Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 645, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Abrázate fuerte que amar te toca

Tus ojos gritan despavoridos
nadie escucha más que su propio silencio
pareces invisible en un mundo ajetreado y lleno de bullicio.

Muchas son las señales que enmudecen tu conciencia
muchos son los sentimientos que intimidan
a un corazón roto en mil pedazos.

Y aun así, nadie alcanza a limpiar tus lágrimas
nadie te escucha, por más que intentas gritar fuerte
nadie voltea a ver a tus ojos.

Es tanto lo que tus ojos hablan
que no necesitas muchos segundos para dejar de callarlo
grandes son las piedras que bloquean tu garganta.

Gritos sin voz que nadie interpreta
manos que bloquean tu habla

solo dios es testigo de tu inmenso sufrimiento.

Solo dios y nadie más observa
por más que imploras
tu ruego no se transforma en una salida inmediata.

Tu frente es la prueba de la frustración que siente tu plena inocencia
son los segundos eternos e interminables
que la propia oscuridad divaga en tu cabeza.

Delirios e imágenes interminables que las voces
y las pesadillas parecen incontrolables,
como quisieras que la noche nunca oscureciera.

Y fuera la luz un rayo eterno que te libera
como quisieras que una estrella fugaz llegará a tu día
y ya nunca tuvieras que guardar más ese secreto podrido.

Y como un acto divino un abrazo fuerte y limpio ahora te protege
tan fuerte lo abrazas que pareciera que no te alcanza
todo el aire del universo para respirarlo y poder llenar tus pulmones.

Tu sonrisa en un lindo rostro a regresado
vuelves a soñar con tus fantasías gloriosas
a correr por el parque a toda prisa.

A amar el cine que tanto te llena
tu niña interior es una niña hermosa
abrázate fuerte que amar te toca.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
9
6comentarios 154 lecturas versolibre karma: 98

No Hay Invierno Que La Primavera No Venza

La tarde está nublada, un viento ligeramente frío
que ya extrañaba me trae emociones
que creía ya olvidadas que necesitaba sentir.

Esa necesidad de amar mi ser sintió nuevamente
cuando mis penas solté para que las congelaran
el viento helado del norte

Luego como escarcha fina caídas en tormenta de nieve
con suavidad las suelte precipitándose al suelo.

Un sol de primavera con sus rayos ardientes
las transformará en alegres gotas saltarinas
que correrán por arroyos de agua cristalina de nieve derretida.

El invierno con su nieve ya en agua convertida
traerá nuevamente verdes retoños en primavera
repitiendo el ciclo de la vida.

Lo que antes era de color triste y gris, en paisaje de mil colores
se pintará como primavera en óleo de Monet

No hay tristeza que no esconda alguna alegría siempre recuerda
que con lágrimas se empieza la vida, luego se aprende a sonreír.

No hay invierno que la primavera no venza.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
7comentarios 90 lecturas versolibre karma: 98

Difícil es Volver a Sentir

Cuando el amor
es total
cuando se le lastima
tanto al corazón,
cuando a golpes
se mata al amor,
cuando se destruye
la ilusión
cuando desgarran
el alma
en dolorosos jirones.

Difícil después es amar,
difícil es volver a sentir,
ya no se sufre
por ninguna pasión.

MMM
Malu Mora
leer más   
10
10comentarios 72 lecturas versolibre karma: 108

He conocido la maldad

He conocido la maldad
hasta el mismísimo tuétano he sentido el odio y el rencor
de aquel que nunca recibió amor.

He sentido la rabia y el coraje
de una humanidad carente de misericordia y cariño
he padecido frío y hambre espiritual por los duros golpes
de seres que se alimentan del sufrimiento de otros
los cuales deberían ser protegidos.

He combatido la angustia y la desesperanza muchas veces
tantas que ya he perdido la cuenta de los duros reveses
me he quedado ciego y mudo por el dolor de ver destruido mi nido.

Pero nunca, ni una sola vez, ni un solo minuto
el sol a dejado de salir para mí y calentar mis suspiros
a pesar de todo y de todos los aullidos que calan el alma
el creador del universo nunca a dejado que mis ojos se cierren.

