Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El cuerpo lleva la cuenta

El cuerpo lleva la cuenta
juntando emociones para existir,
me niego a sufrir ante un baúl de recuerdos
nunca se aleja la guerra de mi porvenir.

Es un estante abandonado por tanto vivir
una esperanza marchita
por la ilusión venidera de poder seguir
sin las rupturas de tener que volver a partir.

Seguridad
no soy inmune ante una cascada rota
que se desconecta de la realidad
cada vez que vulnerable no recupera el control.

Callejón desierto de mentiras
que nos contamos a nosotros mismos,
realidad que duele por la ira de dejarte llevar
recordando el pasado para sobrevivir.

La vida es una emboscada de remordimientos
ellos te llevan la cuenta de todos tus momentos
coleccionamos dolores para sufrir
fingiendo que solo sabemos reír.

De vez en cuando acepto mi ruptura
sepultando las palabras oscuras
que me llevaron a tener que mentir
la memoria puede ser una puerta que no te lleve a nada.

Nunca sufras por tus recuerdos pasados
son momentos rotos y oxidados,
supéralos con la poesía que salva de las sombras
no son más que cuatro paredes que juegan a ser ladrillos sin memoria.

Debo seguir
sobreviviendo a las mil historias
que se arremolinan para morir
dejaré que el cuerpo olvide la cuenta para poder vivir.

Miguel Adame
21/04/2018.
20
5comentarios 242 lecturas versolibre karma: 102

-Algo más que ...-

Despertar atada
al vacío

Y soplando
sus desperdicios ...


Tirando la intención
y las ganas
sobre un pozo sin agua

Girando como una peonza
sin punta
Y unos pies sin danza

Estoy cegada

cegada de buscar luz
en una farola
que cuando paso se apaga ....

Desgastada de limar el borde que levanta tu muralla ...

De morderte las esquinas
y tragar ...
tragar
tragar

Hasta el punto
qué se me agolpa el alquitrán
en la garganta

Y tu suela se me adhiere a las entrañas

Qué estoy saciada
que se me amontonan las (des)ganas


alrededor de tu boca ...


@rebktd
leer más   
22
22comentarios 124 lecturas versolibre karma: 94

Diestras maestras

Shh…
Sellados tus labios
Con una objeción prendida,
<frustrada>
Por mi índice derecho.

Mordida súbita,
<inesperada>
colgada al ras de un susurro
en el sonrojado lóbulo
de tu oreja derecha.

Se eleva tu comisura
al tiempo que mi ceja
en nuestras respectivas derechas,
complicidad maestra

Mientras mi creativo hemisferio
pinta en un lienzo abstracto
tu ropa vistiendo al suelo,
al lado derecho del sofá…
…El mismo que tiene ahora suspendidas
Tu zurda y mi diestra,
<enlazadas>
Con simetría maestra.




Basado en el poema "Locuras de izquierda"
de @AljndroPoetry

Dee Dee Acosta
Abr.21/2018
leer más   
24
16comentarios 114 lecturas versolibre karma: 105

Relato de una inconformista conforme

Se me fue la mano con la vida.
Dar más, no significa recibir más,
es mejor no esperar nada de nadie.

Los campos de trigo se van secando
y a la mañana le salió un sarpullido negro.
Los coleópteros campan a sus anchas
por los edredones fríos y las mantas de agujeros.
¿Dónde guardé los cuatro rayos de sol estacional?

Hay que corregir y no lamentar.

Los deshollinadores siguen limpiando
el hollín de miles de bocas negras
que escupen verbo gris y oscuro.
Trabajo para un sinfín de vidas.

Hay que buscar soluciones y no lamentar.

Me aferré a esperar un mañana mejor
que la vida me dice que nunca llegará.
El inconformismo me susurra,
pero la aceptación me tiene atada de pies y manos.

Trasnochada ironía de una hora compleja
y anticuada, que sólo busca hacerse notar.

Cuando por fin escape de la falsa comodidad,
me pondré las alas y la capa de notas musicales.
Cogeré mi lienzo blanco y mi pluma
y me iré en busca de mares de tinta
y campos de gargantas libres y oídos limpios.



Hortensia Márquez




Imagen: de la película " Séraphine" (retrato de una criada y pintora)
17
17comentarios 100 lecturas versolibre karma: 116

Amanecida en sueños

Amanecí a lomos de un Pegaso blanco,
desbocado y aleteando ,
como en un galope alocado y hermoso.
Y es que la vida es sueño,
ya lo dijo Calderón de la Barca.

