Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 135, tiempo total: 0.024 segundos rss2

Te llamas....

Olor de pan a las cinco de la tarde.
Lluvia, cristalina dentro de la zona verde.

Vienes a mi, como yo voy a ti.
Unos más rápidos, otros más lentos.
Incluso, otros por voluntad.

Corres, te detienes, haces ver a todo como una fatigable perdida.
Me haces crecer, me haces reir, me haces sentir vivo.
Pero, me dices que al final, es un reloj de arena.

Eres tu, y soy yo. ¿Como?
Es la pregunta que me repienso y destruyó, pero siempre vuelvo a ella.

Emociones clandestinas, por miedo al rechazo, Instrucciones al odio.
Amor, a la vida, al valor monetario, a un olor de una piel, al verde insurrecto de tus ojos selváticos.

Eres vida, eres pasión, miedo y control. Tienes nueve meses dentro de ti, que esperan ser fuente de bondad.
Tus mejillas señalan el camino, eres estupendamente, eres solo eso.. eres.

Eres tu y gracias a ti, hoy te digo MUCHAS GRACIAS.

Diferencias idiosincráticas, pluralismo dentro de una misma corriente.
Rezos a las cinco bajo el sol y las perlas naranjas que resaltan los ríos y sus casas aledañas.

Grandes selvas, grises unas, con ciertas tonalidades culturales. Altas y bajas.
Mares de sonrisas blancas en paletas de colores que tienen historias comunes.
Manaure, Palenque, Bogotá, Medellín, Nariño entre muchas más.

Una taza de néctar color oscuro dentro de la rutina.
Una pequeña gotita de alcohol al almuerzo, Una dosis de fe bajo un tierno beso.

Montañas frondosas, paisajes únicos. mejillas color rojizo.
Labios color caramelo.

Desiertos, Nevados, Páramos, Llanuras, Selvas, muchas mas.
Son la carta de presentación de tus símbolos.

Gracias mujer de nombre Colombia.
leer más   
8
1comentarios 71 lecturas versolibre karma: 82

La mejor estación

En Invierno,

el vino
abriga
y
el
amor
embriaga.
13
7comentarios 42 lecturas japonesa karma: 87

Saudades suaves

Ha sido como un escozor,
como curar una herida abierta
y quemarla con alcohol.

Un recuerdo que vuelve, oxidado,
serpenteando en las venas
escurridizo, olvidado,
de un amor oculto que veneras.

Nunca me gustaron esas mantas
bajo las que no descansas
porque las sientes ajenas.

Más si.
Si era agradable su calor
y el suavísimo tacto
de su cuerpo de sirena,
que como un imán extraño
siempre me arrastraba ante ella.

Y que aun hoy, vidas después,
surgen esas saudades suaves
que me reclaman su belleza.
leer más   
14
8comentarios 89 lecturas versolibre karma: 102

La espera

Desde lejos se siente
el perfume triste
de las jóvenes prostitutas,
en el altar profano
donde van a llorar
solitarios hombres
lastimados del alma,
avergonzados del sol,
agusanados por la soledad.
En ese excusado de hombrías,
caía mi cuerpo deshecho,
pintado de alcoholes
revolcado por el tiempo,
mendigando un poco
de amor de mentira,
cada noche enamorado
de un sueño distinto,
allí dejaba algunos versos
a cambio de calor
y algunas copas
hasta que el amanecer
me escupía a la acera
donde no hacía más
que esperar
que vuelva a anochecer.
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 58

¿PADRE? (Por Antonio F. Araujo M.)

Son tantos los significados que adjetivan la palabra,
en algunos casos sólo florecerá en un rincón de la nada.
Son tantos los padres que encontramos en la vida,
cualquier idiota llevará esa ironía.
Siempre buscando el calor de una cama;
sin importar las consecuencias
o el retoño que queda debajo de la sábana.

En cada esquina se cuenta una historia;
El alcohol y el juego siempre estaba primero,
Mientras las noches se encierran en largas esperas;
de esa madre preocupada, que en su vientre
viaja la semilla que quedó alojada.

Ofrecen el reflejo de su espejo;
su profesión que quedó frustrada.
No aceptan la realidad de sus hijos; sus sueños,
sus propósitos, sus decisiones radicales.