Sigo contemplando con valentía y dignidad la luz de una tenue mañana
sigo escuchando el canto de las aves y el silbido del viento en los árboles
mis días siguen siendo muchos días gloriosos.

Por medio de ti he conocido el amor y la dicha
la solidaridad y el cariño que no es de carne, sangre y hueso
he conocido el abrazo fraterno y desinteresado de un alma
y la sonrisa a vuelto a mi rostro todas y cada una de mis mañanas.

Me has enseñado que amar
es la mejor muestra que yo soy un ser amado
y que mi camino nunca será un camino en vano.

Me has enseñado que la semilla que siembras
siempre da fruto excelente
y que esa es la gran diferencia que marca
la esperanza que dejas en mi vida a dado frutos inmensos.

A veces pienso que el camino del justo no tiene sentido
pero veo la magnificencia de tus actos en mi propio destino
solo me resta seguir caminando sobre tus huellas trazadas.

Amar lo mal amado en este mundo
y recibir sin merecer una gran recompensa
un cariño y una amistad eterna
que no borrara el tiempo que emerja.

Gracias por ser la guía y protección de mi vida
Te quiero mi amigo
contigo a un lado
la vida es más plena.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
14
10comentarios 147 lecturas versolibre karma: 95

¿A qué?

A mar,
amor
amar...

A sal,
amor
de lágrimas...

A sol,
amor
la piel...

A brisa,
amor
tu pelo...

A olvido,
amor
las huellas...

A nada,
amor
sin ti...
leer más   
16
5comentarios 67 lecturas versolibre karma: 120

Amar es...

Amar es suspirar juntos, mirarnos y sonreír…

Amar es besarnos hasta quedar sin aliento….

Amar es tomar una taza de café juntos, y decirnos que sabrosos son tus besos,

Amar es mirarnos en silencio sin importarnos el tiempo

Amar es decir que hermosa estás aunque estés despeinada y recién levantada…

Amar es conocer cada rincón de tu cuerpo y saber donde explotas de pasión.

Amar es añorar el olor de tu cuerpo, el sabor de tus besos, las caricias de tus manos y tus dulces palabras en mis oídos…

Amar es querer estar contigo siempre y por siempre aunque sepamos que la vida no es eterna.

Amar es reír como dos locos enamorados..

Amar, es decir te amo.. aún después de habernos amado….
leer más   
4
4comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 56

Este yo

Cuando ya no me alimente
de las olas del mar,
cuando deje de trasnochar
y mi vida tenga nudos y cadenas...

Cuando ya no tenga tiempo
para leer, para soñar,
para besar, para querer,
para amar el cabaret
un martes,
un miércoles,
el jueves que vendrá...

Cuando deje de bailar
al ritmo del son,
cuando abandone escuchar
las voces más
desgarradas del jazz...

Cuando ya no funcione
el motor de la ilusión,
el deseo y la pasión...

Cuando se apague la luna,
cuando este yo muera
como murieron los otros,
entonces me habré hecho mayor.
leer más   
14
4comentarios 89 lecturas versolibre karma: 84

Por chingona me levanto

Si por pendeja me caigo
por chingona me levanto,
en mi corazón no hay arraigo,
si te quieres ir, me aguanto.

No soy mujer de sufrir,
y mucho menos por un amor morir,
no me visto para delinquir
yo no pido migajas de un sentir.

Ya no lloro por las noches,
ya quite candados y cadenas,
si quieres salir vete sin reproches,
si no hay amor, no hay condenas.

Ya caminé un camino negro,
ya me tragué muchos cuentos,
ya solo pido un corazón íntegro,
y un lugar seguro para mis sentimientos.

No me verás rogarte nunca,
aprendí que pedirle a otro le da poder,
y eso la relación trunca,
orillando a otro a siempre ceder.

Yo ya no soy una mujer fácil,
no te culpo por no entenderme,
Aveces ni yo misma me comprendo,
aunque al amar soy muy gentil.

Si creías poderme dominar,
en mi vida ya no tendrás lugar,
ya otros me enseñaron que amar,
no significa perder la dignidad.

