Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 180, tiempo total: 0.013 segundos rss2

Cuando salgo de su casa

después de visitarla otra vez, escojo la calle que peor me va para regresar. Lo hago porque ella siempre sale al balcón para alargar la despedida. Me busca con la paciencia de quien puede abarcarlo todo y cuando, al fin, da con mi silueta en el tapiz de la plaza, alza y mueve despacio su mano, con la misma cadencia que muestran los años pasando ya para los dos, y yo me giro varias veces para imitarla mientras camino, sin detenerme, para no quitarle valor a un nuevo "hasta luego". De todo lo que me da, ésto es lo que recuerdo con más ternura. Bueno, habría que añadir que, una lejana mañana de octubre, dio a luz a mi madre.
leer más   
7
4comentarios 50 lecturas relato karma: 82

Tu recuerdo

Te recuerdo más allá del cielo,
en dónde cantan los gorriones
y habla fuerte el viento.

Te recuerdo en la última rendija
en donde no gobierna el miedo
Y el camino sufrido no se lleva a los besos.

Te recuerdo ignorando palabras rotas
rescatando versos
que en un pasado exclamó el abuelo.

Te recuerdo asumiendo tu memoria,
recogiendo uno a uno a los caídos de la batalla
donde murió la metáfora sin ningún privilegio.

Te recuerdo en mis pérdidas
en las horas que se juntan en la ausencia
en las noches oscuras que se lucen ante la luna llena.

Te recuerdo venturosa
como una dinastía vieja
sin saberte esconder de las tinieblas.

Te recuerdo en las reliquias de un pasado
en donde el amor no se marchita
con la soberbia de una vida que se acaba.

Me quedé sin saber cómo olvidarte
desafiando a la muerte que tarde nunca llega
sin saber justificarme con nada.

Nunca supe cómo distraer el sueño eterno
que profanó a la tumba de las voces mudas,
solo supe quedarme vacuo sin ningún juramento.

Con el último rayo de sol de Julio calenté a mi cuerpo
nací en ese mes intermedio,
tal vez en Julio la música es más melancólica.

Tal vez en julio todo es felicidad
todo menos tu recuerdo vago,
la existencia adversa no tiene sentimientos.

Nada especial tiene el mes de Julio
debí haber nacido en Agosto y no lo dice
de modo que nada especial tiene ese día.

Tu recuerdo nunca será una biblioteca sin libros,
un reproche mal pagado
una lágrima sin duelo en su propia agonía.

El mute
06/07/2018.
25
21comentarios 395 lecturas versolibre karma: 111

En otro mundo

¡el año pasado he ido a ese lugar, y no me gusta! - dijo Lucila.
Cursaba el 5to grado de secundaria Y otra vez tendría que viajar a la ciudad en la que vivía su tía, ella quería disfrutar de sus vacaciones con sus amigos. Pero, tenía una madre "sobreprotectora", si se le puede llamar así a una mujer que no quería que su hija tuviera amigos varones, ya que había sido engañada por un hombre que la enamoró con palabras y la abandonó cuando quedó embarazada, entonces a sus 16 años tuvo que hacerse cargo de su pequeña, Sara había logrado estudiar con mucho esfuerzo la carrera de educación inicial, donde trabajaba doble turno, así que tenía poco tiempo para compartir con su hija, la cual habia crecido con su abuela y cuando murió tuvo que pasar mucho tiempo sola, el cual aprovechaba para leer y escribir en su diario. ¡No es normal decían sus compañeros de aula!
Durante toda la temporada que pasó en la escuela fue la mejor estudiante y este año no seria la excepción.

¡apresurate muchacha, que te deja el avión!- grito su madre desde el primer pisó.
Al rato apareció con un polo rojo y un pantalón de algodón, que no combinaba.
Camino con su madre afuera del edificio en donde esperaba un taxi para llevarla al aeropuerto.
De camino sólo miro dos veces por la ventana del vehículo, llevaba puestos los audífonos y iba oyendo Numb de la banda Linkin Park, siempre había disfrutado oír Rock.
Al llegar al aeropuerto notó que estaba lleno de gente, y en su fila habían muchos padres despidiendo a sus hijos, ya en el avión, se sentó al lado de una chica que se pasó todo el viaje durmiendo, Lucila aprovechó para leer "éxtasis" de Bill Houston, que era una novela para adolescentes.
A las 11 de la mañana llegó a la ciudad en la que vivía su tía, en el aeropuerto la esperaba el chofer de su tía, quien sólo le dijo: ¡Hola! Y todo el camino se concentró en conducir.
Al rato llegó a casa de su tía Lucía, una mujer de 35 años que estaba casada con un hombre de 75 años, ¡le dobla la edad! Decían todos ¡No puede ser amor, si no interés!
Lucila encontró a su tía saliendo, se dirigieron un saludo corto y hablaron de la salud de su hermana y le dijo que se acomodara como en su casa.
Janet la chica que se encargaba del servicio doméstico la llevo a una habitación en el segundo piso, tenía el doble de espacio que su habitación, empezó a desempacar hasta que quedó como ella quería.
Durante el almuerzo no estuvo Lucía, así que aprovechó para comer en la cocina con Janet.
En la cena no se hablo mucho en la mesa, Lucía dijo que estaba cansada, luego se fue a su habitación.
Media hora después Lucila se dirigió a su habitación, se recostó sobre la cama,pero no conseguía dormir así que sacó su diario de la mochila y se dirigió a la mesa, y escribió lo siguiente:

29 de junio de 2018

Este viernes fue muy ajetreado, estoy super cansada, no había querido venir nuevamente a esta casa, es muy grande y no hay con quien hablar. Además está tío Marcos que nunca sale de su cuarto, creo que el cáncer de pulmón está en su última etapa, conozco poco de él, sólo que tiene empresas agrícolas con las que logró amasar una gran fortuna, Pero ni todo el dinero que posee podrá salvarlo de la muerte.
Por lo que sé tiene dos hijos que viven en España y casi nunca lo visitan, con él sólo está tía Lucía que pasa los días fuera de casa, posiblemente gastando el dinero de su acaudalado marido.
Durante el almuerzo hablé con Janet, es una gran persona, "super amigable", me dijo que tenía 28 años aunque aparenta más, debe ser porque toda su vida a trabajado, por lo visto será mi única amiga estas vacaciones.
Me siento cada vez más sola estos últimos meses, en el colegio casi todas las chicas han tenido o tienen relaciones de enamoramiento, excepto yo que no puedo comunicarme con varones, ya lo sé "soy un poco introvertida", bueno el amor puede esperar, por ahora trataré de sobrevivir estas vacaciones ya que madre tendrá que trabajar y no tendrá tiempo para mí. Además es manipuladora, pero se que tiene sus razones, para ella no a sido fácil cuidar de mi, y no quiere que pasé por lo mismo que ella. Sé que es una gran madre, siempre está para mí en todo momento. Pero quisiera tener un poco de libertad.

Colocó el diario sobre la mesa de noche, pensó durante largo rato y se durmió.

Al día siguiente. Lucía se despertó temprano y fue a ver a su esposo, la enfermedad estaba avanzando alarmantemente. A las 8:00 AM, llegó un doctor, ya no era el mismo de siempre, ya que en los últimos meses habían cambiado a varios ya que Marcos no aceptaba que no pudieran hacer nada contra su enfermedad.
Después de ser un reconocido empresario, estaba desahuciado a causa de su adicción al tabaco y cuando se dio cuenta del daño que le hacía ya fue demasiado tarde.
A las 8:30, Lucila salió de su habitación, llevaba la misma ropa del día anterior, y cuando pasó frente a la puerta del cuarto del enfermo oyó voces. Continuó su marcha hasta la cocina, donde encontró a Janet.
Luego fue a la sala donde encontró un gran televisor, al rato bajó un hombre con bata blanca seguido de su tía Lucía.
Apagó la televisión y se dirigió a la cocina, donde ayudó a Janet en las tareas del hogar.
Durante el almuerzo conversó con su tía sobre los viajes que está había realizado y las fiestas a las que había asistido.
En la tarde leyó durante tres horas "extasis", luego decidió salir a pasear, regreso a las 5:00 pm.

Durante la cena no se oyó una sola palabra, luego ayudó a Janet a dejar todo limpio. Fue a su habitación y sacó del cajón de la mesa su diario y escribió:

30 de junio de 2018

Este día estuvo de locos, cuando desperté me dirigí a la cocina, pero cuando pasé frente al cuarto de tío Marcos sin querer oí que le quedaban pocas semanas de vida.
Continúe mi marcha, en la cocina encontré a Janet, parecía apresurada en prepara el desayuno.
-me quedé dormida-dijo.
Tomé un vaso de agua, seguido me dirigí a la sala, donde encontré un gran televisor, cogí el control y sintonize el canal 21, estaban pasando November Rain de Guns N' Roses, una de mis canciones favoritas, le siguieron canciones de DC AC, "gran música sin comparación a la que sale actualmente, que está muy sexualizada".
Después de 5 canciones apareció por las escaleras Un hombre con bata blanca seguido por tía Lucía en su rostro se dibujaba la tristeza, que iba en contra de los chismes de la gente que decían que había sido un matrimonio por conveniencia.
Fui a la cocina donde Janet estaba lavando los trastes, decidí ayudarla, cuando terminé me dirigí hacia ella, no Fue difícil entablar comunicación, pese a que yo no era demasiado sociable.
Janet me contó que tenía una hija de 7 años la cuál vivía con su madre, dijo que la había concebido con un hombre que apenas había conocido, y cuando le dijo que estaba embarazada la abandonó-"algo parecido a lo que le pasó a madre"- dijo que era de un caserío a tres días de distancia y venía de un hogar en pobreza extrema.
En el almuerzo tía evitó hablar de la enfermedad de su esposo, me contó de los viajes que había hecho: Cancún, París y Mónaco. Me pareció que quería olvidar por un momento lo que estaba pasando.
Me contó del baile en el que conoció a su esposo, dijo que ella trabajaba como Secretaría en la empresa de su esposo, y que cuando obtuvieron un millón y medio de soles, algo que nunca había pasado decidió organizar una fiesta en honor a sus empleados por ayudar a conseguir tal suma de dinero.
Aquella noche tía llevaba un vestido negro y era diez años menor, él ya rondaba los 65 años y hace poco había sido diagnosticado con cáncer, pero aquella noche olvidó todos sus problemas y disfruto junto a su hermosa Secretaría.
Me dijo que salieron juntos durante 7 meses antes de casarse, a ella le gustaba hablar con él que era un gran conocedor de filosofía, historia y poesía.
-hablar con él era como transportarme a un mundo de ficción- dijo.

En la tarde leí éxtasis-¡Me encanta esa novela!- luego salí a pasear, llegue al parque en donde vi a adolescentes de mi misma edad paseando a sus perros, a otros caminando de la mano y prodigandose amor.

Aún no pierdo la fe por descubrir que es exactamente el amor. Pese a todos los problemas de los que estoy siendo testigo, sé que pronto pasará, aunque duela debemos enfrentar la realidad, por que para ver la lluvia nos tenemos que mojar.
leer más   
4
sin comentarios 44 lecturas relato karma: 38

Me dueles

Me duele la pobreza de mi pueblo
su olor a desesperanza
su ignorancia
su vacío con ojos tristes.

Su piel curtida por el hambre
lo fácil que es engañarlo
con un poco de circo
y un refresco de cola.

Me duelen sus siglos de abandono
su poca oportunidad de disfrutar un cielo azul
su opaca sonrisa
sus manos agrietadas por tantas novelas.

Me duelen los pocos idealistas
los escasos soñadores vivos
la mayoría los han matado ya
ya no viven más que en los reclamos de justicia.

Me duele la sangre que escurre por la alcantarilla
los niños que nacen sin nada
los abuelos que mueren en el olvido
el festín del odio y la muerte.

El Mute
30/06/2018.
26
18comentarios 253 lecturas versolibre karma: 105

La influencia que tiene el olor en nuestra memoria

La influencia que tiene el olor en nuestra memoria es asombrosa. Al entrar a casa de los abuelos he sentido el aroma de las gardenias y un ramalazo de tristeza ha caído sobre mí, los recuerdos de aquel triste verano han aflorado de manera nítida.

Solo contaba diez años, para mí, los veranos en casa de mis abuelos eran días de correr a caballo, nadar en el río con mis primos, jugar y saltar, pero aquellos días de Julio, hace tantos años, jamás los olvidaré, viví de cerca un suceso extraño…

…falleció mi tía, esposa del hermano de mi madre y por ese motivo pasábamos unos días con ellos en la casona familiar, la tía había muerto a causa de problemas del parto y él bebe necesitaba cuidados.

También estaban varios primos, entre ellos una niña de 2 años que era la más pequeña, muy enferma de varicela, común por aquellos días.

El caso es que nos encontrábamos todos en la sala, un fuerte olor a gardenias llenaba todo, familiares y allegados conversaban sobre el terrible suceso y tomaban café, los muchachos, sentados en un rincón, hablábamos bajito.

La abuela nos dijo… ve con tu primo a dar una vuelta a la nena, para ver si sigue dormida

Mi primo, de mi edad, estaba muy afectado, amaba profundamente a su mamá, los dos en silencio, recorrimos el largo pasillo, sus luces tenues nos hacían sentir incomodos, y asustadizos, el cuarto estaba en penumbras, nos asomamos y vimos a nuestra otra tía Rosita, con su largo vestido blanco recostada, pasándole la mano a la nena por la frente.

Regresamos, mi primo fue a tomar agua a la cocina, yo me senté en el rincón, mi abuela preguntó —¿ya vieron a la niña? –abuela, tía Rosita esta con ella, contesté levantando la vista…

…un escalofrío me recorrió, quien estaba sentada hablando con mi abuela, no era otra que tía Rosita y el vestido que llevaba no era blanco, era de color oscuro.

