Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Chisporroteando

Dame un verso de tu boca
que te rimo con locura,
de mi corazón estrofas,
y estribillos de ternura.

Una ducha calentita
de palabras enlazadas,
una hoguera que crepita
chisporroteando tu mirada.

Chisporroteando tu mirada,
chisporroteando tu mirada…
más lo digo, más me excita
pues tu amor en mí palpita
y se prende a llamaradas.

Se me empaña la conciencia
al perderme en la mirada
de esos ojos color crema,
de esa risa perfilada…
desprendiendo la pureza
que no entiendo y que me atrapa.
leer más   
21
11comentarios 109 lecturas versolibre karma: 95

Arcoiris

Y si me despierto una mañana
con los ojos en gris,
píntame amapolas rojas
en la vereda del camino.
Llena de verdes prados
el horizonte que veo.
Dale una brocha de azul
al cielo que me cubre
y al rio que me baña.
El amarillo azafrán en tus labios.
Pon blanco en las miradas
y negro en el cabello que
baila con el viento.

Píntame un arcoíris
que este gris absurdo
ya no lo entiendo.
17
4comentarios 47 lecturas versolibre karma: 89

Es nuestro el universo

Lo primero que te descubrí fui la mirada;
pozo infinito de vida mía.
Yo llegué contigo de la mano
y caminamos,
       caminamos,
y contra todo pronóstico
aún no hemos dejado de andar.

Ahora te veo dormir
feliz, pequeña, ajena a palabras feas
que acosan, que vigilan, que sospechan
que hay demasiada felicidad entre nosotras.
Qué sabrán ellas, si tu boca y mi boca
sólo saben decir te quiero al unísono!
Qué sabrán ellas del amor sin causa,
del amor porque sí, por que nos es necesario,
infinito amor que no nos cabe en las manos.

Sólo tú y yo lo sabemos,
que es nuestro el universo
cuando nos miramos.
leer más   
17
6comentarios 86 lecturas versolibre karma: 91

Todos mis atardeceres

Ahora que la tarde decora las montañas
con ribetes del color de la nostalgia,
me siento a esperar en silencio
con la mirada volando hacia tus labios.

Es diferente el amor callado,
delicado al tacto, al suspiro
y nada es digno de mencionarlo
y nada evita que te sienta aquí,
cada vez que respiro,
en mi costado.

Tu voz lejana — ¿soñada, tal vez? —,
despidiéndose del sol, de las palabras;
un vuelo de plumas malvas
en la bóveda celeste que sostiene
la mirada del silencio,
mi mirada...
¡Te beso tantas veces!
Tantas como el batir de tus alas,
tan suave y dulce como el rumor púrpura
de todos mis atardeceres.
leer más   
17
8comentarios 85 lecturas versolibre karma: 90

El mayor secreto

Hay secretos que tiñen la vida
de un color que nunca se borra,
que duelen en los rincones apartados
de los ruegos que nunca callan.

Hay secretos que duran como el universo en su infinita creación,
hasta que nada se puede hacer para olvidarlos,
no existen secretos que se guarden por siempre
viven hasta que la memoria los olvida con la muerte.

Hay secretos que emergen
cada vez que se ahoga a un valiente silencio,
como aquellas flores que tuvieron que llorar
en un florero hasta que envejeció y murió su esplendor.

Hay secretos que guardan palabras desoídas
hasta que protestan en la vergüenza de su falso vivir,
son secretos que quieren conocer la verdad
y se desnudan en la vana inmoralidad de su propio odio.

Hay secretos tristes,
como la soledad que nunca termina
de un poeta en sus lamentos
que siente el abandono cada vez que se pone el alba.

Hay secretos que habitan la protesta
de no tener un amor ardiente,
que miran con su profunda fuerza hasta descubrir
que el recelo no los deja decirlo todo.

Mi mayor secreto no vive en la fría madrugada,
tampoco extraña la profunda noche
que pronto se acaba, mi mayor secreto nunca lo sabrás
lo olvido cada vez que nazco en la mañana.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
20/11/2017.
leer más   
22
7comentarios 146 lecturas versolibre karma: 96

Soy

Soy ese columpio oxidado
que mece el viento
en el parque vacío.

