Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 446, tiempo total: 0.046 segundos rss2

Tóxicas

Cuídate si en aguas mansas,
navegan susurrantes lenguas,
en majestuosas barcas antiguas,
hacia lunas misteriosas.

Cuidaos de diosas paganas,
de concubinas zalameras,
porque corroerán con sus babas,
vuestras mentes cautelosas.

¡Desoíd!, ¡Atentos!, a quienes en penumbra halaguen
vuestros pechos abiertos!




@Inmalitia, Andrés García. ©
Ilustración de uno de los barcos de Caligula.
leer más   
11
5comentarios 68 lecturas versolibre karma: 102

Agosto se viste de gris

Agosto se viste de gris

se balancea en la silla de la nostalgia

deshoja margaritas de olvido sin voz.

¿Qué aires se llevaron tu existencia?

Agosto es el mes en que te conocí

y en el que bebí de tus frescas aguas

¡Y cómo disfrutaba de tus oleadas!

Parecía que el cielo contigo se congelaba.

Pero poco duraron sus hojas frescas

el sol, el polvo, del desamor

sus hojas quemaban

y sola nuevamente me quedaba...

Pero agosto no murió en tu adiós,

agosto sobrevive en mi memoria,

besa mi mente por la noches,

me persigue con sus brazos de ternura cada día.

Porque agosto, vida mía,

lleva en su corazón impreso

el sabor inolvidable de tus besos,

la magia embriagadora de tus embelesos,

y la cálida sonrisa de tu nombre.

¡Cómo tu agosto, nunca he tenido otro!

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
10
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 111

Haiku de la espera

Ocurre siempre:
Discurren las aguas,
la roca espera.
leer más   
12
2comentarios 49 lecturas japonesa karma: 100

Cuando escucho tu canción... Autores (@rayperez y @Cleme_Eternamente)

Cuando escucho tu canción en ese
instante como sublime deseo te pienso
y busco el reflejo ondulado del eco
en el radal de los impulsos sonoros
que espiran contra viejos muros,
apostados en tu boca dulce, boca.

¡Manantial fresco de aguas exquisitas!!!
que son reflejo del decantar dulce
de tus ojos que florecen en las tardes
de frío invierno con fulgores de
tibieza soledad.

Esa soledad que nos abrigamos
para enmudecer al silente silencio, de ese
silencio busquemos la bendita inspiración
cierra los ojos por un momento
déjate llevar por la sinfonía de Bach
el aire se enreda en las puntas de los sésamos
sol brillante......... dulce armonía
gravita sobre mi húmedo cuerpo.

La espera ha sido larga y extenuante
te esperé en las hojas del calendario
te esperé en el cielo estrellado de Neruda
y en la bruma espesa de los pensamientos
te esperé en el huerto atestado de flores amarillas
y en el retablo oculto de los deseos incumplidos.

En esta noche de melodiosa armonía
en la almohada que muerdes cuan deseo
reprimido el tesoro de tus respiros…
riégalos con el néctar divino que tengo
guardado para ti como un inmaculado
pensamiento que la infausta luna gris,
 abonó con sus suspiros, que pasaron
inadvertidos en los pórticos de los ancestrales
molinos antiguos.

Mordiéndome tus fecundos labios amatistas
saboreando la raíz de tu dulce néctar;
néctar del deseo prohibido que habita en el aire
tentación oculta e infinita... mujer de tez blanca
y pura, mis átomos negros ya no se notan
ausentes.

Atrás quedan los días sin sombras
atrás quedan la incesante lluvia desprevenida
atrás quedan las estrellas sin lumbre
hoy solo tenemos dos cuerpos sutiles
surcando un cielo azul envuelto en dulces
nubes blancas, embalsamadas de deseos.

@Cleme_Eternamente
@rayperez
leer más   
12
9comentarios 98 lecturas versolibre karma: 105

Imágenes de un camino polvoriento...

Imágenes de un camino polvoriento
en pleno atardecer cuando el cenit se acuesta
y la arcilla se cuela por la calzada;
por este camino me animo a transitar.

En la medida que el sol se petrifique en mis huesos
un calor intenso no apaga la sed que siento
voy desprovisto de todo, solo me acompaña
el deseo de ver el ocaso y al astro rey en su retirada.

Ahí tendré la oportunidad de sentir el suave olor
de la montaña; por ahora siento el pedregoso suelo
gotas de sudor en mi frente se deslizan, es como
un manantial de aguas que socavan los estériles
pensamientos agitados, culposos y dolosos.