Mi primo muy pálido regresó de la cocina, le dije que no era Rosita quién habíamos visto en el cuarto con la nena, y él respondió con voz ahogada

–¡NO no era tía Rosita! … ¡era mi madre!

Todos se dirigieron al cuarto para ver quién era la otra persona, no había nadie, solo varias mariposas revoloteaban sobre la exigua luz de la lámpara en la mesita de noche.

Aquello me dejó algo perturbada, pues recordé, qua a la tía la habían sepultado con un largo vestido blanco, a ella le encantaban las mariposas, siempre había muchas en su jardín, lleno de gardenias.

Desde entonces ocurren eventos raros alrededor de mi prima, que ya es mayor…por ejemplo, he oído a mi hermana decir, señalando algunas mariposas que entran a la casa…

–por ahí debe estar llegando la prima y en efecto al rato llega ella…
12
16comentarios 160 lecturas relato karma: 113

Solo

Que la vida es color oscuro
te das cuenta poco a poco
transformando blando en duro
y en el medio me equivoco.

Que si la veías rosa
era un tinte de tu madre,
¿relajada y muy hermosa?
fueron filtros de tu padre.

Y tu abuela se encargaba
de pintarla en calabaza,
generosas pinceladas
que el abuelo te enmarcaba.

Y ahora llegas hasta aquí
con colores a tu espalda,
preguntando "¿És por allí?"
..sin respuesta que te valga.

Me permito revelarte
que tu cuento se ha acabado,
que cien veces te levantes
cien veces serás noqueado.

Que el futuro no te engaña,
que te esperan tempestades,
estás solo ante la saña
de tragedias y verdades.
leer más   
22
19comentarios 143 lecturas versoclasico karma: 96

Ganas

Soy este lobo
sin mi caperucita,
harto de abuelas,

hambriento de un jolgorio
que merezca la pena
leer más   
11
6comentarios 60 lecturas japonesa karma: 87

Postales

9 octubre 2007
Hola mamá,
aprovecho que ha salido el sol para escribíos una postal sentado en una terraza, preveo que será de las últimas veces que podré hacerlo en los próximos meses. Ya estoy instalado en mi nuevo apartamento, a las afueras de Uppsala, a una hora caminando más o menos, pero me gusta el sitio. Es tranquilo, no hay casas a la vista desde las ventanas y el silencio es magnífico. ¡Viviendo en Barcelona me había olvidado de lo que es el silencio! ¡Qué maravilla! Y el paseo hasta el centro otro regalo, bordeando el río, o cruzando por el bosque. A ver si cuando lleguen las primeras nevadas pienso igual. En fin, una postal no da para mucho. En la foto, la catedral. La majestuosa catedral de Uppsala. Para haceos una idea de la ciudad-pueblo, volved a ver "Fanny och Alexader" está toda filmada allí, y las calles y edificios siguen iguales. Si mal no recuerdo, M tiene mi copia de la cinta.
Besos y un abrazo muy fuerte a los dos!! Recuerdos al resto de la familia.

14 octubre 2007
Enric, nano, ¿cómo va la vida por allí abajo? ¿Sigues trabajando para los malos? Por aquí todavía ando un poco despistado, cuesta hacerse a cada nuevo país. Costumbres nuevas, funcionamiento de las cosas distinto, idioma nuevo… en fin que sigo dando vueltas en mi pequeña piscina un poco alieno todavía a la vida que transcurre a mi alrededor. Creo que en parte sigo junto al Mediterráneo, pero confío que el frío creciente ayude a distanciarme de esos recuerdos. Para sorpresa mía, hace unos días me descubrí maravillándome con las rubias. ¿Quién lo hubiese dicho, no? Es un enamoramiento escénico. Una luz oblicua, los árboles dorados, encendidos por el otoño, y ellas deslizándose sobre sus bicicletas levantando un mar de hojas secas. Sus cabelleras son como oro y vuelan junto a sus bufandas. No me he detenido en el rostro de ninguna de ellas, es la imagen del otoño, la bicicleta y la melena la que me cautiva. Aprovecho cuando sale el sol para tumbarme en alguno de los parques de la ciudad a leer y ver pasar chicas en bicicleta. Así pretendo olvidarla… la distancia geográfica ayuda. Saber que no existe la posibilidad del encuentro ayuda a ir despidiéndome de su dolor…
Espero recibir en breve noticias tuyas, y de cómo sigue todo por allí.
¡Cuídate mucho! Un abrazo


