Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Todo está escríto

La sangre en mis manos
sangre repetida,
ya derramada por otros asesinos
sobre los lienzos antiguos
en manuscritos oprobiosos,
en la letra escarlata
salpicada en ropajes femeninos,
ocultos a los ojos
de los inquisidores.
Mi sangre no existe,
no es nada más que agua
que todos beben por igual,
mi manantial interior
ya fué derramado por otros,
esculpido en cavernas,
tallado en madera.
Solo Dios es original,
y eso es por que no existe
si no creo en él.
Sudan mis manos y mi frente
en busca de algún verso original
alguna estrofa inédita,
y me conformo con un sueño
que es de todos los poetas,
que tu sangre tiemble
cuando leas un poema.
leer más   
12
sin comentarios 107 lecturas versolibre karma: 94

Le diría

Un casi recién nacido
me observa entusiasmado
desde el otro extremo del vagón.

Posa sobre los cristales
sus manos inocentes
que nada conocen,
y los pies candorosos
sobre la poca paciencia de su madre.

Contempla ese cielo desmedido del que huimos
mientras se me engastan el rugir de las horas
en un bosque de recuerdos hechos humo.

El niño se ríe.
Me mira de nuevo.
Se vuelve a reír.

Y yo me digo que podría decirle
todas esas cosas que no sabrá
hasta dentro de unos años.
Que, a veces, el empeño
se convertirá en ceguera
intentando encontrar aquello
que ni sabrá que buscaba.…
leer más   
14
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 88

El Amor es para siempre

El amor es para siempre
aun en la terquedad que todo lo clarifica,
el amor es como un segundo
que no piensa al oírme.

Te prometí amarte
nos quedamos en el intento de una promesa airada
aunque nunca faltaron los suspiros que enloquecidos terminaron en un tumulto que se confundió con el tiempo.

Hace tantos años
que escribí para ti este verso
que las hojas amarillas del texto
disimulan sufrir para no verlos.

Ahora solo siento como llega el frío a mi cuerpo
lo respiro congelando el deseo,
son como historias tristes que nadie paga un peso para soñarlas, pero que se incrustan…
18
3comentarios 131 lecturas versolibre karma: 90

Vacío

florecía la muerte
en cada esquina del jardín
silencios en llamas
abrigaban recuerdos aún vivos

por amor
posé mis labios sobre tu cicatriz

y el beso quedó dormido
leer más   
23
14comentarios 110 lecturas versolibre karma: 98

De mar de viento

En un mar de eventos se sumerge
en la ola marina llena de fábulas
suele vivir en el oleaje
abrazar el vaivén entre sal aromada.

Corazón oceánico
trazo de viento
en el horizonte
sirena de sueños
azul roce lunar
que el paisaje
humedece.

Yohelava D.L.
19
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 82

En el nombre del Padre

En nombre de Padre,
las peores atrocidades
y los gritos de clemencia
hacen un eco ausente
en la mirada perdida de tanta gente
En el nombre el Padre
los amores más sublimes
que perduran en el tiempo
que no tienen distancia
que son eternos, puros, bellos.
En el nombre del Padre
se crea y se destruye,
se odia y se ama,
se da y se abandona,
se encuentra y se pierde
se da paz y misericordia
se condena y sentencia
se da vida y se da muerte
y todos claman al Padre
pidiendo en su Nombre.
Emma ETPoEmmas
13
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 88

Poder ganar

Inmaculado insomnio que bosqueja
un paraje somnoliento
en donde no existe la maldad.

Que ama arrebatar las horas a la noche
como si la madrugada fuera solo un privilegio
de la última hora en la que podré respirar.

Como conformarme con el frío
y quedarme varado con el último suspiro
de un domingo en una plaza más que desierta.

Como ignorar esas máscaras
que nunca sonrien
cuando la vida les zozobra.

No me bastará con actuar
lo suficientemente creíble ante los otros
para recordarles lo importante que es amar.

Nunca dejaré que la violencia de la noche
se acerque a mis…
16
6comentarios 99 lecturas versolibre karma: 90

Imisericordes

Fuertes y gruesas murallas encierran
en círculo cerrado el patio cóncavo
donde en la entrada la atlëtica águila
levanta con altivez su gran antorcha
que podría llenar con su luz purísima
deslumbrando hasta la noche mäs negra.

Malditos seamos por nuestros errores grandes
porque por ellos seremos arrojados lejos
y sin piedad conducidos hasta las tinieblas
donde reinan las cucarachas inmundas
que corren crueles atraidas por los ayes
de las almas que están clamando por su luz.

Inmisericordes son siempre por las muertes
que dejan clavadas en estas tierras impuras.
Como esas efigies de…
leer más   
7
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 86

A Baudelaire

¿Acaso te crees un eterno invulnerable?
Rezando sobre versos unos amores imposibles
Dueño de palabras complicadas
que solo llegarán a la orilla finita de tu imaginación
Provocas en mí un bostezo cuando te siento
Rozando en mí tu estúpida culpa
Me transformo en éxodo de tus huecas palabras
Soy sencillamente un aprendiz

SCDT
leer más   
13
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 82

Escapada

De mi huyendo me he escapado// más arriba de las nubes
para ver los nimbos blancos.
Me admiré con su hermosura// pero hoy no me calmaron.

Después casi a despecho// me fui para contemplar
desde fuera el universo.
Vi que no era mucho más// que pelota para un juego.
Ya pude reirme un poco// porque dicen que es inmenso

Luego ya sin más esperas// hasta el más profundo espacio
por ver la noche más negra.
Mas tampoco pudo ser,// por las luces de una estrella,
y aunque era muy hermoso,// hice examen de conciencia.