Agradezco a muchos cabrones,
que me rompieron en trozos,
haciéndome lo que soy ahora,
una Estrella que sabe brillar sola.

Las letras de mi alma.
5
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 81

Amar siendo amado

Guardé en mi retina tu mirada, para así nunca olvidarla.
Pues me recuerda que no hay nada más bello que amar a quien te ama.
leer más   
17
1comentarios 63 lecturas versolibre karma: 95

Yo soy español

Nada de trabajo,
nada en la nevera
“nada” sin atajos,
harto de la espera.

Destrozando bordillos,
estallando las venas,
merendando palillos,
esta noche, Nochebuena.

Mi querida España,
esta España mía,
esta España nuestra,
es una patraña
regalada un día
a una rosa siniestra,
a una gaviota asesina.

Funesta sonatina
de zapatos sin suela
y colas en el paro
y tuppers de la abuela
y pasando, pasando;

pasando por el aro,
pasando de la escuela,
pasando con descaro,
pasando de Bruselas.

Yo soy español,
español, español.

Pero así, así,
así golea mi país.

Con el número uno:
yo votaré.
Con el número dos:
tú gobernarás.
Con el número tres:
él un trabajo mendigará.
Con el número cuatro:
nosotros saldremos a protestar.
Con el número cinco:
pon el culo y Telecinco.
Y con el número seis:
si me habéis votado os jodéis.

Yo soy español,
español, español.

Prohibido gritar
y luchar y soñar.

Prohibido reír
y jugar y cantar.

Prohibido amar
y follar: respirar.

Cada vez la justicia más muda,
la esperanza mucho más huesuda,
las mujeres de negro por viudas,
cada vez más, menos ayudas.

Y cada vez más, todo me la suda:
cada vez más sombra,
sombra viviente,
a la que inteligentes
dirigentes
dejaron sin un duro
con esta trama reciente.

Y cada vez más, todo me la suda:
cada vez más muerto,
muerto viviente,
al que eficientes
presidentes
robaron el futuro
con este drama presente.

Porque yo soy español,
español, español.

Yo soy español,
español… ¡mierda!
leer más   
15
14comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 98

"AlphaOmega" (& @AljndroPoetry)

En la alborada
del firmamento
estabas tú;
inexistente,
preexistente,
predestinada;
y siendo nada,
llegarías a ser
el todo,
en mi mente.

Y allí dentro...
me perdí,
esquivando
los anillos
de Urano
de tu iris;
luchando,
por salir de ti.

Los elementos,
los fundamentos
y los eventos,
eran y ocurrían
al mismo tiempo;
el amor nacía
y moría,
una y otra vez,
en ti...
siempre en ti.

Viajes cósmicos,
por tu perfil.
Inmerso en un
vacío del sentir,
tratando de existir,
sin ti.

Sumido en
una atmósfera sin fin.
Divagando nebulosas
que me recuerdan
tu forma de amar,
de vivir;
agujeros negros,
que me recuerdan
a ti.
-cuando la fuerza
de tu oscuridad
es todo lo que
necesito para
respirar-
tu materia
oscura,
la savia,
de mi materia
gris.

Y fuiste principio
y fuiste fin,
un alfa sin omega,
una obsesión ciega;
mi todo,
mi nada,
mi siempre existir.

Estrellada,
como una supernova,
la luz de los cielos,
que te quiero escribir.
Mi universo
retrocedió,
el día que te perdí.
Ahora, vagamos
por universos,
sin principio
ni fin

@A.Rheinn & @AljndroPoetry

"AlphaOmega"

- cosmic love -
leer más   
15
29comentarios 90 lecturas colaboracion karma: 111

Escribí

Te escribí
en los libros del colegio
en el pupitre de la clase
en la corteza del patio

Te escribí
en la arena del jardín
en el reverso del otoño
en cada una de sus hojas

Te escribí
en el agua de la fuente
en la nieve del verano
en el sol de invierno

Te escribí
en la espuma de la costa
en la lluvia ascendente
en cada una
de sus gotas transparenentes

Te escribí
en el canto del gorrión
en el trotar de los caballos
en el fluir de la serpiente

