Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Todo está escríto

La sangre en mis manos
sangre repetida,
ya derramada por otros asesinos
sobre los lienzos antiguos
en manuscritos oprobiosos,
en la letra escarlata
salpicada en ropajes femeninos,
ocultos a los ojos
de los inquisidores.
Mi sangre no existe,
no es nada más que agua
que todos beben por igual,
mi manantial interior
ya fué derramado por otros,
esculpido en cavernas,
tallado en madera.
Solo Dios es original,
y eso es por que no existe
si no creo en él.
Sudan mis manos y mi frente
en busca de algún verso original
alguna estrofa inédita,
y me conformo con un sueño
que es de todos los poetas,
que tu sangre tiemble
cuando leas un poema.
leer más   

etiquetas: verso, libre, poética
7
sin comentarios 65 lecturas versolibre karma: 97

Capitán Ironía

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Capitán Ironía

Fabulador de ademanes a medio
desabotonar, suele involucrarse en líos
bronceados, pero solo por cortesía.
Considera la insensatez como
la mayor de sus virtudes.

Bebedor de salvajismo;
la memoria del que se asume vencido
siempre será más impiadosa que celestial.

Allá va el Capitán Ironía,
licuando el asombro del
barrio con su aire desdichado.
Su rostro enfermizo balancea
su oscuro fastidio.

El sol de los triunfos ajenos siempre
fue demasiado radiante para que
pudiera mirarlo a los ojos.
Su piel es un alambre atravesando…
7
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 93

Fractales

Y ahí estaba
Yo; de nuevo,
Metiéndome en tu piel,
De rodillas
Como rogando
Al cielo
Tú.

...

Y ahí estabas
Tú; de nuevo,
Entregándome tu piel,
De pie
Como concediendo
El deseo
Yo.
leer más   
6
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 90

No (me) llores...

No llores
cuando me sientas como el suspiro de un recuerdo,
como ese anhelo de luz en la más absoluta de la oscuridad.

No, no llores...
cuando me nombres y mi nombre sea vacío en ti...,
cuando el más todopoderoso de los silencios repique
en tu pecho y en tu mente,
como la última campanada de media noche...

No..., no me llores...

©ɱağ
leer más   
7
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 87
1: cuando el más todopoderoso de los silencios repique en tu pecho y en tu mente, como la última campanada de media noche... Campana que tañe despedida...

Entre Su Oscuridad...

Su oscuridad me atrajo del mismo modo que la luz a las polillas… Irremediablemente.
Cuando quise darme cuenta, estaba tan entre sus brazos como una mariposa en una tela de araña, cubierta de expertas telas que me impedían mover.
Solo me cabía un destino… entre el dejarme hacer o dejar que creyera que hacía… Ante esta dicotomía, decidí dejarme llevar y sentir hasta dónde éramos capaces de llegar, hasta dónde la inconsciencia nos hacía avanzar.
Él, un hombre oscuro, de pensamiento ágil, de mirada profunda y voz ronca. Yo, una mujer que sabe leer más allá de sus intenciones, consensuar su pensamiento, desvestirme de prejuicios y seducirle con la cadencia de mi cuerpo y de mi voz.

Y como al toro, en estas situaciones, solo cabe ir de frente y sin miedos, cogerlo por los cuernos y mantener la dignidad en cada acto…

©ɱağ
leer más   
7
2comentarios 39 lecturas relato karma: 86
1: ¡Bestialmente bello! ¡Te felicito!, esa seducción del lado oscuro es sumamente sugestivo... Tu poema me recordó a la cantante española Luz Casal y una canción de ella titulada "No...

Don Nadie

Soy Don Nadie,
me despojo de nombre,
me despojo de rostro,
pero no de mis latidos,
no me despojo
del hombre que liba
sus sentidos,
para salvar su aliento.

Soy Don Nadie,
quien araña su corazón
para que sangre el amor,
quien en el fuego
de sus sentimientos
abrasa todo mañana,
quien se abraza al compas
de un suspiro.

