Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 873, tiempo total: 0.022 segundos rss2

Buscándote amor de mis amores (soneto)


Si te buscaba, amor de mis amores,
en mi jardín, callado te observaba,
mi espíritu feliz se contentaba
sintiendo ya tus mágicos olores.

Esas fragancias beben tus candores,
recuerdan cuan enamorado amaba.
Esos besos que siempre te entregaba,
calmaban mi pasión entre las flores.

Esos jardines tan hermosos, bella,
serán las huellas del amor muy puro,
¡Hermosas brisas de felicidad!

Querida, brillas tú como la estrella,
yo te amaré por siempre, ¡te lo juro
ante Dios, que te digo la verdad!

*Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú
copyright ©
leer más   
10
8comentarios 51 lecturas versolibre karma: 89

Miedos:

Complejos de inferioridad, huellas del alma que se guardan al caminar. Existe una memoria de una parte del interior que no se dice, pero lo conocemos, porque es la parte de nosotros que no se mira, ni se calla.
Temes de vivir, cuando la aceptación de la vida es el morir.
Es interesante pensar, que lo distante es lo que conocemos tan bien, pero lo dudamos al hablarlo y entonces lo callamos.
Es interesante pensar, que es amar, cuando el miedo al razonamiento humano es de enamorarnos.
leer más   
5
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 60

Sacando deseos de la chistera

Salto mortal al centro del mundo. Ese que miramos de reojo pero que nos tiene suspendidos en hilos de seda, resistentes e invisibles.

Volteretas entre la mochila del pasado. No siempre lleva piedras. Esas se quedan hechas un montoncito, testigos de la experiencia.

Contiene trucos de magia, chisteras con personas que tocan los mecanismos fascinantes de la sonrisa. Engranajes suizos de relojes sin tiempo.

Son maletas con pastelitos de Belem, vestidos de canela y azúcar. Calentitos. Maletas con bombones belgas. Con hojaldres parisinos. Con makis equilibristas entre palillos japoneses. Maletas a fuego lento, el de cocidos madrileños y migas manchegas.

Son cartas al futuro. En ellas se cuenta que pedimos más a la vida. Queremos más amaneceres. Más laurisilva. Más aves del paraíso. Más manglares que explotan de vida. Más camuflajes de tigres y cebras.

Y ¡plop! Saltan miles de flores. Las blancas de las acacias y el celindo. Del azahar y el jazmín. De la jara pegajosa. Las llamas amarillas de alhelíes, de las retamas en su apogeo, de las fressias francesas, las rosas curiosas. Los añiles de lavanda y violetas. Ese naranja de caléndulas del monzón. Los rojos de amapolas libres. Los fucsias de buganvillas aventureras.

Y saco la varita mágica. Un pañuelo infinito de ganas de amar. Unas maracas que sirven para enmarcar días perfectos. Una paloma que vuela lejos. Purpurina que alegra el cielo en las noches de verano y en las lluvias de Gemínidas.


[... huy, me he quedado dormida con un boli en la mano. Soñé que lo movía haciendo cintas de Moebius. Cuántas cosas caben en un deseo infinito]
leer más   
8
14comentarios 112 lecturas versolibre karma: 100

