Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 10, tiempo total: 0.015 segundos rss2

Antifaz

Me enamore de ti,
Pero tuve que fingir,
y aunque señales te di,
no entendiste mi sentir.

Me oculté en un lugar
enfrente de tu mirar,
es por eso que no me viste,
y de mi amor ni cuenta te diste.

Me puse un antifaz,
aunque nunca tuve paz,
tu corazón nombra a otra
y yo por ti vivo en zozobra.

trate de hacerte entender
con consejos y mi proceder,
que era la perfecta mujer,
que tenías que tener.

el antifaz fue perfecto,
pues me vestía de amiga,
y ese mi mejor pretexto,
para tenerte cerca mío.

Ahora me lo quiero quitar,
y no sé por donde empezar,
así que empiezo por escribir,
este poema con mí sentir.

Ojalá que sepas quien soy,
y me encuentres al leerme,
pues detrás de ti estoy,
y quiero dejar de esconderme.

Las letras de mi alma.
leer más   
10
5comentarios 69 lecturas versolibre karma: 77

Desgarros

Haciéndome un disfraz
con las ruedas que me aplastaron,
ocultas tras el antifaz,
luciendo como pájaros al vuelo.

Otra fuente se derrama dentro,
otra sombra que rodea con su velo,
otro cántaro cae al suelo,
otra noche mordiendo el recuerdo.

Voces mudas tiemblan,
gritando en el silencio,
miles de sueños perdidos
que en la mente erran.

Otra carrera demasiado lenta,
huyendo sin destino,
buscando en el camino
otra persona en mi cabeza.

Un espejo que devuelve
otra imagen falsa,
otra mañana gélida
donde ya no queda magia.

Limpiando mis desgarros,
restos de los desengaños,
escondiendo cada año
otro disparo a bocajarro.

Quimeras descompuestas
que se evaporan en mi cama
hasta que vence el cansancio
y me lanzo hacia la nada.
leer más   
13
7comentarios 86 lecturas versolibre karma: 77

No siempre hay luz

La nube me nubla la razón,
me cubre la bolsa de ideas
para no ver y que no veas
que hay bajo mi caparazón.
Me escondo del mundo entero,
bajo un antifaz y un falso sombrero.

Mi mundo de luces y sombras,
de claro-oscuros, sin transparencias,
nada es lo que ves, todo apariencias.
Y solo puedo ser si me nombras.
Llámame, al abrigo de tu voz cálida
me sentiré segura, me sentiré válida.

Inseguridad fugaz, que llegas a veces,
desordenas mi mundo de palabras
y me haces nadar sin otros peces.
8
2comentarios 83 lecturas versolibre karma: 72

Solo e ileso

Se esfuman tantos días frente al mar
las olas muerden tu recuerdo azul
las nubes lloran tu partida en tul
el viento canta y quiere un canto hilar.

Me llueve lento llanto granular
y sangra adentro herida en aguazul
y quema intenso antorcha en abedul
la noche fría empieza ahora a enfriar.

Consumen estas dulces ganas llanas
de tuyo ser quizá, tal vez, quizás
igual que ayer, quizás aún mejor.

Rompiendo sin dolor, heridas vanas,
o suerte urbana; sobrio el antifaz.
Ileso y solo. Solo. ¡Qué terror!


@SolitarioAmnte / ix-17
leer más   
22
11comentarios 143 lecturas versoclasico karma: 95

Estatua de lino

Las marionetas detonan confeti
en blanco y negro
mientras el terral calza
un cruel antifaz de años venideros.

Pasar de la hiperactividad
a estatua de lino
con las luces apagadas
de las viejas estaciones
que se antojan inaguantables.

El soporte del dolor
se ha solidificado
perpetuándose en las entrañas.

Pasa un año más y la erosión
castiga espejos
con la droga letal del tiempo.

Perdí todos los sentidos,
cuando comenzaron a manifestarse,
en pocas horas se desvanecieron.

Arrítmico ser, estar, permanecer,
insano juego
que no tiene fin.
leer más   
14
2comentarios 123 lecturas versolibre karma: 91

Temores inofensivos que arrincono en un cajón

Como tormenta de arena,
la rendija de los temores
esconde todas mis canciones,
pero sólo una suena;
y difusa tras un antifaz
impenetrable pero sonriente,
ahoga mi partitura doliente
para volverla incapaz.
leer más   
9
6comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 74

El pesimista

Tú voz me dice que soy un pesimista.
Pensándolo un poco ya no recuerdo cuándo fue que deje de confiar en el fruto de mis obras.
Cuándo fue la última vez que confíe en un sueño que termine guardándolo en el cajón de los recuerdos.
Esos sucesos que te llenan de satisfacción por haberlos simplemente logrado.