Soy Don Nadie,
el Nadie de su alma
transparente, prófuga,
que cada aurora
arranca la daga
de la certeza,
el Nadie, que nadie
ni despide, ni espera…

Amén
leer más   
6
sin comentarios 20 lecturas prosapoetica karma: 86

Me contaba la vida

Me contaba la vida que entonces
habría un ahora como este,
sombrío de otoño, con rosas que saben
a mañanas pasajeros, a últimas copas,
En aquellos tiempos vivía, tal vez en un beso,
desnudando la lluvia entre un cabello de sal
y, puede, que con nostalgia de futuro,
ahora, es la noche incipiente la que escribe,
como una hoja más cayendo entre el viento
sin importar la tierra donde se pose,
sin que importe la cama donde duermas,
sin que importe el nombre de quien amas.
Me contaba aquel tiempo qué entonces
y, ahora, conozco la verdad que desconoce
el ahora de tantos ahora.
Me contaba la vida que entonces
y ya no la escucho, tan sólo intento sobrevivir
a otra noche, como si fuese el comienzo

de todo lo que termina.
5
1comentarios 22 lecturas versolibre karma: 81

Mientras todo pasa y nada queda

Mientras la belleza lentamente se desvanece,
mientras cada hoja, cada planta y cada rama
lloran por una gota de agua.

Mientras cada una de las aves del cielo
guarda silencio para no espantar el recuerdo
de la lluvia que está por venir.

Mientras la sangre es el único arroyo que fluye
y la sombra la única luz que brilla.

Mientras nada tiene sentido, ni la razón ni la cordura.
Mientras las miradas no ven, los corazones no sienten
y las gargantas duermen.

Mientras las encinas mueren invisibles,
los arroyos secos gimen y el bosque pide clemencia.

Mientras los ojos humildes se secan…
5
4comentarios 35 lecturas versolibre karma: 79

El tiempo en ti

A veces me siento como
invierno
muerto y dejado llevar por la corriente

Otras, en cambio, soy de otoño
marrón,
pálido y muerto hasta un suspiro.

Pero hoy, hoy en cambio,
me siento ausente de ti;
sin respiración.

Me siento lejano, quizá distante.
Me siento distante, quizá de ti.
Me siento de ti, quizá hoy
Me siento hoy, quizá en la vida
Me siento en la vida y quizá
solo quizá
en
la
muerte.
leer más   
6
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 78

Alta literatura

Cuando uno era
más joven y más tonto, esperaba
ese golpe de belleza que te inspira
el poema perfecto.

La tenía, la tenía...
Mas era de locos.

Ay, molinos con ínfulas de gigante.
Ya no quiero ser el héroe
de un imposible.
Quisiera liberarme de esa quimera,
como el oro desprecia la avaricia.

Toda la poesía
suena complicada,
pero no lo es.

Y ahora, que la noche y el arte
me encuentran solo y más viejo,
todo es esperar, oír
la alta literatura de tus pasos
tras la puerta de casa.
4
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 76

Tu y tu olvido de mi

Mis nostalgias apuñalan mis entrañas,
sin embargo, aquello que más duele,
es saber que ya no me extrañas.
El fantasma que vive conmigo, a ti huele.

Si tu vientre hubiese sido nido,
de los hijos
que jamas tuvimos

Quisiera el pan diario de tus manos tiernas
para aquietar la sangre de mis venas.

Quisiera tu voz para endulzar mis oídos y mi odio.

Quisiera ser un jardín de lirios
y endulzarte el alma con mis colores

Quisiera ser tu delirio
y vivir juntos en otro mundo
que comience con tu y yo.
leer más   
5
sin comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 73

Señora mía

Señora, señora que riega las flores,
¿qué hace tan laboriosa esta mañana?

"Don Juan, hilando vidas,
lavando mis sábanas".

Señora, señora que se alimenta de mis dones,
¿qué hace tan trajina por estas cuadras?

"Don Juan mío, acabando mis días,
enamorando mis piernas cansadas".

Señora, señora de mil amores,
¿qué hace con una moneda en sus manos blancas?

"Mi Don Juan, alabando sus poemas
que yo quiero pagar con mi alma".

Señora, señora por favor y de mis canciones,
¿por qué está tan llorosamente feliz y enamorada?

"Don Juan, ¡porque…
4
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 72

Del equilibrio

Del equilibrio


X

A deshoras
El descenso de los soles de tu cuerpo
Se desata
Sola en su ala fatal

¿Será algún salto al vacío?
¿Será la sed de las olas?

