Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Maldito amanecer

Ausculto las sombras
en el corazón de la noche,
y entre ellas te encuentro
suspendida por hilos de luna.

Acaricia mi mirada
el vaivén de tu figura,
que ahora se desvanece
con el primer rayo de sol.
leer más   
16
5comentarios 91 lecturas versolibre karma: 84

Témpano de apogeo

Versos uncidos
en los cordajes del tiempo,

runas de delirio
en el tímpano del lamento,

mortaja libada
en el cáliz de tu cuerpo,

umbrales conculcados
en el témpano del celo,

rúbrica de piel
en el epígrafe de mi vuelo,

seísmos Richterianos
tectonizan los anhelos,

el hades de tus lunas
engarzado a mi señuelo,

tu vertiente de vesania
rubricando mi anzuelo;

en ti vivo,
y al rojo vivo, vivifico mi apogeo.




@AljndroPoetry
2018-feb-21
leer más   
16
20comentarios 63 lecturas versolibre karma: 109

Finjo ser alguien que no soy

Finjo ser alguien que no soy,
finjo tener algo que no tengo,
finjo escribir en mis versos
con la tinta de mi cuerpo y
con miradas de adiós
que hacen de mí un pañuelo tan ligero
que puede llevárselo el tiempo.
Esconderme tras la máscara que dibujo
con adornos de palabras que me creo.
Confundir la realidad, abrazando la mentira
y sentir que la vida es así
Frágil es la armadura que vestí en su momento,
frágil es el reloj que marca tu tiempo,
frágil es la pluma en mi texto,
frágil es mi voz cuando no intento
ser quien soy.
Palabras tatuadas en mi cuerpo
que escriben de mí una verdad tan frágil,
que me hace seguir fingiendo.
¿Por qué? ¿Por qué hay que fingir en todo momento?
leer más   
19
9comentarios 119 lecturas versolibre karma: 99

Je suis désolé

corazón oprimido
-sabes que no quise-
¿dónde está el oxígeno?
-no, nunca quise-
sin voz en la boca
y una mitad rota
-pero no quería,
no quería querer-
y a pesar del tiempo,
de tu vivo silencio
je suis désolé

infinito borroso
ante ojos acuosos
que ya no lo entienden;
este era el camino
que nos reservaron
los sueños y el grito;
nos llamó el abismo
y nos depertamos
con brazos abiertos
y piernas preparadas
para iniciar la carrera
hacia un gris vacío,
hacia la tristeza

¿y si se quiebra el alba?
¿y si la madrugada
de repente asola
todas las mañanas?
tantas flores rotas
esperando el agua
que nunca nos dimos;
sequía en el alma
y por dentro un desierto
que nunca se acaba

escamas en la piel
y unos labios abiertos
que no dicen nada
¿dónde fue la magia?
-je suis désolé-
se rompió tu nombre
al decirlo en voz alta
leer más   
15
15comentarios 57 lecturas versolibre karma: 104

Puedes quedarte

¡Qué coño pasa aquí!

¡Tú!,
devuélveme el corazón.

¡Tú!,
bájate de mi sofá de sueños.

¡Tú!,
deja en la nevera esas latas
que te has escondido.

¡Tú!,
bueno a ti no te conozco
puedes quedarte,
los demás ya estáis
cagando leches
y saliendo por esa puerta.
.
Me deslizo un momento
por el tallo de la traquilidad
y me lo quieren birlar todo.

A ver;

¿Cómo te llamas?-

-No tengo nombre-

¿En qué trabajas?

-Soy pensadora-

¿Y en qué piensas?

-En nada-.

¡Mola!,
la nada es nada
es el mejor bálsamo
para los enquistados días
en los que vivimos.

¿Por qué estás aquí?

-Bueno, te observo
desde hace años
y como sé que tu vida
carece de cerraduras
he entrado sin más-.

¡Vaya!
yo no te he visto nunca.

-Ya, ni nadie-.

¿Y ahora que hacemos?

-Pues nada-

Vale,
es una buena idea,
ponte cómoda.

