Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Cuando el alma grita

Cuando el alma grita
el corazón recuerda.
Cuando la ilusión despierta
la fantasía,vuela.
Cuando la memoria escribe
la piel, sueña.
Navegan las orillas.
Galopan las olas.
Recita la arena
El mar...
susurra poemas.
Cuando la luna asoma
se despiertan
las estrellas.
Cuando la noche llega...
bailan los luceros
Y extrañan
las quimeras.
Y a solas
bordean mis alas
tus letras.
leer más   
22
12comentarios 81 lecturas versolibre karma: 103

Maldito amanecer

Ausculto las sombras
en el corazón de la noche,
y entre ellas te encuentro
suspendida por hilos de luna.

Acaricia mi mirada
el vaivén de tu figura,
que ahora se desvanece
con el primer rayo de sol.
leer más   
16
5comentarios 91 lecturas versolibre karma: 84

Sin mí

Quédate atrás como las sombras
y vuelve a mí sólo con luz.
No espero de tus labios nuestras sobras
ni obras que edifiquen una cruz.
Quédate atrás que yo te mire.
Quédate,
sin mí,
tú.
leer más   
18
7comentarios 60 lecturas versolibre karma: 101

Trastero

El amor llega a ser como un viejo trastero,
lleno de lo que hubo,
pero no abras su puerta
porque puede que esté nuestra dicha
hablando con la soledad
y una de las dos siempre sale y se queda.
15
1comentarios 42 lecturas versolibre karma: 99

Envíos de primavera

Dejé, el viento me arropara en su susurro, me otorgó en rima tiritante el canto del cedro, olmo y pino; me dieron para ti, sabiduría del tiempo y del silencio sus secretos. Tambien, cada uno te deja su sapiencia. En mis ojos, del jardín de la vida, te traigo el color de las flores, el azul de la esperanza, del sol su fulgente, y el carmín de la rosa. Al vértice de montaña llevé mi paso, de allí tomé un poco de hielo, que mi labio fresco ahora te deja. A la mar y su orilla sumergí mis pies, de ellos recibe un poco de arena, de mis dedos toma sus espumas, el mar te envía una caracola, dijo, que al cerrar tus ojos nena mía, te llegará un canto melodioso de sirenas. Al río, en la Alameda llevé mi cuerpo, de sus aguas cristalinas recibe su pureza. Al saber, que en mis brazos estarías, canarios, jilgeros y ruiseñores a través de mi oído te dan sus trinos, ¡que se eleve tu alma al escucharlos!
Una paloma blanca de su pico da un olivo, y te desea quietud para los tiempos. Del exterior, he reunido sus aromas; de la gardenia, el jazmín y madreselva, toma su perfume. Amor mío, que la sabana de algodón, sean las nubes, tus sueños bóvedas celestes, tus mañanas primavera, que todo dolor de tu cuerpo desvanezca.
leer más   
15
12comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 91

Témpano de apogeo

Versos uncidos
en los cordajes del tiempo,

runas de delirio
en el tímpano del lamento,

mortaja libada
en el cáliz de tu cuerpo,

umbrales conculcados
en el témpano del celo,

rúbrica de piel
en el epígrafe de mi vuelo,

seísmos Richterianos
tectonizan los anhelos,

el hades de tus lunas
engarzado a mi señuelo,

tu vertiente de vesania
rubricando mi anzuelo;

en ti vivo,
y al rojo vivo, vivifico mi apogeo.