¡Padre! ¿Dónde estuviste, padre?
¿Dónde estás cuando nace tu hijo?
¿Dónde estabas cuando llegó a primer grado?
¿Dónde estabas cuando cayó enfermo?
A su lado sólo vi a su Madre.

Este mes, como todos, se lo celebro a las madres,
como en tantos lugares, como en tantos hogares,
han sido ellas, quienes han llevado el peso
de ambas responsabilidades.
5
sin comentarios 195 lecturas versolibre karma: 60

El atardecer, letargo y ópticas

Cae el fuerte rayo solar, Surgen gotas de bebidas calientes en hogares, restaurantes nocturnos aledaños a plazas públicas que son acompañados en ocasiones por burbujeantes bebidas alcohólicas.

Un niño explica a su madre y padre, en un comedor redondo de cuatro puestos, como fue su dia, sus padres sonríen a pesar del agotamiento y las ganas de amarse, el niño no se inmuta solo quiere ver las caricaturas.

Un viejo, llega a su casa y abre el refrigerador, otro dia mas, latas de conserva con agua y pan.

Una mujer se prepara para su turno nocturno, ajusta su ropa y sonríe a un espejo, el labial rojo carmesí la hace ver bella, atrae las miradas de el salon cuando sale a escena. A pesar del dolor que le produce no ser amada por más que unos cuantos minutos en ocasiones horas, por esos hombres que la ven con deseo, se repite a si misma "El show tiene que continuar".

Una familia que vive de una panadería, atrae a paladares hambrientos gracias al aroma que invade el barrio obrero. Es la llamada de los hijos del pan.

Suena un teléfono al final de un pasillo de un hospital diciendo "Soy yo mamá, hoy saldré con Andrés, esperame dormiré en casa esta vez" la madre cuelga diciendo, "Que los santos te protejan hijita linda", y suelta de su boca cansada un tierno "te amo".

Una mujer de ropa de oficina, elegante, con tacones altos, bajándose de un auto último modelo, entra en una casa de un barrio bien parecido al norte de la ciudad, se lamenta que no pudo ir a la rebaja, se tienda sobre la cama y prende su televisor que paga a cuotas, es ella la dueña de su vida, no depende de nadie, solo de su autoestima y determinación, Es el canto de la libertad. Se entretiene viendo videos en una página web, luego se duerme y se levanta cansada, el cuello le duele.

Una adolescente y su novio, salen de clase de ocho de la noche de la facultad de estudios literarios, llegan al hotel de la esquina, pagan y brindan a las sábanas un ritual que se funde en amor, son dos amantes que forman un solo sol pero que gira en el mundo como un tal girasol.

Al despertar del letargo que deja la danza, le dice a su amante. Te amo hasta mañana.
leer más   
8
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 73

La Muerte Desnuda

Se extiende un mantel en el sueño del bosque.

Ella, con el lomo tatuado de días
lleva los años burlando la sed
la esperanza de comer lo que sobra del amor
pero no se afinca en el sueño
intenta brillar, ser real
acariciar los segundos de plenitud
aunque todo sea una broma
y la noche termine de atravesar
la noche que guarda el sol
el hogar de la lástima
donde el alcohol no corre
galopa incansable por el abismo
réquiem sobrio de la exactitud
y el tiempo de descanso.

Ella despertó algún día
enfrascando la incertidumbre
sin saber si esperara tanto
la muerte desnuda.
leer más   
9
4comentarios 77 lecturas prosapoetica karma: 88

Me quedo con mi verdad y tu recuerdo a medias

Me quedo con las ventanillas abajo y nuestra noche rutilante. El viento acariciando mi euforia y la carretera a 90 por hora. La misma estación de radio y el destino por siempre sellado. El alma fugaz y la tristeza ardiendo.

Me quedo con la resaca de la mañana siguiente y el pecado que precede. El cabello recogido y el alcohol suelto. Los pies descalzos sobre las mentiras y la tormenta bailoteando grunge sobre el sillón.

Me quedo con los acordes de esa balada de banqueta que le canturreabas a mi angustia. Me quedo con la cuerda rota de tu guitarra que guardé y no sé porqué.

Me quedo con lo mucho que te apetece el labial rojo en mi boca y las sábanas que nunca tuvimos. Me quedo con que me sabías desde el secreto peor guardado hasta la filosofía más absurda.

