Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Y andar, andar...*

La esfera brillante
ignora las calles pavimentadas de frío acero.
Yo voy, sin haber venido,
y dejo un rastro de palabras rotas
que a día de hoy
carecen de sentido.
Hay neblina en los ojos
hay ausencia en el pecho,
hay un aire siniestro llenando los pulmones
a golpe de respiración.

Camino.
No hay paz para los que viven
aferrados al olvido más reciente,
al no pensar,
al sólo sentir que lo amado
amado está,
y el vacío que deja
cuando baja la marea y se expande el desierto
es demasiado grande como para mirarlo.

La traición se arrodilla.
Poco a poco se va deshaciendo
a medida que el tiempo me cubre
con el pesado velo
de los días callados.
Soy antagonista de mí misma y a decir verdad,
apenas me importa;
ya se escribió antes un camino parecido
a la servidumbre de mis manos
hacia todos los abismos.

Queda ese dolor que no puede ignorarse;
ese dolor que quema con tanta fuerza
que llega hasta el último latido.
Quedan esas quimeras que cantan al oído
y aun oyéndolas,
resistir es el nuevo himno
de mis ensoñaciones.
Porque no hay eco más doloroso
que el de la propia voz ahogada
en el propio silencio,
ni aturdimiento más tremendo
que el de la propia sombra en la oscuridad.

Es otra de las lecciones
que se aprenden a base de lloros;
probablemente sea también otro tipo de maldad.
Y ante este espectáculo de vientos llenando los ojos,
qué puedo hacer sino andar,
andar…



*Se extiende aquí la sombra de la Rima LVI de Bécquer
17
16comentarios 118 lecturas versolibre karma: 111

Llueve

Llueve y mi alma está mojada de la nostalgia
de unos besos que enmudecen la tarde,
temblando en las manos sin poderse escribir,
llueve también por la ventana y espero
fantaseando por ti…

Llueve y mi alma está mojada
por las lágrimas de otoño que acortan la tarde,
la tarde que hoy viste tan gris…

Y tal vez llueva en alguna primavera,
quizás la tuya tan lejana,
y aquí moja el frío
entre soplidos de vientos
con hojas amarillas y ocres,
pero casi sin flores…

Llueve y huelo tu perfume
como enviado del cielo,
o del norte
y la gravedad lo trae a mi,
y mi alma enamorada respira profundo,
cierra los ojos, sueña y baila, sonrío
y miro el anochecer en la ventana, sin ti…

Llueve y que romántico sería
que estuvieras en mi vida,
sin ser la fantasía que espero sin venir,
y me convence de agonía de extrañar
lo que no fue…

Y será larga la noche,
la tormenta ahoga los latidos
con ráfagas de viento
que no le dejan a las sábanas cubrir
y arrullar a mi cuerpo,
y un escalofrío aborda mis sueños
cuando me abandona al fin el desvelo,
agotado de mi…

Y no hay mejor poesía,
que desvele una lluvia
para expresar sentimientos,
esos callados que quieren decir…

Simplemente llueve
un día tras otro,
y no hay nostalgia que sobreviva
en un corazón roto, por eso se escapa
buscando torturar otros…

Por eso mi corazón palpita
y yo huelo tu perfume,
cuando el viento moja las ventanas,
cuando salgo a besar
y enfrentar cara a cara la tormenta,
para que sonrías amor desde arriba
cuando me veas mojada de tu lluvia,
oliendo amor, a ti…
(Lola)
17
9comentarios 105 lecturas versolibre karma: 120

Líquido elemento elemental

Llueve.
Tintineo incesante
constante,
intenso.
Aguacero en el que se ahogan
los desastres naturales de mi vida.
En apenas unos centímetros,
se van por el desagüe llantos sin pañuelo.
Clepsidras de lágrimas.

Plañir.
Lavar por dentro y por fuera.
Sofocar incendios
que arrasan y asolan
segundos,
minutos,
días…….tiempo.
Camino de llanto y cielo gris…amenazando agua.

