Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Líquido elemento elemental

Llueve.
Tintineo incesante
constante,
intenso.
Aguacero en el que se ahogan
los desastres naturales de mi vida.
En apenas unos centímetros,
se van por el desagüe llantos sin pañuelo.
Clepsidras de lágrimas.

Plañir.
Lavar por dentro y por fuera.
Sofocar incendios
que arrasan y asolan
segundos,
minutos,
días…….tiempo.
Camino de llanto y cielo gris…amenazando agua.

Fluir.
Dejar correr regueros de agua limpia, nítida y clara….dejarse llevar...cual barquito de papel,
a la deriva, sin rumbo fijo.
Bucear en un charquito
para buscar tesoros de “andar por casa”.
Cuando el chaparrón es fuerte,
las botas de agua
y el paraguas de colores
son el mejor remedio para el tedio.

Líquido elemento elemental
para limpiar,
para chapotear,
para eliminar de golpe
los nubarrones que algunos días se forman en mi cielo.




Hortensia Márquez
16
14comentarios 129 lecturas versolibre karma: 111

El silencio llegará.

El silencio llegará
aunque es frágil
como un susurro impostergable,
o un montón de batallas eternas y valientes.

El silencio siempre escucha
en todos lados
aún ante el frágil espíritu
de el último palmo en el mundo.

El silencio no quiere
que te quites el aliento de vida,
no es tuyo
es un regalo que debió ser eterno.

No tengas prisa
después de todo
el tiempo tiene su propia prisa,
tanta que se me olvida vivir.

Se acordarán de ti
miles de líneas que sangran
como el dolor de un parto prematuro,
es una época en donde está de moda
la poca esperanza de sobrevivir.

El silencio zumba ante las razones más obvias
no importa la distancia,
florece como la hierba libre que crece
con los borbotones de agua del cielo oscuro.

El silencio siempre llegará
es exquisito
es gratuito e irreverente,
como si supiera que lo ha ganado todo.

El silencio llorará con la luna
en su amargo y húmedo sabor triste,
como esa melancolía
que guarda silencio para poder oír tu voz.

18/08/2018
El mute.
Miguel Adame Vázquez.

A la memoria de Alejandra Pizarnik.
17
13comentarios 423 lecturas versolibre karma: 114

Amor oscuro

Han pasado cien años
desde que tu poesía fue un lucero radiante,
letras sedientas de gloria
que emanaba esplendor inagotable.

Todo sigue igual desde tu partida,
el mismo sol radiante
las mismas flores que adornan el firmamento
en un universo ecuánime.

El mismo silencio empapado de sonrisas,
el rocío callado
ante un frío que cala
hasta las más recónditas ideas.

La misma poesía rebelde
las incógnitas más testarudas
que el amor resuelve
en un solo abrazo que no cuesta y no duele.

Todo cambio,
el fusil que apagó tu voz
es un fierro olvidado entre tantas mentiras nuevas
y muchas miradas confusas.

El odio sigue aquí
entre el pensamiento y las memorias
entre la niebla y los sueños
y la turba que suspira por tantos siglos muertos.

Hoy el niño ya no trae sonajas con el viento,
no hay tiempo
se lo llevó el futuro
ente un suspiró sediento.

Hoy no hubieras sido una historia trágica
una nota roja de un periódico viejo,
serías una estrella dorada en el suelo de Hollywood,
un símbolo de la libertad entre un millón de luceros.

Mi corazón reposa sobre un libro inmenso
que son tus palabras que viven
ante mis ojos serenos,
meditan mis ideas ante tu brillo intenso.

Fuiste un tropel de trescientos guerreros,
por miedo en esa noche dormida
todos te desoyeron
se llevaron tu pluma, dejando el silencio.

Miguel Adame Vázquez.
18/08/2018.