22 octubre 2007
Hola Maia,
Muchas gracias por la llamada del otro día, fue una grata sorpresa volver a oír tu voz después de tanto tiempo. Bien pensado, tampoco ha transcurrido tanto tiempo, no llevo un mes aquí todavía, pero tiempo y espacio actúan sinérgicamente incrementando la sensación de ambas. La mente trabaja de una manera curiosa, borra y reinventa recuerdos. El otro día me visitó una imagen de nosotros sentados en una cala de Colliure contemplando el mar, pero luego pensé que nunca estuve contigo en Colliure. Planeamos ir más de una vez, tenía que enseñarte la tumba de Machado y las colinas desde donde Matisse robaba la luz al Mediterráneo para sus lienzos, pero nunca llegamos a ir juntos. Si tienes oportunidad de ir algún día, ves. No te defraudará, es un pueblecito precioso. Todo y así aparecías en el sueño… que traidora que llega a ser la memoria. En fin, se acaba el espacio. Algún día viviré en una granja de madera roja, torcida y destartalada como la de la foto, ya sabes como me encantan estas cosas. Cuanto más viejas mejor, y por aquí en los alrededores hay muchas de éstas. Ya te contaré.
¡Cuida bien de mi pequeño! Ráscale bajo la barbilla, que ronronee, era lo que más le gustaba que le hiciese.
¡Un abrazo muy fuerte!

14 noviembre 2007
¡Primeras nieves! ¿Os lo podéis creer? Mediados de noviembre y ya lleva tres días nevando a nivel de mar. Fue acostarme un día, y a la mañana siguiente levantarme y encontrarme todo el paisaje cubierto por un velo blanco. Se ve todo tan limpio y virgen que por las mañanas hasta me duele ser el primero en pisarla y abrir camino a través de ella. Ensuciarla y sobre todo quebrar el manto que extiende cada noche sobre todo. Esconde todos los defectos de las calles, la suciedad, diría que lo homogeneiza todo, sepultando toda la fealdad urbana. En cuanto pueda os mando unas fotos de la casa y alrededores para que veáis como ha cambiado la cosa desde que llegué hace un par de meses. Espero que por Pirineos todo vaya bien. Supongo que ya habréis encendido la chimenea estos días y gozaréis de vuestro retiro en compañía de la Cara y los nuevos perros de adopción de los vecinos… si los alimentáis y los dejáis tumbarse junto al fuego ¡no me extraña que todos acudan a vosotros! A este paso, pronto os van a echar las bestias de vuestro propio hogar.
Besos. Recuerdos a las abuelas. Que no se preocupen, que me abrigo y me alimento bien… que el clima no es tan malo. Como dicen aquí: no hay mal tiempo sino ropa inapropiada. Sabiduría nórdica.
¡Más besos! que estos ya no me caben…

26 noviembre 2007
Ay Maia, la nieve es preciosa, pero aquí la hay en exceso… es un no parar. Nada malo con la nieve, lo peor es el hielo, los bloques de hielo que se van compactando al paso de la gente y los vehículos, allí los zapatos no se agarran bien y no es difícil patinar. Nunca pensé que a mi edad tendría que volver a aprender a caminar, pero así es. He descubierto que el andar sobre el hielo requiere otro estilo… a base de tortazos pero he caído en la cuenta finalmente, eso sí, después de caer literalmente cuatro veces en tres días al suelo. Cuatro patinazos y mi rabadilla que ya no da más, está bien dolorida. Todo y así este fin de semana me he dejado convencer para que me lleven a patinar al lago. Ya ves, al final patinaré… te negué el privilegio de verme caer varias veces en nuestros viajes a Alemania. Recuerdo que cada vez que en un pueblo había una pista de patinaje para niños en la calle me animabas a probarlo. Me estirabas de la manga de la chaqueta entre risas imaginándome con los patines entre todos aquellos chiquillos acelerados. Entonces no hubo manera, conseguí escapar a la caída sobre el frío hielo, todo y que sabía que me ayudarías a levantarme una y otra vez, y sostendrías mi mano. Esta vez, voy solo, dispuesto a caer y levantarme por mi propio pie, pues no dudo ya que caeré. Ya te contaré la experiencia.
¡Un abrazo!
leer más   
12
13comentarios 141 lecturas prosapoetica karma: 94

Risas a la sal y pimienta (colaboración con @horten67)

Estornudar raudales de risas. Cocinar con sabor los pequeños momentos. Compartir trocitos de regocijo, amasar la amistad, hacer de la vida un feliz revoltijo.

Poner sabor a la vida, con chispitas que explotan en la boca y hacen cosquillas en el alma. Sonreír juntos, en conjunto y juntando carcajadas y bromas que limpian lágrimas pegadas. Esas que se adhieren, se adueñan e inundan las mañanas nubladas y las noches sin luna.

