvidar el suyo.

Mas las líneas paralelas
también se rozan y se encuentran
desde el destino o esa dama
llamada casualidad.

Mis sentidos estallaron desde
el sonido de tu voz,
a través del mar de tu mirada,
encontrando el andén de tu sonrisa,
la sencillez de tus sentidos.

Y me pregunto cómo será
amanecer y descubrir que el mar
tiene el color de tus ojos,
que mis alientos estremezcan
los susurros de tu piel.

Sonrío ante el pellizco de tu nombre,
ante el roce de mis alientos
despertando el mar de tu mirada.

Amén
leer más   
10
1comentarios 42 lecturas versolibre karma: 104

Ojos negros

Allí donde los espejos solo son si rotos,
donde caminas constante junto al abismo,
y todo es baldío y el sol no florece,
donde el silencio se presta
y quien se ríe es un loco.
Allí, el lugar donde con licor
se curan las injurias,
donde las noches se alimentan
de humo y de polvo,
la vida avanza por colisiones
y los besos marchitan antes de ser dados.

Ciega miré por última vez tus negros ojos,
y supe entonces que no había sido aquél el lugar
al que debería haberme asomado.
leer más   
10
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 95

Ancestral

Entre tambores y flautas
que se niegan a callar,
en el edén donde brotas,
la tierra de sacrificios.
Sabor amargo y dulzón
con tinte marrón espeso,
avivas siete sentidos,
los colores y trasciendes.
Valor de tan alta estima,
pueblos Olmecas y Mayas
te llamaron energía.
Caliente viento que arrastra
imperceptibles sonidos,
transporta las tenues voces,
y murmuran...
Sortilegios de pasiones y amores.
El nombre... tu nombre,
por los dioses pronunciado,
vibración de los Baktunes,
inundante, Xocolatl.

EPadrón
leer más   
10
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 84

Capitán Ironía

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Capitán Ironía

Fabulador de ademanes a medio
desabotonar, suele involucrarse en líos
bronceados, pero solo por cortesía.
Considera la insensatez como
la mayor de sus virtudes.

Bebedor de salvajismo;
la memoria del que se asume vencido
siempre será más impiadosa que celestial.

Allá va el Capitán Ironía,
licuando el asombro del
barrio con su aire desdichado.
Su rostro enfermizo balancea
su oscuro fastidio.

El sol de los triunfos ajenos siempre
fue demasiado radiante para que
pudiera mirarlo a los ojos.
Su piel es un alambre atravesando la
tarde entre bramidos de soledad.

Víctima de algunos momentos rescatables,
que alentaron una cierta ofuscación
sobre los inexistentes finales felices.

Allá va el Capitán Ironía,
con una impaciencia de nudillos
gruesos. Propietario de una declaración
incinerada, a la que nunca
dejó de echar de menos.

Azotado por lo irremediable, el
insomnio le sonríe con los
labios apretados. La presentación oficial
con los remordimientos siempre incluye
un tarascón de por medio.

Por fin se queda dormido sobre una
retahíla de protestas taciturnas,
para entablar un soliloquio con sus pesadillas.

Allá va el Capitán Ironía,
con el abatimiento de los que
vienen de un rito de iniciación frustrado.
Con un viento huracanado entre las manos
pinta los barrotes de su propia jaula.



Hace un par de horas me enteré que
el Capitán quiso ascender a Comandante,
pretendiendo transformar en moretones las ojeras
de cinco caballeros muy bien adiestrados en el
poco elegante oficio de moler al prójimo a palos.

Poco y nada me extrañó, porque
desde que dejó de ser Teniente,
al Capitán siempre le gustó ponerle
leche descremada a la cicuta, y dictar
su propio epitafio con fuegos artificiales.

Allá está el Capitán Ironía,
en cautiverio en una cama
de hospital, con un par de
costillas quebradas y una
lesión en el orgullo y el pulmón.

Con tres dientes menos y el rostro indigno
de alguien de su rango, lanza hacia la lluvia
que golpea la mísera ventana de esa habitación
una advertencia amortiguada: Tan pronto como se
recupere todos los diarios de este país pondrán
en los titulares su nombre, apellido y las
condecoraciones que ganó jugándose la
reputación en las leoninas calles de la vida.
9
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 90

Del equilibrio

Del equilibrio


X

A deshoras
El descenso de los soles de tu cuerpo
Se desata
Sola en su ala fatal

¿Será algún salto al vacío?
¿Será la sed de las olas?

