Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

En mi interior solo bailo yo

En mi interior solo bailo yo,
la sombra y la luz
son invitadas ocasionales.
21
17comentarios 138 lecturas versolibre karma: 99

Senryu (garganta seca)

Garganta seca,
aridez en la piel;
tú, sin mis besos.




~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-20
leer más   
19
16comentarios 117 lecturas japonesa karma: 96

Los poemas de la cola

Se han perdido los primeros,
entre corazones grises
y comentarios bloqueados.

Se han quedado en el tintero
esperando a que revises,
por nostalgia, lo olvidado.

Eran puros, eran ciertos,
y ahora son papel mojado.
A la cola, los más buenos,
los que pocos valoraron.

Mil patrañas por delante,
votaciones y amiguismos,
con los vicios, no es lo mismo,
antes era emocionante...

Presentaron precedentes,
excelentes iniciados,
que reflejan en sus trazos
la maestría de esas mentes
que retaron al teclado.

Nos mostraron, inocentes,
la belleza entre sus manos,
la verdad de los valientes,
de una playa, el primer grano.

Y ahora quedan relegados
a un fatal segundo plano,
como muelas frente a dientes,
negras teclas de un gran piano.

Pues poémame si mientes,
engáñame, cruel poemario,
en la pole los coherentes,
y detrás los visionarios.
leer más   
23
19comentarios 183 lecturas versoclasico karma: 103

No existe

No existe el silencio,
lo busco por tu cuerpo
y no lo encuentro;

no existe.
19
3comentarios 95 lecturas versolibre karma: 106

Vestida de destino

Serán seis candados
encerrando un sueño,
pero no se puede aislar de los días
el verso ardiente que sabe nuestros nombres
y los sostiene.

Se rompe la vida
y se ha de armar de nuevo
cada mañana
para sonreír a un tiempo
que ya no sabe lo que es querer.

-no lo he olvidado,
es sólo que ahora vivo al revés-

Para qué se hicieron los caminos
si no podemos andarlos
con los pies desnudos;
que se agrieta la piel
en pleno vuelo
intentando llegar tan, tan lejos,
sin salir de dentro.

Tus manos están calladas;
en las mías
la canción sigue sonando
a pesar del silencio.

¿Recuerdas todavía cómo sabe un beso escrito?
En nuestros ojos, a maldita creencia
y a muerte vestida de destino.
19
16comentarios 94 lecturas versolibre karma: 103

Quizás

Como un ascua
para mi agua fría.

O te apagas tú
o yo me enciendo
hasta que
nos ponga en paz
la madrugada.

O quizás,
hasta que finjas
que te apagas.

Al menos está
frío el suelo
sin ninguna almohada.
leer más   
17
9comentarios 57 lecturas versolibre karma: 109

Fueron voces con involuntarios nombres...

Fue un nudo el silencio
que cerro nuestras bocas,
que callo nuestras voces…

Fue silencio de estruendos
de estallidos y goces,
cuando internado
en mi cuerpo
eran gemidos y roces…

Fueron voces
con involuntarios nombres,
suplicas de impulsos,
de sentirnos aún más…

Fue batallar de cuerpos
de sudores, roces y embistes
de salivas mezcladas
con miel y derroches…

Fueron los ojos en celo
y tu fuego eternizado,
eras leño en mi calvario
y yo hoguera de tu cuerpo…

fueron instantes
minutos,
un sin relojes de ganas,
atravesando
murallas y mitos,
cumpliendo ritos,
siendo una amante pagana… (Lol@)
19
6comentarios 104 lecturas versolibre karma: 91

Pequeño en la eternidad

Miles de pulsos
de luces, de pestañeos
Y no sabes bien
de dónde vienen, a dónde van…

No sabes cuántos
si son verdad,
si son de carne
si son de mar…
polvo de luna, estrella de sal
inexistente tu realidad.

Y sólo aquí, o más allá
¿Dónde termina tu soledad?
¿Cuándo comienza la majestad
que no has querido nunca aceptar?

Y solo así y nada más
soñando la eternidad despierta
que engulle todo
que vibra y salva
que te hace parte de los confines
y te muestra tu pequeñez.





Dee Dee Acosta
Jun.21/2018
leer más   
17
21comentarios 111 lecturas versolibre karma: 98

Pedazos de Espejos

Pedazos de espejos
colgados con hilos del tiempo
se giran al unísono
y reflejan en su pureza
lo que tus palabras no pudieron.

Muestran azul
muestran negro,
estrellas en el cielo
cenizas en el suelo.

Pedazos de espejos
rotos pero completos.
Algunos cubiertos de polvo
sin mano alguna que limpie
el olvido reversible
de tan intencionada ignorancia.

Pedazos de espejos,
que colecciono sin límite
hasta mi último suspiro,
cortarán para siempre con su filo
a las fantasías sin destino.

Pedazos de espejos,
algunos tan claros
que son casi de cristal.