Echar carreras a los pájaros en el cielo, a las hormigas en el suelo. Que crujan los bordes de la pizza. Beberse la vida con bien de hielo y un millón de burbujas.

Y si nos falta color en las mejillas, pellizcos de abuela en los mofletes. Canturrear cuando la voz está quebrada y cantar a pleno pulmón cuando se recupera.

Y si llueve, botas de goma rojas. Y si nieva, gorros de colores y manoplas calientes.
Sopa de pan calentita cuando el corazón es mendrugo duro.

Y silbar en la ducha cuando el agua nos limpie tropiezos y deshaga los barros. Aplaudir los logros y zapatear con fuerza sobre los fracasos. Brindar por la suerte y lanzar hasta Júpiter al hombre del saco.

Tomar la medida al miedo para hacerle un traje de faralaes, y bailar hasta que se rinda a tus pies. Después descorchar una botella de ganas y beber hasta quedar borracha de vida.

No hay más vida que una.

No la pierdas, no la tires ni la malgastes.
Disfruta cada día como si fuera el primero y el último, y no olvides nunca, que todo sabe mejor CON SAL Y PIMIENTA.


[Estas líneas son fruto de la complicidad que une a personas que no se conocen, pero se conocen: las ganas de espachurrar la vida y de dar rienda suelta al estornudo del alma...la risa]

Imagen: obra de Horten, que es una artista del buen humor.
leer más   
12
17comentarios 132 lecturas colaboracion karma: 90

"Al abuelo de bala"

Envidio al que se rompe
a viva voz
sabiéndose irrompible

Yo sin embargo

Dejé el futuro un miércoles
de depresión
del que no pude volver

Dejé a la muerte entrar
ponerse cómoda
en su eterno retorno

Y se hizo nuestra, muerte

Se hizo a kilómetros

Vestida en llanto de madre
hijos sin padre
florecido cajón
14
2comentarios 70 lecturas versolibre karma: 91

Super gañán!

Hoy los corruptos crecen como champiñones
y he cogido miedo a robar.
Me pongo la capa de las grandes ocasiones,
me calzo las Asics de runner,
me planto con gafas en medio del puerto y empiezo a gritar,
con el puño levantado pa' volar:

Super gañán! Es el nombre que me has puesto.
Super gañán! Es quizás el sitio que merezco.
Super gañán! Por no haber sabido encajar
que años y años atrás no me he movido del asiento,
que años y años atrás no me he movido del asiento...

Al levantarme me han dicho que esto estaba amañao,
que hay mucho trigo por segar..
Y al volver a casa, mi abuelo to' preocupao..
Me he dicho "tengo que hacer algo",
me salgo y entiendo que me he convertido en el...

Super gañán! Es el nombre que me has puesto.
Super gañán! Es quizás el sitio que merezco.
Super gañán! Por no haber sabido encajar
que años y años atrás no me he movido del asiento,
que años y años atrás no me he movido del asiento...
leer más   
8
6comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 98

Cuando estemos juntos

Cuando esté contigo
mi niña dorada
mostraras tu mundo,
de miel y manzanas.

Vendrás a mis brazos
feliz y contenta
me guiaras a campos
con aroma a mentas.

Cuando estemos todos
junto a tus hermanos
tu madre, mis padres,
y DIOS de la mano.

Viviré por siempre
como aquí he vivido
siempre saludando
sin haberme ido.

Amando a la gente
como aquí he amado
tratando a todos
como a mis hermanos.

Y hasta ese día
que mi amor profesa
cuando el mismo DIOS
cumpla su promesa.

Dale a tus abuelos
muchos besos míos
diles que los amo
que cuiden el nido.

Que ya no los lloro,
no por sufrimiento
pueden visitarme
y abrazarme en sueños.

Cuando estemos juntos
mi niña dorada
ya no dormiré
abrazando mi almohada...


A mi hija Debora.
La que creció con Dios...
16
4comentarios 111 lecturas versolibre karma: 89

Campanas y golondrinas

Me asomo a la ventana. Tarde de primavera. ¿Tópico? Más que eso: mágico.

Revuelos y enredos de aves cálidas, las que gustan de horas de sol arañando el horizonte. Golondrinas, vencejos y gorriones decoran nubes, son la banda sonora de lo placentero, de la sensación de saber que los días se alargan, como los brazos cuando quieren tocar el alma.

Mi pueblo es pequeño. Pero no por eso pierde encanto. Las campanas son como el pregonero de festivales, el que anuncia melodías. Me agitan desde niña, brincan y repican.

Huelo a tardes de abril y mayo. A brotes que salpican de verde el paseo como un cuadro de puntillismo. A mi casa. Mi familia. A las risas que alegran el pecho.