El sudor del mar

/que resbala del silencio a tu saliva espesa en que me hundo

¿Qué cercos de savia virgen
Son estas horas sumergidos los dos

indisolubles
en tus muslos?
leer más   
5
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 70

Et Ipsa conteret Caput tuum

Mísero pesebre es mi cuerpo,
lisonja del aire que no lo traspasa,
qué más daría para esto mismo
estar hecho de barro de tinajas.

Porque respiro, ya me duelo,
y en este duelo que es la Vida,
hay quien vive con consuelo,
y por consuelo yo me muero.

Estrellas que lejos estáis,
seguid estando lejos,
esta noche cuando duerma
y mañana, cuando esté despierto.

Porque con sólo acercaros un metro,
arderíamos en nuestros cuerpos,
seguid lejos,para no abrasarnos,
seguid lejos, porque sólo así os queremos.
leer más   
4
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 70

Arcilla

El sol aún no se oculta
la lluvia aparece a cantaros
tengo la miel de tu ternura
te vivo en voz alta
venida de la noche insomne
el musgo de tu presencia
es alegría en estos vientos

quiero dibujarte versos
en los campos abiertos
en el reloj sin horas
prendido del alma
fraguando la arcilla
con el olor de nuestro suelo

las aguas con duendes
en su mar intenso
un lugar lleno
de tardes con trigales y
luceros con un amor sencillo,
un amor entero.
leer más   
6
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 69

Sueños insomnes

Siempre que te asomas a mi ventana
el tímido reflejo de tus ojos
y la cálida brisa de tu aliento
rozan mi piel cautiva de deseos.
Siempre que te miro me tiembla el pecho
mis labios a besos gritan tu nombre
mientras me veo envuelta entre tus brazos
dulce abrigo de mis sueños insomnes.
leer más   
5
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 68

El mar de tu mirada

Dos caminos un solo destino,
un cruce de miradas
que se ignoran desde el deseo
o la curiosidad.

Tu de la mano de un futuro,
yo desde el son de un presente
que quiere olvidar el suyo.

Mas las líneas paralelas
también se rozan y se encuentran
desde el destino o esa dama
llamada casualidad.

Mis sentidos estallaron desde
el sonido de tu voz,
a través del mar de tu mirada,
encontrando el andén de tu sonrisa,
la sencillez de tus sentidos.

Y me pregunto cómo será
amanecer y descubrir que el mar
tiene el color de tus ojos,
que mis alientos estremezcan
los susurros de tu piel.

Sonrío ante el pellizco de tu nombre,
ante el roce de mis alientos
despertando el mar de tu mirada.

Amén
leer más   
4
sin comentarios 13 lecturas versolibre karma: 68

EternitaEs...

Perdí mi norte en el hálito de tus cardinales.
Brindé con mi aliento cada beso de tu boca
y esculpí, como cincel afilado,
cada pliegue de tu piel.

Efímera en la eternidad de tus caricias.
Junco de anea en los sillares de tus caderas.
Vagué, errante, en el eco salvaje de tus entrañas.
Redimida fui de mis vergüenzas en el fuego de tu sangre.
©ɱağ</b>
leer más   
4
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 67

Entre columnas

Escógeme entre miles de errores
que envuelvan tu pasado
Entre la sobriedad y la ternura
de la escasa poesía y la minuciosa diablura
Escoge entre el tiempo dolido
y las hermosas flores arrancadas del pecho de la dama
Que más da lo que encontremos
en la esfera negra. Todo lo observaremos
Sin pecados y sin errores
Alejados del miedo surgido en mis temblores
de apátrida miel sollozando entre mis dedos
Elígeme entre el odio y la escasez
de los renglones que sólo deberían leer
los ojos hermosos de una tímida vejez
Epifanía en los albores
Gorriones de vuelos sutiles
Escógeme entre todos ellos
Para que jamás me adores

SCDT
leer más   
4
2comentarios 38 lecturas versolibre karma: 67

Me río

Reír es un acto de dolor
cuando se seca el río
en nuestros ojos,
cuando estrujamos
a escondidas un pañuelo
que huele a abandono,
cuando el alma se posa
sobre la puerta
de la despedida.
La risa es el agua
con que saciamos la sed
de justicia en las calles,
la arena que besa los piés
de los niños descalzos de amor
desnudos de la hipocresía de los adultos.
leer más   
4
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 67

Esperanza hecha promesas

Huyendo de un futuro,
persigo un instante en el presente,
olvidando lo que ignoro,
recordando el silencio
de pensamientos no dichos.

