Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Catarsis

Me conozco tan bien que me gusta dejarme caer en picada solo para sentir como vuelvo a mi,
con mayor fuerza, con mas ganas.

Renacer con la misma calma con que fui dejando que todo se hundiera.
Lentamente aterrizar mis pensamientos, pasar de lo que me rodea.

Rodearme únicamente de cosas bellas, el canto de los pájaros, el río fluyendo hacia su cauce, cada hoja desquebrajandose bajo mis pasos. Incluso la brisa que soba mi piel.

Volar hacia mi propia libertad sin ataduras.
Pero al final, ¿será que debemos llegar al fondo de todo para aprender?
leer más   
14
5comentarios 45 lecturas versolibre karma: 100

Bartleby

una línea más contra la muerte
una línea más contra el vacío
una línea que rompa la línea
entre la vigilia y el sueño
una línea que justifique
todas las líneas anteriores

si apenas nacemos nos convertimos
en un cadáver probable
si somos monos en el circo
de un Dios sin rostro
si todo cuanto creamos no es más
que una imitación de nosotros mismos
si es el poema nada más que un reflejo
de la hoja en blanco sobre la que es

porqué crear

porqué continuar una contingencia
en la que todo golpe infligido
es un golpe autoinfligido

qué diferencia hay
entre matar a un ángel
o matar a un cerdo
para quien mata a su hermano

porqué crear

si / el verso más hermoso
que jamás se haya escrito
es / el verso más hermoso
que jamás se escribirá
leer más   
12
13comentarios 68 lecturas versolibre karma: 118

Habitaciones vacías

Las habitaciones vacías de los hogares que no has tenido
están llenas de ti, por los ventanales sucios donde la luz
penetra como instantes conjugados entre el azar de los días
y un poco de todo lo que silencias, nombres, calles, juegos,
mandarinas de invierno, el sabor del hielo en las manos,
lo inhóspito de lo no vivido, la ternura que te queda
y lo peor que te ocurre es que aún estás vivo
y sueñas con hogares.
11
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 100

Vivirnos mortales

Que sea este el momento
de empezar el viaje.
De escurrir el traje al viento,
de saltar al vacío; inmenso.
De querernos con lo nuestro,
todo puesto,
aunque pese y a veces gane.

Que sea este el momento
de escribir las frases.
De abrazarnos con el pecho,
de sumirnos en volcanes,
de entendernos a suspiros
cuando, al tiempo,
nos perdemos en mitades.

Que sea este el momento
de encontrar el traste.
De atarnos a los cuerpos,
de palparnos sin vernos...
De sentirnos inflamables,
encendernos
y llevarnos al desgaste.

Que sea este el momento
de vivirnos enteros,
vivirnos errantes,
vivirnos libres

y vivirnos

mortales.
leer más   
8
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 107

El almendro en la mirada

Tantas noches hechas ojos,
hermosos tan seguros ellos,
tan seguros de sus noches
de sus túneles profundos
donde se pierden las ausencias.

“el amor está en el mundo para olvidar al mundo”

Somos un campo de trigo,
plácido, eterno, recostado
por el que han caminado
pájaros nocturnos.

Nos lavamos en el río espeso,
una serpiente sorprendida da paso
a la ambivalencia del tiempo
el que se abre
el que se cierra
cubierto de escamas.

La naturaleza y su vestuario

Interminable,
eterno

Mecidos somos hierba
clavados a la tierra
acariciados docilmente
avance y retroceso
avance y…
leer más   
15
19comentarios 64 lecturas versolibre karma: 107

Melancolía

a LH

Cuando la sal de la tierra, del mar, desaparezca
No habrá día ni noche, ni luz ni obscuridad.
Habrá reloj más ya no bailarán las horas
Suaves minuetos que traerán tu nombre,
Se quedará conmigo y ya no contendrá
Sílaba o letra para iluminarte.
No habrá memoria o anhelo de esperanza
Dulce que anuncie tu posible arribo

Un aquí y un ahora eterno y gris
Me robará la imagen de tu tez morena,
No habrá un asomo alegre en tu cabello
De brisa que le arranque la locura,
Con la que ríe libre en cada tarde.
No habrá el reflejo extraño taciturno,
Con que el ocaso besa tus mejillas.…
leer más   
14
2comentarios 94 lecturas versolibre karma: 91

Besos de sapo

Quisiera volver a nacer sapo,
esperar el ósculo
fertilizante de alas,
de primaveras,
mirar el futuro a los ojos,
certeza de que el vacío
huirá a la ciénaga del pasado.

Beso de sapo sanador de princesas,
que huyen de sonrisas lúcidas,
buscando refugio en la noche trémula,
donde su boca libe el deseo
por el abismo, la necesidad
de saciarse con el légamo del arrebato.

Sanador de triunfadores
escondidos tras el artificio,
madriguera de recelos
por abrir sus entrañas,
descubrir las espumarajos
de obviedades.