Sabe a vecinos que me han visto crecer. Y que me reconocen cuando vuelvo. Sabe a paseos para ver almendros en flor, los perales llegan luego.

Sabe a campos que revientan de amarillo. A caminos con barro después del aguacero (ya te conozco, mayo).

Suena a chistes entre amigos, a fiestas entre lazos de infancia y a brindis de experiencias en mochilas.

Suena a perros que ladran, a gatos sigilosos que aguardan tras la esquina. Suena a risas de niños, jugando y saboreando sus chucherías.

Sabe al recuerdo de los que ya no están, pero que siempre me acompañan prendidos en estrellas, en recetas de abuelas y cientos de anécdotas.

Vibra. Mi recuerdo es vivo. Mis sentidos se agolpan y me dejo mecer entre geranios y rosas. Entre enredaderas y helechos. Entre olivares y huertas.

Siempre estás conmigo, con tus llanos y cuestas.

A ti, mi pueblo. Mi hogar. Mis golondrinas. Mis partidas y también mis vueltas.
leer más   
11
15comentarios 186 lecturas versolibre karma: 84

El Más Hermoso Trabajo (Por el Día de la Madre en Varios Países del Mundo)

EL MÁS HERMOSO TRABAJO

Ella realizó el más hermoso trabajo
el más anhelado por muchas
ser madre, abuela y amiga.

Ahora desde el cielo
vela mi camino
en los senderos de vida
donde me tocó vivir.

Ella se llama: Cecilia
y digo se llama
porqué a quién queremos
jamás muere
siempre nos acompañará
hasta el final de nuestros días.

Abuela querida
gracias por ser mi amiga
por haber realizado
el trabajo más hermoso y difícil del mundo
ser madre, abuela y amiga.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
De Mi Libro: "Hombres y mujeres sabios (la sabiduría de los ancianos)"-Finalista del Premio Literario Reinaldo Arenas Versión Poesía 2017 Creatividad Internacional, Miami Florida USA.
leer más   
10
2comentarios 106 lecturas versolibre karma: 93

Diluvio de gatos negros

¿Ruleta /o ensalada/ rusa?
¿infierno, paraíso,
o un espacio en el cobertizo?
¿un revólver, un tridente
o un tenedor?

¿o una bala bien puesta
en las sienes
del mejor postor?

¿me haces la guerra
o mejor
me haces el amor?

Con este diluvio
de gatos negros
no hay paraguas
ni hay un arca
que aguante.

Y al que le venga el guante
que se lo plante.

Estoy harto
de camaleones monocromáticos
(y esto no va por ti mi amigo Peter)
y de las ratas de dos patas
que duermen de día en mi ático.

Y si los vampiros chimuelos
me chupan la sangre
dejándome cual piltrafa
en el suelo,
ojalá y venga mi abuelo
a bañarme en bloody mary,
o ya que me llueva sangre
del cielo,
y no culpo
quien pique el anzuelo.

Dame dos onzas de consuelo,
y unas tiras de cecina
para el asador.

¿qué si me siento cazador?
pues ando en cacería
de brujas
y que la que mal me hechiza
que se vuelva lienzo
para mi pincel,
o ya de plano
que mejor me haga el amor.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-mayo-10
leer más   
17
25comentarios 140 lecturas versolibre karma: 114

Cuentacuentos

Estoy perdido como Alicia en el País de las maravillas.
Sigo baldosas que dibujan un camino en círculo.
Intento buscar valor para escapar de aquí,
pero siempre vuelvo al mismo punto
del comienzo.

Me siento y recuerdo aquellos cuentos
que conducían a mundos de sueños,
donde el mar era azul
del azul del cielo.
Aquellos cuentos que decían que eran
tres las hijas de Elena,
tres los cerditos,
tres —también eran tres— Caperucita
el lobo y la abuela.
El gato con botas, el príncipe azul,
la bruja que sabe dónde estás tú,
dónde estás tú.

Sin embargo,
ahora mi mar no es azul de ese azul
del azul de cielo.
Vivo un cuento o como en un cuento
y, al despertar, saber que sigue todo igual,
que no es un sueño.

Que tu historia es una de las de verdad
que miente en los libros, de las que tú escribes,
de las que yo leo.