Te escribí
en el estanque horadado
en sus peces de colores
en la brisa de los mares

Te escribí
en todos los libros leídos
en las canciones escuchadas
en sus corcheas y pentagramas

Te escribí
en todas las ventanas oteadas
en sus cristales curioseados
en todas las puertas llamadas

Te nombré
ante los espejos
sobre paredes vacías
frente a la esperanza

Te nombré
entre mis amigos
junto al deseo
a la soledad desnuda

Sobre mi piel
[te escribí]
Sobre mis labios
[te escribí]
Entre mis dedos
[te nombré]

Escribí, escribí y escribí
escribí tu nombre
hice de mi vida
ser deseo,
deseo de amar,
sólo eso.

Inventándote
me busco,
inventándome
en el quererte,
en el vício de escribirte
de no librarme de las letras
que te escriben
lo que pudo ser
y querer querer
que fuese diferente.
leer más   
15
18comentarios 83 lecturas versolibre karma: 95

Por si no Te Vuelvo a Ver

Por si no te vuelvo a ver
gracias te digo amor,
por dedicarme tu tiempo
cuando tenías cosas por resolver.

Por si no te vuelvo a ver,
porque nos separa la distancia
porque la vida se nos escapa
en mi corazón no hay ausencia
recuerda, doquiera que tú estés.

Si absorta o reñida
no valoré algún instante
que con amor a mi vida
tu corazón me entregaste
debo decirte, también te amé.

Por si no te vuelvo a ver
recuerda esos en días de sol
con sus cielos brillantes
nuestros mejores instantes
se fundieron como en un crisol.

Y no olvides esas trasnochadas
que nos hacían estremecer,
esas caricias ,piel, besos,
esas noches con sus excesos
desde la noche hasta el amanecer .

Por si no te vuelvo a ver
recuerda doquiera que tu estés.
Que siempre te amé,
te amo y te amaré.

MMM
Malu Mora
leer más   
11
8comentarios 95 lecturas versolibre karma: 103

Confundí

Confundí la brevedad de lo importante, con la importancia de lo breve.
La fortaleza de lo frágil, con la fragilidad de lo fuerte.
El empeño por vivir, con empeñar la vida en ello.
Amar con los brazos abiertos, con abrir los brazos al amor.
Perdonar al olvido, con olvidar el perdón.
Escuchar el silencio, con silenciar la voz.
Soñar despierta, con despertar del sueño.
Un día de luz, con la luz del día
La oscuridad de la noche, con la noche oscura.
Escribir versos, con versar escritos.
La belleza de los rostros, con los rostros bellos.
El hoy, con el mañana.
El ahora, con el después.
El para siempre.
El para nunca.
El nada para, con el para nada.
El todo esto, con esto es todo.

Confundí la confusión, con el equívoco.
La aceptación, con el castigo.

Me equivoqué.
Me castigué.
… me confundí.

Susana Pamies Salinas
leer más   
6
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 83

Ahí está el invierno de mi vida

Ahí está el invierno de mi vida
con sus hojas caen amarillentas
adoloridas por el viento seco que las sacude,
que nos recuerda que no somos nada
ante los rayos ausentes de un sol incandescente.

Ahí está el durazno
hace tres primaveras que esconde su fruto
ahora aparece con sus pequeñas flores rosas
apenas las sostienen de una rama débil
desnuda su vientre ante el huerto seco .

Ahí está el viento
rasgando a todo lo que duele,
no es el abismo de piedra lo que convalece
es el presente perpetuo
que moribundo inmortaliza su suerte.

Ahí está la semilla dormida
sobre una mirada quieta,
se escucha que comienza la vida
ante sus párpados que guardan secretos,
es el momento intenso donde reverdecen el tiempo.

Ahí está el invierno de mi vida
el frío se sabe que amarás estar adentro
sin la intemperie de un vacío que cala a los huesos
sin los reclamos honestos de un recuerdo de lejos
sobreviviré a este invierno y en la primavera los duraznos endulzaran mi amor.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
08/02/2018.
17
7comentarios 250 lecturas versolibre karma: 118

El desafío

Miré ayer el horizonte;
me encontré perdido y amenazado...
de muerte.