@AljndroPoetry
2018-feb-21
leer más   
16
20comentarios 63 lecturas versolibre karma: 109

Finjo ser alguien que no soy

Finjo ser alguien que no soy,
finjo tener algo que no tengo,
finjo escribir en mis versos
con la tinta de mi cuerpo y
con miradas de adiós
que hacen de mí un pañuelo tan ligero
que puede llevárselo el tiempo.
Esconderme tras la máscara que dibujo
con adornos de palabras que me creo.
Confundir la realidad, abrazando la mentira
y sentir que la vida es así
Frágil es la armadura que vestí en su momento,
frágil es el reloj que marca tu tiempo,
frágil es la pluma en mi texto,
frágil es mi voz cuando no intento
ser quien soy.
Palabras tatuadas en mi cuerpo
que escriben de mí una verdad tan frágil,
que me hace seguir fingiendo.
¿Por qué? ¿Por qué hay que fingir en todo momento?
leer más   
19
9comentarios 119 lecturas versolibre karma: 99

Je suis désolé

corazón oprimido
-sabes que no quise-
¿dónde está el oxígeno?
-no, nunca quise-
sin voz en la boca
y una mitad rota
-pero no quería,
no quería querer-
y a pesar del tiempo,
de tu vivo silencio
je suis désolé

infinito borroso
ante ojos acuosos
que ya no lo entienden;
este era el camino
que nos reservaron
los sueños y el grito;
nos llamó el abismo
y nos depertamos
con brazos abiertos
y piernas preparadas
para iniciar la carrera
hacia un gris vacío,
hacia la tristeza

¿y si se quiebra el alba?
¿y si la madrugada
de repente asola
todas las mañanas?
tantas flores rotas
esperando el agua
que nunca nos dimos;
sequía en el alma
y por dentro un desierto
que nunca se acaba

escamas en la piel
y unos labios abiertos
que no dicen nada
¿dónde fue la magia?
-je suis désolé-
se rompió tu nombre
al decirlo en voz alta
leer más   
15
15comentarios 57 lecturas versolibre karma: 104

Iluminado

Harto de dislates,
Botarates,
Por derecho,
Groseros,
Ilustrados del tebeo,
Reos,
De su ignorancia...
Harto de todos aquellos,
Que ocultan fallos,
Que se creen más,
Siendo menos,
Pobres necios...
Arquetipos,
Pobres tipos,
Creyéndose leídos,
Sabedores de nada.

Se me quitan las ganas,
Soy poema,
Fonema,
Vocablo,
Sé de lo que hablo,
Cuando afirmo,
En firme,
Que es verte,
Y querer irme,
Huir de tu estirpe,
Tus palmeros,
De tu escuela de necios,
De tus oyentes,
A mí me cansas,
Cuando hablas...
Sin decir nada.

No te escucho,
Iluminado,
Sin lumbre,
Normal que se esfume,
Tu moral,
Al escuchar,
La barbaridad,
Que escupes...
17
12comentarios 79 lecturas versolibre karma: 91

Puedes quedarte

¡Qué coño pasa aquí!

¡Tú!,
devuélveme el corazón.

¡Tú!,
bájate de mi sofá de sueños.

¡Tú!,
deja en la nevera esas latas
que te has escondido.

¡Tú!,
bueno a ti no te conozco
puedes quedarte,
los demás ya estáis
cagando leches
y saliendo por esa puerta.
.
Me deslizo un momento
por el tallo de la traquilidad
y me lo quieren birlar todo.

A ver;

¿Cómo te llamas?-

-No tengo nombre-

¿En qué trabajas?

-Soy pensadora-

¿Y en qué piensas?

-En nada-.

¡Mola!,
la nada es nada
es el mejor bálsamo
para los enquistados días
en los que vivimos.

¿Por qué estás aquí?

-Bueno, te observo
desde hace años
y como sé que tu vida
carece de cerraduras
he entrado sin más-.

¡Vaya!
yo no te he visto nunca.

-Ya, ni nadie-.

¿Y ahora que hacemos?

-Pues nada-

Vale,
es una buena idea,
ponte cómoda.

¿Tienes algún seudónimo al menos
con el que dirigirme a ti?

-Soy la misma
que te ha acompañado siempre-

-Soy tu soledad-.

¡Pues vale!
bienvenida otra vez.