Inmaculado

Hoy me siento a escribir
Que ?, no importa !.
Tal vez por que hoy siento
que el cansancio del alma
ya me gano la piel...
Tal vez por que presienta
dibujándose en mi rostro
las primeras arrugas de la madurez
dibujadas con angustias pasadas y presentes
dibujadas por tanto amor quedado en el olvido
y en un amor presente, si, el más grande.
Tal vez tenga bien sufrido lo sufrido...
si el precio de este amor es lo que pago.
No reniego de el, ni lo que hago
todas sus historias me dan vida
y esa misma historia me lastima...
no tendría por que, es lo que siempre soñé
pero no puedo dejar de sentir pena
por aquél que tanto amó y hoy recuerda.
Amores unas veces desangrados
amores tiernos, amores locos, amores cuerdos.
Amor de a uno, amor hacia nadie, a destiempo.
Hoy quiero sentarme a escribir...
Tal vez por la necesidad de expresar,
por que solo queda lo escrito
aquello dicho con desmedido sentimientos
a veces solo queda en el olvido
y otras con mejor suerte
solo queda en algún alejado recuerdo
y a pesar de todo... sigo amando
caeré mil veces en el mismo abismo
que solo me elevara nuevamente
el mismo amor sentido.
Hoy quiero sentarme a escribir
para que quede plasmado lo dicho,
todavía llevo arraigadas conmigo
aquellas palabras de amor
que alguna vez quisieron ser caricias
y solo fueron garras que aún hoy sangran.
Heridas que un nuevo amor olvida
con anhelos de nuevas esperanzas.
Y seguiré amando hasta que muera
hasta que mi carne sirva de carnada.
Hasta que Dios, mi Padre así lo quiera,
y recoja con su bien, mi alma dañada,
amaré no por costumbre ni presencia,
ni por retribución de quien alguna vez he amado
tan solo amare por que es mi esencia
por ser lo único que tengo inmaculado.
8
2comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 106

El precio de un instante

¡Qué angustia de no tenerte,
ésta mañana me domina!
cuando tu figura se va diluyendo,
entre la bruma gris,
de éste vil amanecer

¿Pero qué es lo que en hoy en día
estoy lamentando perder?

Las canciones que en tu voz,
muy complacido oía,
mientras tus cabellos corsarios
de oro mi cuerpo cubrían.

Palabras de amor,
que escuché de tus labios,
y con la llegada de hoy se han marchado,
de modo tan rápido y breve…
que ésta desazón de soledad,
de puro penetrante en el alma, duele

El precio de un instante de felicidad de ayer,
me ha dejado en ésta sala de urgencias maltrecho,
con un certero dardo clavado,
de modo inmisericorde en mi pecho,

Despierto impregnado de ti,
carente, inhábil, mutilado,
de tu presencia a mi lado casi obseso;
necesitado al menos de un instante,
para robarte o pagarte otro beso

Sé que para mí,
el precio justo por confesar algo turbio como esto,
es salir condenado a cadena perpetua,
prisión irrevisable, hasta el atardecer de la vida

Pues se que tener que pagar por amar,
deja incurables heridas.
leer más   
13
13comentarios 86 lecturas versolibre karma: 96

Infinitivos ciegos

A veces me hago preguntas,
suicidas.
No se si por el vicio
de tener, o no tener,
respuestas iracundas.

Dicen que el amor no ve.
Entonces, amar,
¿no es el impulso ciego
de un infinitivo,
en un mundo de ceguez?

Y odiar.
No está también
en ese mundo sin luz
y que viene a ser
otra vez lo mismo.

Pero es que matar,
si lo piensas bien,
es un impulso obcecado
con el mismo signo,
caminando hasta su fin cegado.

Es lo malo que, no dormir, tiene,
que terminas, como poco, alucinado.
leer más   
4
1comentarios 28 lecturas versolibre karma: 66

¡Bendito Benedetti!

(2 Jotabé)



Tenía falta la literatura
de la pluma amable, crítica y pura,

de un amante que nos hizo entender
que para amar, papel no ha menester,
y que al conjugar el verbo querer,
ni una estrella azul debemos poseer.

¡Bendito Benedetti! Voz osada
que defendió de forma encarnizada,

el amor y la vida y la amargura…
y nos regaló el inmenso placer
de su fiel poesía enamorada.


Poeta uruguayo por su nación,
mundial siempre ha sido su proyección.

Pues aún con el alma comprometida,
en denunciar la maldad fratricida…
¿Cómo obviar el poema, Bienvenida?
Y su sensibilidad sin medida.

¡Bendito Benedetti! Voz viajera
que, de Montevideo a la Albufera,

el aire ha impregnado de esa emoción,
que nunca a nadie pasa inadvertida,
y mi alma convirtió en su costalera.
15
7comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 106

El final

Hoy tenía ganas de escribirte un poema,
Será el último en mi vida para ahogar ésta pena amarga, el fin de la escena...