Me quedo con mi verdad y tu recuerdo a medias. Con que me entendiste todo pero nunca me escuchaste nada. Me voy con la promesa de que siempre te querré y la certeza de que regresarás cuando ya no te quiera.

Se me olvidaron los calendarios de ausencia, la sinceridad entre persianas y las peleas disparatadas.

Me quedo con que te extraño más que a nadie; pero sobre todo, me quedo con que desde que te fuiste, yo sólo me quedo con lo bueno.
5
2comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 57

El cuento de la vida

Apenas tienen cinco años cuando se conocen. Es el primer día de colegio y sus madres los dejan en una clase llena de otros niños llamativos, pero menos. Menos niños no, menos llamativos los unos para los otros que como se atraían ellos entre sí.

Su historia empieza en una mesa verde llena de bolas de arcilla que, a diferencia de la plastilina, al quedarse seca se endurece, como la vida. Él moldea un unicornio, ella no sabe qué es. Él le explica que es un caballo mágico y ambos ríen ante aquella ocurrencia. Después da forma a un barco y le asegura que, cuando esté acabado, navegarán a bordo de él por el patio de recreo en los días de lluvia, y vivirán aventuras increíbles surcando lagos malditos, mares lejanos, el mundo entero. Ella sonríe con los ojos brillantes de ilusión.

Pasan los recreos siempre juntos, contándose historias imaginadas, cuentos recién inventados, fábulas en primera persona. Los demás niños los miran con recelo, observándolos a una distancia prudente, como si fuesen bichos raros que no conocieran. Aprenden a escribir juntos, a leer de la mano, a sumar y restar cantando... y cogen la costumbre de contarse el argumento de los libros en primera persona. Se disfrazan de los héroes de sus sueños, crecen dentro de sus mentiras, se abrazan de mentira, y se besan de mentira, como los novios de mentira.

Llega el último verano de colegio y ya no les quedan más septiembres. Se mienten, esta vez sin saberlo. Poco a poco, como planetas en distintas órbitas, se van distanciando irremediablemente. Siguen viéndose de manera casual por el barrio, pero cada vez conversan menos, se miran menos, se sonríen menos... hasta que el saludo se convierte casi en obligación.

Pasan los años de mentira y van conociendo a otros ellos. Llenan sus nuevas vidas de otras mentiras, aunque mucho menos cómplices, más mundanas, menos divertidas. Un día ella entra en una discoteca, ya decepcionada de esa nueva vida, y se lo encuentra. Entre tragos de alcohol recapacita: “de todos los que me han mentido, nadie me ha mentido como él”. Se acerca y le saluda. Al oído le confiesa que está en la discoteca porque el descapotable se le ha averiado, iba de camino a una cena con músicos, actores y gente del mundo de la moda. Él se ríe, se separa con los ojos brillantes, hace una pausa para mirarla. Se acerca a su oído y le miente. Así que ambos, mentidos de arriba abajo, salen a buscar al unicornio de arcilla, que con el tiempo ya está amaestrado, para que los lleve a la fiesta. Se besan y hacen el amor en un portal.

Siguen viéndose de vez en cuando para mentirse. Se mienten incluso sobre sus actuales parejas. Se van contando sus bodas programadas, los hijos que tendrán, sus viajes, sus mascotas... Poco a poco van dejándolo todo para mentirse con más frecuencia, hasta que ya casi se mienten en exclusiva. Y un día deciden irse a vivir juntos, para mentirse ya del todo. Es entonces cuando cada uno descubre todas las verdades del otro.

Salen por la mañana a trabajar a la ciudad, y vuelven corriendo por la tarde a mentirse en su reino recién conquistado, a lomos de su caballo mágico. Pero una noche ella se pone enferma, y acuden a un hospital muy falto de fantasía. Un doctor le diagnostica una enfermedad incurable, y le cuenta que apenas le quedan unas semanas de vida. Ella llora y maldice todas las verdades del mundo.

Él se quita los zapatos y se acurruca en la cama junto a ella, abrazándola con fuerza. Le aparta el pelo de la oreja para alimentarla de una última mentira. Le explica que ellos no existen, que son parte de un cuento, un relato nacido de la fantasía de un pensamiento. Le cuenta que son tan reales como los unicornios, y que al final del cuento no se muere, porque los cuentos no tienen final. Y le promete, sin más mentiras, esta vez ya de verdad, que puede estar segura de que vivirá para siempre en su recuerdo y su corazón.

