Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 21, tiempo total: 0.013 segundos rss2

Estrella Fugaz

En cada latido, temblor o mirada
Se esconden susurros, las voces del sol
Ocultas en fosas, en el caracol
Del ojo silente, sonrisa callada

Nacientes luceros, en noche estrellada
Consuman los sueños con luz tornasol
Abriendo botones, sutil girasol
Jardín de deseos, del alma besada

Volar de cometas, de estrella fugaz
lo esperan mis lunas con fuego en las manos
me dejan destellos con besos de paz.

Y son los anhelos, tesoros humanos
que viven muy dentro con mudo antifaz
trayendo al cumplirse, verdor y veranos.
leer más   
16
14comentarios 258 lecturas versoclasico karma: 108

Murmullos de amor y de dolor

Viento ven y llévate el desaliento
que debo continuar viviendo,
la alegría no fue mas que una careta,
no fue mas que un antifaz

Las sonrisas enmascaran las penas
ya que no tiene cabida el sufrimiento
en este grotesco carnaval que a veces es la vida
donde fingen ser felices,
aunque traigan el dolor a cuestas .

Alma y el corazón juntos
la misma vida me atravesó
y el amor en su esencia fue herido,
con un arma punzo cortante de traición.

¡Tú abril me lo arrebataste !
¡tú ! de mis propios brazos
apenas había nacido
¡yo simple mortal!
no pude defender lo más querido.

¡ Ay abril te lo llevaste!
dejando los murmullos
de nanas en el aire sin notas musicales
y mis brazos sin arrullos

Ven y abate con fuerza viento
y del pasado arranca las hojas muertas
angustias, pesares, sufrimiento
llévatelas contigo al confín del tiempo.

Llévate de mi cielo gris los nubarrones
y las gotas de lluvia que inundan mi ser
cuando veo mis brazos vacíos,
en miradas húmedas que van por la vida
desbordando sólo desolación

Mira que traigo siempre como estación,
al borde de mis ojos, lluvia abundante
y un corazón continuamente sangrante
que en cada latido bombea torrentes de dolor.

Llévatelas viento de abril llévatelas por piedad,
donde explotas en diminutas partículas
desintegrando las penas que lanzamos
en tu recorrido que se van adhiriendo a ti

Llévatelas viento, llévatelas
donde termina tu tiempo
allí donde mueres y renaces como aire nuevo

Luego, céfiro de abril, silba suave
entona alegres notas, trae murmullos
de nuevas esperanzas, de colores y fiesta

Y sube, sube al cielo llévale mi amor
y murmúrale a sus tiernos oídos cuanto lo amo
llévale la fragancia de las flores con mi amor
en suaves melodías de dulces colores.

Viento de abril haz lo que te pido,
tú que has hecho que en esta vida
conociera junto con la alegría
el máximo dolor.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
21comentarios 99 lecturas versolibre karma: 116

Poema con disfraz

En la mirada difusa
de unos ojos
cansados de ver,
el arcoíris se derrite
como vela en la llama.

Letanía de colores
que va de
los rojos pasión,
pasando por
los naranjas ocasos,
hasta los
malva fragancia….

Mi mano blanca
se desliza por el papel gris,
describiendo una suerte
de poema negro.

Posiciono un cristal
entre los versos
y la luz que entra
por la ventana.
Un arcoíris aparece
sobre el poema.
Versos oscuros
vestidos de colores.
Disfraz y antifaz de las palabras.

En la bruma,
se van perdiendo
las notas de un réquiem.
Hay una luz
que se ve
tenue,
frágil,
como lamparilla,
que dibuja
un sendero
sinuoso
y débil



Hortensia Márquez




Imagen: Cuadro de Goya "Alegoría de la Verdad, el Tiempo y la Historia"
14
14comentarios 91 lecturas versolibre karma: 87

Belleza

La belleza no es aquella
Que sobresale a la vista
Ni es la que sale en la revistas
Ni la que se compara con las estrellas
La belleza es aquella
Que no entiende de maquillaje
Que no se esconde detrás de un traje
Porque no necesita antifaz
La belleza es algo más
Que ser simplemente bella.
leer más   
8
1comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 85

Las palabras mienten, los ojos no

Las palabras mienten
compraré un poco de silencio
en esta avanzada noche,
silencio para no escuchar mi voz.