¿Tienes algún seudónimo al menos
con el que dirigirme a ti?

-Soy la misma
que te ha acompañado siempre-

-Soy tu soledad-.

¡Pues vale!
bienvenida otra vez.

¿Quieres beber algo?.
leer más   
14
5comentarios 53 lecturas versolibre karma: 104

Manto azabache, infusión de caricias y versos

Cuando se apagan las luces
y el azabache envuelve la vida,
yo rebusco en el bolsillo
pedacitos de caricias.
Los junto en una bolita
y me hago una infusión
que después bebo
sorbo a sorbo
y verso a verso.

Me transformo en pluma,
y derramo sobre el papel
sentimientos y latidos
que mantengo aletargados,
esperando una vez más
que llegue:
el manto azabache,
la infusión de caricias
y el verso derramado.



Hortensia Márquez
15
10comentarios 62 lecturas versolibre karma: 83

Sin dormir

Cuando el sueño no adviene,
se crispa un corazón entre mis ojos
quien invita a combatir a mis propios dedos
que se enredan en un veneno cruel, pecaminoso!

Cuando el tiempo muerto es
el que sucumbe las esquinas de mi cama
como hago para detener el segundero,
que a latigazos resuena a mis espaldas?

Y en su mirar todas las palabras se ocultan en silencio...
cuando se acerca o saluda EL no es nada,
pues corro a ponerle un velo! Ese que me acobija eternamente en cuentos de hadas.
Pero cuando se va y me quedo sola plasmada de su amor, ahí me detengo...
pues ahí se cae, se rompe mi mundo , desplomándose mi amor, todo desnudo y en el suelo!
leer más   
14
5comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 84

--Latente pétalo—

He vuelto a buscarte
al jardín de siempre
Y te he esperado...


Estaba segura que hoy podría regalarte la última rosa
y decirte adiós

Pero no pude...

No sé qué le falta a mi corazón; No sé si le sobra hierba o le falta tierra...

Solo sé que mis manos no quieren sujetarte más :
Qué mis ojos han visto demasiadas espinas cubriendo sus párpados
Qué son demasiadas las hojas
que han quedado deshojadas en pétalos blancos, tirando tinta caduca sobre los labios

Demasiadas canciones recordándome
lluvias, sin pasos de baile
e intensos aromas húmedos de argumentos quemados
Tantos, los suspiros agrios galopando a lomos de absurdos llantos ...

Qué he girado
torcido, cortado y arrancado
El tallo

Y te he secado; y me he secado

¿ Y para qué?


Si mi corazón
sigue latiendo en Primavera


@rebktd
leer más   
14
14comentarios 96 lecturas versolibre karma: 96

Tu no sabes

Tu no sabes
cuántos océanos recorrí
hasta llegar a ti
Tu no sabes
cuántas tristezas
cuántos otoños.
Cuánta soledad
en la memoria....
Ni cuántas espinas
en el corazón.
Tu no sabes
cuántas heridas
antes de ti.
Cuántos versos
sin flor...
Fue el destino
que nos citó
en una esquina
del camino.
Fue la lluvia del alma
Fueron las alas rotas.
Fueron tus letras
de nácar.
Tu no sabes.
Cuántos infiernos
antes de ti...
leer más   
13
4comentarios 40 lecturas versolibre karma: 94

No nací para nacionalismos

Ninguna bandera me tienta:
sus tristes colores no colman
la sed que atesoran los ojos.

Tampoco me gustan los himnos:
el ritmo marcial no consigue
que batan las alas en vuelo.

De toda frontera recelo:
la mano que traza los límites
produce también las heridas.

Y hablar de las patrias me aburre:
un muro de torpes neuronas
impide que llegue la luz.

Ingenuo, perverso artificio:
querer abarcar en conceptos
el vasto sentir de la sangre.