Juanma
leer más   
12
10comentarios 203 lecturas relato karma: 90

Malditasea...

Malditasea me bloqueó.
Frecuentemente me pasa ese tipo de mierdas
que aunque parezcan estúpidas
tienen un fuerte trasfondo
afianzado en los términos de superación de las demás hacia mi.
Iré a emborracharme en uno de esos malditos antros
llenos de personajes ridículos,
queriendo resaltar por pura imagen y protagonismo.
Seguro termino haciendo un montón de insensatas estupideces
que hacen los borrachos con el corazón roto

¡Malditasea! Siempre lo hace;
Ella primero me llegó al whatsapp,
y luego de marcar su labial Carmesí sobre mis gruesos labios,
ganó el control de sus emociones y me dejó.
Fue uno de mis putos pensamientos egoísta y poco superficial,
los que le desnudaron el corazón,
motivandola a empujar un poco más las cuerdas de mi desamparo,
extinguiendo cualquier medio que nos diera la oportunidad
de un acercamiento.

Siempre termino espantando todo lo que vale la pena
y ni un miserable consuelo me interesa invocar.
Se plantar espantapájaros en mi memoria,
enterrar lo que fue sin pena alguna.
Nena a mí también me gustaría luchar más por lo que amo,
Pero ya ves me tocó lidiar con esta maldición.
Con este abandono que me acomoda la existencia
y me acobija en un abismo donde ya nada vale.
Dónde lo único que reconozco es tu furia y tu odio en mi contra

¡Malditasea!
Últimamente tengo enchufada mis podridas aspiraciones en el under,
pero aún con todo y eso sigo siendo un cool que camina con estilo.
Que no le importa una mierda nada,
pero con tanta atención y lengua
se de toda la basura que aún se habla de mi por ahí…
Y como no saberlo si aún a esta edad maldita,
mi mamá me reclama el resultado de lo que llega a sus oídos,
como si yo fuera un carajito que aún le limpian el culo y le cubren las necesidades…

¡Malditasea! Sigo siendo un desolado como siempre,
pero esta vez sin una exagerada y hermosa chica a mi lado,
para hacerle el amor, escribirle poesía y besarle los pies.
Nena como es natural en mi seguiré sin aceptar la ayuda de nadie
para salir de este fondo que es mi hogar.

Soy la amistad que prohíben las madres en la niñez,
el maldito desgraciado que se pasa de bocazas,
el de la vida desastrosa pero de argumentos inteligentes
que aunque no quieran,
terminan respetando por que saben que ademas de locura
hay cultas razones camufladas en mi lenguaje grosero.
Como Capote:
Soy Alcoholico
Soy drogradicto
Soy promiscuo
Soy un Genio…
Por eso y mas razones casi nadie me soporta y yo no soporto a casi nadie
Tampoco te necesito a ti nena,
pero con sinceridad tu presencia le daba comodidad a mis heridas
y tus gemidos no están disponibles en spotify
para cuando quiera escucharlos,
como lo hago con mis canciones favoritas

¡Malditasea!Me gustaba que fueras la única cosa que me importaba,
pero todo pasa en cuestión de un instante.
Yo seguiré dominando este pedazo de tierra,
Seguiré andando por el asfalto que es mi patio trasero,
seguiré haciendo lo que quiera,
aunque justo ahora no quiero nada sin ti…
Y que todos me odien,
Y que todos hablen
Y que luego saluden como si nada,
Igual nunca me a importado
Estaré triste, y extrañándote un rato mientras tu me odias…

Que sigan los demás buscando el amor en instagram
y prometiéndose una eternidad que solo depende del azar.
no estoy solo, quizás sin ti, pero solo no estoy.
Me tengo a mi y esa es toda la compañía que siempre he necesitado, aunque tu ausencia me duela. Malditasea…
3
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 22

Diecinueve muertes y un beso

Conocí la nostalgia en pequeñas caricias alcohólicas
y en abrazos con sabor a perdón
también conocí
creo
el amor en miradas avejentadas
y unos ojos empáticos.