En cada recoveco de mi alma siempre habrá espacio para la tuya,
Y entendí que amar es albergar en el corazón tu memoria y siempre ahí existirás.

Gracias por ser la cicatriz más limpia que pude tener,
Y logré comprender que la podía haber pasado peor con otra persona, pero me tocaste vos y aunque amar es dolor, aliviaste esa dureza con tus caricias y tus besos directos al corazón.

Ahora me doy cuenta de cuanto amo tu libertad, verte libre y feliz es lo mejor que puedo desearte, no sos de nadie, sos del aire y eso me encanta...

Hasta nunca,

Hasta siempre (en mi memoria)

Hasta la eternidad, primer amor...
leer más   
11
4comentarios 74 lecturas versolibre karma: 87

Anocheciendo contigo, vida

Cuando un anochecer y un amanecer se unen, el Universo de la Vida cobra todo su sentido.
En sus manos acoge serena, a ese pequeño ser que amanece a la vida.
Blanco, puro y sin mácula, contrasta junto a su piel gastada, cuarteada por el tiempo y las batallas.

- Niño mío, yo te guardo.
Tu corazón naciente, pegadito al mío ya cansado. Así, latiendo juntos. Tu entrando y yo saliendo, en ese minuto regalo, que nos da la vida, para decirnos hola y adiós, entre besos y abrazos.

- Me gusta estar entre tus manos. No me dejes, necesito que me muestres el camino que debo tomar para no caer.

- No tengas miedo, estoy aquí para entregarte suavemente a la vida. Tu vida.
Será como si de un vals romántico se tratara. Acunadito mi niño, sin prisas; suave y dulcemente, meciéndonos juntos.

Después me iré, porque mi vida ya la recorrí. Las arrugas y los surcos de mi piel, reflejan el camino andado. Los sueños cumplidos, los que pasaron de largo. Las alegrías y las penas. Las soledades a solas y las compartidas, que son las que más duelen. Los silencios, las ausencias, los miedos, los dolores.
Lo que disfruté y lo que me ilusionó. Todo lo que aprendí y lo que olvidé. Todo lo que amé y lo que me amaron. Lo que entendí y lo que no logré entender.
Porque, ¿Sabes una cosa? Nunca llegarás a saberlo todo. Nunca aprenderás lo suficiente, para desterrar el dolor de tu corazón. Porque niño mío, vivir duele.

- Entonces llévame contigo, no quiero sentir dolor.

- No, mi niño. La vida es hermosa y has de vivirla. Tu corazón está preparado para sentir y amar la vida. Deja que crezca en ti ese amor y únelo con el de las personas que te rodean y con el de las que están por llegar a tu vida.

- Y tú, ¿Por qué no te quedas siempre conmigo?

- Yo ya viví, mi niño. Este es el testigo que te entrego, ahora es tuyo.
Que cuando tu piel se escriba de arrugas como ahora la mía, puedas decir... He vivido y ha sido hermoso.



Publicado en "Gente Yold" el 10 de Septiembre 2016
6
4comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 84

Cinco botellas de vino

otro viernes del tiempo que se va descontando
para contar mi relato
a quienes me acompañen
en la mesas de este bart
y asi te perderé por cada vez que lo repita

comienzo con cinco botellas
porque son los años
que te ame sin precaución
perdiendo con ella mi pasión al amar

el vino tu favorito
lo escojo para llegar a rechazarlo
como rechazamos la vida juntos
y con el desvanecer mis recuerdos por ti


otro viernes mas
de estos miles que faltan
leer más   
6
1comentarios 33 lecturas versolibre karma: 70

Yo deseo ser:

Lo que tus ojos ocultan en tu memoria,
Lo que mi conciencia te habla en pensamientos.
Una imagen muy adentro, que parezca el detalle que te haga encantar al hablar conmigo. Deseo proyectar tu mente al amor de mis inspiraciones, al momento de mis peticiones, en un viaje sin final. Llenar el vacío de tus emociones con poder meditar y amar lo que eres como mujer.
Porque yo decido mirarte cada día y quitarte la parte negra de tu alma y darte la felicidad a tu rostro, cuando se siente aburrido. Ser parte del detalle de tu dibujo plasmado en tu rostro a color.
Ser la inocencia de una alma tatuada en tu interior y no fracasar en la conquista de una mirada soñadora. Cada mañana ser viajero de tu conciencia al retractar tu rostro con mis ojos, ser el colector de frases bellas para hacerte niña de inspiraciones con las ganas de vivir cada momento.
leer más   
4
1comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 45