A la memoria de Federico García Lorca
18 de agosto de 1936
A 75 años de su fusilamiento.
16
12comentarios 186 lecturas versolibre karma: 116

Desvelado

Desvelado

Y me llamó por el nombre que
siempre he guardado.
Y me miró profundo como nunca
nadie me ha mirado.
Y me dijo “Guapa”…
con la dulzura de un tiempo olvidado.
Y encendió el sol para que
calentar mi rostro en las mañanas.
E hizo de las tardes hermosos
paseos por floridas perfumadas.
Y llenó mi copa vacía
saciando la sed del alma.
Y cenó conmigo cada noche cerrada,
dulce compañía que trae la calma.
Y corrió mis pelos y arropó mi espalda
al apagar la luna en las noches claras.
En abrazo tierno arrulló mis sueños y
calmó la ira de tanta fatiga.
Me pensó desnuda...
me pensó vestida...
me vistió de plumas y
me hizo alada, esbelta, joven, bella…
para compararme con la más hermosa estrella.
Y me amó en silencio y
puntillosamente trató que no lo viera….
¿Cómo no ver a ese hombre que es mi más dulce poema?

A.B.A. 2016 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires - Argentina
leer más   
14
6comentarios 99 lecturas versolibre karma: 108

Senryu~ "Amarrados"

Estas horquillas
Amarran nuestros sueños
Broches amargos

...
leer más   
13
9comentarios 93 lecturas japonesa karma: 107

Si ando saldré corriendo

Cuando el dolor sea infinito
Y navegues por el silencio
De tus propios recuerdos
En la pesadilla de tus sueños,

Cuando se junte cielo con infierno
Y tu contador empiece de cero,
Cuando tu reloj solo marque tiempo muerto
Y acelerar sea la única respuesta para romper el hielo,

Cruza conmigo tus dedos
No importa el momento
Grita si no te veo
Acercame si estoy lejos

Cuando respires dolor ajeno
Y no exista otro consuelo,
Cuando toque morder el polvo
Y te retuerzas por el suelo,

Cuando tu arcoiris solo tenga negros
Y tu alma queme como el fuego,
Cuando no encuentres tu ego
Y tu universo sea un desierto,

Cruza conmigo tus dedos
No importa el momento
Grita si no te veo
Acercame si estoy lejos......
leer más   
12
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 114

Solicitud

Asómate sobre mis párpados

y acompaña este instante

con ínfulas de siglo insoportable,

y dime si has frecuentado

últimamente tanta soledad.


Así, quizás, pueda yo escribir un día

el poema de tu color preferido,

o el de la luz de tus pupilas,

para que aun

cuando yo desaparezca,

mi voz te contenga

en una sola palabra

y no más.



Alfredo Vento
leer más   
12
5comentarios 65 lecturas versolibre karma: 115

Todo

Somos tiempo.
simple arena
escurriéndose en los dedos,
imposible de atrapar.

Incesantes en silencio
somos brisa sobre mares,
inconstantes,
pero siempre
avanzando lentamente
sobre los surcos de espuma
que dibujan nuestras olas
cuando golpean las rocas,
(cuando agitamos los sueños).

Somos aguas que recorren
en ríos de plata y piedras
su curso por valles lentos,
en su camino laderas
a veces en furia esquiva,
a veces en alma herida,
y otras tantas con la paz.

Somos árbol que se aferra
con sus raíces al mundo
buscando erguido asentarse
persiguiendo la certeza,
adivinando instrucciones,
construyendo realidades,
imaginando infinitos,
intuyendo la verdad.

Somos tiempo,
somos árbol,
arena, río y espuma,
silencio, furor y calma,
raíces, instante y algas,
cadenas, canción y sal.
13
8comentarios 99 lecturas versolibre karma: 108

Amor

Amor
hagámonos
brisa
convirtámonos
en estrellas
surquemos
el viento.
Amor
abandonemos
este mundo
y volemos
hasta encontrar
nuestro lugar
nuestro propio
mundo.
12
sin comentarios 70 lecturas versolibre karma: 98

Otoño gris

Recuerdos en blanco y negro
Como esas películas
Viejas de Hollywood
Que te vuelven loco
Las hojas cambian
Y finalmente caen
Forzadas por el viento
El otoño llego
Y al parecer trajo
Muerte y dolor
Las hojas caen
Sobre tu tumba
Con flores marchitas
Hace tiempo no venia
Y la madre naturaleza
Bien lo sabía
Todo paso
Hace tan solo un año
Pero mejor para ti
Moriste como una estrella
De esas viejas películas
Que tanto te encantaban
Ahora esa cámara
Me enfoca a mí
Y lo que hare
Este otoño gris
leer más   
11
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 111