Vi que el viaje era un huir// de este mundo cruel de guerras
sociedades…
leer más   
6
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 81

Orilla

El mejor poema
es ese que se llora
calladito
a la orilla de una almohada

Mariana Antúnez (2017)
leer más   
12
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 82

La incoherencia

La incoherencia hace mella
en este mar de lodo
que carcome mi sombra.

Ya no sé reconocer los parámetros de navegación,
¿Autoficción?
¿Autobiografía?
supongo que viene a ser lo mismo
que sólo cambian los disfraces y máscaras.

Oí decir que los poetas
son los que más cambian de máscara
para ocultar la explícita desnudez
de su persona.

Yo digo todo lo contrario,
que bailamos nuestras máscaras
al son de la vida
desnudándonos en cada verso.

Supongo que el nudo de la corbata del ensayista
estaba demasiado apretado.

Si a la incoherencia
le sumamos un exceso de ocio
los…
leer más   
14
3comentarios 54 lecturas versolibre karma: 85

Me iré....

Me iré como desaparece
el eco de una sirena,
como los surcos de espuma
mueren en su adiós.

Sin la niebla de la despedida
ni la bruma de los reproches,
me iré y mis pisadas sobrevivirán al olvido.

Remando en los ribetes de la despedida,
nunca estación, siempre errante,
dejando que el camino haga mis pasos.

Me iré de la mano de tu recuerdo,
apretaré los dientes de la melancolía,
mientras en la comisura de una mirada,
de reojo a la vida,
el viento de lo inevitable
arrostre tu nombre hecho arena.

Amén
leer más   
15
5comentarios 57 lecturas versolibre karma: 94

Sueños de una noche sin Luna

Una blanca nube
estira unos brazos de
dedos finos y largos,
acariciando la oscuridad
de una noche sin luna.

Una danza de luciérnagas
Ilumina una cara de ojos
tristes que derraman
lágrimas sobre el frío suelo.

Un grupo de náyades juguetea
a la luz de una lamparilla,
que chisporrotea en el agua
tranquila de un clepsidra.

La fogata de los enamorados,
que prendieron cerca del río,
para dar color y calor
a las caricias y besos.

Sólo son sueños, dulces sueños, de un noche sin luna.
10
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 105

He guardado en tu mirada algunos versos

Sin previo aviso,
he guardado en tu mirada
algunos versos,
retazos intrusos de una rima imposible,
letras escritas en sal y fuego,
restos,
de nuestro lenguaje vulnerable.

Allí, en el espejo donde reflejas
lo que llevo escondido,
entre el color y el cristal
de nuevas noches,
en el bosque de tus ojos,
donde me rindo

y me pierdo.

Sí, he guardado en tu mirada algunos versos,
sin previo aviso

hoy vengo por ellos...
15
3comentarios 65 lecturas versolibre karma: 88

Aguante

He visto al vigoroso herrero
conformar con fuertes golpes
a los más duros elementos

Los volcanes con sus lavas
crear y destruir montañas.
A las rocas soportar milenios.

Al mar con su constancia
convertir las piedras en graba
y después en arena de las playas.

Pero he visto al hombre aguantar
fuerzas que rompen los aceros
y le he visto sucumbir, en verdad.
cuando ya no le interesaba el juego

Y que si existe un daño que lo rompa,
es solo, el que él mismo se ha hecho.
leer más   
11
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 78

Los años

Que larga se ve la vida cuando contamos los días
entre los diez y los quince, o somos adolescentes.
Que corta se ve la vida cuando al pasar de los veinte
la juventud se nos va, diciendo adiós para siempre
y sonriendo va viajando dándole paso a los años.

Que largos se ven los años cuando después del otoño
comienza a llegar el invierno y sonriendo va viajando
después que se fue el verano y caen los copos blancos
donde un día fue primavera, cuando las flores hermosas
cubría mi cabellera.

Y sin darnos cuenta un día ya la ancianidad nos llega
dejando atrás el camino del invierno, del otoño
del verano y primavera.
leer más   
10
5comentarios 51 lecturas versolibre karma: 81

Encuentros

Su puerta con rosas, margaritas, yerbabuena,
su vestido con las llaves puestas y un timbre
que sonaba a campanadas de luna
y a violetas de alba.

A veces, la disposición de ciertas circunstancias
hacen que la realidad parezca desfigurada.


A veces, la vida incita a entrar en ciertas abstracciones.
9
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 81

Nadie

La habitación vacía,
unas telarañas juegan a ser espacio,
la luz del mediodía resquebrajada en otras luces
y el eco de la oscuridad recogido en el suelo,
como sombras chinescas del olvido,
también la calle se quedó vacía,
vacía de manos,
vacía de caricias,
la complicidad del viento te lo recuerda,
como si fuese todos los labios que has besado,
como si ninguno hubiese existido,
como si fuese la misma habitación,
como si fuese las telarañas
12
5comentarios 62 lecturas versolibre karma: 87

¡Muerde el rollo!

Al fin acabó la semana,
la boca despedazada,
los órganos vitales escondidos,
los andenes descansando
y las vías ya limpias
de sudores varios.

Reptando llego a la nevera
rezando que esta se abra sola
y que cualquier alimento sólido
caiga en mi boca.

Sigo el camino en modo culebra,
a sangre fría
atraco al mando de la televisión,
hago un gran esfuerzo
y embarco en la nave sofá.

Pongo una película, la que sea,
porque si pienso
en las que me he montado esta semana
soy capaz de salir otra vez.

¿Qué necesito?
¿una Aspirina?
¿un Lorazepam?
¿una manta?.

¡Muerde el rollo!
todo…
leer más   
14
6comentarios 79 lecturas versolibre karma: 85