Fluir.
Dejar correr regueros de agua limpia, nítida y clara….dejarse llevar...cual barquito de papel,
a la deriva, sin rumbo fijo.
Bucear en un charquito
para buscar tesoros de “andar por casa”.
Cuando el chaparrón es fuerte,
las botas de agua
y el paraguas de colores
son el mejor remedio para el tedio.

Líquido elemento elemental
para limpiar,
para chapotear,
para eliminar de golpe
los nubarrones que algunos días se forman en mi cielo.




Hortensia Márquez
16
14comentarios 129 lecturas versolibre karma: 111

Cuando soy música

Cuando soy música.
Cuando soy poesía.
Cuando soy añoranza...
Vuelo sin alas.
Camino descalza.
Y acaricio la nostalgia.
Cuando soy fantasía.
Cuando soy ocaso.
Cuando soy esperanza....
Me dejo llevar
Por sueños.
Al compás de una guitarra....
Desato horizontes.
Desnudo atardeceres.
Escribo en la luna baladas...
Hilvano quimeras.
Deshojo versos.
Y bordo madrugadas....
Cuando me abraza el sol.
Soy poeta.
Soy princesa.
Soy...cometa de plata.
leer más   
15
4comentarios 61 lecturas versolibre karma: 105

Miles

Miles de abrazos

Miles de besos

Todo mi amor

por y para vos

Mi alegría

Mis manos

Mi pensamiento

Mi ser

Mis ojos

Mi pelo

Mi voz

Para ti que eres

Mi mar

Mi puerto

Mi roca

Mi sal

Mi arena

Mi razón
leer más   
17
6comentarios 90 lecturas versolibre karma: 107

...y me duele

…y me duele tu aliento en mi sangre, isla mía,
tu último grito sin voz, esa que te quebraron,
y te dejaron inmersa, arrodillada en tu adiós…

Maricel 05-08-2018
leer más   
15
17comentarios 195 lecturas versolibre karma: 120

No fue el tiempo

No fue el tiempo
Ni la guadaña
Ni tampoco los pasos perversos.

Ni que algún otro
Fuera el perfecto
Ni que alguien fuera con saña.

Simplemente se dejó de crear
De abonar, de regar
De echarle leña al fuego.

Y se apagaron las llamas
Y en cenizas negras
se convirtieron
Todas las rojas ascuas.

Porque el amor y la vida,
Si no se crean cada día,
Se deshacen y mueren
Corroídos en desidias
leer más   
15
6comentarios 73 lecturas versolibre karma: 115

Farsante

Al pasar ciertas vicisitudes,
se abren mil puertas, se cierran virtudes,
si lo lamentas se esconde en las nubes
todo el carisma, pasa aunque dudes.

Aquí solo vale que tu alma desnudes,
alojo de flojos, morada que eludes,
se entornan los ojos si el alma sacudes,
se miente en el fondo, si tu arma es la mugre.

Socio-navegantes, iconos impunes,
halago-parlantes de falsas costumbres,
un vil maleante que busca la cumbre
fingiendo "me gustas" que avivan su lumbre.

Tu engaño me asusta, tu enredo me engulle,
tu estafa se incrusta y de mierda nos cubre.
Manto en podredumbre que el ego disgusta,
embauca tu anhelo con leyes injustas.

El karma reajustas, citas como un muelle,
adulas e intentas que el otro te selle.
Seguro comentas si pierdes el fuelle,
poeta engañoso de corto destelle.

Romeo de masas, lastrado perenne,
impones tus tasas castrando el ambiente,
que el dios de la rima a ti te condene,
que el sol y la brisa resequen tu fuente.

Mi fiel poetisa, no juzgues mi mente,
que escribo deprisa y no soy coherente,
si canso me avisas, mi bella durmiente,
que a falta de risas me quedo inconsciente.

Retomo la tala, que estaba candente,
mi verso dispara en medio de la frente,
cobarde que calla cuando hay referente,
bajas la mirada, con timo evidente.

Juegas a alabar con tono elocuente,
estrellas de más en un mar indecente,
la puerta de atrás te espera latente,
de pronto verás que había más gente.

Talento pagano de texto-basura,
¿Me llamas hermano? ¡por dios, disimula!
Ensucias mi mano, llenas de amargura,
aumentas el don de la poca cultura.

