Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Jamás podré encontrarla

Miré al monte con ojos otoñales, e imaginé sendas entre las jaras y cantos en los arroyos clandestinos. Pensé y no supe dónde ir, escuché susurros entre las hojas, sentí que miraba, sentí que veía. Supe, entonces, que las ciervas corrían. Sin destino, sin caminos, sin cadenas, totalmente libres, como el viento del otoño, como las hojas que caen y los arroyos que esperan con ansías el caer de las aguas. Entonces, comprendí que tenía que abandonar los caminos y seguirlas, aunque siempre supe en el perdido fondo de mi corazón que jamás podría encontrarlas, por qué cómo iba a encontrar a algo tan libre qué ni la libertad puede nombrar, cómo iba a seguir algo que no deja más rastros que el viento a su paso.
leer más   
5
sin comentarios 10 lecturas prosapoetica karma: 50

Que esa es la edad

Ahí fuera se escuchan risas y llantos,
juegos y jolgorios de jóvenes pueriles
al amparo de los aromas de sus sudores,
en busca de tremulas ternuras y amores,
de tempranos temblores y tiernos abriles
con los que se regocijan tantos.

Sueñan con princesas cautivas de sus encantos
que rescatan de las garras prensiles
de dragones que escupen ardores,
se rinden a tus pies presa de los primores,
de las atenciones de los mancebos gentiles.

Corren despavoridos como robots serviles
en busca de los consejos de sus mentores,
no se dan cuenta que les ciegan o nublan tantos
secretos lanzados por…
3
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 46

¿Un pasado?

Tengo unas raices bien azarosas
y ahora ando de coronilla
por tantos tristes presentes
y futuros bien inciertos
por no mirarme bien las rodillas.

Por creerme esa sandez teoría
de que a paletadas nos hemos hecho,
y ahora no podemos cambiar nada
porque hicimos el pasado con cemento.

Cerrojos pondré a mis trastiendas
y saludaré al presente de cara
para insuflarle bien mis sueños,
que la rosa se abrirá de buena gana
leer más   
5
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 64

Yo, ya te amaba

Desde hace tanto tiempo ya te amaba.
Antes de que el sol tibiamente me alumbrara,
antes que la brisa, por tu cuerpo me llevara,
antes que el viento fuertemente te sujetara
y te trajera a mi encuentro
como lo hace con las almas enamoradas.
Te conocía desde antes, desde siempre
Conocía el brillo de tu mirada,
con el calor de tu cuerpo
tantas noches me abrigaba,
y tu mi amor, sin saber nada.
Me embriagaba con tu ternura
en todas mis madrugadas.
Alegrabas mis mañanas, sin decirme nada
Conocía tus gestos y el sonido de tu vos
mucho antes de que mi nombre pronunciaras,
Tomé tus manos tantas…
4
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 55

Quién hace

Quién hace

qué mis manos se deslicen como gotas de lluvia

entre las hojas secas de su pecho desnudo.



Quién hace

qué mis labios se incrusten como olas de mar bravío entre las rocas de su pelvis afanoso.



Quién hace

qué los latidos del corazón truenen sosegado

en la tormenta de su alma desnuda.



¿Y quién hace

qué mi mente sólo viva

para sostener recuerdos?

JOSE LARA FUENTES.
leer más   
3
1comentarios 35 lecturas versolibre karma: 45

Once Minutos

Ella necesita once minutos de calor para vivir.

A ella, no le gustan los tatuajes

pero, lleva uno grabado en su alma

de 4 letras en mi idioma

que no puedo esconder,

que la delata,

aunque intente esconderse

entre rosas blancas.

Su mente perdida vaga entre sus piernas.

Basta un silbido

desde la ventana de los curiosos

para ver sus bragas descender hasta el infinito.

Su mente perdida, vaga entre sus pezones

que no pueden mantenerse ocultos

porque desconocen el decoro.

Ella necesita once minutos de calor para vivir.