¿Quieres beber algo?.
leer más   
14
5comentarios 53 lecturas versolibre karma: 104

El viaje de una lágrima

Nazco porque no existen palabras para describirme,
ni risa que me calle, ni pena que me mate,
me asomo de a poco, sin que nadie me llame,
llevo conmigo un nombre y un recuerdo,
soy un pedacito de dolor que te besa la cara para despedirse en tu boca,
y decirte 'fui bueno'.

Nazco porque algo muere,
y cuando me voy, un pedacito de esperanza aparece en mi lugar.
Todo va a estar bien, llorame si tienes que llorar,
aunque prefiero que me rías sin parar.
leer más   
16
9comentarios 61 lecturas versolibre karma: 91

Manto azabache, infusión de caricias y versos

Cuando se apagan las luces
y el azabache envuelve la vida,
yo rebusco en el bolsillo
pedacitos de caricias.
Los junto en una bolita
y me hago una infusión
que después bebo
sorbo a sorbo
y verso a verso.

Me transformo en pluma,
y derramo sobre el papel
sentimientos y latidos
que mantengo aletargados,
esperando una vez más
que llegue:
el manto azabache,
la infusión de caricias
y el verso derramado.



Hortensia Márquez
15
10comentarios 62 lecturas versolibre karma: 83

Sin dormir

Cuando el sueño no adviene,
se crispa un corazón entre mis ojos
quien invita a combatir a mis propios dedos
que se enredan en un veneno cruel, pecaminoso!

Cuando el tiempo muerto es
el que sucumbe las esquinas de mi cama
como hago para detener el segundero,
que a latigazos resuena a mis espaldas?

Y en su mirar todas las palabras se ocultan en silencio...
cuando se acerca o saluda EL no es nada,
pues corro a ponerle un velo! Ese que me acobija eternamente en cuentos de hadas.
Pero cuando se va y me quedo sola plasmada de su amor, ahí me detengo...
pues ahí se cae, se rompe mi mundo , desplomándose mi amor, todo desnudo y en el suelo!
leer más   
14
5comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 84

El amor no se bebe hirviendo

Tal vez no se trata de amar hasta que te hierva la sangre a 100 grados celsius,
quizás sólo son necesarios 85 grados para querer,
amando caliente pero no hirviendo,
dejando espacio para soplar las heridas del pasado,
pero no esperando a que se enfríen por completo,
quizás solo necesitamos bebernos el amor como bebemos el café,
dejándolo reposar mientras hacemos las tostadas,
no apurarlo,
solo esperarlo mientras estamos ocupados haciendo otra cosa,
tal vez el amor se bebe a 85 grados,
suficiente para que te caliente el cuerpo,
pero sin quemarte la lengua,
porque si te la quema después los amores que vengan no podrás saborearlos igual.
Quizás solo se trata de encontrar a ese italiano,
fuerte y oscuro que tantos nos gusta y dejar que nos deleite el paladar.
El amor no se bebe hirviendo, sino se quema,
te deja un sabor amargo
y te hiere,
así como ella se derramó en mi
así como ella me quemó la piel.
leer más   
15
4comentarios 54 lecturas versolibre karma: 106

Danza del olvido

Danzaste sobre mi vientre el olvido,
sazonaste la osadía con ponzoña,
trocaste la trayectoria de los péndulos,
exhibiste por error tu sainete,
llenaste de perfídia los yacimientos.

Acuné entre mis pechos tu abandono,
descorché los coágulos de la cólera,
hice escabechina con tus arpegios,
de nuestros cuerpos tullí el bamboleo,
con tus escombros cimenté mi imperio.


Nada perforó tanto
como la danza de tu olvido
sobre mi vientre.
leer más   
16
6comentarios 57 lecturas versolibre karma: 106

--Latente pétalo—

He vuelto a buscarte
al jardín de siempre
Y te he esperado...


Estaba segura que hoy podría regalarte la última rosa
y decirte adiós

Pero no pude...