No soy yo

Y si fuera yo,
la misma que te habla de amor, quien provoca por las noches todo tu dolor.
Y si fuera yo,
quien le da riendas a tus sentimientos pero encadena tu corazón.
Si fuera así,
ya no podría escribir versos de amor, porque yo soy el verso,
y no hay nada más tras de mí, no tengo labios, ni cuerpo,
mi esencia son las letras, mi inspiración lo que dicta mi alma
y mi tinta es un corazón que se transforma en un viejo teclado.
No soy yo a la que debes amar,
soy quien te dice que busques dentro de ti, que limpies tu alma,
y estés preparado para encontrar el amor.
8
2comentarios 61 lecturas versolibre karma: 92

Ya Estoy Harto

YA ESTOY HARTO

Ya estoy harto de soñar
de querer vivir
de querer sobrevivir
a los problemas
del diario vivir.

Ya estoy harto
cansado
de luchar contra lo que no puedo luchar
querer ayudar a quién no quiere
querer amar a quién no se lo merece.

Ya estoy harto
de ser como soy
de que abusen de este ser humano
de este poeta iluso
de este tonto de carne y hueso
que a veces tiene ganas
de mandarlos a todos para el carajo.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Mayo 2018
leer más   
12
4comentarios 131 lecturas versolibre karma: 98

Felicitación con tarta de hojaldre y nata con guinda (Para Letizia, en su?...xx cumpleaños)

¿En qué me debo fijar? ¿En su sempiterna sonrisa? ¿Sus pendientes ¿Su cabello? ¿Su collar?
Voy a ignorar todo eso, y algo de su prosa publicada, dedicarme a repasar.
Veo que describe a un soñador, Y lo que esa hermosa dama piensa, para él es un honor.
Sobre sí misma dice, que el cielo es su tope para soñar, hasta donde por amar a alguien, ella es capaz de llegar
¿Y si por llegar tan alto caes?
Los cimientos del suelo no podrás traspasar, los brazos de tu ángel querido, al instante te van a atrapar, abrazarte, besarte…Y luego, una polka norteña, jarana de Yucatán, la bamba de Veracruz, la flor de piña de Oaxaca, y jarabe tapatío, bailar
Tienes muy buena estrella, desde aquella pubertad, vestida de inocencia y encomiable ingenuidad, Igual que de talento, ya llegados a ésta edad
A veces no estás en vena, Y te invade, titilante pena; pero no es eterna condena, como la del ángel triste del jardín, cuyo inesperado desenlace feliz, consiguió una tarde la musa, inspirarlo precioso en ti
Ahora eres una señora, con espacio de juventud, con tiempo para un te amo, aunque eso no lo digas tú
Nos invitas a escuchar cuentos, Y cuando estamos la mar de atentos, dices que es puro cuento, y no nos lo puedes contar. ¡Qué nobleza! ¡Qué honesta sinceridad!
A mí, que entregué a la radio, tres cuartos de mi vida profesional, me has recomendado, música de Enigma escuchar; hace tiempo que - ¡Le roi est mort VIVE le roi ¡ - es el eco que reverbera en las paredes del monasterio de mi alma, y gira y gira el disco, como una noria sin parar.
¿Y esa sensación del deja vu?
La he experimentado al subir a una montaña, donde dibujándolo en la cima estabas tú.
¿Cuándo? Cuándo te atreviste a amar un todo. El día de la tierra, a la que yo, desde un satélite sentado, he llamado, gota azul.
Revélanos ahora tu secreto letizia, guardado en un cofre revestido de tul
Confiésanos sutil amiga: ¿De quién son esas manos que tú dices escriben versos y prosa, libros de ensayo y rapsodias hermosas?
Toma también las mías y si eres zíngara que estudia enigmáticas runas, descífralas. Son manos de un curtido en mil batallas, guerrero, de noble estirpe montaraz, aspirante a capitanear la guardia, de tu almenado palacio real.
Toma si quieres éstas manos, y veas lo que veas en ellas, no huyas, aunque al rozar la piel de las tuyas, salten centellas y rayos.
Responde en el estrado Letizia, al maestro buscador de la verdad ¿De quién son esas manos sin identidad, que tus jóvenes labios quieren besar? ¿Tal vez de ese ser que con su palma abierta, una mañana de primavera recién estrenada, se adelantó a recoge esas gotas de rocío, para ofrecértelas de regalo?
Si no es así, yo mismo, por la presente, desde Europa, hasta el nuevo continente, aun habiendo de por medio un inmenso océano, y sobre él, supersónicas águilas con alas de acero, volando, te mando en valija diplomática, gotas de agua transparente recogidas de las primaverales hojas de un cerezo en flor.
Y ésta puntual misiva, escrita en prosa de ensayo, para publicar en Poémame, el 17 de mayo.
leer más   
9
6comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 96