Dejaré de escribir montones de palabras
para regresar a vivir a toda prisa,
aunque vivir es aburrido, monótono
es caminar en línea recta
sabiendo que el camino es un círculo.

¿Porque hemos llegado hasta este momento?
mentir para vivir,
todas las palabras mienten
intereses mezquinos mezclados
con una falsa benevolencia de amor.

Esta mañana será mejor quedarme sin palabras
no tengo nada bueno que decir,
llegará la noche y seguiré en silencio
hasta que tu humor me salve de morir,
hoy tu humor es invencible
admiro tu manera de apagar mi voz.

No quiero escuchar
prefiero guardar silencio con el pensamiento,
es más fácil callar con la memoria
simular que el paraíso está esperándonos
detrás de una empañada ventana,
tú puedes ser más que un grito sin voz.

Me gusta observar tu mirada
me dice todo sin ninguna palabra,
solo es cuestión de aprender a soñar con tus ojos,
luciérnagas para un gran amor,
dejaré toda una vida para escuchar tu voz.

Quisiera pedir que tomes tu paleta de colores
dibujes una caricia que apague a ese gris
que es muy frío,
necesito de tu calor.

Te sacarán los ojos para no ver su dolor,
a nadie le gusta verse desnudo
ante un ser hermoso en su interior,
tus ojos reflejan ternura
huye de las miradas que matan,
una mirada tierna
puede acallar los lamentos de una voz.

Voltearemos rápidamente
y admiremos la belleza que pasa en nuestro alrededor
olvida el miedo, es un antifaz atroz,
difícil es ser valiente en un mundo de cobardes,
nunca te calles,
hablar es lo más valioso de esta vida.

Amar no es aburrido,
las palabras hablan,
las miradas lo dicen todo,
voces que cantan
vivir es el mejor regalo de Dios
las palabras mienten, la mirada no.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
21/01/2018.
22
18comentarios 251 lecturas versolibre karma: 104

Abrir la mano al vacío (@sarrd8r & @Pequenho_Ze)

Me arrincono,
y lloro vientos huracanados
que arrasan con el más pequeño atisbo de cordura
que aún conservo,
convivo a tientas con la imagen del espejo,
y derramo llantos de palabras
que arden al caer.

Enrocada en éste paraíso de despedidas,
en afonías de vocablos sediciosos, sin el muro
de tu cielo, del mar golpeando mi pecho,
abandonada en la salida de mi estupidez,
recorro las callejuelas del laurel concedido
a la condena de mis latidos, al sometimiento
de la certeza, que no hay imagen, únicamente
la ausencia, el dolor mezquino de un adiós.

En las paredes
dibujo sombras maquiavélicas
que traen a mi memoria tu silueta
derretida;
arremeto contra el tiempo
y obligo a mis pupilas
a mirar más allá de los cristales opacos,
que un beso vacío es un puñal escrito
en mi propio diario.

Forjando un horizonte de soledades,
trasiego cualquier atisbo de esperanza,
arrancando el antifaz de la sonrisa desertora,
cincelada desde crepúsculos, plegarias
manoseadas por el llanto del alegato,
del colchón confidente de la constancia,
de la daga que separa mi corazón de sus tañidos.

La vida inerte
vive a remolque de sueños
degollados con cada golpe de realidad.
No hay días soleados en mis manos
ni sé dibujar más lunas nuevas;
y el cansancio de vivir me arrastra
al abismo de la mediocridad.
Dejarse morir o dejarse llevar.

Detengo el camino, aspiro mi aliento, sentada
en las entrañas de las flores, enjaulando la franela
del pálpito, el desazón de abrir la mano al vacío,
girar mi vida como homenaje al pasado, al velo
con el que envolver la cruz de la espalda erguida,
al abandono de la letanía del mantra, del llanto
de la lágrima que abrasa las lentejuelas del piélago,
del rejón lacrado en tactos de pañuelo desdeñado.