Estaba ansioso, desesperado e inerte frente a tu puerta.
Los clavos insanos se me han ido hasta las pupilas,
ya aprendí a controlar los golpes de mi cabeza...
Y de mi cuerpo.

Ahora, estoy solo y parado en el borde;
Ahora estoy solo y quemado por las nubes.
Estoy aprendiendo a estar solo, aprendiendo a caminar solo.

Los tímpanos se me vuelan cada vez que aullo a la luna.
Tus manos vuelven siempre en cada estación y en cada parada de autobús.

Por un momento el ayer se me olvidó

La sed volvió y se desparramo en mi
¿En ti?
¿No lo sientes?
Se que estoy listo para morir;
para dejar ir
¿Y tú?

Vamos tu puedes, abandonemos la puerta y los clavos de ayer,
miremos nuestras manos;
descubramos el horizonte detrás de esa ventana.

¿Quieres saltar?
Adelante. Estaré aquí.
leer más   
7
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 101

Mirar con delicadeza el relámpago

Hay días que se abren y
despierto como pájaro
abierto que vuela,
con pies de viento
hecho de hueso ligero.
Miro entonces el relámpago
con delicadeza
cuando me detengo
frente al espejo.
Lo imposible se escapa
por algún punto
de los que revela
la soledad callada.
Por la boca el pájaro
asoma alucinado
enfundado en plumón pardo
piando al imposible
gesto de amar en soledad.
Y verme cayendo,
cayendo de mi propia boca,
boca que alberga el paisaje
del agua batiéndose
en un sueño de remolinos
en posición fetal
hasta escapar por la ventana
avergonzado y sin lágrimas
que confunden a la inercia
del aire que empuja
que cede, que corre,
que el viento no
se equivoca de destino,
que el día se abre
el pájaro se abre
y vuela.
Y vuelo.
O quiero.
Deseo.
Nunca.
Siempre.
Caigo.
Vuelo.
Vivo.
leer más   
13
15comentarios 103 lecturas versolibre karma: 102

Latidos del corazón...

Los latidos de este corazón,
avisa, que esta herido por
un amor...

¿Cuántas veces el corazón
se cansa de amar?
¿De dar, de no recibir nada
a cambio?
¿Y de tantas promesas
que le hacen y
que no cumplen?...

¡Quedan rotas esas
promesas, queda herido
el corazón!...

¿Y qué queda?...

Cicatrices dentro del
alma, y ese corazón
herido, roto por
aquel amor, o tal
vez una desilusión.
Triste se siente, al no
sentirse querido,
comprendido, ni
tan siquiera correspondido.

Este corazón, que parece
fuerte, pero es el que más
sufre y más dolor y lágrimas
aguardan en su interior...
Pero a pesar de todo, ahí
esta siempre,.

Valiente como nadie,
aunque lleve mil cicatrices,
a cuestas, le duelan
y le pesen...
Siempre esta ahí, dispuesto
de nuevo a entregar, ese
amor incondicional, que solo
el, sabe entregar...
Y de nuevo, volverse a
enamorar...

Qué esta cansado de mentiras,
pero aún así, no duda, de
ilusionarse cuando ve aparecer
de nuevo, un nuevo amor,
en este camino de la vida.

Y este corazón, a pesar de
sus cicatrices, vuelve a latir
y se enciende de nuevo,
la llama del amor...

¡Y otra vez, de nuevo,
volver a empezar!...

Latidos del corazón...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
7
sin comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 67

Hambriento

¿Tus manos?
El costo necesario de mi vida
El número alto de la lotería

¿Mis ojos?
El color marrón en los tuyos

¿La sonrisa?
El otoño que llega sin avisar...
detrás de la puerta

¿Tu vida?
La justicia necesaria;
el juicio perfecto sin criminal

¿Mis alas?
El vuelo de ayer,
el vuelo de tu suspiro.

¿Tu razón?
Tragos amargos de soledad...
en sorbitos pequeños, de madrugada.

