Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Prometeo

Las palabras que pintaste al óleo
se me enquistan en el cráneo
pero se están desdibujando
y, joder, que duro es aceptarlo.
Rompí el pacto de silencio que nos unía
mucho antes del culmen de mi decadencia.
Tú me desvestías,
mientras el humano piensa
si sentirá como él la bestia
yo te desvestí.
No hay posibilidad de una nube blanca aquí
menos de banderas y abanderadas,
se quedó la paz en el tintero,
mataron al mensajero
para saciar su sed de venganza.
No entienden lágrimas cobardes de oceános bravos,
todo el daño que me han hecho me ha salvado,
hay una golondrina comiendo mi corazón a diario
como le comió el águila a Prometeo el hígado.
Siempre quise saber lo de ahora hace unos años.

etiquetas: prometeo, mensajero, decadencia, hígado, devorar
20
sin comentarios 78 lecturas versolibre karma: 77