(imagen: Emptyness, Víctor Fernández)
leer más   
24
21comentarios 201 lecturas versolibre karma: 112

Enamorado del dolor

Lo que pagaría yo por esos ojos, por esos besos melosos que me ayudan a superar esos días apestosos, en los que querrías quemar los a todos y todas con las que cruzas miradas, que hacen cenizas hasta las trizas de este pobre corazón, del que juntaste las piezas parte por parte y que desde entonces solo quiere verte y verter gotas de paz, hasta que te muestres como eres, hasta que te quites el antifaz, y le dejes ver mas y mas de tu persona, de la persona que a solas llora y enamora y que siempre esta para los demás da igual la hora, que día a día lucha por la felicidad de los otros pero no por la suya, y mientras huya de sus cosas yo le llevare rosas para enseñarle que hasta lo bonito es doloroso, pero no es malo todo lo que duele, y aunque jode el amor es lo mas precioso y odioso que hay y habrá pero para eso esta este verso que hará que se abra la puerta de tu alma y acabemos odiando la vida, el amor y las miradas, pero mirándonos enamorados.
leer más   
2
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 26

Soneto Oneguiana I

Me habla de naturaleza muerta,
cuando sus ojos solo gritan vida;
me deja afuera sin cerrar puertas,
para no perdernos en nuestra huida.

Ahí con el antifaz y kimonos,
con la melodía en semitonos;
apaga la luz, desciende el telón,
un beso es mi flecha en el talón.

Retrata en su iris mi problema,
en estos labios la sed de mi lengua,
y esta tentación es como agua.

Recito su libertad en poema,
juramos en el silencio lealtad,
yace en la mierda nuestra amistad.

Niorv Ogrin
leer más   
5
sin comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 64

Antifaz

Me enamore de ti,
Pero tuve que fingir,
y aunque señales te di,
no entendiste mi sentir.

Me oculté en un lugar
enfrente de tu mirar,
es por eso que no me viste,
y de mi amor ni cuenta te diste.

Me puse un antifaz,
aunque nunca tuve paz,
tu corazón nombra a otra
y yo por ti vivo en zozobra.

trate de hacerte entender
con consejos y mi proceder,
que era la perfecta mujer,
que tenías que tener.

el antifaz fue perfecto,
pues me vestía de amiga,
y ese mi mejor pretexto,
para tenerte cerca mío.

Ahora me lo quiero quitar,
y no sé por donde empezar,
así que empiezo por escribir,
este poema con mí sentir.

Ojalá que sepas quien soy,
y me encuentres al leerme,
pues detrás de ti estoy,
y quiero dejar de esconderme.

Las letras de mi alma.
leer más   
10
5comentarios 88 lecturas versolibre karma: 77

Desgarros

Haciéndome un disfraz
con las ruedas que me aplastaron,
ocultas tras el antifaz,
luciendo como pájaros al vuelo.

Otra fuente se derrama dentro,
otra sombra que rodea con su velo,
otro cántaro cae al suelo,
otra noche mordiendo el recuerdo.

Voces mudas tiemblan,
gritando en el silencio,
miles de sueños perdidos
que en la mente erran.

Otra carrera demasiado lenta,
huyendo sin destino,
buscando en el camino
otra persona en mi cabeza.

Un espejo que devuelve
otra imagen falsa,
otra mañana gélida
donde ya no queda magia.

Limpiando mis desgarros,
restos de los desengaños,
escondiendo cada año
otro disparo a bocajarro.

Quimeras descompuestas
que se evaporan en mi cama
hasta que vence el cansancio
y me lanzo hacia la nada.
leer más   
13
7comentarios 129 lecturas versolibre karma: 77

No siempre hay luz

La nube me nubla la razón,
me cubre la bolsa de ideas
para no ver y que no veas
que hay bajo mi caparazón.
Me escondo del mundo entero,
bajo un antifaz y un falso sombrero.

Mi mundo de luces y sombras,
de claro-oscuros, sin transparencias,
nada es lo que ves, todo apariencias.
Y solo puedo ser si me nombras.
Llámame, al abrigo de tu voz cálida
me sentiré segura, me sentiré válida.

Inseguridad fugaz, que llegas a veces,
desordenas mi mundo de palabras
y me haces nadar sin otros peces.
8
2comentarios 223 lecturas versolibre karma: 72

Solo e ileso

Se esfuman tantos días frente al mar
las olas muerden tu recuerdo azul
las nubes lloran tu partida en tul
el viento canta y quiere un canto hilar.

Me llueve lento llanto granular
y sangra adentro herida en aguazul
y quema intenso antorcha en abedul
la noche fría empieza ahora a enfriar.