Pero el tiempo es la fuerza que me atrapa
horas cavilando y los sueños pegados en el intercostal
la mente nublada por ideas imprecisas
de que vale perseguir tu rostro sino encuentro sosiego
tu memoria la voy a esparcir por los matorrales
y de aquella agitada noche que la luna nos regaló
se la entrego al umbral de este atardecer.

Tu belleza errante huellas que el viento borra
tu rostro alegre y gentil calmó mis pupilas
recuerdo el color de tus ojos y el aroma tus labios rojos
como el candil que me alumbra.
leer más   
11
6comentarios 76 lecturas versolibre karma: 111

Ciudad eterna

Ciudad de ojos azules
y de máscaras de colores
bañada por multitud de canales
donde sucumbimos a tus encantos
entre susurros de sirenas

Hija del amor y la fortuna
creciste entre ricos pañales
engalanando tus plazas de arte
y tus aguas
de enamoradas góndolas
bailando al son de la luna

Tus manos generosas al mundo
acogen bocas hambrientas
de tu hermosura inigualable
que devoran con ansías tu esencia
con recuerdos sellados en el alma

Aún llegará ese día
que el mar reclame tu nombre
para acaparar todos tus besos
y entonces lloraremos tu ausencia
la ausencia de la eterna Venecia
leer más   
6
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 80

Hipocresía

Persigue con tu huida lo lejano.
despliega tus brazos cual banderas rotas,
gira en círculos,
rompe tu espacio,
con el dolor que se agita entre tus alas.

Despacio deshilacha en un rumor
la sangre del miedo vertida en tu torrente.

Escucha el latir de tu vida asustada
resbalando desde el corazón hasta tus plumas,
plumas ahora negras como cuervos.

Traza con tus manos la tormenta,
no le mientas a ese cielo que te arrulla
despejado pero oscuro por tu sombra,
sombra gigantesca que te engaña
en el castigo de tus ternuras de urgencia.

Otea el mundo,
palpa tu cuerpo alterado,
restaña en aguas frías esas llagas
lanzándote en picado hacia tus simas.

Adorna con mentiras tus mentiras,
decóralas de oscuridad hipócrita,
sé humano como siempre has sido,
jugador en el odio con cartas marcadas,
tahúr sin maña ni mañana.

Naufraga en tu terror a respirar,
adhiérete a esa tabla brillante y corroída
que te empuje hasta ese fugaz faro
entre corrientes leves de su mar de tinta.

Regresa si deseas a tu gruta
o pierde tus pasos en caminos nocturnos,
pero que tu propia voz no te reclame,
no te culpe, no te dañe,
no te acuse de tu nido derribado.

on abril 10, 2016
leer más   
9
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 96

Despues de la tormenta

Esa delirante tormenta que se diluye en el incesante recuerdo,
cuando decidiste marcharte una vez más.
Fue el más estruendoso sonido de tus aguas turbulentas,
bajando apresuradamente por los cauces de la incomprensión,
Arrastrando todo a su paso.
Ilusiones,
Recuerdos,
Pasiones.

Trate de arrumbar en esas aguas impetuosas,
todas mis pasiones,
Y naufragar en tus delicias.

Trate de defender nuestro amor en la incesante búsqueda de recuerdos en tan vertiginosa tormenta.
Me sumergí en lo más profundo de tu borrasca,
Y en las aguas intranquilas de tu naufragio.

Me arrastre en el fango.
Quise besar tus pies.
Suplique amarte de nuevo,
Y me hundí en el más profundo océano de la humillación.

Llore mucho.
Llore torrentes de aguas turbulentas e incomprensibles,
que se vaciaron en lo más profundo de mi alma,
Pero preferiste ahogarte en océanos desconocidos,
simulando el olor de otro cuerpo deslizándose por tu piel.

Preferí ante mi propia sumisión ser esclavo de tu mentira.
Y espere ocultando mi dolor,
hasta que pasara la tormenta.

Ya todo paso,

Se disolvió tu tormenta.
Ya no hay cielo.
Ni siquiera estrellas que contar.
Solo quedo la suave brisa tratando de desnudar mi cuerpo azotado por tu despreciable tempestad.
Solo quedo la delicada noche abrigando mi piel,
Retorciéndose entre mis piernas,
simulando escupir el amor a montones.

Jamás podre olvidar esa tormenta que dejo rastros impregnados en mi piel.

Después de esa tormenta,
Cerré los ojos por un momento y llore
leer más   
3
sin comentarios 34 lecturas relato karma: 46

Por caminos intangibles...