Hogar, dulce hogar

Rozo con la punta de los dedos las ramas más altas
que besan el cielo
con la misma dulzura que lo acarician
y lo amansan.
Los pájaros le han declarado la guerra a las nubes
por intentar ponerle un límite a su infinita imaginación.
Y cantan burlones
que son libres y rebeldes,
que ni ellas
ni la peor de las tormentas
podrán jamás atrapar sus alas
sino desearlas,
como se desea la imposibilidad de todo aquello
que no se puede tener.
Y que su única patria
es y siempre será el viento
por ser el único capaz de amar su libertad.
Huele a enero y a tierra mojada.
Me he empapado los pantalones de barro hasta las rodillas,
y he rugido hasta doler la garganta.
La brisa es fresca
y me susurra al oído que me suelte el pelo,
que deje libres a todos mis monstruos,
porque hoy
mi instinto animal
se siente más salvaje y puro que nunca
y es capaz de dejarlos en bragas
en las mil y una batallas
que les proponga el viento.
He abrazado a la luna
con el corazón abierto de par en par,
y sin darme cuenta,
ha llenado sus esquinas de flores
y de toda la belleza y vida que tengo a mi alrededor.
Para que cuando sienta que no soy de ningún sitio,
que el único que me acompaña es el viento,
entienda que mi verdadero techo lo tengo dentro.
Que todo esto forma parte de mi
porque yo soy parte de todo esto.
Y que nunca estaré sola
mientras los pájaros sigan siendo libres y rebeldes,
el suelo, de vez en cuando,
siga oliendo a tierra mojada,
y la luna siga llenándome el pecho de flores mientras duermo,
para que nunca olvide quien soy
ni de donde vengo.
leer más   
9
8comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 89

Infinidad de la leña

Porque amor
Decir tu nombre es esperar la vida
es recorrer lo que sea limpio y ordenado en un universo caótico.

Decir tu nombre
es cantar sobre el fuego y el agua.

Decir tu nombre
Es llamar ironía a lo que nos sucede.

Decir tu nombre
es imaginar que eres de los dos y que de los dos nos iremos.

Decir tu nombre
Es callar que la eternidad se disipa.

Decir tu nombre
es envolverte en el cuerpo seco de la leña y quemar y ver arder lo que serás
y apagar lo que eres
para convertirte en lo que espero que seas cuando me veas.
leer más   
6
4comentarios 33 lecturas versolibre karma: 80

Quiero una chica

Quiero una chica
que sepa a mar,
y que me bese al protestar.
Que sea bajita,
que tararee esta canción.
Y que esa chica,
me arrebate el corazón.

Busco una chica,
que sepa amar,
que no sea como las demás,
que entre en mi vida,
alborotando mi habitación,
y aún dormida,
siga captando mi atención.

Que sonriendo me despierte,
que mire al cielo con pasión.
Que al trabajo venga a verme
con un deseo entre su voz.