Amanecí en colores
y con la boca de fresa,
con las manos aladas
y el corazón crepitando,
en calentito y acogedor.

Amanecí en volandas,
con los ojos abiertos y vivos.
Con la mirada en ancho y alto.
Con calor y color y candor.
Y con las ganas de ver que nunca es tarde.
Que aún quedan tréboles de cuatro hojas
y llaves que abren puertas y ventanas.

Amanecí en dulce de miel y moras.
En hojaldre de chocolate y
en almendras garrapiñadas.
En corteza de pan caliente
y copa de vino fresco.

Si vuelvo a dormir,
despiértame cuando de nuevo
veas llegar un Pegaso blanco,
con un trébol de cuatro hojas en las crines
y aroma a pan recién hecho.




Hortensia Márquez



Imagen: de la película "La historia interminable"
17
14comentarios 98 lecturas versolibre karma: 105

Me lees en tu ternura

Me lees aún a la distancia
que han creado los hombres
a través de fronteras
de sur a norte me lees
entre cielo y mareas
A la sombra del bosque
desnuda entre hojas
me lees y de otoño paso a ser tu primavera.
Te siento,
trazando mis palabras
en la suavidad.
en tu susurro me escondo y permanezco
soy verso dulce que se abraza a ti, al latido que con ternura me lee.
leer más   
21
16comentarios 95 lecturas versolibre karma: 104

La vida es goteo

¿Cómo retener el aire?
¿Cómo una naturaleza etérea?
¿Cómo siendo uno tan tierra?

Es algo inevitable,
nos agarramos
para no despeñarnos
pero nos vemos en el precipicio.

Nuestros cuerpos son precipicios,
abismos en los que caemos
inevitablemente,
posponiendo lo que acabará por llegar,
la caída.

La mia y la tuya.
¿Y entonces qué?
¿Qué haremos con la caída?

Toda la vida es goteo
leer más   
14
12comentarios 88 lecturas versolibre karma: 99

Vuelvo a mí

He pasado el día
en tu voz, la noche
en tus ojos.

Después, vuelvo a mí
y llevo tristeza
en la sonrisa.

He querido romper
mi propia soledad
para reconstruirme
por dentro,
y negar que lo mejor
es lo que nunca
llegaré a tener.

Vuelvo a mí…

He buscado amanecer
porque la sed eterna
me quiere anochecer,
y me absorbe
esta necesidad mía
de necesitarte
cuando abro
la puerta de la noche.

Vuelvo a mí…

También,
he intentado caminar
por el borde de un abismo
que se abre entre mis pies,
para que un oscuro viento
me lleve a ti…
pero vuelvo a mí.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
16
14comentarios 86 lecturas versolibre karma: 99

Locura de amor

Me volví loco
Pensé en la felicidad
Y te recordé
leer más   
14
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 98

Pirata de comisuras

Era tan pirata sin pata de palo,
que abordó sonrisas
sin regalar botín a los ruidos,
sin dar tregua a los llantos.


Dedicado a mi amiga Horten, que lleva por emblema el lado bueno de las cosas
leer más   
16
12comentarios 84 lecturas versolibre karma: 102

Desear un abrazo

Sale el sol
huele a radio
a noticias,
malas,
como ayer
como mañana,
alguien se sienta
para luego levantarse
del banco en la calle,
las palomas zurean
entre las piernas
de quien les arroja comida
luego vuelan,
se van
como los días,
todos se parecen,
todos los hoy
serán ayer,
los mañana
hoy
antes de ser ayeres,
yo quiero un abrazo
una pausa
entre nostros dos,
un tiempo,
un lugar seguro,
un amor donde quedarme
que no sea mañana
ni ayer
que sea una pausa
un presente
un mar dormido




Dibujos de Dominique Fortin
leer más   
15
7comentarios 83 lecturas versolibre karma: 97

Tatuaje básico

MEJOR hubiese sido
que lo dejáramos allí, amor, en el principio
de aquella fría noche, en aquella soledad
desigual a la de ahora, en la extranjería primera
de no estar junto a ti.

He perdido mi papel
en la luz y en la sombra de las calles,
y está la soledad, después de todo, tan ajena a mí
como yo estuve ajeno a ella.