Camelos al son de dudosa ternura,
te puedes comer tu supuesta dulzura,
me cuesta creer, no se me pone dura,
si le hablas a cien con la misma ricura.
leer más   
14
11comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 111

Me faltan tus besos

El silencio invade la soledad de la noche y
un profundo aroma llega desde lejos
Trayendo recuerdos de plenos momentos,
donde envuelto en tus brazos reposa mi sueño.
La cama estrecha convertida en nube y
cúmulos de estrellas, testigos de aquello.
La piel no es el límite, sólo es el medio y
el roce de cuerpos es el pretexto para
que la sábanas ardan en te quieros.
Noches de las nuestras... noches de cortejos.
En la larga espera de "mañana te veo",
mi corazón ansioso no encuentra reposo,
no halla sosiego, busca enloquecido
tu latir calmado que trae a mi vida
paz, cordura, equilibrio y fuego.
Mañana no es lejos, mañana nos vemos
pero esta noche larga es inmenso el lecho.
Me sobran cobijas, me faltan tus besos.

A.B.A. 2017 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires - Argentina
leer más   
14
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 110

El silencio llegará.

El silencio llegará
aunque es frágil
como un susurro impostergable,
o un montón de batallas eternas y valientes.

El silencio siempre escucha
en todos lados
aún ante el frágil espíritu
de el último palmo en el mundo.

El silencio no quiere
que te quites el aliento de vida,
no es tuyo
es un regalo que debió ser eterno.

No tengas prisa
después de todo
el tiempo tiene su propia prisa,
tanta que se me olvida vivir.

Se acordarán de ti
miles de líneas que sangran
como el dolor de un parto prematuro,
es una época en donde está de moda
la poca esperanza de sobrevivir.

El silencio zumba ante las razones más obvias
no importa la distancia,
florece como la hierba libre que crece
con los borbotones de agua del cielo oscuro.

El silencio siempre llegará
es exquisito
es gratuito e irreverente,
como si supiera que lo ha ganado todo.

El silencio llorará con la luna
en su amargo y húmedo sabor triste,
como esa melancolía
que guarda silencio para poder oír tu voz.

18/08/2018
El mute.
Miguel Adame Vázquez.

A la memoria de Alejandra Pizarnik.
17
13comentarios 423 lecturas versolibre karma: 114

Porque contigo

Porque contigo
me olvido de mí
y el sol nos cabe en una gota de lluvia.
15
1comentarios 173 lecturas versolibre karma: 117

Amor oscuro

Han pasado cien años
desde que tu poesía fue un lucero radiante,
letras sedientas de gloria
que emanaba esplendor inagotable.

Todo sigue igual desde tu partida,
el mismo sol radiante
las mismas flores que adornan el firmamento
en un universo ecuánime.

El mismo silencio empapado de sonrisas,
el rocío callado
ante un frío que cala
hasta las más recónditas ideas.

La misma poesía rebelde
las incógnitas más testarudas
que el amor resuelve
en un solo abrazo que no cuesta y no duele.

Todo cambio,
el fusil que apagó tu voz
es un fierro olvidado entre tantas mentiras nuevas
y muchas miradas confusas.

El odio sigue aquí
entre el pensamiento y las memorias
entre la niebla y los sueños
y la turba que suspira por tantos siglos muertos.

Hoy el niño ya no trae sonajas con el viento,
no hay tiempo
se lo llevó el futuro
ente un suspiró sediento.

Hoy no hubieras sido una historia trágica
una nota roja de un periódico viejo,
serías una estrella dorada en el suelo de Hollywood,
un símbolo de la libertad entre un millón de luceros.

Mi corazón reposa sobre un libro inmenso
que son tus palabras que viven
ante mis ojos serenos,
meditan mis ideas ante tu brillo intenso.

Fuiste un tropel de trescientos guerreros,
por miedo en esa noche dormida
todos te desoyeron
se llevaron tu pluma, dejando el silencio.

Miguel Adame Vázquez.
18/08/2018.