Conocí la violencia en tu presencia
- y tus golpes-
disfrazados de admiración.

Re [conocí
mi cuerpo -tras mi muerte-
y me volví a rehacer
con pedazos de recuerdos.

Y lloré
otras diez veces
y nadé entre ginebra
o entre mis sábanas
o sus sábanas
- no me acuerdo-

Pero me entregué
al engaño
conociéndolo de cerca,
y él fue infiel
y yo era sobrina
y odiaba.

Y amaba
- insanamente-
la oscuridad
en las escaleras
en la puerta
y el pasillo
- y no me sentí culpable-

Hasta ahora
supongo
que recordé
mi decimotercera muerte
en un colchón delator
y un amante que no amaba.

Y lloré
otras cinco veces
agarrándome
a noches desobedientes
- e hice el amor-
conmigo misma.

Y me asesiné
en mi propia boca
-de un gemido-
en la almohada.

Y me declaré la muerte
una noche
o tal vez morí
seis mil
novecientos
treinta y cinco veces más.
leer más   
22
21comentarios 174 lecturas versolibre karma: 92

Borracho

Enloquecido por el alcohol, el odio y el rencor
Digo a mis acompañantes que quiero seguir bebiendo
Que no se acabe la fiesta,
No quiero que el efecto termine y volver a mi realidad.
Tengo miedo, tengo miedo de enfrentar
Mis responsabilidades y mi pasado yo quiero olvidar.

Pero no puedo, por más alcohol que tome,
Y más cigarros que fume
Es difícil afrontar esta difícil situación.
A Dios le pido perdón,
Por tanto dolor y rencor
Que existe en mi corazón.

Por más cosas que haga no puedo dejar esta tristeza
Quiero enterrarla y de una vez olvidarla
Hay tantas cosas que lastiman mi corazón
Que si hago una lista no termino.
Las lagrimas recorren mis mejillas al recordar
Todo lo que me lastima
Yo mismo me pregunto,
Que hasta cuando va a terminar.

Y aunque ya no puedo más, continúo
Esta es mi salida, el alcohol.

Mi familia llora y sufre cuando me ven así,
Me preguntan que cuando lo voy a dejar
Tienen miedo que por su efecto algo me pueda pasar,
Me hago el fuerte y les digo que todo está bien
Aunque yo sé que no es así,
Pero es mi única salida,
La manera en la que puedo desahogarme y llorar
A veces pienso que nadie me entiende,
Por lo que he pasado, creo que sienten lastima
Por este pobre borracho
Que camina por las calles sin rumbo,
Sin poder caminar ni hablar.

Sólo pido tranquilidad y paz a mi alma
Cuento los días para que todo esto termine
Estoy más contaminado que la ciudad repleta
Me siento solo, me siento triste
Busco ayuda y no la encuentro,
Busco amor y tampoco está.

En ningún lugar he encontrado la felicidad,
Aunque este rodeado de botellas y mujeres
Nada de eso llena ese vacío que hay en mi corazón
Me siento como un costal sin fondo,
Todo lo que entra, sale
Por eso estoy vacío, por eso nada me llena.

He intentado buscar a Dios, le he pedido su ayuda
Pero he cometido muchos errores,
Le pido que me saque de este vicio pero no hago nada por salir,
Le pido que quite mi tristeza
Pero sigo tocándome la herida
Le pido amor, pero yo busco el amor en el mundo
Le pido paz, y yo estoy en la cantina
He dicho muchas cosas, pero no hago nada por mi.

Estos han sido mis mayores errores,
Querer que el me saque,
Pero no querer caminar,
Seguir aferrado a mi mala vida
En lugar de buscar una vida nueva,
Hoy, Dios cobro cuentas y ya no estoy aquí,
Hoy te digo, que esta vida no es para siempre.