Ahora sólo me queda
la cumplida ceniza de los años compartidos,
otra realidad, la esencia lenta de la ausencia
entrando a bocajarro por mi pecho reventado
de amor y de humo,
la huella, la luna y el átomo
irrompible del recuerdo, el mundo
que dejaste en mi frente
huidizo como un pájaro al que reclamó la mañana.

Ya no puedo recuperar
ni siquiera aquella sonrisa soñadora y solitaria,
porque está tu rostro en el mío, así
como el mío está en el tuyo,
detrás del de siempre, a fuego íntimo grabado.

Nunca ha estado más lejos
de la oportunidad de tenerte
esta constancia que tengo de ti. 

¿Qué voy a hacer ahora
con todo este sol, si está el tiempo recorriendo
la llamativa oscuridad
de las habitaciones vacías,
desconvocando
la costumbre de tus pasos y mi nombre?

¿Cómo decirle a los espejos
que ya no vendrás? ¿Cómo,
ahora que ya conocen el multiuniverso
de dos cuerpos abrazados, de dos alientos
con los que descreer mi muerte?

¿Cómo comprimir el encuentro con el mar
desde lo profundo hacia lo plano?

Mejor hubiera sido
que me dejaras allí, amor, en el principio
de aquella fría noche,
en la esperanza, en la inexperiencia,
de tener aún que encontrarte.

(Abel Santos.
de TODO DESCANSA EN LA SUPERFICIE,
Ediciones Vitruvio, 2013)
leer más   
12
6comentarios 80 lecturas versolibre karma: 95

Gajos de mandarina

Contando entre la tercera costilla y la primera bocacalle a mi izquierda, se encuentra el Pub de las patadas de harina. El de las naranjas amargas y las pequeñas mandarinas.

Cuando la vida hace zancadillas, me paso un rato, suena mi canción favorita y le digo al camarero que me sirva nuevas facetas, bien frías.

Hielo, hierbabuena y un toque de lima.

En un cuenquito amarillo acompaña ganas mojadas en pica-pica. Y me envuelven en el impulso de saltar más alto, de cantar de noche y de soñar de día.

No hay posavasos en la barra, y sí muchas flores naturales. No importan las marcas de agua, son señales de haber sentido (vivido, sufrido, reído, caído, volado, amado, soñado, luchado, mirado, tocado).

Con cada melodía, una amapola, un alhelí o una horquídea.

Me encanta quedar allí con los amigos. Me envuelven en risas, abrazos y ganas de vida.

[Nota mental número dos millones quinientos veintisiete mil (uno): cuando quieras gajos de mandarina, no esperes a ir a este pub sólo cuando lleguen patadas de harina]
leer más   
16
29comentarios 79 lecturas versolibre karma: 103

Mieles

Las mieles bebo
de tu sonrisa clara,
dulce es mi anhelo.

De ambrosía me llenas
cuando te beso.
leer más   
19
14comentarios 77 lecturas versolibre karma: 100

Campanas y golondrinas

Me asomo a la ventana. Tarde de primavera. ¿Tópico? Más que eso: mágico.

Revuelos y enredos de aves cálidas, las que gustan de horas de sol arañando el horizonte. Golondrinas, vencejos y gorriones decoran nubes, son la banda sonora de lo placentero, de la sensación de saber que los días se alargan, como los brazos cuando quieren tocar el alma.

Mi pueblo es pequeño. Pero no por eso pierde encanto. Las campanas son como el pregonero de festivales, el que anuncia melodías. Me agitan desde niña, brincan y repican.

Huelo a tardes de abril y mayo. A brotes que salpican de verde el paseo como un cuadro de puntillismo. A mi casa. Mi familia. A las risas que alegran el pecho.

Sabe a vecinos que me han visto crecer. Y que me reconocen cuando vuelvo. Sabe a paseos para ver almendros en flor, los perales llegan luego.

Sabe a campos que revientan de amarillo. A caminos con barro después del aguacero (ya te conozco, mayo).

Suena a chistes entre amigos, a fiestas entre lazos de infancia y a brindis de experiencias en mochilas.

Suena a perros que ladran, a gatos sigilosos que aguardan tras la esquina. Suena a risas de niños, jugando y saboreando sus chucherías.

Sabe al recuerdo de los que ya no están, pero que siempre me acompañan prendidos en estrellas, en recetas de abuelas y cientos de anécdotas.