Y que esa chica
sepa volar,
que me hable de su libertad.
Que me permita
hacerme un hueco en su rincón.
Que sea bonita,
sobre todo en su interior.
leer más   
17
24comentarios 178 lecturas versoclasico karma: 89

Desierto, Soledad y Tú

En el desiertos de los olvidos
Donde las dolientes arenas
Son besadas por el mar de los silencios
Donde la soledad duele en la piel
Pasan frente a mí los recuerdos vividos,
Y por última vez gritare tu nombre ADELE
Y al darme cuenta que me muero poco a poco
Con mi corazón sangrante y roto
Mi alma fría desangrándose y enmudecida
Puedo presentir que voy amarte
Más allá de esta vida.
Me llevare tu sonrisa grabada en la memoria
Y al darme cuenta que jamás te he tenido
Soy un triste pájaro solitario y sin nido
Que se olvidó de cantar
Errante, vencido y sombrío
Su trinar es como un melancólico lamento
Gris, lastimoso y con su doliente acento
De la rustica armónica que lleva en su garganta
Que se olivo de cantar y sin saber lo que es amar
En la horqueta del árbol de su vida
Se quedó esperando la primavera que no ha de llegar.

En este silencio tan sincero como cruel
Donde los recuerdos te queman en la piel
Rodeado por las oscuras sombras,
Son las voces mudas de la noche
Tan crueles y amargas como la hiel.
En este desierto de soledades árido y sofocante
Vacío de sueños, sediento de esperanzas
Donde puedes morir de sed en un instante
No hay un oasis, un pozo una pequeña vertiente
O una copa con una gota de ilusión
Para calmar a este sediento corazón
Fueron secados por los soles ardientes de
la realidad
En sus cauces solo hay restos quebrajados
Ilusiones perdidas, Sueños muertos y olvidados
En sus lechos fangosos lleno de sombra y soledad.

Como una sombra más abandonada por el destino
Tambaleante por las tormentas del desierto
Parece ya sin vida, más bien como algo casi muerto
Que se aleja por los arenosos caminos
Dejando sus huellas que las arenas borraran
Por el viento y su fantasmal e hiriente silbido.
Se aleja el Poeta y Mendigo
Para descansar sus huesos
Cubiertos por su negro abrigo
Parecerá muerto pero aun
Los recuerdos no lo han vencido
Queda fuego en su mirada
Tan negra como la noche de su penar
Y aunque solo sabe por su ADELE soñar
Se parte su corazón al saber que nunca la podrá AMAR,
Que solo es la más bella de sus quimeras
Aunque una noche cualquiera
Le quitara vida esta pena tan profunda
Y antes que su cuerpo entre las arenas se hunda
Gritara fuerte por última vez su nombre ADELE
Se quemara por el fuego de su pasión
Se volverán cenizas sus huesos
Pero tú nombre por siempre
Quedará escrito en mi PIEL.

Mario Anónimo.
leer más   
5
1comentarios 22 lecturas prosapoetica karma: 69

¿Que haré yo con las palabras que cualquiera puede escribir?

Cuándo lo necesites, regresarás la mirada
pero no será un posible final;
sino un descubrimiento de soledad y angustia.

Y
tal vez,
remotamente
te acuerdes
de ti
y
quizá
de mi.
leer más   
12
9comentarios 81 lecturas versolibre karma: 93