Ella vive ciega en el castillo de lo obsceno,

ocultando la…
leer más   
4
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 52

Poesía

Estoy sentada en un vagón, destino mi casa, con pocas ganas de alargar el día y en definitiva intentando sacar lo bueno de la vida.
Hay a mi izquierda un señor, de mirada perdida, ojos caídos, manos agrietadas y una respiración que solo me invita a la paz,
aunque no creo que sea la que sienta dentro.
Tiene delante una ventana preciosa donde hoy cae un cielo rosa con algunas nubes y retales del humo de un avión que nadie sabe a dónde va.
Tiene ese bello paisaje delante y sin embargo él mira al suelo.
Me pregunto por qué. Y mientras escribo esto pienso en que como puede ser que a lo…
leer más   
3
2comentarios 38 lecturas relato karma: 46

Cuando nos volvamos a ver

Cómo será ese momento, preguntas, ese día en el que volvamos a vernos, cuál será nuestra reacción, tu reacción, la mía, cuando se acorte esta fría lejanía.
Preguntas que sentirás al verme, que sentiré al verte y tenerte nuevamente frente a mí.
Puedo decirte, que me has hecho pensar en ese momento, y he sentido una nostalgia enorme, un nudo en mi garganta que baja hasta mis entrañas, aprisionando y calando en mi pecho.
Te confieso, sentí llorar, anhele profundamente nuestro encuentro, me imaginé entre tus brazos, deseé un fuerte abrazo, del que no me dejaras escapar jamás, y…
4
sin comentarios 32 lecturas prosapoetica karma: 58

Almas

Si todo hablara, las almas hicieran un silencio de muerte.
3
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 35

Tormenta

Entendí que te ama cuando el reloj marco las dos de la mañana, sentí que te necesitaba estar enojado contigo me carcomia el alma.

Necesitaba tus berrinches y tus alegatos, tus audios donde me decías flaco o papi.

Pero más necesitaba tus besos, caricias, el calor de tu cuerpo, ver tus ojos llenos de picardía, escuchar cada una de tus palabras.

Te necesito tormenta para que llegue la calma a mi ser. Porque nunca antes me había enamorado como hoy ni necesitado la presencia de una mujer tormenta.
leer más   
5
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 56

La Huella De Su Amor

Fue una noche de baile cuando se conocieron, ella con sus amigas y el con sus amigos, bailando cada cual por su lado, sintiendo la música en su cuerpo, de repente sus miradas se cruzaron en medio de la pista de baile, él la vio tan bella que no pudo aguantarse las ganas de acercarse a ella, agarro una rosa que encontró en un jarrón y se dirigió a ella, ella que se dio cuenta que se iba acercando sintió un cosquilleo por dentro como si del primer amor se tratase, llego hasta ella y le dijo “Esta rosa para ti mi bella dama”, ella se ruborizó, unos colores rosaditos le surgían de la…
3
sin comentarios 31 lecturas relato karma: 21

Viajar

Este silencio migratorio, me produce insomnio.
3
sin comentarios 29 lecturas relato karma: 30

Gracias

Entre “ni fus ni fas”,
me bailaste el agua
y me regalaste el vaso medio lleno.

Me vaciaste el cenicero de dudas,
los ojos de niebla,
la boca de angustias,
el fregadero de platos sucios,
las ruinas de escombros,
la voz de temblores,
las tardes de silencios,
las noches de arritmias,

y me libraste de bailar con el fantasma
que siempre me pisaba los pies.

Gracias por ser el rompedor de todas mis sombras.
leer más   
6
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 68

Adjetivos

La certeza de no saber si volverás a ser,
a estar,
o (a)parecer.

La duda del que tiembla recordando un recorrido,
fácil,
grácil.

La alegría de recordar los momentos,
casuísticos,
claros.

La dificultad del que nubla la esperanza,
borrosa,
lejana.

La fuerza del que pierde lo que quiere,
injusto,
inefable.

Siempre habrá un algo para un alguien que esté a punto de todo. Por eso, se debieron crear los adjetivos, precisamente para describir como cada uno ve su historia, desde portadas diferentes, pero con las mismas hojas.
-Y ojalá todo se escribiese desde el anonimato-
leer más   
5
1comentarios 46 lecturas versolibre karma: 65

La chica del bus

He tenído uno de esos encuentros de los que tanto hablan.
Esos de viajeros fugazes
de los que escribe Terafobia,
y la Oreja de Van Gogh.

Siempre acaban en final fatídico
En mi caso:
Tú bajando del bus.
O yo, como amante del silencio,
protegiendo el secreto de nuestras miradas
sin girarme al salir.