Reflejan hasta el más vivo
tono de rojo,
hasta el más débil tono de azul,
hasta el más sincero tono de negro.
leer más   
18
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 85

Desde el ático del alma

Desde el ático del alma.
Se ven los luceros.
Se ve el mar.
Y también se ve la silueta
de la nostalgia.
Desde el ático del alma.
Se ve el amanecer.
Se ve el horizonte
Y también se ven
las estrellas del alba.
Desde el ático del alma.
Se oye latir el corazón.
Se oyen los ruiseñores.
Y también se oye cantar
a la esperanza.
Desde el ático del alma.
el alma sonríe.
La luna baila.
El sol recita
la piel suspira...
Y los sueños vuelan
con alas de plata.
leer más   
18
12comentarios 105 lecturas versolibre karma: 99

En las costas saladas de mis labios (con @Pequenho_Ze)

No es fácil renacer
cuando la oscuridad se ha ceñido a la cintura
y en los ojos el sueño centenario
prohíbe palabras ajenas en la piel.

Y aunque quiera creer,
intento tener fe en todo aquello que no veo;
en mi realidad más fiel.

Se despeña la oscuridad
a lo profundo de mis entrañas,
sus ojos negros
destellan los desasosegados reflejos
de la desesperanza que me consume.
Quiero creer que aún puedo presagiar
tus pisadas, en los senderos de mi piel.


Pero se han cerrado las compuertas
y lo silencios extienden su reino
por todos los rincones de esta casa.
Quema el amor helado
en el fondo del misterio
del beso no dado.

La ceguera y la sordera
del obtuso acto de ausencia,
pesa en su agria levedad
en el cielo de mis párpados cansados.
El aguijón del beso carente,
es brasa y es leyenda aletargada
en las costas saladas de mis labios.







~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@Pequenho_Ze &
@AljndroPoetry
2018-jun-22
leer más   
18
25comentarios 37 lecturas colaboracion karma: 95

Senryu (boca)

Sobre mi boca
sabores que te endulzan.
Bebe de mí.





Hortensia Márquez


Imagen sacada de Internet
18
14comentarios 73 lecturas japonesa karma: 105

Sueño Vacío

Ironía,
como si la vida fuera un dónde
y la muerte un cuándo,
como si por estar dormido mientras cometías el crimen
no fueras culpable.

No sé donde a(r)mar
para construir ese puente
y llegar a ti,
sin caer y desvanecerme
como una gota de agua en desierto.

Llevando mascaras clandestinas
y tal vez engañar a la muerte
una vez más.

Es tan extraño
sentir la pasión enjaulada
la persuasión desordenada,
entre un montón de vidrios rotos
mientras la busco sin parar.

Odio soñar contigo
sentir que me abrazas como antaño
y despertar
para verme exacta
en soledad.

¿A donde se fueron esas ansias de descubrir el mundo?
¿Como se puede fatigar algo tan bello en una noche,
algo que creímos inmarchitable?
leer más   
15
5comentarios 85 lecturas versolibre karma: 85

La madrugada se paseó por las cuerdas de una guitarra

Érase una vez...
La madrugada se paseó
por las cuerdas de una guitarra.
Y el corazón se enamoró
de aquella música...
que llenó de colores
la tierra.
Hasta la luna sonrió
Y se olvidó de la nostalgia.
Bailó sobre el río de plata.
Caminó por el horizonte
Y acarició cada nota
con sus alas.
mágicas.
Así fue como la noche
embrujó al poeta.
El de los ojos tristes.
Y cautivó a la musa.
La de las letras bohemias.
Así fue como comenzó
Una historia interminable.
Y eterna.
leer más   
16
7comentarios 62 lecturas versolibre karma: 97

A fuego lento

Es la espera del amor lo que nos cuesta, entender que a fuego lento, las cosas se cocinan mejor.

Tampoco es mi intención desangrarme con cualquier amor de Sábado noche,
o de Lunes,
o de Miércoles.

Me apetece(s) tanto como yo a mi misma.
Suave, lento con sabor.

Me da miedo no encontrar(me)
cuando soy consciente de que voy regalando(me) pedazos de mi por las calles de esta ciudad.

Es que el Invierno ahoga
y el Verano quema.
Y no encuentro nunca razones para estar tumbada en mi cama pensando en que podría haber sido si tú,
o si yo.

Soy más de salir a la calle y enamorarme de algunos ojos que me hagan fantasear más que tus desastres.
Pero qué desastres...

Solíamos subir y bajar,
perdernos entre los escombros,
para encontrar vida.
Maravillados de que a cada ecatombe siempre sobreviviese algo.

Pero la calma entre nosotros siempre era muy aburrida.
Y quizá por eso,
a día de hoy yo no encuentre paz en tanto espacio
y no logre acurrucarme en nadie,
por qué en ti,
en cualquier momento,
en cualquier lugar,
encontraba vida.
leer más   
17
11comentarios 108 lecturas versolibre karma: 97

Susurros

Es tu pecho que inquieto
yace dormido en mis sueños,
y mi anhelo que despierto
lo recorre en suspiros.