El sudor del mar

/que resbala del silencio a tu saliva espesa en que me hundo

¿Qué cercos de savia virgen
Son estas horas sumergidos los dos

indisolubles
en tus muslos?
leer más   
9
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 89

Me contaba la vida

Me contaba la vida que entonces
habría un ahora como este,
sombrío de otoño, con rosas que saben
a mañanas pasajeros, a últimas copas,
En aquellos tiempos vivía, tal vez en un beso,
desnudando la lluvia entre un cabello de sal
y, puede, que con nostalgia de futuro,
ahora, es la noche incipiente la que escribe,
como una hoja más cayendo entre el viento
sin importar la tierra donde se pose,
sin que importe la cama donde duermas,
sin que importe el nombre de quien amas.
Me contaba aquel tiempo qué entonces
y, ahora, conozco la verdad que desconoce
el ahora de tantos ahora.
Me contaba la vida que entonces
y ya no la escucho, tan sólo intento sobrevivir
a otra noche, como si fuese el comienzo

de todo lo que termina.
9
5comentarios 54 lecturas versolibre karma: 87

Arcilla

El sol aún no se oculta
la lluvia aparece a cantaros
tengo la miel de tu ternura
te vivo en voz alta
venida de la noche insomne
el musgo de tu presencia
es alegría en estos vientos

quiero dibujarte versos
en los campos abiertos
en el reloj sin horas
prendido del alma
fraguando la arcilla
con el olor de nuestro suelo

las aguas con duendes
en su mar intenso
un lugar lleno
de tardes con trigales y
luceros con un amor sencillo,
un amor entero.
leer más   
8
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 81

Mientras todo pasa y nada queda

Mientras la belleza lentamente se desvanece,
mientras cada hoja, cada planta y cada rama
lloran por una gota de agua.

Mientras cada una de las aves del cielo
guarda silencio para no espantar el recuerdo
de la lluvia que está por venir.

Mientras la sangre es el único arroyo que fluye
y la sombra la única luz que brilla.

Mientras nada tiene sentido, ni la razón ni la cordura.
Mientras las miradas no ven, los corazones no sienten
y las gargantas duermen.

Mientras las encinas mueren invisibles,
los arroyos secos gimen y el bosque pide clemencia.

Mientras los ojos humildes se secan
contemplando el océano de sus propias lágrimas,
a la vez que sus últimas lágrimas se deslizan
por su piel labrada.

Mientras la juventud duerme con corazones viejos
y decrépita cordura, las bocas ancianas hablan,
sin ser oídas, con más juventud en su melancolía
que pasión en nuestros jóvenes cuerpos.

Mientras todo pasa y nada queda,
nuestra tierra conserva empuje y fuerza
para florecer, brotar y dar sus frutos.
Por eso, os llamo flores, musas y poetas
y os invito a resistir frente a la sombra y a la muerte.
Yo os invito a la mayor de las locuras:
a la de enfrentarnos a la nada
en la que el mundo se va convirtiendo.

Mientras todo pasa y nada queda,
prometamos resistir,
incluso, cuando no haya motivos
para la esperanza.
8
6comentarios 52 lecturas versolibre karma: 79

El tiempo en ti

A veces me siento como
invierno
muerto y dejado llevar por la corriente

Otras, en cambio, soy de otoño
marrón,
pálido y muerto hasta un suspiro.

Pero hoy, hoy en cambio,
me siento ausente de ti;
sin respiración.

Me siento lejano, quizá distante.
Me siento distante, quizá de ti.
Me siento de ti, quizá hoy
Me siento hoy, quizá en la vida
Me siento en la vida y quizá
solo quizá
en
la
muerte.
leer más   
8
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 88

Entre columnas

Escógeme entre miles de errores
que envuelvan tu pasado
Entre la sobriedad y la ternura
de la escasa poesía y la minuciosa diablura
Escoge entre el tiempo dolido
y las hermosas flores arrancadas del pecho de la dama
Que más da lo que encontremos
en la esfera negra. Todo lo observaremos
Sin pecados y sin errores
Alejados del miedo surgido en mis temblores
de apátrida miel sollozando entre mis dedos
Elígeme entre el odio y la escasez
de los renglones que sólo deberían leer
los ojos hermosos de una tímida vejez
Epifanía en los albores
Gorriones de vuelos sutiles
Escógeme entre todos ellos
Para que jamás me adores

SCDT
leer más   
8
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 77

Un bocadillo de amnesia

Y reventamos el día
con los puños gastados de la noche,
y colgamos las botas
en todos los bares de la manzana.

Mientras estábamos desmenuzando
un pastel de berenjena
el aliento de dos ángeles turbios
doblaron los tenedores
y desterraron la espuma
de los vasos recién llenos.

Como bichos fuera de plaga
nos deslizamos al otro lado de la barra,
vuelan rodajas de limón,
una alcanza un ojo otra una oreja.

Un grito cruza
los cuatro metros de distancia:

¡Tres y cuatro esto es un sí!

¿Un sí?,
hey tío
¿cuántas vueltas hemos dado
a la manzana?.

Rápido hacemos inventario
de espacio tiempo
entre hipo y chasquido de dedos.

¿Por casualidad nos hemos tomado
un chupito de absenta ?.

Perdón camarero,
¿ve usted a esos dos ángeles turbios
que están en el taburete?

No caballero el local está vacío
y usted aun estando solo
ha estado pidiendo para dos personas.

¡Vaya!.

Rayos y centellas
abandonan los televisores apagados,
la señal,
yo abandono también.

Abro diligencias contra mi mismo:

-He bajado a tirar la basura.
-Como si nada he entrado en el bar de la esquina
a tomarme una caña.
-Antes dejé la basura entre dos coches.
-Pasa el camión en intento alcanzarlo
para depositarla.
-Como un bocadillo de amnesia.