Bajo del autobus más rápido del mundo,
y veo un césped
que en este mismo instante
roza mis rodillas.

Decido no esperar y volverte a ver,
aunque sea entre mis dedos
estampada en una hoja en blanco.

Voy a dedicarme a recordarte
porque es lo único que nos hemos permitido hacer.
Desde que…
4
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 40

[...despojada]

Sin tu piel entre mis manos
mis dedos son como el gélido mármol
tan ajenos a aquellas primaveras de abrazos.

Sin tus besos rozando mis labios
mis ojos se ciegan sin poder ver el sol
pues antaño eran tus sonrisas mis luceros.

Sin tus palabras germinando mis versos
mis raíces se marchitan desnutriendo mi árbol
cuan lejanos quedan los campos floridos.

Sin piel, ni besos, ni palabras...
sin abrazos, ni luceros, ni campos floridos...
sin ti...
leer más   
6
4comentarios 37 lecturas versolibre karma: 59

Silencio

Nos prorrogan los silencios,
ese ‘sí’ que verdaderamente es un ‘no’.

Esa voz que grita calladamente,
queriendo decir tanto, sin vocablo
que exprese en una sola verdad de ese sentimiento
que viene abrumándose entre los ecos de nuestra habitación.

Esa forzosa voz que calla,
que silencia nuestros cuerpos,
que los ubica en ese desierto,
en esa desolación,
en esa desesperanza,
donde permitimos que habitara nuestro amor.

Ese silencio que llego a ser, lo único que nos unía.
Ese espacio donde se escucha el temeroso viento,
ahí, donde las aves cantan loores a todo lo deslucido,
donde…
leer más   
5
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 62

Alamedas

En los umbrales de la noche
acoplada con tu verde mar
en el rincón de los sueños juntos
timón sentido de mis huesos

las horas vuelan en el arrebol
del paisaje insomne de nuestro
andar
hondonada y muchedumbre
de encontrarnos venciendo
el laberinto del tiempo

Alamedas que gritan
en la ciudad que nos vive
que dibuja las calles
de saberes y esperanza
cuento y canto en la plaza
la vida circundando las voces
el palpito en amor de luna blanca
contigo.
leer más   
3
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 18

Yo Nací

YO NACÍ

Yo nací en una tierra hermosa
bordada por los mares
donde es más claro el sol
y más brillante la luna
donde la música bravía
se escucha en todos los rincones
donde la alegría predomina
a pesar de las angustias
allí en esa tierra hermosa
nací Yo el poeta
el soñador, el orgulloso
quién les escribe
Robert Allen Goodrich V.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Noviembre 2017
leer más   
5
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 62

Contra el miedo

Mirando al sol

las sombras caen detrás.

Sigue sin miedo.
4
sin comentarios 80 lecturas versolibre karma: 59

Al ángel

Y él, caído del hogar de los ángeles
Vendría a acompañarnos
A limpiar las culpas de los dos milenios
A dar la mano al pecador que trastabilla
En este pantano infame
Fundado para el placer voyerista
Del padre del ascendido al tercer día.
leer más   
4
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 52

En la hierba

Hoy no se porqué
estoy tumbado en la hierba
y tengo tantos porqués
que casi ya ni cuentan.
pero te siento a mi lado
con ese frescor que refresca,
cómo miras sin mirar y te ries
por las cosas que te piensas.

Y te miro como quien ve pasar
una nube blanca de algodones
donde me apetece navegar
y sacar el catalejo,
ese que a fuerza de mirar
me ha dejado el ojo tuerto.
Pero soy muy feliz de ver
tu cuerpo contra mi cuerpo
leer más   
6
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 70

Existencial

Ahora dormiré más noches
o no dormiré
es lo mismo.

Tomaré una taza de café y,
me pasearé
fugitivo
por todas las existencias
que te rodean.
leer más   
5
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 63

Desorden en mi mente

No es mi misma mente
la que creó su garganta,
de vigor y rojo estandarte,
a través de sus palabras.
No sé de dónde viene
la canción de sus aguas,
pero es tan bella y fuerte
que me consigue arrastrar.

Donde está la luna puede
que llegue mi mirada,
pero quien aprende
sabe que ya la luna alta
no estaba donde siempre,
ni tampoco la verde hierba
ni el perfil de mi horizonte,
tampoco el vacío y la nada.
Nada estaba donde siempre.