Quiero despertar...
y pensar como un niño, pensar en un cuento,
buscar la salida a los círculos del laberinto
y sigo
y sigo
y sigo girando
por esas baldosas
por ese camino
que hace que todo final, mi final,
sea como el principio.
leer más   
13
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 101

El Hilo del Papalote

Ayer encontré esa foto
playera sencilla
pantalón corto
sonrisa plena

una tela sepia
marchita los colores
igual que los años a mí

La última ilusión honesta
quedó anclada
en un día de Reyes
sepultada entre sonrisas
que no volverán...

en el ojo derecho
llevo todavía el último diente
que guardé para el ratón
y un par de zapatos sucios

en el izquierdo
luces de navidad
sala llena
aroma a hogar
buñuelos y comida de casa...

en los labios
se tatuó
un beso anís y chocolate
para mis abuelas

en los pies permanece
la carrera del honor
un tropiezo
con el que nos reímos infinitamente
el charco y la lluvia
aquel partido épico
contra el barrio de junto...

en las rodillas
una cava tan variada
de raspones

en las manos
se grabaron sensaciones únicas
las canicas ganadas
el trompo
las ramas del árbol de jobo
travesuras de nanche y ciruelas robadas
la cerca perimetral del vecino
rasguños varios
la complicidad del juego de rondas
el hilo del Papalote...

en la sangre
se absorbió la adrenalina
de no ser encontrado en las escondidillas
ni de ser atrapado en 'la pelusa'

en la lengua permanece intacta
la cajeta de la tarde
y el pan de leña
del vendedor de las seis

en los pulmones
la agitación
la carcajada consumiendo el aliento
y ese olor a hierba...

en la mente
naufraga el recuerdo
miles de ellos...

y la certeza
de que quizá
jamás en la vida
vuelva a ser tan Feliz...

**************************
El Hilo del Papalote
Día del niño y niña (30 Abr Mex)
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
18
24comentarios 202 lecturas versolibre karma: 112

Cuando las rosas no son suficientemente rojas

NO es bueno acostarse con algo oscuro,
decía mi abuela. Es tan malo
como irse a soñar con hambre.

Atrae espíritus burlones
que olvidan que están entre los vivos,
de que tomaba cuerpo la primavera
en mis labios en flor
cuando decías amarme tal como soy.

Cómo decirte que ahora duermo
con ropa negra,
por si, en un descuido, me cuelo en tus sueños
y no avergonzarte ante tus amigos,
mientras habláis
de aquellos "blue jeans", ahora inútiles,
que me hacían tan buen culo.

Cómo aclararte, corazón negro,
que a toda chica hay que tratarla
como te gustaría que trataran a tu hermana.

No me harás sentir más
como una mancha de grasa en la acera
que nadie ve y todos pisan.

No es bueno acostarse con algo oscuro.
Tu recuerdo ha terminado la maleta
cuando le hice salir de mis sábanas.

No sé qué se ha creído.
¿Qué le hace pensar que en mi poema
va a ser siempre de noche?


(Abel Santos.
de TODO DESCANSA EN LA SUPERFICIE,
Ediciones Vitruvio, 2013)
16
11comentarios 224 lecturas versolibre karma: 107

La ironía de la cuestionabilidad

La lógica cae por su propio peso,
no tienes que venir tú a decírmelo…o sí.
Adoro un mundo reivindicativo
pero odio las cazas de brujas.

Muchas mentes privilegiadas
se han perdido por la discriminación,
y muchas se anularán si le damos
coba a la marginación.

Qué facilidad tenemos
para pasar de un extremo a otro…

Quiero ver cómo mi nieta
demuestra su valía en igualdad
de oportunidades, pero no me gusta
que criminalicen a mis abuelos por ser como eran.

Quiero ser parte de un mundo
abierto de mente, donde todo
se pueda cuestionar, y así avanzar…
empezando por mí mismo.
leer más   
5
2comentarios 63 lecturas relato karma: 67

Un libro ® ©

Un libro es un hermano
que no te traicionara
que compartirá contigo
y que página a página
te dará todo sin egoísmos
ni falsas pretensiones
un libro es esa madre
que no te abandonara
que te besara con sus letras
que te abrazara con sus paginas
un libro es ese abuelo sabio
que cariñosamente
y con buen modo
te hará ser mejor cada día
un libro será una dicha
plena e inextinguible
un manantial de agua fresca
que saciara tu sed
por un mundo bueno
un libro es como trozo de pan
que se lleva el hambre
y te deja el alma llena
y satisfecha
un libro es un medio masivo
de humanizar a los hombres
porque enseña puntos de vista
alternos y contrapuestos
a los tuyos y te obliga
a que tu mente haga un dialogo
con tus prejuicios
un libro es un instrumento de paz
un libro es más que fantasías
conocimientos historias y cuentos
un libro es la vida en papel
es una escalera al infinito
y la evolución del ser
un libro transforma pensamientos
abre las mentes
ennoblece el corazón
en fin un libro
¡Un libro es una maravilla!
Vamos lee que esperas
mil universos te esperan en un libro.

Carlos Luis Molina Lara
10
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 94
« anterior123459