Sapo de lo cierto, lo carnal,
tangible de los sentidos
amalgamados con…
leer más   
12
17comentarios 86 lecturas versolibre karma: 104

Sicomoros egipcios y cafés pendientes

En esta mirada mía, viajan:


Alquimistas de sueños

Globos aerostáticos

Bombas de vida

Cantos de cisne

Telescopios dorados

Sicomoros egipcios

Nenúfares aéreos

Tréboles azarosos

Besos helicoidales

Saltos mortales

Cafés pendientes

Ese café. El que nos prometimos con el roce de los dedos. El que quema los labios, callados. El que me amarga y me endulza los escalofríos. El que me eriza la memoria, pensando que vuelves.
leer más   
10
10comentarios 78 lecturas versolibre karma: 101

¿A qué?

A mar,
amor
amar...

A sal,
amor
de lágrimas...

A sol,
amor
la piel...

A brisa,
amor
tu pelo...

A olvido,
amor
las huellas...

A nada,
amor
sin ti...
leer más   
16
5comentarios 67 lecturas versolibre karma: 102

A solas

Esta mañana
en que el sol me coquetea
salgo al umbral
para verte amanecer...

Te llevo
entrelazado por mi cintura
a la melancolía
del rosal
que se abre para perfumar
mi idea de ti,
la que sabe como aullan
mis brazos por los tuyos
cuando mi loba
abandona la matinal ceremonia.

Te amo.

Eres mío
y lo has oído
del rito que nos une;
que duele
mas deleita mi piel
duplicada en ti
al besar
de tu pensamiento.

Ocupamos ese espacio fino
que arde impasivo
cuando tu mirada
tras la mía
gotea su mar,
la prueba silente
de toda tu perfección
y mi sublime afecto;
día y noche;
limón y…
leer más   
12
11comentarios 73 lecturas versolibre karma: 115

Carne para tu asador

Abyecto,
circunspecto,
incorrecto,
insurrecto,
recorro
el sinuoso
trayecto,
perfecto;
el grafo
de tu silueta.

Julieta,
pirueta,
voltereta,
me
agrieta,
rabieta,
cantaleta,
mi súplica
en la banqueta;
romántica
declaración
devota.

La bota,
la gota,
la sota,
me
azota,
la vida
rota
se agota;
esperando
tu regreso.

El peso,
el beso,
el rezo,
el hueso
para el
sabueso;
perro fiel
meneándote
la cola,
a la espera
de tu caricia.

Avaricia,
malicia,
tiricia,
sin
pudicia,
nequicia,
inmundicia;
tu sentir
ante este
mendigo,
de tu amor
pordiosero.

Aguacero,
mal agüero,
hechicero,
cenicero,
carnicero;
soy res
al matadero,
carne
para tu asador.




@AljndroPoetry
2018-feb-15
leer más   
19
28comentarios 120 lecturas versolibre karma: 111

No te Dejaré Morir

Escucháme!
veme a los ojos
aunque sonrías,
en tus ojos se nota
la pena, la derrota

Te dejaron el alma herida
y tus blancas alas rotas
más no permitiré
que te hundas
en lo hondo de tus heridas

Pobre ángel caído
postrado de hinojos
sólo sabes dar amor
que fecundas de vida

No sientas temor,
no permitiré que te hundas
en el abismo de tu pesar
tú vas a sobrevivir
tu glacial invierno.

Toma mi mano
para sacarte del infierno
donde te hicieron caer
mientras te miro a los ojos
escucha, no te dejaré de amor morir
hay muchas primaveras por venir
susurrando por el aire.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
13comentarios 88 lecturas versolibre karma: 99

Grasa negra en las manos

¡Te extraño tanto!
Vuelvo a pintar en la tierra
efímeros bocetos de juegos.
¡Qué larga es la tarde!

Canicas de colores,
la teja y la tiza.
El barro y un clavo.
(Te echo de menos.)

Un verano que dura como 7,
y llega septiembre.
Aprovecha las últimas tardes
antes de que te recluyan de nuevo.
El invierno se hace tan largo.

Calbotes calentitos,
somos seis, y mama dice
que hay que repartir.
Huele a leña y a carbón,
a hogar, a seguridad y amor.
(te extraño)

Las manos de grasa negra
traen un pan blanco a la mesa.
Un pellizco y un beso,
un guiño y una broma.
(te echo de menos)




( a mi padre)


Hortensia Márquez
13
10comentarios 56 lecturas versolibre karma: 94

Apoyarme sobre el pecho del mundo

Y dibujar con tiza la sombra
del almendro de tus ojos
y agitar sus ramas.

Y hacer mis días contigo
apoyarme sobre el pecho del mundo
convocando las horas.

Olvidarme de mí
pensándome

Construir cuerpos sin aire
que no tiemble el aliento
de la aurora nacida.

Hablarás, voy conociendo
la voz de la ternura
que sostiene el cielo.