Como plegaria llena de promesas,
de promesas no hechas,
de promesas no cumplidas,
promesas imposibles de prometer,
imposibles de borrar.

Cada día es idéntico al anterior,
mas distinto al siguiente,
mientras en mi interior
anido la esperanza de no sucumbir
a mis deseos, a mis instintos.

Entonces me invade la bruma,
la más gris y espesa de las brumas,
mi cuerpo pasa a un estado
de inmovilidad sentimental
paralizando toda motivación.

No tengo pies, ni…
leer más   
4
2comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 66

Valle del alma

Qué fríos y descalzos los pies en el patio de luz,
cuántos recuerdos de tantas vidas olvidadas
en un solo desván al que ya nadie sube.
Las manos sabias de la yaya
aun sobre la madera barnizada del sillón,
y los niños que un día fuimos
aun corretean por el pasillo
con las rodillas sucias de alegría.
Ahora me siento frente a la lumbre de diciembre
y me paso metida en el Jerte todo el agosto.
Imágenes de un pasado que ni tanto conozco
en todas las paredes de los cuartos
y los acordes de una aprendiz de guitarra
ahora suenan en las esquinas de todo el Valle.
Si subo la montaña…
leer más   
5
1comentarios 23 lecturas versolibre karma: 66

Que sí, te quiero

Apenas conocía de qué forma sucedían las cosas
Intentaba concentrarme sobre cómo todo cogía cuerpo a través de lo que veía
Las preguntas del pasado, las respuestas del futuro, la desmedida sincronía
Reconocí cada pasaje de mi memoria hecho contracorriente, y lancé el ancla sobre tierra firme para resolverlo
Encontré en medio de la multitud y su locura, el lugar más alto, donde el cielo se vuelve un manto y la ciudad duerme tranquila.
Pero las mariposas que me acompañaban volaron a nuestra ventana compartida, atraparon el último rayo del atardecer y encendieron tu cara y tu…
leer más   
6
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 66

Horizontes

Aun no entiendo como provocas esto en mi, sin siquiera tocarme mi cuerpo se estremece.
Es tanta la energía que de tu esencia emana que se hace difícil controlarla.
Sólo quisiera contigo recorrer todos esos lugares que tu sabes son prohibidos.
Detrás de la línea del miedo se encuentra el destino, el mismo que a su paso va recogiendo trazos.
Y quiero que vueles libre hasta que nuestros horizontes se vuelvan uno.
leer más   
5
1comentarios 25 lecturas versolibre karma: 65

Cuatro patas y un ladrido

Te veo ahí echada,
con tu pelo alborotado
como de costumbre,
con los ojos llenos de magia
y repito mil veces en mi cabeza
que soy la chica
más afortunada del mundo.

Tienes el alma llena de pureza
y acortaría mi vida
por verte mover la cola,
de lado a lado,
cinco minutos más.

Nadie se imagina
lo que llegas a hacer por mi
teniendo patas en vez manos
noto como intentas acariciarme
cuando estoy triste,
incluso parece que me hablas
cuando me siento sola.

No existe nada más bello que un animal.
Sin maldad alguna en el corazón
y con todo el amor del mundo para regalar.

Vulnerables, que aun siendo castigados
con la mayor mezquindad del mundo
siguen siendo fieles a su familia.

Porque eso eres
mi familia.
4
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 65

Un querer escapa

Contenía el rasguño de algún beso herido
mueca insospechable cortada
y caída en el torrente de los hombros.

Era jubiloso el tacto a mar
a menudo irradiante
en el alcance de los ojos dichosos.

Su valía era prometer la ruina alzada
verde sobre el río de la voz
el misterio se alzó en suspiro a tiro.

Vino siguiendo el cordel luminoso
atado en redondo a la nostalgia
¡Tanto infinito soñaba de dentro¡
Volvió a cortar
a un querer sus alas
¡Ay de él!
No sabe que un querer escapa
6
5comentarios 53 lecturas versolibre karma: 64

Un Verano Perfecto

María, de escasos siete años, de piel muy blanca de ojos grandes castaños,
su cabello hasta los hombros como el color de la miel, volaba en libertad con el suave viento,
mientras corría al encuentro con los niños del poblado morenos por los rayos del sol
que contrastaban con la blancura de su piel.