Te aconsejo de la mejor manera, que no cometas mis errores
Busca a Dios, se sincero
Y si quieres salir del agujero,
Pídele que te saque,
Pero camina, Dios no va a llegar en taxi por ti,
Hará todo para que salgas. Pero dependerá de ti si quieres quedarte o salirte.
Si tienes que elegir entre llorar en la iglesia, y llorar en la cantina,
Elige la iglesia, el alcohol puede cerrar heridas, pero deja marcas,
Cristo, sana heridas y desaparece cualquier cicatriz, no lo dudes. Ven, y búscale no pierdas un segundo más, no te arrepentirás.
leer más   
3
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 28

Desayuno

Me sentía un poco solitario
y desayuné un Bukowski
entre la humedad de las paredes
y la llovizna lamiendo las ventanas,
mareado de alcohol, de putas,
de bares apestando a gatos abandonados,
hermosos escenarios
para los poetas ensiestados sobre las mesas,
me arrojé sobre unas letras desparramadas
sobre la alfombra,
besando el cielorraso con los ojos,
bebí las telarañas y recité un verso,
ya no lo recuerdo, no vale la pena,
ya quisiera yo encontrar a la prostituta
que robó sus poesias, revolcarme en sus carnes
y quitarle del sostén su mayor tesoro,
despúes de todo
en las poesias vive el corazón de
todos los poetas del mundo.
leer más   
16
12comentarios 147 lecturas versolibre karma: 120

El brindis

Somos dos copas
mezclando sus alcoholes
en cada brindis.
leer más   
7
6comentarios 67 lecturas japonesa karma: 78

Alma de vino de tinto

Se me derrama el sentimiento
y no se me llena la copa
quizas tengo el alma rota
o añejo el pensamiento.
el alcohol no siempre es bueno
para ahogar las penas
porque el dolor te envenena
y no entiende de marcas de vino
Se me derrama una gota
una lagrima de vino tinto
y el sabor siempre es distinto
cada vez que beso tu boca.
leer más   
7
5comentarios 53 lecturas versolibre karma: 98

Vida

Estoy harto del dolor en mis rodillas, del vomito en mi camisa.
Por mas que voy a misa Jesús no baja de su repisa.
El alcohol me mira, risa tras risa, se burla de mi.
Yo, convertido en cenizas, apenas y me alcanza la brisa.

Pero la culpa no la tiene el padre ni el abuelo.
La culpa es del hijo por nunca levantar el vuelo.
Duelo es con lo que lidio, ahora quiero estar solo con mi libreta y una Beretta apuntándome entre los ojos.

vida amargo tomento.
Muerte dulce descanso, por alcanzarte podría ir descalzo, alzo mi frente esperando escuchar el boom que me lleve para siempre.

Mas, solo escuche un ruido diferente, el de las campanas de Santa lucia que ciega me decía "confía, por que dios confía en ti cada día"
leer más   
3
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 39

Cortados ….cortos de leche

Cortados ….cortos de leche

El camión cargado de refrescos
volcó justo al tomar la curva.
Aquel año ,la miel de los alrededores
sabía a naranjada.

*********
La crisis forzaba a tomar
medidas de ahorro muy severas,
la canción del verano
no tenía letra

********
Entre nosotros;
no, no creo que los esquimales
pongan el vino a refrescar

*******
Entonces ,para que yo lo entienda
¿un embotellamiento es un atasco en el que la policia municipal reparte botellines sin alcohol?.
leer más   
4
sin comentarios 41 lecturas relato karma: 77

Un minuto prestado. (Poema para una canción. "Los delirios del mariscal" Lito Vitale)

La vista dormida
en otros sueños.

Fragancia tibia
de cincuenta grados
de mezcal scorpion
sobre el tapete sucio
como entrañas de asesino.

Amargo placer solitario
angustioso y masoquista
de recuerdos corruptos.

El pelo rojo
tus pecas
tu sonrisa
la amiga oscuridad del zaguán

Salomónicas columnitas de humo gris
ascienden y vibran, nerviosas creo
aguantando el ritmo
tortuoso de Lito.
Revueltas con asquerosos vapores
mas bien invisibles nubarrones
de puro alcohol.

las caricias
los besos
las miradas
tus pechos de miel.

Pan pin pon pun
tarareo
con sopor borracho
de tantos años, o quizá
cansancio
de toda una vida.
No vengas tarde esta noche
Estoy esperándote.
En mi velada oscura y triste
solo existe esta melodía.
Que más puede haber.

Como un escalofrío.
Puntual como la muerte
llegas, igual que siempre
todas las madrugadas
de alcohol y humo.
Piano terrible,
bien me acuerdo,
que tanto te gustaba.
Justo al punto
de un mi bemol.