En esta larga estación las tardes de otoño
van sin rumbo…
por caminos intangibles
>>>>>>vegetados
en un mar caudaloso
frió
intenso
sediento
que se cuela en lo mas hondo
de mi pecho
donde almaceno
un mar sin veleros
un cielo sin estrellas
y un crepúsculo
sin sol intenso.


Imploro al Dios supremo
y clamo al viento...
que me lleven a tu encuentro
>>>a tu ruta imaginaria
por donde trascurre
un remanso de aguas cristalinas
detenidas en el tiempo.
leer más   
14
4comentarios 76 lecturas versolibre karma: 92

Las sombras del subterráneo…

Permanecí inmóvil
en el umbral oscuro del silencio...
confinado en lo alto de la torre
donde se agitan los sueños
y el claroscuro portal
se abre para conferirme
una noche embriagante
de pétreos cristales...

El canal de aguas profundas
mecía los menudos veleros
que trasladan a los difuntos
hacia los recintos
forrados en columnas de hierro
donde se divisa un letrero:
LA SASTRERIA
DEL PURGATORIO
……NO ALQUILA
TRAJES PARA DIFUNTOS.


En otra galería espiaba
con pasmosa senectud
la turba de rostros famélicos,
que gemían de dolor
y grito ensordecedor
que les brotaba…..
del vientre desparpajado.

Mas allá ...
al otro lado del crepúsculo
un ejército de sombras
con lanzas mortíferas
…..cabalgan
con rumbo etéreo
…..atravesando
el desfiladero de sombras.

Los desfigurados rostros
………que adornan 
ese paisaje estéril
…..se consumen
por el frió gélido
como una cascada
de sudoroso presagios.
Vomitadas las heces
por las horrendas huestes
del nefasto mundo onírico.
leer más   
11
8comentarios 92 lecturas versolibre karma: 104

Este mar

Este mar que es ahora como un barco perdido
y antes fue invernadero de todos los deseos
cuando apenas vivía el rumor de los cuerpos.

Este mar que hoy soporta con gravedad de siglos,
entre aguas azules, conspicuos sentimientos,
alfabetos, sirenas, veleros soñolientos.

Este andrógino mar, resistencia y destino,
vive en su soledad: calmo, pluscuamperfecto.
Esperando en silencio la canción de los vientos.

Este mar de los seres que en su fondo han intuido
sedimento de vida, escala de deseos,
cuando no había deseo ni abundaban los cuerpos.

Este mar aquietado, como casi dormido,
olvidado del hombre que aborrece su acento
de oleajes y conchas, de redes y lamentos.

Este mar que es llanura e infinito camino:
caballeros andantes prodigan con empeño
aventuras saladas de velas y de ensueños.

Este mar proceloso, obstinado y esquivo,
esta tumba de algas donde exhalan su anhelo
los penúltimos hijos del frustrado deseo.

Este mar sinfonía de mi alma en olvido.
Esta mole de agua. Este sueño que espero
en las tardes levante, me convoca a su seno.

Este mar ya no es mar sólo infinito abismo.
Este mar de cristal, espejo de universo,
marejada de brumas, constricción de mis versos
sobre la inmensidad de su clamor marino.
leer más   
10
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 103

Nunca podrán parar mi camino

La lluvia siempre conspira conmigo,
se deja caer estrepitosamente
hasta lavar las amarguras que existen
por no poder convencerte.

No lo pienses más, quédate sin dudar,
tal vez nunca seré capaz de descubrir
lo que existe en mí interior,
el mutismo siempre colapsa con desasosiego.

Es como un lamento que sufre silencioso
en el argumento más ambicioso,
es la calumnia con sus dudas
que hacen que el rumor enfermo nunca muera.

¡Cómo no llorar!
si antes podía ver mi mano en tus aguas cristalinas,
ahora es solo agua turbia y fingida,
un lamento que el tiempo olvidó en un pasado espurio.

No fuimos capaces de olvidar la basura
que agobia sutilmente la pureza,
aún el manantial sigue vivo y emergiendo
de lo más profundo de tus pensamientos.

Ellos desean amarte en mi camino,
sin los residuos de un dolor incontrolable
que ha ido llenando su propio vacío
sin la honra de un odio frío en perdición.

Fugaz es el aliento de vida
que existe preocupado por mi existencia,
cómo detener la fuerza de seguir respirando,
llenar los pulmones de asombro al volver a amar.

Espérame sin la angustia que guarda una mirada,
obsérvame fijamente en cada palabra
y destrozaré la duda que amanece,
verás cómo voy juntando fuerzas para triunfar.

Arrópame hasta que vuelva en mí una letra viva,
esa que grita con fuerza en su última oportunidad,
es la esperanza que lucha como si nunca el amor
se hubiera extinguido entre todos nosotros.