†Mi Despedida, El Adiós De Un Amor De Verdad†

- Sabes que siempre se me ha hecho mas fácil escribir que decírtelo y ahora kiero despedirme así:
- No se como empezar.
- No encuentro las palabras precisas para decirte lo que siento.
- Me duele escribir cada palabra, quisiera que nunca hubiera pasado lo sucedido, por que me lastima saber que nunca te interese, que solo fui un tonto que se humilló para que supieras que te quiero, sé que el error fue mío, por no saber olvidar, por creerte cuando una tarde dijiste que te interesaba, por quererte cada día más, por intentar hacerte saber que te quiero, por intentar estar contigo un solo momento.
- Aquel día solo fue uno más, que tal vez, para ti no fue nada, para mi fue el nacimiento de muchos sueños y esperanzas, que no dejan de ser eso, ambos lo sabemos, un sueño que nació simplemente tu mirada, pudo permanecer con tu silencio y se destrozo con tu indiferencia.
- Y por más que todo mi ser sepa que para ti no fue nada, como prohibirle a mi corazón que deje de soñar, de sufrir, de llorar por un amor que no funcionó.
- Cómo hacerte entender que el destino hizo que te tuviera tanto amor?, ese amor puro que solo busca tu felicidad al punto de preferir que no estés conmigo, que estés con aquella persona que tiene para darte lo que yo no tengo...
- ¿Tan poca cosa soy? ¿Tan poco me valoras?
- No te culpo, no soy lo que realmente esperabas para llenar tus expectativas, pero no puedo dejar de preguntarme porqué tú llenas las mías cuando lo único que consigo son lágrimas.
- Una vez fuimos amigos, no hace mucho, pero nunca llegamos a ser grandes amigos, no nos alcanzó el tiempo porque cuando parecía que las cosas mejoraban algo pasó que te hizo valorarme tan poco, creerás que no recuerdo esos días, no obstante yo recuerdo cada detalle, cada palabra, las que ahora no tienen ningún valor para ti. - Siguen pasando los días y yo no me quiero resignar a perderte, aunque sepa que así lo tengo que hacer, y a volver a saber de ti, a escucharte, o a verte de nuevo, aunque yo ya sepa que no tengo valor alguno para ti, porque aunque pasaste por mi vida tan rápido, te quedaste en lo mas profundo de mi y dejaste huellas imborrables.
- Ahora y siempre me preguntaré:
- Algún día sentiste amor?
- Llegaste amarme en algún momento?
- Y después de esto...
- Creo que a estas preguntas no les encontraré respuesta hasta el día que te vuelva a ver, y estés dispuest@ a hablar olvidando solo por ese momento nuestras diferencias, aquellos problemas y a las demás personas, que seas tu mism@; aquella persona del que me enamoré.
- Porque quedaron muchas palabras por decir en el aire, mismas que aun mantengo la esperanza de poder decirte y de que me puedas oír olvidando prejuicios y siendo tu.
- Necesito saber lo que sientes y esta vez quiero que me hables con el corazón y que en tus ojos solamente este la verdad.
- Pero...
- Si esta petición llegase a parecerte demasiado, Perdóname por ofrecerte lo mejor de mi Vida por dártelo todo, si me he equivocado...
- Las esperanzas son las que ayudan a mostrar en mi rostro una sonrisa más espontánea y alegre, que oculte el dolor que causas, el que espero que nunca sientas el que vuelve tan solo con escribir estas palabras, tan solo con recordarlas.
- Hoy me encuentro en la tristeza de mi soledad, infinitamente pasada, amargando cada momento en que te recuerdo, llorando tu indiferencia hacia mi, y entre tanta incomprensión, mis pensamientos solo se nublan guardándose las cosas que no se pueden decir; que solo se puede sentir.
- Y solo pienso:
- Cómo serían las cosas si pudiese romper las barreras para llegar a ti, ahora que tanto te quiero.
- Solo quiero que sepas, que así como las situaciones se dieron, de esa manera tan doloroso para mí y tan espontánea, de la misma forma en que me dolió saber que te perdí, sin al menos llegar a tiempo para que supieras quien era realmente.
- Ayer quise decirte que te amaba, que me perdonaras si en algún momento te dañe, que todo fue sin querer, porque deseo lo mejor para ti.
- Recuerda hay 3 cosas que no se recuperan en esta vida.
#1.- La flecha lanzada...
#2.- La palabra dicha...
#3.- Y la oportunidad perdida...
- Deseo que tengas la felicidad que nunca pude darte.
- Te amaré por siempre en mi silencio... y Perdóname por creer que eras tú la persona indicada, aunque así lo diga mi corazón.
- Gracias por todos los momentos maravillosos que me diste.
6
3comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 69
« anterior1234544