Vibra. Mi recuerdo es vivo. Mis sentidos se agolpan y me dejo mecer entre geranios y rosas. Entre enredaderas y helechos. Entre olivares y huertas.

Siempre estás conmigo, con tus llanos y cuestas.

A ti, mi pueblo. Mi hogar. Mis golondrinas. Mis partidas y también mis vueltas.
leer más   
5
6comentarios 75 lecturas versolibre karma: 76

Tus nudos y huracanes

Ahora vienes tú de nuevo
para complicar mi vida...

vienes

a desanudar
los anudados nudos
de la garganta
de mi alma...

vienes

a anudarme
un nudo marinero
entre el pecho y el cuello...

e izamos velas
en busca de vientos mejores
en busca de nuevos soles;
nudos de luz y calor
que nos desamarren las ganas,
nudos de agua y de sirenas
que nos encanten
con sus cantos de amor...

vienes

con tus potentes magnetos
a anudarme y polarizar
los polos que he traído de cabeza;
culpa de ese sur insolente
que extravía
todos mis nortes...

vienes
con tus nudos ciegos
a devolver la vista
a mi ceguera...

vienes
con tu soplo de paz
y tus huracanes de guerra...

vienes

con tus curvas
tus pendientes
tus abismos
tus laberintos
tu hielo
tu fuego...

con tu paraíso
qué me sabe a infierno

con tu primavera
y tus mil inviernos.





@AljndroPoetry
2018-abril-22
leer más   
11
9comentarios 73 lecturas versolibre karma: 93

Creo

Creo en las obligaciones,
a pesar del desdén oportunista,
de los segundos entregados

Creo en los valores que se pesan en una balanza,
cuya fragilidad por el centro se rompe,
antes de inclinarse a un lado o al otro

Creo en el poder de la debilidad,
que generalmente lleva el peso

Creo en el inexpresable deseo,
que apenas naciente,
se diluye

Creo en la riqueza de las almas,
que protectoras atesoran,
algo que desinteresado lleve

Creo en un lugar deshabitado,
donde las inclinaciones,
quedan consentidamente enclaustradas

Creo en la liberación indulgente,
de calamitosos seres,
que en la vorágine del caos deambularon

Creo,
en la necesidad de convivir,
con la esperanza que asoma,
cuando el día viene a juntarse,
con el sol, por esa loma.
leer más   
14
7comentarios 72 lecturas versolibre karma: 109

Complemento vers-átil

Tras la esquina redonda,
la que da al callejón de la risa.
Donde las mandarinas comen miel
y las pelusas viejunas saben más de lo que dicen.
Donde las patatas saben a ajo y sueños
y la vainilla rellena los melones dulces.
Se encuentra el "Bareto de pasa, pisa y baila"
Donde los recitales de música son en directo
y la poesía se bebe en tragos cortos.

Allí quedamos las almas con chispa,
las que ponemos un pellizco a todo.
Las que sacamos jugo a la vida
y montamos a lomos de madrugadas voladoras
y noches de hierbabuena y lima.

Allí te espero.



A mí complemento vers-átil de palabras libres y desenfadadas JanaRivera


Hortensia Márquez
leer más   
16
19comentarios 72 lecturas versolibre karma: 110

Quiero

Quiero que los lances de sol me calienten cada poro de la piel, cada cabello rebelde, cada pespunte en la voz, cada tristeza inerte.

Quiero flotar en motas de luz. En los grados que marca el mercurio, medidos con llamas y frentes pacientes.

Quiero navegar por tardes doradas. Por conjuros del norte y brumas moradas.

Quiero que los pilares del mundo estallen en cientos de prismas. Que pinten la calma entre vino y burbujas.

Quiero caer en sueños en vela. Mitad humanos, mitad quimera.

Quiero.

Caigo.

Quiero.

Vuelo.

Quiero.

Soy.

Luz.

Noche.

Sombra.

Fuego.
leer más   
12
14comentarios 69 lecturas versolibre karma: 109

Lluvia Fugaz

Salir del hogar, dejarme arrastrar,dejarme mojar,
Pensar y sentir mi corazón palpitar,
Porque no dejarme atrapar
por esas gotas incesantes que no harán ningún mal.
Aminore, pare, cerré los ojos por un instante y disfruté de su dulce caer.
6
3comentarios 62 lecturas versolibre karma: 91
« anterior1234