¿La vida?
La receta bien hecha de las armas...
de las armas en cascada

¿El cuerpo?
Hojas cortadas innecesarias;
afilados dientes de león

¿El columpio?
El vaivén de nuestras manos
Nuestras rodillas raspadas
leer más   
12
6comentarios 56 lecturas versolibre karma: 106

Silvia

17 de noviembre.
Maldito diario:

Tras varios meses de ausencia
(casi desde el último abril
del que ya solo queda un tenue arco iris
en algunos fotogramas polvorientos),
tengo algo nuevo que contarte.

Esta mañana de ido con Silvia
(sí, con Silvia, has leído bien)
de compras a la Gran Vía,
a una de esas tiendas del centro
donde los maniquíes besan
sin censura a la anorexia.
Después de probarse nueve vestidos
he pensado, con franqueza, que para qué,
si no hay tejido mas hermoso que su piel.
(Pero claro, no he podido decírselo).
Al final se ha decidido por uno de flores
de mil formas y colores,
como si hasta el despiadado noviembre
fuese para ella primavera.
Pero si Silvia se empeña en que es primavera
florecen los cerezos hasta en la Antártida.

Después hemos ido de cañas a La Latina,
a los bares y esquinas de siempre;
ella ahora bebe sin alcohol,
y a mí, como siempre, casi me basta
con mirar sus labios mientras bebe.

Comenta Silvia:
"Enamorarse de la persona equivocada
es desenamorarse de uno mismo."
¡Qué poco se imagina ella cuán cierta
(y puñetera)
es esa afirmación!

Me ha hablado del último libro que ha leído,
del frío criminal que hace en Copenhague
del trabajo en el que acaba de empezar,
de que ya ve la luz al final del túnel...
La luz al final del túnel son tus ojos, he pensado,
verdes como las primaveras de la juventud.

Maldito diario...
¡no imaginas cuánta nostalgia cabe
en un par de palmos de distancia,
cuántos recuerdos revividos
de un lado a otro de una mesa,
cuántas primaveras levantando muros
entre su boca y la mía,
cuánta fantasía a mil años luz
de la puta realidad!

De vuelta a casa de sus padres
hemos regresado también a la infancia:
ya no está ese banco donde nos sentábamos
y tantas veces planeé besarla
cuando todavía no teníamos edad
(ni sitio)
para las tristezas,
tampoco el parque donde su risa
convertía un taciturno columpio
en una vertiginosa montaña rusa,
y un centro comercial ha engullido aquel descampado
donde jugábamos al escondite
y siempre me dejaba coger
(aunque ella no lo sabía)
por el simple placer de oírla gritar mi nombre.

"Nos han cambiado la ciudad,
el presente y hasta el futuro...
pero los recuerdos siguen en su sitio",
le he confesado.

Ella me ha mirado con melancolía
pero ha sonreído.
Hasta ese momento casi he creído
que podía salir ileso
(o con escasas secuelas)
de aquel encuentro
Pero esa sonrisa me ha derrotado...
y ya sabemos que no es posible salir ileso
de un naufragio en alta mar
o de los restos de un terremoto.
La misma sonrisa de entonces,
fascinante como un truco de magia;
la sonrisa de los recreos,
la de los cumpleaños en la calle,
la de las miradas cómplices,
la de tantas tardes en mi casa
compartiendo secretos y música,
un auricular para cada uno,
cuando las canciones eran una aventura
y sus letras himnos insondables.

La misma condenada e irresistible sonrisa
de te quiero, pero como amigo,
la de me voy a estudiar a Dinamarca
la del día de su boda
en esa fotografía con ese otro chico
que nunca fui yo.

Nos hemos despedido hasta la próxima
(quizás pronto, tal vez nunca),
con besos y abrazos tímidos.

Ya solo, sentado en el autobús,
con los ojos empañados
e intentando huir del pasado,
con su perfume y su sonrisa
aún prendidos en mi recuerdo,
he pensado en ese afortunado de la foto que,
en la próxima primavera,
decorará el suelo con los pétalos
de su vestido.

No he podido evitar odiarla,
odiarla con todo mi alma;
a la primavera claro,
porque a Silvia la amaré siempre.

Juanma
leer más   
13
5comentarios 151 lecturas versolibre karma: 104
« anterior1234533