Soy aquel terreno erosionado
donde la lluvia no penetra
aunque ocurra una riada.

Soy aquella luz que se apagó
porque no podía lucir
en un lugar lleno de sombras.

Soy aquella casa fría
donde ya nadie habita
y solo quedan los recuerdos.

Soy aquella risa
que vibraba en el aire
y de la que resuena el eco.
leer más   
16
3comentarios 73 lecturas versolibre karma: 103

No dejes para mañana lo que puede doler hoy

Quien quisiera dejar parapléjico al recuerdo,
Que no se moviese más de la cama
Y poder avanzar sin un corazón tan hermético.
Afecto.
El afecto vendrá cuando todos mis canales estén abiertos.

No dejes para mañana lo que puede doler hoy.

No tengas asignaturas pendientes,
En una ocasión hablando con un superviviente de cáncer
Me comentó que:
Al enfermo se le ha de dejar estar enfermo,
Y estoy de acuerdo.
¿De qué sirve teñir tu cara con una sonrisa mientras cargas toneladas y toneladas de piedras?
Podrás avanzar unos metros, pero tarde o temprano tus manos vencerán frente a la carga.
El ver todos tus males por el suelo será un trauma.
Escucha.
Si tienes que llorar llora,
No te lo guardes para dentro,
Si reprimes todo y lo escondes bajo la tierra,
Te crecerá una planta de guerras internas.
¿Cómo combates eso?

Así que siéntate, escúchate
Las personas no solo tenemos derecho a estar bien,
También lo tenemos a estar mal, concédete ese derecho.
Busca la paz.
Entiende que todo duelo conlleva varias fases.
Desahógate.
Piensa en como llevaras tantas piedras,
Cuales te llevaras y cuál será la manera,
Y cuantas despeñaras ladera abajo.

Es irónico, nos enseñan la teoría de la gravedad
Pero no nos enseñan que las lágrimas han de caer,
Parece que lo lógico es arrestarlas en el lagrimal.
Cuántas de ellas viven en cautiverio por el que dirán,
O por el
“los hombres no lloran”
O el
“tenemos que ser fuertes porque tendremos que aguantar un parto”
O aquellos hipócritas que dicen “sé tú mismo” para más tarde decirte “deberías sonreír más”

Ya basta de criminalizar a quien no se siente abrazado
por alegría.


Disfruta mañana lo que no puedas disfrutar hoy.
Mientras pases el duelo grábate estas palabras:

Hay que dejar de ver la vida como una balanza
Donde pesa más lo malo y verlo como una catapulta;
Donde lo bueno sea un contrapeso y lo malo
Sea la munición que se lanza.


Si lo consigues tal vez nunca más necesites este poema.

LGR
leer más   
17
6comentarios 125 lecturas prosapoetica karma: 101

Decidme, dónde pongo este silencio

Vería tus ojos, tus ojos, tus ojos.
Martín Lucía

Tendí las sábanas y las vi
agitarse y elevarse como gaviotas.

Anne Sexton



Porque voy a tener que pediros cobijo
para un silencio,
he venido despojada de palabras.
Solo traigo las esquirlas de las horas
de una noche de vigilia.

Muerdo el ansia con el ansia.
Qué poco sirven los sueños para amainarme
las olas…
Fijaos en mi pecho.
He sembrado dos gazanias a la espera
de sus manos.
Fijaos en mis labios.
Tengo por faro un lunar encendido
para que pueda encontrarme.
Fijaos en mi vientre.
Rumorean mariposas cada vez que veo
su nombre.

Decidme, dónde pongo este silencio;
pero callad, callad que solo puedo
oír su voz.
17
10comentarios 84 lecturas versolibre karma: 91

Sin título

Temo por mí, temo por todas las mujeres de mi vida,
No me siento segura ni a la luz ni a oscuras,
Por las calles hay cuerpos inertes que cedieron en la lucha,
otras más que nunca se enteraron que llegaron al final.