Me indigna saber que siempre al final de una oración espontánea hablará la palabra y diré NO.
Siempre al fondo, vez tras vez al final de cada idea inconclusa.
Como un modismo imposible de olvidar por el mismísimo subconsciente.
¿Qué es ser un pesimista?

Tal vez solo sea un estado negativo ante todos los sucesos de la vida.
Una defensa ante el fracaso, una excusa para todo evitarlo.
Pesimista por no esperar nada nuevo bajo la sombra de un naranjo.
Vivir sin que nada absolutamente te sorprenda porque todo ya te ha pasado.

Negativo es dudar que merezco lograrlo.
Porque es así simplemente fácil y todo debe de ser así de sencillo, como lo es el respirar a diario.
No recuerdo en donde aprendí a ser un pesimista.
No recuerdo cómo logré respirar e inhalarlo.
O si fue en una comida o en un regalo.

Tal vez no lo aprendí.
Posiblemente lo heredé del viento infame que se esparce como virus en nuestro sueños que sobreviven sin pensarlo.
A veces solo espero a que todo salga mal aún sabiendo que es una antesala de que todo siempre saldrá bien.
Porque la oscuridad es solo un antifaz por la falta de luz.
Es automático, sistemático y autómata la infelicidad infringida por un deseo desconfiado.

La realidad puede ser pesimista.
El futuro un objetivo que camina siempre de prisa.
El presente puede ser un mar de historias sin control de daños.
Un rayón en la repisa.

Una palabra que prefiere ser solo una pregunta.
Tal vez solo sea un pesimista empedernido.
Una negación en el amanecer de un ocaso.
Que simplemente todo siempre lo ha logrado.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
14/04/2017.
14
2comentarios 98 lecturas versolibre karma: 65

Sin título 80-66

80.

No subestimes jamás
el poderío de una cerilla,
el aleteo de unos párpados
ni el temblor de una hoja :
en las cosas diminutas
encontrarás la causa del incendio.


66.

La existencia es una camisa hecha a medida,
un envoltorio donde cabe todo,
un perverso antifaz,
un absurdo.

Es una fastidiosa tela que a veces estorba,
un talismán inservible,
una pata rota a la que estás amarrado,
una veloz gacela que se fuga.
Es una angosta calle,
una pendiente por la que tarde o temprano caeremos.
Un pretexto para enamorarse, un afán de ser querido.
Algo extraño en lo que nadie repara,
algo de lo que nadie se responsabiliza.
Un resbaladizo animal moribundo,
un halago, un obsequio, un cuadro inconcluso.
Un tren en movimiento,
una calumnia,
un apetito carnal, un frágil cristal,
un destino encontrado en el cubo de basura.
Una señal del tiempo sin señales,
un giro milagroso, repentino,
un poco de todo que,
sin embargo,
se nos esfuma de las manos
dirección hacia la nada.

Canet
leer más   
15
8comentarios 89 lecturas versolibre karma: 59

No

Recuerdo que una noche
me sumergí en cera caliente
mientras bailaba ardiente como un pabilo.
Y nada quemaba aunque
fuera el mismísimo Tártaro,
porque el vacío inundaba las sombras
y así me apagaba.

Recuerdo una mañana
en la que las cortinas quebraron
la oscuridad y yo,
tuve que abrir los ojos.
Me calcé de blanco y negro
y un trozo de cristal entre mis dedos,
esperando a que la llama derritiera mi esqueleto
por sorpresa.

No recuerdo una noche
porque no estaba dispuesta
a almacenarla en mi memoria,
y me bañé en veneno y fuego
esperando desaparecer entre la pira.
Tampoco recuerdo otra en la que
pasé de ser carne a ser chatarra,
como si alguien hubiera apretado
mi botón automático.

No recuerdo una mañana
en la que me puse un antifaz,
para que mi alma no viera la realidad,
y la goma se rompió,
y se enredó en tu cuello para ahogarte;
yo me quise ahogar contigo.

Y nunca llegaré a recordar-olvidar
crepúsculos
ni auroras,
porque todo es día o noche.
Luz.
Oscuridad.
ClaroscurNo.
GriNo.

No.
leer más   
4
sin comentarios 81 lecturas versolibre karma: 30