Mi corazón pálido besa
unos senos impalpables
escondido
dormido

Olvidarme de mí
pensándote

“Te encontraría sin buscarte”
tengo la forma de tus manos
nos hemos construido.

Tu mano sobre mí no pesa
cae, juega, es noche que es día
es la mano que da comienzo al tiempo.

Y dibujar con tiza la luz
de las manos del mundo
con un corazón quemado.

Noche fresca sonriendo
saliendo de tus labios
nos comimos el tiempo.

Andar, atravesar el fuego
el espacio incierto para darte luz.

Cuidar el almendro tus ojos
leer más   
16
20comentarios 110 lecturas versolibre karma: 91

Pensando en ti

Siempre que pienso en ti.

Me alumbra un par de estrellas,
es mi noche la más perfecta,
cuando cae sobre mí, tu mirada,
es como si callera sobre mí,
el fuego de una estrella fugaz,
difuminadose en mi piel,
vertiendose en mis venas,
el calor de la hoguera.

Y sigo pensando en ti.

Cuando me escribes un te quiero,
sabes tú, que eres mi lucero,
sabes, que habito entre las sombras,
dándole el mejor lugar,
entre luces de mis versos,
al regalo que jamás podré olvidar,
me diste tu corazón, y el mío...
no sé dónde fue a parar.

Y estoy pensando en ti.

Mi sangre entre el fuego,
mi respiración te busca de nuevo,
latidos que preguntan por ti,
y mi ternura... Acaricia tu mirada,
mientras llueve, quisiera tenerte,
una vez más ente mis brazos,
con tus besos de jazmines,
y frescas azucenas perfumadas.
leer más   
13
6comentarios 105 lecturas versolibre karma: 101

"Felicidad diezmada"

Sentado
y envuelto
en dialectos
que no entiendo.

La vida,
emitiendo sus ecos.

El mundo,
como un juego
violento.

Ruido social

Cacofonías regrabadas
que solían ser
voces de afecto

Descifrando el algoritmo
de una felicidad diezmada
en su propio hogar.

No hay valles
No hay orillas


Sólo
profundidad


@ A. Rheinn
# RheinnPoetry

"Felicidad diezmada"
- LIMBO -
leer más   
15
14comentarios 99 lecturas versolibre karma: 94

Te pregunto poeta

Tú, poeta, que con tus versos
logras mi ser me arrastre
hasta el fin de mis sentidos;
letra a letra, palabra a palabra.
Poeta, el ras de tu alma, a la mía encuentra.
Haces tu hogar en la cavidad de mi pecho.
Lo hondo de tus palabras penetran en el fuego de mi hoguera, y me baño,
en el frescor de tus aguas.
Tu prosa, es la madre de mis sueños,
fácil me conduce a la fantasía, al ensueño.
Tú, poeta, en suavidad, intensidad o melancolía me atraviesas directo al corazón, cual daga furtiva, o aromático pétalo de rosa.
Sangro, en éxtasis, en agonía,
por el llanto o canto de tu verso.
Incomprensible es mi sentir por tus palabras. Dime, la razón poeta.
Dime el porqué, mi ser por ti suspira?
leer más   
17
17comentarios 77 lecturas versolibre karma: 92

Limerence

En la futilidad de la palabra
se esparcen besos
como balas.
La razón apenas etérea.
Limerencia tatuada
en la fragilidad del ser.
Aquí
ahora
y nunca.
Te busco en andenes
que cuelgan de mi boca.
Ansias varadas
en el tránsito de lo eterno.
Inmarcesible
suspiro suspendido
en la punta de mis manos.
11
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 96

El árbol que quiso volar

Corteza áspera y frutos amargos. De formas extrañas y colores raros.

Eras el árbol desconocido. De ramas gruñonas y hojas largas.

Las raíces te llegaban a lugares ocultos, perdidos. Pocos duendes las habían visto.

Pero yo, diminuta, me colé por tu tronco y llegué a la copa.

Descubrí que, bajo esa coraza de madera y tierra, tienes savia que brota.

Y ojos mansos.

Cálidas las manos y corazón -sí, corazón- blando.

Perdiste, en algún momento, tu capacidad de echar el vuelo. Decidiste, en lugar de eso, dar sombra y frutos en invierno.
leer más   
11
14comentarios 70 lecturas versolibre karma: 90

Patria

Igual que un niño se fatiga en el juego,
la vida,
igual que cuando amas,
un niño no sabe que su patria es la infancia
en donde enterrará todo su futuro.
El final de una tarde de verano
con tormentas que saben a esencia de flores apagadas
un relámpago es la certeza del miedo,
no por el trueno, ni la lluvia, ni por el barro,
es por no regresar a casa, es por no regresar a la muerte.
Igual que la vida se fatiga con el tiempo,
un niño pierde,
igual que cuando amas.
11
8comentarios 54 lecturas versolibre karma: 92