No es mi misma mente,
porque sabía es la maestría
de quien enseñando entiende
que no sabe de poesía
y, sin embargo, aprende.
Pero, por que tú, sabiduría
a decirme viniste
que el cielo enfrente estaba,
que la luna hiere
más en tus ojos escarlata
que en la tórrida noche
de mieles dibujada.
leer más   
3
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 39

¿Por qué no?

Los tiempos van cambiando,
Pero las personas no.
A través del tiempo
Nuestros corazones se encadenan,
A amores no correspondidos.
Somos tan iguales por fuera
Pero tan distintos por dentro.
¿Cómo haremos entender a la gente
Que nuestro amor...
Pecaminoso...
Vulgar...
Del demonio...
Es verdadero y único?
5
1comentarios 28 lecturas versolibre karma: 43

Vieja, mi vieja puerta

Vieja, mi vieja puerta .

Cuántas historias hay detrás de cualquier puerta, dímelo a mí. Yo apenas rondaba los 8 años, un niño creciendo en una sociedad que la modernidad le gritaba a los ojos. Mi madre, hacia la maleta para llevarnos a visitar a mis parientes a 16 horas en carretera, en un pueblo llamado Cantaura al oeste de Venezuela.

Y allí estaba yo, no sólo bajándome del autobús de aquel terminal improvisado de busetas y coches ,en medio de una plaza de un siglo cualquiera, menos este .

Allí estaba yo, un estereotipo de niño moderno o quizá una copia mal lograda de los…
leer más   
4
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 43

Negarte a ti la suerte

Me niego a creer en la casualidad contigo
Me niego a creer que no tenemos un destino

Que tu sitio está conmigo

Me niego a ser yo la que diga que ya no puede

Porque joder...
Por ti...
Por ti siempre

Porque joder

Contigo

No existe la suerte.
leer más   
2
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 29

La Decisión

«La luz de la luna iluminaba la habitación. Y el reflejo del acero se impregnó en el filo del cuchillo que él sostenía en sus manos. La gente siempre decía lo joven que él era. Él se sentía el más viejo de los seres que pueblan la Tierra, y ésa noche la soledad era su confidente una vez más. La casa estaba vacía otra vez, permitiendo a sus palabras salir de sus labios y ser sus oídos el único destino de ellas. Es la víspera de su cumpleaños y se encontraba sentado, completamente solo, sobre el piso de su cuarto. Ese cuarto decrépito lleno de viejos muebles, que sincronizaba…
5
sin comentarios 28 lecturas relato karma: 63

Niña jugando en los surcos

En los profundos surcos
De las arrugas
De una anciana
Una niña juega

Ella canta
Canciones de cuna
A ella le cantan
Canciones de cuna

Caminando alegre
Descubre jardines
De flores que hablan
De aves que nadan

Sueña
Con un futuro
Que ya es pasado

Jugando la niña
Degusta la vida
Derrota a la muerte
Y al tiempo
leer más   
4
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 45

"Shhh", no digas nada

…y vuelta a empezar. Cuando creías que la ilusión volvía para salvarte, por un tiempo al menos, descubres que no está, que quizá nunca estuvo. Y vuelves a empezar a darte cuenta que quizá es tu destino, que quizá nunca podrá ser.

…y caes. Vuelves a caer, en el pozo de tus pensamientos, en la coraza de tus sentimientos, en la barrera anti-ilusión que construiste poco a poco, con cada desilusión. Vuelves a caer en todo, porque vuelves a comprender, una vez más, por otro palo más, que lo tuyo es la soledad, que no hay una segunda persona, que sólo estás tú y que tú solita…
3
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 22

Canto a las Furias

Si me vais a hundir, consejo os doy,
venid con todo o no me toqueis,
venid con todo o dejadme libre.

Traed bombas, armas y cañones,
traed de Varo sus legiones,
traed centurias, ejércitos, mercenarios,
traed lo que sea aún de mayor escarnio.

Ponedme a luz y sombra sin agua ni fuego,
exigid al Senado algún decreto,
enterradme en un túmulo, arrancadme los sueños,
usad perros de caza, usad puñal y veneno.