Emocionada y con la alegría reflejada en su carita lo primero que hacía al llegar y antes que se lo impidieran ,
era quitarse los zapatos, despojarse de sus calcetitas y sentir con sus pies la tierra caliente que le hacía cosquillas.
Los restregaba como bailando twist para sentir más…
leer más   
4
1comentarios 27 lecturas relato karma: 64

Reset

¡Qué asco de vida! Se repetía una y otra vez Julián mientras caminaba rumbo a la estación de tren. Avanzaba a paso lento, absorto en sus pensamientos. La gente pasaba a su lado como si fueran seres imaginarios, de otro mundo. Julián, ya no sentía la necesidad de continuar en ese lugar; tenía la impresión de haber llegado a su final. Una vez en la estación, se mezcló con el gentío que corría arriba y abajo, siempre con las prisas y el estrés de la gran ciudad. El tren aún no había llegado. Se colocó en el filo del andén, imaginando su cuerpo destrozado y esparcido por las…
4
sin comentarios 24 lecturas relato karma: 64

Suspiro y pulso...

Mirarnos a los ojos...
Respirarnos en la coherencia de saberNos.
Mi pulso latiendo en Tus Manos,
caricia que quema y casi ahoga.

Y Te haces gemido en el cauce de mis labios,
en el suspiro candente de ese beso...

©ɱağ
leer más   
5
1comentarios 11 lecturas versolibre karma: 63

Un bocadillo de amnesia

Y reventamos el día
con los puños gastados de la noche,
y colgamos las botas
en todos los bares de la manzana.

Mientras estábamos desmenuzando
un pastel de berenjena
el aliento de dos ángeles turbios
doblaron los tenedores
y desterraron la espuma
de los vasos recién llenos.

Como bichos fuera de plaga
nos deslizamos al otro lado de la barra,
vuelan rodajas de limón,
una alcanza un ojo otra una oreja.

Un grito cruza
los cuatro metros de distancia:

¡Tres y cuatro esto es un sí!

¿Un sí?,
hey tío
¿cuántas vueltas hemos dado
a la manzana?.

Rápido hacemos inventario
de…
leer más   

etiquetas: basura
4
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 63

La Luna del Cierzo

Me contaron que era fiero,
que su aliento cortaba
vidas y rostros,
que en su frío arraigaba
la exhalación de los sentidos.

Pero el Cierzo agitador
de corajes y aceros,
arrastró luz de una Luna,
de nombre virgen
y de alma en un suspiro.

Sus haces lúcidos
trenzan mis sentidos,
me arrebatan las entrañas,
mi corazón se ensancha,
son de frialdad impía.

La Luna del Cierzo,
luz que exhala runas,
hiende sentidos y raciocinios,
frunce espacio y albedrío,
mescolanza de amor y olvido.

Amén
leer más   
5
1comentarios 17 lecturas versolibre karma: 62
1: Es muy bello... Me imagino escribiéndolo con una sonrisa y con energía pero recreándote en cada letra tremulante... La luna, esa Luna, tiene un algo especial que de tan distante es cercana, de...

Ojos negros

Allí donde los espejos solo son si rotos,
donde caminas constante junto al abismo,
y todo es baldío y el sol no florece,
donde el silencio se presta
y quien se ríe es un loco.
Allí, el lugar donde con licor
se curan las injurias,
donde las noches se alimentan
de humo y de polvo,
la vida avanza por colisiones
y los besos marchitan antes de ser dados.