No sé qué le falta a mi corazón; No sé si le sobra hierba o le falta tierra...

Solo sé que mis manos no quieren sujetarte más :
Qué mis ojos han visto demasiadas espinas cubriendo sus párpados
Qué son demasiadas las hojas
que han quedado deshojadas en pétalos blancos, tirando tinta caduca sobre los labios

Demasiadas canciones recordándome
lluvias, sin pasos de baile
e intensos aromas húmedos de argumentos quemados
Tantos, los suspiros agrios galopando a lomos de absurdos llantos ...

Qué he girado
torcido, cortado y arrancado
El tallo

Y te he secado; y me he secado

¿ Y para qué?


Si mi corazón
sigue latiendo en Primavera


@rebktd
leer más   
14
14comentarios 96 lecturas versolibre karma: 96

Tu no sabes

Tu no sabes
cuántos océanos recorrí
hasta llegar a ti
Tu no sabes
cuántas tristezas
cuántos otoños.
Cuánta soledad
en la memoria....
Ni cuántas espinas
en el corazón.
Tu no sabes
cuántas heridas
antes de ti.
Cuántos versos
sin flor...
Fue el destino
que nos citó
en una esquina
del camino.
Fue la lluvia del alma
Fueron las alas rotas.
Fueron tus letras
de nácar.
Tu no sabes.
Cuántos infiernos
antes de ti...
leer más   
13
4comentarios 40 lecturas versolibre karma: 94

Antes de ti

Si fuera antes de ti
sería la duda,
un viento desnortado,
un laberinto.

La lluvia que no llega,
la pregunta,
simiente adormecida en el camino.

Si fuera antes de ti
sería el anhelo,
un sueño interrumpido,
la demora,
la sed de primavera en un febrero.

Si fuera antes de ti
-sólo incerteza-
ya soy algo de ti mientras te espero.
leer más   
13
7comentarios 93 lecturas versolibre karma: 89

No nací para nacionalismos

Ninguna bandera me tienta:
sus tristes colores no colman
la sed que atesoran los ojos.

Tampoco me gustan los himnos:
el ritmo marcial no consigue
que batan las alas en vuelo.

De toda frontera recelo:
la mano que traza los límites
produce también las heridas.

Y hablar de las patrias me aburre:
un muro de torpes neuronas
impide que llegue la luz.

Ingenuo, perverso artificio:
querer abarcar en conceptos
el vasto sentir de la sangre.

Perversa, ingenua mentira:
mandar a buscar a los hombres
su origen en signos vacíos.
leer más   
14
6comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 87

Tedio

Tedio,
Aburrimiento,
Miradas de soslayo,
A una ventana ficticia,
La huida utópica,
De lo terrenal,
La erótica,
De escapar,
De las cadenas,
Que tu mismo te anudaste,
Aquí estoy atado a la nada,
Intentando volar,
Ventanas tapiadas,
Cortadas las alas,
Necesito oxigenar,
Y no mi mente,
Demasiado oxigenada,
Pero tan solo,
Entre tanta gente,
Ata,
A una soledad adscrita,
Por una decisión,
Dictada por el progreso...
Quiero...
Un regreso a lo animal,
Al amor carnal,
Caer ante el deseo,
Dejar de ser reo,
De una sociedad,
Donde la inutilidad,
Suele ser premio...
Me puede el tedio,
Y ni puedo,
Ni quiero escapar,
Ponme otra copa camarero,
Coma etílico intelectual,
Rodeado de borregos,
Solamente ruego,
Que este falso progreso,
Les haga dilucidar,
Que a veces lo bueno,
Es lo que escapa de la realidad,
Ilustrado de lo banal,
Maestro de la nada,
Intentando filosofar,
Sobre lo que no entiendo...
Quizás soy un borrego más,
Quizás un genio...
O quizás todo esto es culpa del tedio...
Este aburrimiento me va a acabar de matar,
O de volver necio.
13
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 101
« anterior123