El fuego huye en desobediencia por la última amargura,
acostúmbrate a taparme los ojos
y veré en mi la inconsciencia en su verdadero propósito,
no quiero seguir atrapando luciérnagas luminosas.

Vuelve del pasado
te seguiré escribiendo a diario
como si nunca hubiera existido el peligro
que me llevó a soñar con la levedad del ser.

Cae la lluvia formando sus senderos,
ya no cae tan estrepitosa como antes,
rodea el contorno de todos mis deseos
hasta que puede brotar de nuevo hoy..

El Mute.
04/08/2018.
13
6comentarios 158 lecturas versolibre karma: 99

Para agosto

Y vendrá cantando
canciones y sones
que aprendió en las aguas
de su antigua casa.

Y vendrá cantando
bajo los hayedos,
vestidos de agosto
vestidos de gala.

Volverán la vista
el nogal y el roble,
su estampa,su porte
la luz en su frente.

llamará a la puerta
nudillos de seda..
¡hola …soy yo!

Inunda la dicha,
las trémulas voces.

¡Pasa, mi tesoro…..pasa, niño mío!
leer más   
10
2comentarios 55 lecturas versolibre karma: 93

Los cascabeles de agua...

Los cascabeles de agua
se han ido…
nada es igual
se fueron a abrir torrenteras
detrás de la negra montaña.
Que volátil es la lluvia
pasó con su carga
de viento seco
y se llevó los cuadros quijotescos
y grandilocuentes que cubrían todo el pasillo
y las persianas salieron enredadas en la espesa
fauna de recuerdos
y el lienzo blanco que tatuada tu espalda tiene
una sinfonía de cigarras rasgó el fino lienzo
para cubrirse del sortilegio de las aguas mansas.
La lluvia ya no volverá...
En estos paisajes desérticos
hasta las piedras del camino
piden clemencia
al Dios del trueno.
leer más   
10
6comentarios 92 lecturas prosapoetica karma: 87

Sublime

Demorando el adiós
me quedé suspendida
entre el abismo y la locura.
Ansiedad del alma que
perece complacida,
enfangada de esperanza
y orgulloso deseo.

Mi ave errante
ha cruzado en hielo
el cielo de mi engaño;
rasgando las nubes
abriendo las aguas
irguiéndose airosa
sobre mi tumba de arena.

Estalla mi mente
en sacudida eléctrica,
debo partir de mi
cómoda cueva,
sentir el aire,
el océano en mis manos,
seguir la contienda
con mis espejos dorados.
.
Beberé de nuevo del
misterio de la vida
y seguiré mi sendero
honrando así tu veloz vuelo.

Y en mi último beso
sellado en dulzura,
guardo bajo llave
esta noche eterna,
que fundimos en agua
y fuego bajo las sublimes
estrellas de tus mágicas
sinfonías, de mis ardientes
lienzos.

LOUE
leer más   
11
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 93

~~Suspiro salvaje ~~ [Haibun]

Se espolvorea el invierno sobre la coraza de piedra, sopla el viento un efímero blanco en su pecho de hiedra y se desvelan frondosos los prados de la esperanza. Fluye cristalino el deseo a lomos del pálpito; aliento salvaje galopante que fluye ...
libertad de un instante reflejado en sus aguas ...-quietud que desborda-... el caudal de su almas ...

Beso y suspiro
entre las rojas barcas
de soplo níveo


@rebktd
leer más   
19
24comentarios 176 lecturas japonesa karma: 115

El Sendero

Abro la tercer puerta
aún no encuentro luz
la esperanza camina junto a mi
mas no la veo
a ciegas toco su mano

Cargo un grito ahogado
que me pesa
como grillete
encadenado al pecho

Pasa píldoras de esperanza
una garganta
que se desgasta
hace cuarenta y dos días

La cueva se reduce
tramo a tramo
no sé si se hace pequeña
o es uno quién se agranda

Ruge la fiera del silencio
dentro hay un festín
de demonios devorando miedos
regurgitando el doble
para darle a comer a otros...

Existe una grieta
donde se ven agujas
atravesando labios
espinas surcando lenguas
sus ríos de saliva y sangre
colman las lagunas del "porque"

Las voces púrpuras
llenan la mente en cada sueño...
las voces blancas
no están...
dejan un susurro alguna noche...

No hay luz,
si no cerrando los ojos
dentro yace la llamarada
dentro calcina el fuego
dentro se concibe la luz
dentro... se incuban estrellas...