Perversa, ingenua mentira:
mandar a buscar a los hombres
su origen en signos vacíos.
leer más   
14
6comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 87

Tedio

Tedio,
Aburrimiento,
Miradas de soslayo,
A una ventana ficticia,
La huida utópica,
De lo terrenal,
La erótica,
De escapar,
De las cadenas,
Que tu mismo te anudaste,
Aquí estoy atado a la nada,
Intentando volar,
Ventanas tapiadas,
Cortadas las alas,
Necesito oxigenar,
Y no mi mente,
Demasiado oxigenada,
Pero tan solo,
Entre tanta gente,
Ata,
A una soledad adscrita,
Por una decisión,
Dictada por el progreso...
Quiero...
Un regreso a lo animal,
Al amor carnal,
Caer ante el deseo,
Dejar de ser reo,
De una sociedad,
Donde la inutilidad,
Suele ser premio...
Me puede el tedio,
Y ni puedo,
Ni quiero escapar,
Ponme otra copa camarero,
Coma etílico intelectual,
Rodeado de borregos,
Solamente ruego,
Que este falso progreso,
Les haga dilucidar,
Que a veces lo bueno,
Es lo que escapa de la realidad,
Ilustrado de lo banal,
Maestro de la nada,
Intentando filosofar,
Sobre lo que no entiendo...
Quizás soy un borrego más,
Quizás un genio...
O quizás todo esto es culpa del tedio...
Este aburrimiento me va a acabar de matar,
O de volver necio.
13
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 101

Letras

Un rocío de cantos
Acaricia la mirada
que se eleva,
Como un gigante
que dormitaba.

Danzas teje la brisa
con pinceladas,
efigies de albor luciente
ornamentan los cielos
como cascadas.

Enjambres de miel ferviente
Emanan gritos alegres,
Tañido, voces silentes,
Figuras no pronunciadas.

Tomando forma en la mente
Haciendo bailar las manos,
Desfile de sol humano
Dibujo de mar latente.

Grafías de luz naciente
Plasmadas en llamaradas,
Misterio de alma elocuente
tesoro resplandeciente
Es cada letra evocada.
leer más   
12
11comentarios 44 lecturas versolibre karma: 103

Corazón Negro (Senryu)

Corazón negro
las salivas amargas 
melancolías...

***************
Corazón Negro
(Senryu)
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
12
12comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 91

Primavera en la mirada

Pañuelos al viento.
Pañuelos de seda y lino
con mariposas en las puntas
y dobladillo de amapolas.

Con lagrimitas de rocío.
Del rocío de la mañana
cubriendo los pétalos
de rosas y lirios.

Me pongo un trébol en la mirada
y una margarita en la solapa.
El viento mueve mi vestido
al son de silbidos sibilinos.

Mañanita de luces y flores.
De primavera que despunta.
Desde la orilla del río
veo peces de colores que saltan.

Verano en las manos.
Otoño en el alma.
Invierno en el pecho
y primavera en la mirada.
11
10comentarios 45 lecturas versolibre karma: 115

Haiku - Bajo la lluvia

Bajo la lluvia
el caracol se asoma;
la hiedra verde.
leer más   
12
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 107

Pétalos y migajas

Soy un hombre de invierno
afincado en la primavera
que añora otoños
sorteando veranos
para no quemar quemaduras.

Penas y alegrías bailan
en el acordeón de Marzo,
esperando que San Juan llegue
a robar el protagonismo.

Atado al palo mayor
de la primavera
giro la tuerca a contraluz
de las noches fosilizadas.

El sofoco de las venas
anida en las blandas estaciones
de palomas arrepentidas.

Se empaña el mundo
con pétalos y migajas,
llueven estrellas
y astenias en rebajas.
leer más   
11
3comentarios 43 lecturas versolibre karma: 107

La esencia inconfundible de su ser

No es la piel.
Estoy seguro,
que pieles igual, con la textura
que a mis manos embriaga,
deberán existir por miles
en cualquier parte del mundo.

 No son sus labios;
no es el brillo de sus ojos,
ni el óvalo del rostro;
no es el cabello que en cascada llueve
por su espalda;
no es la sonora curva de guitarra
que su talle me ofrece,
convertida en canción.