¿Qué culpa tenemos de haber nacido con este género?
¿Qué culpa tienen nuestros padres?
¿Por qué me odias a mí monstruo de la noche?
Silencio…no me respondes, entonces que sea Dios el que te juzgue.

Hoy, este llanto quema mi ser como el aguardiente,
Es tanto que hasta el ave matutina esconde su canto.
Ya no quiero ser más el blanco de tus vituperios
Solo quiero la tranquilidad y equidad,
Quiero la bondad y la paz.

Tenemos que alzar nuestro canto al unísono.
Gritar que somos muchas
Somos la vida
Somos amor.
Porque la mujer tiene valor, ¡si!, el mismo que tienes vos.
leer más   
15
7comentarios 62 lecturas versolibre karma: 95

Olvido

Mi memoria está destinada al olvido,
como mis pantuflas desgajadas,
como ese muerto en medio del camino,
y yo, a punto de ser liberado del pasado
que adormece mi destino,
que retorna cada día cual hora inasible
y se me planta como centinela
en medio de un camino
que no sé siquiera si es el mío.

Adolezco de mi memoria
porque no me sirve cuando sirve
y por eso la envío hoy al pasado
para que se quede en algún recodo
que antes no haya vivido.
leer más   
14
1comentarios 38 lecturas versolibre karma: 95

Clavos en el Cielo...

Sea entonces...
este calvario de cinco clavos para crucificarme en aspa.
Cinco puntas de lanzas que ahogan mi respiración.
Un penúltimo gemido antes de esta muerte
llena de plegarias y ningún antojo,
donde, azumbradas mis ganas,
tiemblan mis misterios
a Tu Mano,
Mi Señor.
Tú.

.../...

Mi Señor,
aquí tienes mi Cielo... para ser lluvia sobre Tu Infierno…


Os presento algo que yo denomino "Oración de Pecado", pues no son lo que parecen.
14
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 86

Hilo

Hilo,
los camellos pasan por el agujero de la aguja,
me descoso algunos dioses,
hay demasiado asfalto y niños sin barro en los zapatos.
Se lo digo a los hombre con la mirada,
nadie escucha,
nadie cose,
nadie es ya herida,
no hay nubes pero construyo un arca
donde quepa todo aquello de lo que no nos arrepentimos.
14
2comentarios 79 lecturas versolibre karma: 79

Y siempre es igual

Ella era como el agua, pura,
yo como el café, cortado.


Pero al final el agua sigue
su curso hasta la playa,
y yo me quede en mi taza
sin hablarla.
leer más   
14
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 88

Los pasillos de ayer

Pasillos.

De camino
a casa
tu regreso.

Por entre tus vértebras;
mis huesos.
De entre mi. Tú
De entre tantos. Yo

Yo también tengo luciérnagas en el corazón
que no supieron alumbrar los pasos cansados.
leer más   
13
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 97

Oscura y atrayente obsesión

Allí vería llegar el tren y tendría tiempo para tumbarse sobre las vías.
Apareció a lo lejos y se acercó hasta los raíles. El tren tronó a su paso. Todo vibró dentro y fuera de su cuerpo como las cuerdas de una guitarra.
Faltó un paso más. Tal vez mañana.





Publicado en:
www.cincuentapalabras.com/2017/11/oscura-y-atrayente-obsesion.html
13
10comentarios 69 lecturas relato karma: 87

Árbol de Hojarasca...

Somos un árbol de hojarasca,
prendida y henchida de luna,
vigía de vientos y madre de mares.
Un atisbo de noche creada y de albura plena,
donde sueñan los ángeles
y llora el tiempo cuando,
como hastío de lodos,
las manos le rezan.

©ɱağ
leer más   
12
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 88

¿Me regalas una sonrisa?

Aquella mañana de mueca burlona,
tomé una camisa, un pantalón,
me pinte una sonrisa socarrona
y me dispuse a rodar cual balón.

Broma si, pero no chanza de mofa,
que la mofa es cosa fea y burda,
e intentando componer esta estrofa,
quise yo no crearla absurda.