Suave calor que se posa
sobre mis hombros fríos,
como tiro de droga perversa.
Son tus manos.
El ritmo acelera
¡los sonidos se desbocan!
casi incontrolables.
¡Corcheas bailando con sostenidos!
¡otro trago!
y siento un temblor
¡sinfonía loca en allegro molto!
¡Arlequines dando brincos!
criminales payasos que dan vueltas
y vueltas alrededor de mi mesa
sacándome la lengua,
intentando, consiguiendo
que enloquezca.

Un campo de amapolas,
el nuestro.

Llueve en el río.

El viejo árbol grande.

La casa vieja.

La hierba fresca.

Todo aquello,
que destrozó el tiempo.
Todo aquello que fue tu vida
y la mia.
Nuestra vida,
que nos robó el destino.

Manos suaves como crema
que se deslizan por mi espalda,
que me acarician y me arrancan
la vida a trozos
¡sin remordimiento!
¡sin compasión!
Manos suaves en la memoria
que al llanto llaman.

¡como duele el pecho!
¡como duelen los golpes de tecla!
como mazos triturando vidas
torciendo y retorciendo la mía...

Quien puede frenar un corazón
que galopante busca escape.
¡Latidos como campanazos!
¡empujan ríos de sangre
al pensamiento atribulado,
atrapado sin remedio
en otro tiempo,
y en otro lugar.

La ventana.

El cañaveral.

El piano.

Unos ojos grandes,
tus ojos...

Nuestro rincón de pecar.

No lo he olvidado
como olvidar...
¡maldita sea!
¡como mierda olvidar...!

Manos que acarician mi cuello
manos que fueron las tuyas
reales en otro momento
¡ya lejano!
y que me revuelven el pelo
casi con maldad.
Un nudo en la garganta.
Casi con odio.

Borracho...
de alcohol, si...de amargura, si
de malditos recuerdos...
de pura soledad.

Tiemblo, si
como todas las noches.
¡Y duelen si!
¡duelen como mala tortura!
esas etéreas manos...
las tuyas
las que vivas siento
rozarme, la carne y el alma
en esta condena perpetua
a la que yo mismo me condené.

Esta noche no quiero olvidar
si es que puedo recordarte.

Ya está, ya pasó
ya te vas.
Sin vuelta atrás,
se acaba
sin permiso ni remedio
este minuto miserable
que con rencor ácido
me prestas noche tras noche.

Te vas como siempre
llevándote contigo tu calor
el único calor que me permite
seguir viviendo y a la vez morirme.

Te vas como vienes,
en silencio,
sin ruido,
apenas un soplo,
rozando leve el aire
acaso eres un sueño?
como de puntillas

Te vas como todas las madrugadas
de viejas canciones
de enfermas añoranzas
de humo y de alcohol.
Te vas, bailarina
bailando en mí
esta canción pérfida.

Te esperaré también mañana
pecosa.
A la madrugada.
Como todas las madrugadas
de mi funesta existencia.
Te esperaré con Lito
con sus dementes delirios.
Esperaré tus tibias manos,
las que tanto quise.

Borracho de penas.
Borracho de tu ausencia.

Borracho de ti.

Ya amanece.
Está aquí otra vez
este sucio presente.

¡Borracho como una cuba!
¡Iros ya payasos!
¡Dejadme en paz!
otro trago, largo...
¡Joder, que rico está este mezcal!
11
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 87

It's not the same

It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.

I'm wasted but I love it too much,
I'm crazy so what you complain about?
You were told that, yeh you were told,
so baby don't scream and let me go.

If you dont understand my madness,
where the hell is your kindness?
If I were normal as you wanted,
maybe I'd say I'm pretty fucked.

I'm still thinking about your hair,
and I got too much things to say,
but baby I got several pain from you,
so baby you got to know, my love flew.

It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.

I'm still dragging my scars down,
but you dont have to be worried about it
Cariño not now you did it never for me,
every single dance we made cringed.
When I told that to all my dudes they winced, haha, so baby now, let me free.


It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.

With your voice you were a storyteller,
your magic tales provided me fever
and I pretended to be a believer, haha
but actually I was being my "headkeeper"
so after all those stories, the alcohol was my painkiller, hahahaha, and not you.

It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.
leer más   
3
sin comentarios 30 lecturas english karma: 41
« anterior123457