Hablan los dioses
de tus cielos sin dueño,
y trazo en silencios
la dulzura de tus labios,
que niegan lo bello
que en tu alma anida
y viajan tan lejos
que apenas llego.

Son tus manos que imploran,
lo oculto de la vida;
te busco en los pliegues
de mis blancos anhelos,
me pierdo en tus vastos horizontes
desde mi piel que arde por simple,
y por ligero mi desespero,
como así es mi alma en la tuya,
y la tuya que desde el firmamento
susurra en mis noches sin cielo.

LOUE
leer más   
16
13comentarios 76 lecturas versolibre karma: 99

Senryu

Piel de arrebol
cuando en ti el sol se oculta,
y yo soy nube





Dee Dee Acosta
Jun.21/2018
leer más   
14
8comentarios 58 lecturas japonesa karma: 109

Dime

Dime


Dime si debajo de tus pies
No oyes los gritos y lamentos
De un país birlado por la desdicha
De ser tan sólo un jirón marchito
Del continente
Dime si por las tardes
No ves pasar la turba de niños
Famélicos de regreso
De los grandes vertederos de la ciudad
Agujereada por llagas de hambre y saña
Implacacble
Dime si no sientes el tropel de cascos
Delirantes de los potros del odio cabalgar
Trepidantes expropiando las últimas
Sonrisas de jóvenes libertos que huyen
Despavoridos de los garfios doctrinales
Que lavan los tiernos cerebros de los semilleros
De la patria escarnecida vituperada por las hordas
rojas
Dime si cuando oteas el horizonte del resto de
País que cruje bajo tus pies pidiendo clemencia
No ves un hilo triste de flauta hundiéndose en la
Ciénaga que forman las lágrimas de los geriatras
Abandonados por la mano de Dios y del diablo
Dime si en el saludo matutino de tu vecino
No ves un rictus postergado
Junto con la promesa de una bolsa de
Carbohidratos y lácteos camuflados con cal
Traídos en barcos cada luna llena
Cuando los lobos aúllan su agonía
Al pie de los conventos atiborrados de sombras
Y osamentas de ojos desorbitados
Por las heridas del desasosiego
Dime si la herida sangrante de la espera inútil sigue doliendo,
doliendo y más doliendo con el grito lancinante
del niño palúdico en el retén pediátrico
transfigurado en morgue improvisada
Dime si desde la lejura del transtierro
No se te atora el pésame al familiar
Que perdió al hijo por la bala
Asesina del hampa gobernante
Dime si no tienes pavor de volver
Por la rampa de la terminal aérea y ser
Requisado humillado como vulgar
Para decomisarte las pocas monedas
Que traes de la extranjía
Dime si no sientes que has muerto ya
Y que tu país es un obituario que llevas
Contigo entre papeles de tu equipaje extraviado
leer más   
14
1comentarios 34 lecturas versolibre karma: 111

Äṁäṗöḷä ṿïṛġëṅ (Colaboración con @Loue)

Su fresco aire se filtró de mañana,
suspirando entre
las flores de mi primavera.

Meciendo los cabellos de mis latidos,
exhalando el ansío
por vivir entre sus manos.

Arrebolado despeinó mis ensueños
en la brevedad de su caricia,
cincelando en mi cuello un secreto deseo.

Tatuar ósculo rozado, furtivo,
como amapola vírgen
en campo de trigo.

Con la timidez de la brisa,
desnuda tras mi incauta sonrisa,
esbocé un dulce beso a escondidas.

Esperando hallarme, desperezarme,
como crisálida de luciérnaga,
abrir mis alas para que descubra el cielo.

En el aleteo de su ternura,
cerré los ojos en su silente pecho,
me inundo en la eternidad de su abrazo.

Abanico mi mirada
en la marea de sus pestañas,
pellizco del alma regado en un cruce,
recorriendo ese instante que transita
de mis ojos al álito del deseo.

Amapola virgen que siembro en la comisura de su boca
leer más   
15
11comentarios 100 lecturas colaboracion karma: 96

Jugando

Yo sigo jugando con tus recuerdos,
con tus idas y venidas,
con tus besos en mis nodos.

Yo sigo jugando al escondite con mi corazon,
intentando que la razón no le encuentre,
por qué entonces será mi fin
, y el tuyo.

Yo sigo jugando a recrear(te) en mi cabeza,
a imaginar(te) paseando por las calles de Málaga
agarrado a mi,
desde tus ojos.

Yo sigo jugando a que te tengo
bajo las sábanas, clavado en mi,
bailando a compás de mis caderas.

Sigo jugando porque lo prefiero así,
sin concesiones ni promesas,
sin roturas.

A mí gusto.
Cuando me apetece(s).
Ya se me irán las ganas de jugar...
leer más   
16
6comentarios 54 lecturas versolibre karma: 108
« anterior1234