Me gusta la ciudad

Me gusta la ciudad serena y triste
a esas horas que todos han huido
hacia el íntimo refugio de las cosas.
Cuando en el aire flotan, todavía, los ecos
de escandalosas fiestas y muchedumbres locas.
Entonces que la ciudad tiene conmigo
un gusto de cómplice y resaca
y late como mi corazón, solitario y tan frío,
desnudo con la noche,
furtivo como una rata.
Cansado y ronco como el ladrido
de un perro viejo que la lluvia calara.

Me gusta la ciudad a esas horas duras
que no la vive nadie, sólo las sombras
de seres que parecen venidos de otro mundo
a recoger las bolsas de basura,
mientras el aire se espesa y son
inútiles las señales de tráfico y las aceras.
leer más   
12
2comentarios 28 lecturas versolibre karma: 111

La rosa angustiada...

La rosa con dolor intenso
el verano no la sostenía
pidió clemencia
al cielo estrellado
la noche vaporosa
no atendió su suplica.

La serpentina luna se le acerca:
rosa amoratada, cárdena o púrpura
cava un hoyo en tus entrañas
y sacrifica tus dones
al Dios de los humanos.

La rosa angustiada
vuelca su mirada al cielo

y con puñal certero lo clava 
y pide con sostenido fuego
que Dios y la lluvia no la abandonen.

Con la sangre corriendo
a borbollones
la lluvia se desborda
.............por el suelo...
la rosa amoratada
sin aliento se desmaya.
leer más   
12
8comentarios 68 lecturas versolibre karma: 107

Tantas vidas

Tantas vidas mi Cielo
tantos cielos sin vidas
tantos mundos ajenos
tantos ajenos y nuestros…

Tantas vidas robadas
queriéndolas para eterno
ese eterno tan incierto
que a veces quiero vivir
y morirlo,
al maldito y esperanzado
eterno…

Tan sólo por conocer
conocer y poder creer
creyendo que podemos ser
que hay, si que hay, un futuro
más allá, muriendo por vivir
y más muriendo de amor…

Y morir es a veces deseo
otras, mueres por senti
un instante de ese amor
ese que nos juramos
y no podemos perder…

Y parece tan parecido
morir por vivir sin ese amor
que te deja en el limbo y perdido
entre el cielo, tierra e infierno…

Y tantas vidas sin soñarse
sin la ilusión del después
de grabarse en las miradas
esa historia tan deseada
para encontrarla con el alma
después de nacer, y nacer…
(Lola)
14
6comentarios 53 lecturas versolibre karma: 97

Al único amor de mi vida

Tan cansado de tan escasa ternura,
derrotado en vida por mi fortuna,
olvidando el tiempo transcurrido,
ya se me acerca la muerte sin ruido.

Ahora quisiera verme derrotado,
en el campo baldío abandonado,
para sembrar mi fértil palabra
en tierras áridas que nadie labra.

Perdida la fe en un Dios intangible,
mis fuerzas me abandonan cobardes,
entre delirios de hogueras invisibles.

Llegó la hora de tumbar sin alardes,
mi cuerpo desnudo, entre espectrales
montes de grandes losas comunales.

¡Oh, madre mía, desgarrador desconsuelo!
¡ya es mi hora, malditos activos,
dejad mis huesos en el suelo!

Dejadlos enterrados en ataúd férreo,
bajo la negra tierra de gusanos infectos,
junto a pétreos caminos y paisajes etéreos.

¡Ah, mi Dios, ya os veo, estás aquí!
Tú, omnisciente, en tu trono carmesí
sabrás que busco desesperado
entre mis pecados y heridas
los iluminados brazos de mi querida.

¡No, amor, ya estoy, no tiembles!
porque fundidos en un abrazo omnímodo
en el cielo quieto estrellado de azules,
no seremos nada, y al final lo seremos todo.




@Inmalitia, Andrés García. ©
Imagen de cielo estrellado.
leer más   
12
6comentarios 50 lecturas versolibre karma: 107

Acuéstate con sigilo...