A la memoria de Federico García Lorca
18 de agosto de 1936
A 75 años de su fusilamiento.
16
12comentarios 186 lecturas versolibre karma: 116

Senryu~ "Amarrados"

Estas horquillas
Amarran nuestros sueños
Broches amargos

...
leer más   
13
9comentarios 93 lecturas japonesa karma: 107

Emigrar (no es un proceso natural)

Hay un silencio roto
que acorta la distancia
que no separa.
Y no es el mar con su grandeza
lo que define esta lejanía
Hay miles de caracteres
guardados en millones de mensajes
que no hacen un abrazo
que no alimentan un beso
Hay maletas que se llena
de regalos de ida
pero solo se trae el corazón de vuelta
Existe sola una casa, un hogar
un país
una bandera y una nana para dormir
que no admite traducción
Y aunque emigrar sea un proceso natural
el dolor sigue siendo el mismo.
Ya no soy la misma que parti
ni los ojos que vieron ir
son los mismo que verán volver.
y regresar se vuelve el verdadero
sueño.
ya tengo lista las maletas
y el alma empacada al vacío.
leer más   
14
5comentarios 65 lecturas versolibre karma: 111

Salvar el mundo

Me dijo: Vamos a salvar el mundo;
Se maquilló
se pintó los labios.
se peinó

y sí, el mundo se salvó.
14
1comentarios 91 lecturas versolibre karma: 104

Desvelado

Desvelado

Y me llamó por el nombre que
siempre he guardado.
Y me miró profundo como nunca
nadie me ha mirado.
Y me dijo “Guapa”…
con la dulzura de un tiempo olvidado.
Y encendió el sol para que
calentar mi rostro en las mañanas.
E hizo de las tardes hermosos
paseos por floridas perfumadas.
Y llenó mi copa vacía
saciando la sed del alma.
Y cenó conmigo cada noche cerrada,
dulce compañía que trae la calma.
Y corrió mis pelos y arropó mi espalda
al apagar la luna en las noches claras.
En abrazo tierno arrulló mis sueños y
calmó la ira de tanta fatiga.
Me pensó desnuda...
me pensó vestida...
me vistió de plumas y
me hizo alada, esbelta, joven, bella…
para compararme con la más hermosa estrella.
Y me amó en silencio y
puntillosamente trató que no lo viera….
¿Cómo no ver a ese hombre que es mi más dulce poema?

A.B.A. 2016 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires - Argentina
leer más   
14
6comentarios 99 lecturas versolibre karma: 108

Cuando me vaya

Cuando el mar se lleve
las huellas marcadas
cuando el viento juegue
con las hojas ajadas

cuando el fuego suelte
sus chispas rezagadas
yo me habré marchado
sin volver mi espalda

sin alzar la voz
sin soltar más lágrimas
con andar tranquilo
y la mirada calma

del que abrió sus manos
y vibró con ansias
que soñó castillos
y libró batallas

y en la oscura noche
masticó esperanzas
que se diluyeron
con la luz del alba

Cuando el brote emerja
de la tierra plana
cuando el sol abrace
la frágil escarcha

yo me habré marchado
libre de nostalgia
y me iré sin miedo
y me iré sin cargas!
leer más   
14
8comentarios 94 lecturas versolibre karma: 106

Noche

Tropezará mi insomnio o seguirá jugando con los guiños aterciopelados de la luna. Con sus rostros dibujados; su toque de locura. Tropezará,o seguirá pintando nubes y unicornios.Con Pinceles que lloran poetas y siembran celeste.. La noche ,apesadumbrada se mece.....Ella, duerme?
leer más   
14
2comentarios 73 lecturas versolibre karma: 103

Besos y abrazos

Hay besos
que se graban
a fuego en el alma
y abrazos que cortan
la respiración
y todo junto es viento
para tus alas
y alimento para tus sueños.
14
2comentarios 82 lecturas versolibre karma: 108

Ausencias

Escribía bajo pseudónimo. Tal era su timidez desde el anonimato, tal su desnudez al plasmar su alma en la escritura. Un equilibrio perfecto que le permitía ser verso sin poeta, presencia de cuerpo ausente, un barco anclado en orillas invisibles.
leer más   
13
3comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 103
« anterior1234