Consumen estas dulces ganas llanas
de tuyo ser quizá, tal vez, quizás
igual que ayer, quizás aún mejor.

Rompiendo sin dolor, heridas vanas,
o suerte urbana; sobrio el antifaz.
Ileso y solo. Solo. ¡Qué terror!


@SolitarioAmnte / ix-17
leer más   
22
11comentarios 152 lecturas versoclasico karma: 95

Sin título 80-66

80.

No subestimes jamás
el poderío de una cerilla,
el aleteo de unos párpados
ni el temblor de una hoja :
en las cosas diminutas
encontrarás la causa del incendio.


66.

La existencia es una camisa hecha a medida,
un envoltorio donde cabe todo,
un perverso antifaz,
un absurdo.

Es una fastidiosa tela que a veces estorba,
un talismán inservible,
una pata rota a la que estás amarrado,
una veloz gacela que se fuga.
Es una angosta calle,
una pendiente por la que tarde o temprano caeremos.
Un pretexto para enamorarse, un afán de ser querido.
Algo extraño en lo que nadie repara,
algo de lo que nadie se responsabiliza.
Un resbaladizo animal moribundo,
un halago, un obsequio, un cuadro inconcluso.
Un tren en movimiento,
una calumnia,
un apetito carnal, un frágil cristal,
un destino encontrado en el cubo de basura.
Una señal del tiempo sin señales,
un giro milagroso, repentino,
un poco de todo que,
sin embargo,
se nos esfuma de las manos
dirección hacia la nada.

Canet
leer más   
15
8comentarios 138 lecturas versolibre karma: 59

El pesimista

Tú voz me dice que soy un pesimista.
Pensándolo un poco ya no recuerdo cuándo fue que deje de confiar en el fruto de mis obras.
Cuándo fue la última vez que confíe en un sueño que termine guardándolo en el cajón de los recuerdos.
Esos sucesos que te llenan de satisfacción por haberlos simplemente logrado.

Me indigna saber que siempre al final de una oración espontánea hablará la palabra y diré NO.
Siempre al fondo, vez tras vez al final de cada idea inconclusa.
Como un modismo imposible de olvidar por el mismísimo subconsciente.
¿Qué es ser un pesimista?

Tal vez solo sea un estado negativo ante todos los sucesos de la vida.
Una defensa ante el fracaso, una excusa para todo evitarlo.
Pesimista por no esperar nada nuevo bajo la sombra de un naranjo.
Vivir sin que nada absolutamente te sorprenda porque todo ya te ha pasado.

Negativo es dudar que merezco lograrlo.
Porque es así simplemente fácil y todo debe de ser así de sencillo, como lo es el respirar a diario.
No recuerdo en donde aprendí a ser un pesimista.
No recuerdo cómo logré respirar e inhalarlo.
O si fue en una comida o en un regalo.

Tal vez no lo aprendí.
Posiblemente lo heredé del viento infame que se esparce como virus en nuestro sueños que sobreviven sin pensarlo.
A veces solo espero a que todo salga mal aún sabiendo que es una antesala de que todo siempre saldrá bien.
Porque la oscuridad es solo un antifaz por la falta de luz.
Es automático, sistemático y autómata la infelicidad infringida por un deseo desconfiado.

La realidad puede ser pesimista.
El futuro un objetivo que camina siempre de prisa.
El presente puede ser un mar de historias sin control de daños.
Un rayón en la repisa.

Una palabra que prefiere ser solo una pregunta.
Tal vez solo sea un pesimista empedernido.
Una negación en el amanecer de un ocaso.
Que simplemente todo siempre lo ha logrado.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
14/04/2017.
14
2comentarios 98 lecturas versolibre karma: 65

Temores inofensivos que arrincono en un cajón

Como tormenta de arena,
la rendija de los temores
esconde todas mis canciones,
pero sólo una suena;
y difusa tras un antifaz
impenetrable pero sonriente,
ahoga mi partitura doliente
para volverla incapaz.
leer más   
9
6comentarios 124 lecturas versoclasico karma: 74

La Reina en La Distopía

El rey de la pantomima organizó un carnaval.
La Verdad con sus espinas fue en aspecto natural.
Quien la toca, por su herida se comienza a desangrar.
Quien la mira no vacila en ponerle un antifaz.
Quien la escucha se transpira por creer que lo nombrarán.
Pero la otra se maquilla hasta no mirar su faz.
Ella se llamó Mentira, ganó por mejor disfraz,
hoy en día todos la miran y la llaman "Majestad",
pero la impostora brilla como "la nueva Verdad".