La hierba no esta mojada
y los viejos robles
sus hojas secas desprenden,
nos pueden servir de frazada.

Acuéstate con sigilo
sobre el ramal de hojas amarillas
que la luna menguada
casi no alumbra
y el lucero errante que vimos
hizo su último chasquido.
leer más   
11
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 99

"Racimos"

Racimos de amanecer
en los dedos del ocaso
bostezos de piel
arañas
batalla de vientres
se desdice la luz
en las besanas del deseo
púrpura el latido se desentraña
en la mejilla cruda
de la inocencia
y tu en mi ser
espina dorada.

Se enhebran los colores
en el iris de la dehesa
se desempolvan silencios
amapolas
¡oh niña de los ojos dulces
numen de las soledades
desátame la tristeza!
galopa gime la sangre
en su corcel de sombra
y tu en mis venas
corazón herido.
leer más   
11
3comentarios 60 lecturas versolibre karma: 110

Como piratas

Y naufragaron, como piratas...

Como piratas,
se robaros los latidos,
navegaron la infinidad de sus ojos,
ahogaron sus penas embriagándose de sus bocas,
navegaron la cima de sus cielos,
fijaron curso con las yemas de sus dedos,
izaron el velero de sus ojos,
compartieron su tesoro en las escrituras de su rumbo,
soñaron con el navío de su espacio eterno,
navegando sobre los mares de versos indomables.


Como piratas,
perdieron el rumbo,
llovió en los ojos de la infinidad ,
dejaron de señalar curso,
se señalaron a sí mismos,
sin hallar puerto,
el velero de sus ojos volvió a ser tendido,
no se embriagaron más de sus bocas,
se embriagaron de tristeza,
naufragaron en otros mares,
estáticos de versos muertos.

Y naufragaron, como piratas...
leer más   
13
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 117

Sin título

En el libro de las frases rotas,
de las palabras que no se dijeron,
están escritos todos los te quiero
que no salieron de mi boca.

En la alquimia de la memoria,
anotado verso a verso,
el inventario de los sueños
que jamás se cumplieron.

Esperando que abras
el libro de las frases rotas,
y renazca en tu mirada
desde la caja de Pandora.
leer más   
11
1comentarios 43 lecturas versolibre karma: 101

Yo

YO:
- “Conóceme si quieres, llega donde ambicionas si es lo que prefieres,
Piérdete, adéntrate, explórame camina, corre, pero prepárate,
presenciaras una utopía al llegar, que no podrás asimilar de donde tu eres,
labirintos dentro de labirintos infinitos, unidos y todos distintos, entra y asómate,
alegas curiosidad en un efecto estérico, pero veo ansiedad y exotérico de lo que quieres,
no te lo negaré ni te obligaré a que vuelvas, pero si llegas, rastrea bien tus huellas,
porqué si entras tendrás que salir, ¿cuando???, nadie lo podrá decir, por eso dependerás de ellas,
por si acaso me encuentras por ahí, recuérdame que las personas siguen siendo las mismas,
y que el motivo del cual las perdoné, se ha convertido en un motivo de sin perdón,
y no te olvides de decirme que no me olvide, que llegó la hora de decidirme del motivo que decidí irme.
Te daré un consejo antes de que inicies tu búsqueda, no te asustes de lo que veas,
verás lo que he estado creando, el tiempo que estado esperando y pensando,
para que cuando vuelva, lleve a cabo lo que me inhibido de hacer. Que sea un sueño lo que te creas.”
leer más   
10
4comentarios 65 lecturas relato karma: 109

Ausencia

Morir quiero
en esta soledad
para no sentir
la dolorosa llaga
de tu ausencia
que me lacera
el alma sin piedad
y no cierra la herida
ni con el sueño
ni con la locura
ni con el ruido
que hace la ciudad.
Morir quiero
si hay olvido
en la muerte
pero si en la otra vida
me sigue su recuerdo
mejor sería
que se extinga mi alma
y mi esencia desaparezca
llevándose con ello
toda mi existencia
que aquella vez
que te fuiste
el universo se contrajo
y desapareció el tiempo.
leer más   
10
5comentarios 81 lecturas versolibre karma: 110
« anterior12