Allí donde caiga mi cuerpo,
allí dónde esté mi entierro,
sabrá bucear por la tierra,
sabrá deshacerse su peso.

Echará nutridas y anchas raíces,
nacerá árbol de venenoso…
leer más   
3
sin comentarios 23 lecturas versoclasico karma: 30

Te leía

Te leía
en voz baja
y las letras se hacían más grandes
y tus ojos
5
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 45

El Milagro

Así fue el milagro:

te acercaste
y nos miramos;

hasta ese día había sido ciego.
4
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 51

Caricias

Un rayo de luz se posó entre el ramaje de tu cabello,
las acacias y los arces lo comentaron,
parieron palabras de hojarasca
y otoños desnudos de tormentas.

Sentado en al alma del tiempo,
fui los relámpagos de todos los silencios,

la sombra de todas las caricias.
6
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 68

Alcancé la libertad

Alcancé la libertad en el universo de la distancia
que explota como una supernova, cuando nos cruzamos
y nada es como antes. Y ya ni siquiera nos miramos.
En mi destierro imperecedero, contemplo furtivo,
cómo tu corazón interpreta en tu cama su monótona melodía
para otros oídos que no son los míos. Cómo tus labios
regalan sonrisas a otros ojos, y besos a otros cuerpos.
Confieso que me emborraché de silencios incómodos,
de palabras vacías que, indiscretamente, lanzaban a discreción
indirectas que no estallaban, y excusas sin sentido.
Perdí en mi partida encarnizada de ajedrez…
5
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 63

sueño de vos

La luna se desangra en tu piel
la noche se desgarra en tu cuerpo
mis manos dibujan todos tus deseos
y todo cuanto hay en mí descubro en tu vientre.

Lenguas de fuego abrazan mi alma,
cuando mis manos te hablan de amor
la lluvia canta en el viento
y son cristales todas las gotas que envuelven tus cabellos.
leer más   
6
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 72

Phone

Le dije que me fusile y que acorde a su libido, guíe mis manos por mi vulva, que esto es un juego de a dos en donde los niños se corrompen y se mueren adictos. Y así lo hizo, mediante susurros entrecortados, mi cuerpo tembló y se pronunció entre las llamas. La diestra baja lentamente, pellizcando mi piel fría, calentando las sábanas entre movimientos poco precisos, y el desconocido gimió, tratando de ocultarse en cuatro paredes donde nadie pueda juzgar la vulgaridad del libertinaje.

La noche es joven, dije, con la garganta quebrada, porque sí, grité tu nombre en silencio e hice…
leer más   
5
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 60

El Abandono de Afrodita

Y después de tal osadía de la palabras
No podrás despertar un día
Sin deshojar las afugias
Del amor que se queda

En tí siempre quedará el vaho del adiós
Esa ligereza arraigada
En el oscilar de la mano
De la mujer que ve a su amado
Desaparecer en altamar.
leer más   
6
sin comentarios 6 lecturas versolibre karma: 58

Siam me entrega hojas blancas (El camino)

Estoy convencido que Siam sabe algo que yo no
Me muestra el puño cerrado y dice que ahi conserva un sueño que yo nunca tendré
se muestra duro pero enternece con mi tristeza
algún día te contaré, dice

Siam sabe algo y tiene intenciones de contarme
siempre que venga abril,
Abre los ojos mientras observo el polvo del camino,
Me vigila desde sus pupilas

Siam sigue mis pasos
mis pasos se alargan en su mirada.

Una noche es la luciernaga
un cigarro encendido como una lámpara en mi corazón
Siam asiente con la cabeza observando el humo que se disuelve
sus dedos desatan…
3
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 32

La Noche

La noche tiene un sonido,
calladamente ruidoso.
En el mover de las hojas
que se colorean con la magia del otoño,
con los ecos del cielo
con las resonancias de un recuerdo
y se compaginan para en conjunto….
deletrear tu nombre.

La noche tiene un sonido único,
un sonido melancólico
un sonido de amor,
un recuerdo que me arrulla el alma.

La noche canta tu nombre.
Tú, mi mejor almohada,
que me persigues hasta en sueños.

La noche deletrea
que también te extraña.

LeydisProse
10/27/2017
m.facebook.com/LeydisProse/
leer más   
6
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 65