¿Cuándo terminará el tramo?
Ya la piel cruje
las vísceras se hinchan
el aliento falta

Cada cuanto
alguien pone en los labios
la copa de momentos líquidos
y el alma se nutre

Rompen capullos de gardenias
aguas de manantial brotan
revientan latidos
el estallido golpea la pupila interna
que puede ver la ruta...
quizá la salida...

Por un instante
son de niño los ojos
el sentir también
y nace la sed de un abrazo eterno...

de esos que juntan fragmentos
de esos que rompen males

de esos que posan la sien
sobre la flor del hombro...
de esos que alinean la luz
con el eje de la vida...

de esos que faltan...
de esos que sanan...

La almohada
absorberá nuevamente el cansancio
y mañana quizá
los pies encuentren el sendero...

************************************
El Sendero
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
12
15comentarios 145 lecturas versolibre karma: 101

Hay cicatrices eternas...

Hay cicatrices eternas
que no se curan y sanan,
porque perduran, latentes,
y para siempre en el alma,
quiere callarse la sangre
y así apagarse su brasa,
pero la herida que fluye
sigue el perfil de las llamas,
y es que la flecha cautiva
queda en el pecho clavada
y aunque arrancarse pudiera
es laboriosa su causa,
ya que además de sutura
deben los días curarla,
porque persiste la herida
que nos recuerda una infancia...

Serán recuerdos eternos,
quizás, también, telarañas,
que con su corte profundo
dejen y enseñen su marca,
entonaremos entonces,
tiernas y largas plegarias,
para que acabe un proceso
que con el tiempo se alarga,
y es que la vida es un surco
donde penetran las aguas,
para embriagarnos de sueños
sin precisar de palabras,
y son las olas sublimes,
llenas de yodo y resacas
quienes reclaman silencio
mientras restañan mil lágrimas...

"...Hay cicatrices eternas
que no destilan ya nada,
pero que guardan muy dentro
una profunda nostalgia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/07/18
12
8comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 95

La vida es un aljibe (poema filosófico)

La vida es un aljibe,

un aljibe insondable, profundo y hueco.

En sus recónditas paredes

hay agua

que nos sacia,

pero a veces también nos ahoga.



Un aljibe viajero,

donde queremos saciar nuestros instintos y pasiones

nuestros deseos y sueños...

Pero sus profundidades a veces nos limitan

nos hacen ver

¡Tan pequeños!



Otras veces,

queremos apoderarnos del aljibe

que sea para nosotros solos

¡Qué otros no beban de él!

Entonces nuestros baldes se derraman

y nos mojan y quedamos ¡Tan solos!



La vida,

ese aljibe que lo tiene todo

para ser felices,

pero a veces su muros están velados,

para los que no entienden que lo cotidiano, lo simple,

rebosa de aguas de felicidad.



La mañana por ejemplo

es el símbolo del amor de Dios a los hombres,

como si nos dijera:

"Mira, todavía confío en ti y te regalo esta alborada

para que la aproveches y seas feliz"



Ay, la vida,

aljibes misteriosos,

complejos,

escabrosos,

pero tan simples,

si miramos todo con balance, ecuanimidad y calma.

Y sobre todo,

si sabemos compartir el agua

de nuestro aljibe con los demás,

¿Para qué morir ahogados con tantos baldes?



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
10
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 87

Cómo puedo...

Cómo puedo resucitar
si me han enterrado viva.

Cómo puedo perdonar
cuando mis ojos
ya no lloran,
ya no duermen,
ya no vuelan,
ya no necesitan
sembrar auroras,
ni besos sanadores,
ni ojos inventados
de dulces flores,
sólo tengo lágrimas,
lágrimas muertas
de olas,
con sus vaivenes,
que se agitan
con furia oscura,
con ira oscura
dentro de un pozo
sin fondo.

Cómo puedo
enredar rocíos
cuando sólo
exite miedo.

Huracanes,
que rompen vidrios
en mi casa del dolor,
con sus cosquillas atroces
y su armadura
sin llave.

Cómo puedo perdonar
a quién se viste
con la sal
de mi sangre,
me fustiga
con látigo invisible
fuego dentro
de mis heridas.

Ojalá, pudiera perdonar
y borrar de la faz
de mi árida tierra,
recuerdos trashumantes
que se asentaron
en el tic tac
de mi corazón,
día a día,
minuto a minuto.

Cómo puedo aliviar
esta carga
que pesa
como losa maldita.

Ojalá pudiera
hablar de esperanza,
alzar la voz,
salir de este albañal
de aguas de cloaca,
y saborear vida
en otros manantiales.

Angeles Torres
leer más   
16
15comentarios 87 lecturas versolibre karma: 113
« anterior1234523