 Es algo más.
Algo que solamente ella tiene,
en propiedad,
entre tantas mujeres.
Algo que, por no saber como nombrarlo,
simplemente lo llamaré:
“la esencia inconfundible de su ser”,

    …....que me fascina.
leer más   
12
8comentarios 121 lecturas versolibre karma: 85

No queda valor... (Elegía a Blanca Ortiz)

Ante el desorden infame de las efemérides
que en el nombre del sinsentido
burlaste en sus pasadas trampas.
Ante el bufón de mi increencia
y de esta desdichada hora,
donde pese a tus argumentos
se combinaron las historias
de todos los vientres y las espaldas;
de los dientes;
del viento y la hoja;
de la Luna en la mar…
Ante el impacto
donde en verdad
se tornó sombría la estela
y el bravo oleaje
nos hizo la mueca del desprecio,
para que no fueses
para tantos
una insensata expresión del olvido
y del abandono…

Ante el cataclismo,
declino al norte.

Dijiste que no te extrañara;
que siempre estarías ahí
y si es así
dime:
¿es que ahora
hemos de buscar las cimas doradas
en ese cielo inalcanzable?

A pesar de ser épocas no vividas,
¿sortearemos los ocres ocasos
departiendo inertes
como las solitarias piedras
a las que en tu ausencia nos condenas?

Dejaste huella en la noche
y sin sosiego las manos…
Las aves;
las intemperies
hoy cautivas,
acudieron al encuentro de tu tibieza;
de tu cuerpo desarmado;
de tu amor templado de buena fe…

Tú,
nuestra riqueza ida;
que ya nada sabremos de la vida
salvo aquello que intuías,
que 'nada es la muerte'…

Sorprendiste a los girasoles.
Hoy
cesó su canto…
Sí, ya sé que me dijiste
que no te extrañara,
que en tu plenitud
siempre estarías ahí, aquí...
pero qué hacer
con esta amargura
itinerante
que corta con su hiel
y un hondo dolor que grita
mientras callamos…
y es que, mi linda,
no morirás
en la interpretación
que en las almas
hagamos de tu antigua pena,
ni como fugaz recuerdo
ni como asumiste ser
en el atril,
el libro abierto.

Hoy,
sobre el rigor
de este tan cruel
como nefasto minuto,
tengo que hablar
con resquebrajada voluntad.
Nada censura mis ojos.
Llueve en sus paredes
intentando desatar
el nudo de la necedad
de esta garganta vacía,
que llena de agobio
se escandaliza…
No extrañarte
en la sencilla dimensión
donde la vida sea apenas
un no eterno
y ese amor
que te escribió,
logre secar su tinta negra de sal
sobre algún antediluviano corazón.

Hasta entonces será.

Sin despedidas, Blanca
que no queda valor…
no queda,
para pedir más.



Yamel Murillo




'Diciembre 17... uno menos para verte'®
Raíces.
Las Rocas del Castillo©
Agosto/2017
leer más   
11
8comentarios 55 lecturas versolibre karma: 87

Muchedumbre

Soy una gota en un río de rostros
Soy una gota en un río de sueños
Soy una gota en un río de destinos
Soy una gota en un río



Del Poemario Palabras que regresan
12
8comentarios 86 lecturas versolibre karma: 98

La guerra del niño

El anciano llora al niño atrapado en la maraña de la Guerra.

El hombre de la Guerra llora a sus muertos

y al niño que vive extinto de sentimientos

en medio de guerras sin razones a su inocencia.



El niño llora al hombre

que vive atrapado

en el borde de infamias e intereses

mezquinos de bandos rojos y blancos.



El joven maldice el falso velo de idealismo

que lo arrancó del vientre de

la vida y lo volcó a la amargura al desvelo y la ignominia de guerras sin sentido .

El niño, el joven, el hombre y el anciano odian el suspirar beligerante de los cretinos que inventan las guerras, esas guerras que los atrapan entre el fusil y la indigencia.

El niño,

el joven,

el hombre

y el anciano

siguen muriendo injustamente

en manos de juguetes bélicos

perforadores de sueños.

“Malditas ellas, las guerras”.

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
12
2comentarios 80 lecturas versolibre karma: 85
« anterior12