Aunque bardo de verso triste soy,
mas hoy quise sacarte una sonrisa,
y entre rimas y risas voy
buscando que pares tu prisa.

¿Me regalas una sonrisa?
12
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 99

La Espera

No echaré raíz,
aunque el tiempo,
No corra para mi...

Aunque el mundo esté al revés,
sin importar donde estés,
Estoy aquí.

Aunque no llegue el amanecer,
sin importar que no me ves,
Estoy aquí.

Aunque te odie con todo mi ser,
sin importar con quien estés,
Estoy aquí.

Aunque la espera gaste mi piel,
por los inviernos que pasé,
Estoy aquí.

Aunque tu alma esté triste,
y digas que me perdiste,
Espero por ti.
12
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 86

Este modo de vivir

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Este modo de vivir del Siglo XXI
es un culto a la prisa y al cansancio.
Todas las ciudades parecen al fin
de cuentas cortadas con la misma
tijera consumista, por habitantes que
solo mascan resignaciones desechables.

Envilecida, soberbia y vestida de
democrática la mentira campea a sus
anchas en el desecho calendario
de un presente repleto de fugacidad.
Un slogan de sonrisa asustada
desciende por una escalera mecánica.

(La revolución no ha de comenzar
editando artículos en Wikipedia).

Caminos morales incorrectos se clavan
en el corazón de la impotencia.
Los derechos y garantías viajan
dentro de una cantimplora agujereada.
Como en aquel poema de Bolaño,
juntamos las mejillas con la muerte.

Este modo de vivir es la
tormenta, el naufragio y la indiferencia
al mismo precio. Nos deslumbran
con fábulas infames, y zapateando
en el umbral de las quimeras,
el invierno solo reparte besos abatidos.

(Cuando la leche en polvo viene de regalo,
hasta el niño más hambriento desconfía).

Ignorarnos como habitantes de éste infierno
no nos transforma en residentes del paraíso.
Recuerdo con asimétrica nostalgia aquel tiempo
en que creíamos tener un futuro. En
la profundidad del intestino de la amargura,
crecen las raíces de los años encarcelados.

Para saber de una vez quiénes
somos, habrá que seguir escarbando
en los nombres extinguidos por el
ajuste estructural, remake eterna de los
mismos que quieren consolar nuestras
penas ofreciéndonos un pañuelo sucio.

(Esta insensatez de modas derrocadas
parece hecha al gusto de los reptiles).

Como anacrónica práctica se subastan las
más selectas lágrimas de cocodrilo,
mientras, en esta venerable indisciplina que
es levantarse a diario, continuamos
navegando, con los tendones deshechos,
hacia metas que sabemos inalcanzables.

Seguimos regando, con la tinta de un
contrato leonino, las gardenias que nacen
marchitas en la cuneta de la historia. Guerrillas
de iras oscuras ponen armas de guerra
en manos de niños con nombres arrebatados,
y el salvoconducto a una fosa común.

(Resulta que los más sabios de todos se
estrellan contra el futuro igual que los demás).

Es sencillo sentirse felizmente
desgraciado en este tiempo de ojos
cerrados y bolsillos entrelazados
con la incertidumbre...
Más que vivir los días
nos revolcamos sobre ellos.

Con nulos deseos de continuar hincando las
rodillas, los parias gritan su cólera
sin máscaras. Cuando ya solo nos quede
la negación como heredad, habrá que
sentarse a esperar el tsunami, o el
rigor del látigo de una multinacional.

(Hoy son los corderos los
que gerencian el matadero).

No va a ser gratuita emocionalmente
esta sobremesa de desilusiones
sucias y granadas de mano.
11
6comentarios 89 lecturas versolibre karma: 92

Dame un beso

Dame un beso
un beso que
me sepa a luna
a miel que derraman
los labios enamorados.
Un beso loco
que desnude
mi piel y los colores
que la visten.
Dame un beso
un beso en la boca
coqueto, perverso
apasionado
Un beso a tierra
de latidos
Un beso a mar
de los sentidos
Beso de amor
a ojos cerrados.
leer más   
11
1comentarios 52 lecturas versolibre karma: 89
« anterior123