Ciega miré por última vez tus negros ojos,
y supe entonces que no había sido aquél el lugar
al que debería haberme asomado.
leer más   
5
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 62

Ciprés

Enhiesto amigo,
eterno vigilante
duerme conmigo.
4
sin comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 61

Joder, esto es embarazoso

Joder, esto es embarazoso,
no termino de buscar o
no termino de encontrar
las palabras adecuadas.
Tu tuviste esos ojos expectantes
delante de ti, todo ese tiempo
que tardó en cargar,
bajo unas señales de peligro,
una carta como una ballesta.
No hay asistente de iniciación
al ritual de lo habitual,
como nos contaba el amigo
Jaime el Adicto, allá por 1992.
Cuando las encuentre, serán simples.
Lo haré por T-Jean.
leer más   
5
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 60

El mar muere en unas manos

El mar muere en unas manos.
Ella cierra el candado que simboliza el amor,
él, la mira,
paso a su lado,
igual no saben que la vida es el cementerio del amor,
sonríen y se besan,
algún día les abandonará hasta su casa,
después de haber parido uno o dos silencios.
Sin saber por qué me abrazo a la brisa
y sonrío,
igual es porque envidio su inocencia,

o quizá es porque ya conocen el futuro.
4
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 59

Roma Victor

Aurelio y Antonio, entraron en el campamento al galope. Sus rostros desencajados, tensos y polvorientos reflejaban ansiedad y temor, como si estuvieran huyendo de la mismísima Parca; y para ellos así era. Se dirigieron sin perder un segundo a la tienda del Tribuno, y allí, cuadrándose ante él, y después de saludarlo, hablaron.

- ¡Señor!- dijo Aurelio con la respiración entrecortada.-El enemigo se encuentra a un día escaso de camino y es muy numeroso.

- ¿Hacia dónde se dirigen exactamente soldado?- preguntó el Tribuno.

- Vienen directamente hacia nosotros señor-contestó…
4
sin comentarios 20 lecturas relato karma: 57

Luna llena

Luna llena
estrellas a miles
brillando eternas
en la oscuridad más negra.
Bruma blanca
frondoso espesor
la dama recorre
sus pensamientos
esperando de la luna
una solución.
La luna y las estrellas
marcaron un camino
iluminado por las estrellas
marcado por la bruma
un camino conocido
que la llevaba de vuelta
al amor de su vida
al que no se atrevió a amar
abandonándolo sin luchar.
leer más   
5
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 56

Remember

Recuerdo cuando escribía
todas esas noches frías
donde me llenaba de tristeza
y mi alma se encogía.
Permanecen recuerdos malos en mi cabeza
y sé con certeza
que gran culpa es mía,
ivadiéndome está malveza.
5
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 55

Amantes Clandestinos

Estoy a la misma hora,
de madrugada
cuando muchos ya andan despertando
nosotros estábamos tratando de conciliar
el sueño de tan inagotable noche.

Donde aprovechamos cada hora,
minuto, beso, caricia,
para nunca olvidarnos de lo que
una vez fuimos.

Hoy, ya no amaneces a mi lado,
distantes, pero en mi mente
estamos más juntos que nunca.

Está amaneciendo y recuerdo tus labios fríos
en aquella madrugada,
la última vez que los besé.

Intento superarte,
ya casi lo estoy logrando
pues, seamos sinceros
cuando amamos de verdad
no vemos final
y es allí,
justo allí,
cuando más difícil es…
leer más   
4
1comentarios 36 lecturas versolibre karma: 54
1: Me gusta mucho el final, eso de que no te amo a ti, sino a lo que fuimos. A veces idealizamos más de la cuenta. Me gusta la historia de amores clandestinos de noche, que cierra los ojos cuando...

Felicidad

Tú lees mis labios, yo te los recito.
Incapaz de mirarte a los ojos hasta en nuestras fotos.

El malo del cuento salvó a este niño inocente
de princesas malas que sólo querían otro sirviente.

Con cada derrota y a las malas entendí
que el desdichado muere por otra y el poeta de por si.

Cuando la felicidad no es suficiente,
la incertidumbre domina el alma,
no hay respuestas en tu mente
y sólo en la muerte encuentras calma.

Allá donde los filósofos son adictos a la cicuta
y las garrapatas no frenan en pasos de culebras.
Donde son devorados los leones por las cebras
se encuentra la felicidad que es la más cara de las putas.

Estoy condenado a muerte en un lugar al que no quiero ir
pero al menos en el infierno los demonios no son tan malos como aquí.
4
4comentarios 25 lecturas versolibre karma: 54
2:  Más bien me refiero a que aun siendo feliz sufres porque te falta algo o porque te faltará algún día, a pesar de cumplir todas las expectativas hay un vacío que sabes que sólo se va a...
« anterior1