¡Uff!
miro el letrero luminoso
de la farmacia y veo
día, hora, y temperatura.

¡Joder!
me ha costado una semana tirar la basura.
leer más   
8
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 89

Sigo aquí (en tu conciencia)

Se acercaba a mí y me derrotaba.

Me miraba y caía en el abismo de sus manos
me abrazaba y se detenía mi sangre
me susurraba y yo me volvía fractal;
peor aún,
me tocaba
y se anunciaba mi muerte.

Siempre acababa pidiendo que fueras de mis letras
pero siempre te ibas;
siempre volabas,
siempre dejabas un vacío,
siempre temía los “siempres”.

Y nuca acababa de limpiar tus huellas
leer más   
9
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 87

Señora mía

Señora, señora que riega las flores,
¿qué hace tan laboriosa esta mañana?

"Don Juan, hilando vidas,
lavando mis sábanas".

Señora, señora que se alimenta de mis dones,
¿qué hace tan trajina por estas cuadras?

"Don Juan mío, acabando mis días,
enamorando mis piernas cansadas".

Señora, señora de mil amores,
¿qué hace con una moneda en sus manos blancas?

"Mi Don Juan, alabando sus poemas
que yo quiero pagar con mi alma".

Señora, señora por favor y de mis canciones,
¿por qué está tan llorosamente feliz y enamorada?

"Don Juan, ¡porque yo lo amo
con todas mis fuerzas y ganas!".

Señora, señora mía y de millones de sabores,
¿qué quiere de mí y de mis historias mágicas?

"Ay, Don Juan. Yo quiero de usted
todo su origen puesto en esta mi vida, tan desgraciada".

Oh, señora mía,
no tema por mi lance de boca harta.

"Oh, Don Juan. Béseme
hasta que Dios diga 'basta'".

© 2017 Elías enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
8
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 89

El grito

Grita mi silencio,
afónico,
que el tiempo pase
entre el vendaval de tu pulso,
sin sangre,
y la senectud de mi joven corazón.
Grita mi silencio,
en voz alta,
maldiciones a miedos,
ignotos,
ocultos entre tus sombras,
sin rostro.

Grita mi silencio
al tuyo
que como se encuentren
te deja sin palabras.


Grita
en
silencio.


Grita y hazme bailar
con la dulce nota sin vida
que se derrama por tus ojos
cumpliendo condena.


Grita.
Grítame.
Grítate.
Grita tu piel.
Grita. Ayer.
Hoy. Silencio.
7
2comentarios 14 lecturas versolibre karma: 78

Valle del alma

Qué fríos y descalzos los pies en el patio de luz,
cuántos recuerdos de tantas vidas olvidadas
en un solo desván al que ya nadie sube.
Las manos sabias de la yaya
aun sobre la madera barnizada del sillón,
y los niños que un día fuimos
aun corretean por el pasillo
con las rodillas sucias de alegría.
Ahora me siento frente a la lumbre de diciembre
y me paso metida en el Jerte todo el agosto.
Imágenes de un pasado que ni tanto conozco
en todas las paredes de los cuartos
y los acordes de una aprendiz de guitarra
ahora suenan en las esquinas de todo el Valle.
Si subo la montaña hasta el puerto,
me gusta contemplar ese punto más lejano
donde mi tierra parece terminarse.
Es ese el lugar al que siento que pertenezco.
Y cuando llega la hora de marcharme,
me llevo el aroma de cereza entre los dedos todo el año,
porque así se que, cuando regrese,
mi hogar seguirá teniendo su puerta abierta,
como lo ha estado desde que nací
y hasta el día en que me muera.
leer más   
6
4comentarios 33 lecturas versolibre karma: 78

Alta literatura

Cuando uno era
más joven y más tonto, esperaba
ese golpe de belleza que te inspira
el poema perfecto.

La tenía, la tenía...
Mas era de locos.

Ay, molinos con ínfulas de gigante.
Ya no quiero ser el héroe
de un imposible.
Quisiera liberarme de esa quimera,
como el oro desprecia la avaricia.

Toda la poesía
suena complicada,
pero no lo es.

Y ahora, que la noche y el arte
me encuentran solo y más viejo,
todo es esperar, oír
la alta literatura de tus pasos
tras la puerta de casa.
6
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 86

Poeta y musa

Fuiste poeta y musa.
Mientras me dabas una razón para escribir,
me rompías el alma con tus versos.

¿Cómo se puede competir
contra el cuadro y el pintor?,
¿Cómo se puede competir
contra la música y el compositor?

Eres un conjunto
de todo lo que signifique belleza
y mi cabeza fue un lienzo vacío
para tus manos aterciopeladas.

Cuanto duele tu dulzura,
cuanto duele lo que expresas,
las personas que no te conocen solo aprecian arte,
pero yo que viví en tu ser,
que bebí de tus besos,
que crecí en tus entrañas,
entiendo la tristeza que se esconde
detrás de tus párpados.
6
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 78