En un reino de disfraces donde todos llevan caretas,
donde el fiero gobernante no es más que una marioneta,
donde el ciego deambulante mendiga algunas monedas
pero del cielo deslumbrante le afecta en su vista "muerta".

Donde se tira a la suerte con monedas de doble cara,
donde rige la ley del fuerte y es fuerte quien más engaña,
donde se compra a la muerte y la vida no vale nada.
Aquí no hay diente por diente, sino un diente por tu alma.

¿El Amor? un personaje ficticio de una leyenda
que murió cual kamikaze contra un buque de promesas
tripulado por primates que supuestamente piensan,
menos cuando son amantes que viven de guerra en guerra.

Celebran matrimonios solo para festejar de nuevo
y se invita hasta al demonio, para levantar su ego.
Tanto la novia y el novio coinciden en un "Si acepto"
pero por si acaso todos (¡hasta el cura!) cruzan los dedos.

Donde las palabras sabias son "engaña" y "desconfía"
Ya nadie prueba la savia de árbol de sabiduría,
ya nadie indaga en sus ramas y su fruta está prohibida
en un mundo decadente con las entrañas podridas.

Los dioses sepultados, la filosofía enterrada,
los testigos silenciados ¿Y los culpables? En campaña
con los votos secuestrados. La esperanza condenada
por traficar kilogramos de sueños sin un mañana.

Y todos vagan sin rumbo en medio del sin sentido
de labrar su propio mundo sin tener un norte fijo.
Si tu crees que tienes uno, no se apure amigo mío,
nadie sabe su futuro hasta llegar a su destino.

Y esperanza sin visitas cada vez que llega enero.
Todos vendieron su alma por algo en sus monederos.
El sol arde por la envidia, no le gusta el astro nuevo.
hoy en día todo gira alrededor del dinero.

La Libertad prisionera de caprichos del gobernante,
la Justicia carcelera de inocentes protestantes,
que subieron escalera levantando su estandarte:
Con la Verdad por bandera, con sus espinas cortantes.
Los medios a la carrera colocaron titulares:
"Satánistas guerrilleros atrapados in franganti
desnudaron a la reina en la plaza rebosante...".
Traducido a nuestro idioma sin filtros desinformantes:
¡QUITARON A LA MENTIRA SUS ADORNOS Y DISFRACES!
4
3comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 53

Terapia de las olas

Ahogué los dolores del alma.
El ron no me funcionó.
Las olas rompen sin calma,
la noche en qué ella me traicionó.

Idear un presente para nosotros,
estar en manos del libre albedrío,
caminar sobre los cristales rotos,
es lanzarse de nuevo al vacío.

Confieso, la estoy amando.
Confieso, se terminó la lealtad.
Cierro los ojos y tu silueta voy imaginando.
Quito el antifaz de la castidad.
leer más   
3
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 40

No

Recuerdo que una noche
me sumergí en cera caliente
mientras bailaba ardiente como un pabilo.
Y nada quemaba aunque
fuera el mismísimo Tártaro,
porque el vacío inundaba las sombras
y así me apagaba.

Recuerdo una mañana
en la que las cortinas quebraron
la oscuridad y yo,
tuve que abrir los ojos.
Me calcé de blanco y negro
y un trozo de cristal entre mis dedos,
esperando a que la llama derritiera mi esqueleto
por sorpresa.

No recuerdo una noche
porque no estaba dispuesta
a almacenarla en mi memoria,
y me bañé en veneno y fuego
esperando desaparecer entre la pira.
Tampoco recuerdo otra en la que
pasé de ser carne a ser chatarra,
como si alguien hubiera apretado
mi botón automático.

No recuerdo una mañana
en la que me puse un antifaz,
para que mi alma no viera la realidad,
y la goma se rompió,
y se enredó en tu cuello para ahogarte;
yo me quise ahogar contigo.

Y nunca llegaré a recordar-olvidar
crepúsculos
ni auroras,
porque todo es día o noche.
Luz.
Oscuridad.
ClaroscurNo.
GriNo.

No.
leer más   
4
sin comentarios 99 lecturas versolibre karma: 30
« anterior12