Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 343, tiempo total: 0.012 segundos rss2

Pespuntes a la memoria (@adamemiguel & @hotel_k)

Tu recuerdo en mi memoria
dejó una huella imborrable en mis historias,
no he aprendido a respirar en tu ausencia
y sólo atino a dar tumbos melancólicos
que me llenan de una tristeza fatal.

El encuentro de unos ojos
arrastrados hacia lo ajeno,
la magia doliente
que tan certeramente
extrajo la estrofa fatigada
de mis entrañas.

Hoy prosigo la reconstrucción
de tu rostro en mi memoria,
disecciono todos los pantanos
que parapetan el saco de recuerdos.

No logro olvidar cada uno de tus momentos,
son estériles los días con el frío
de tu estampa ausente y fugaz.

Balbuceo con triste cordura
mientras invoco tu nombre,
peldaño a peldaño
voy limpiando el pasamanos
que conduce al desván del miedo.

Por si el valor me abandona
decido retroceder,
me servirá de miga de pan
para recordar el camino
de vuelta al refugio del cobarde.

La noche en su oscuridad me condena
a un abandono anunciado
donde mis plegarias
se disuelven en un momento de paz.

Tu amor se perdió en un descuido
que no llegó a superar el olvido
no quiero olvidarte me reniego
prefiero vivir en tu recuerdo
viviendo de tu amor ajeno.

Vivo en la nostalgia de nunca volver a tenerte
en un remanso cálido y seguro
en donde me abrazo a la intimidad
de las historias con esas frías goteras
que calaron en mi honra perdida
por vivir en un mundo incompleto.

Tu ausencia significó para mí
la mismísima pérdida del deseo
a tener que seguir latiendo,
plomo al plomo, sólo atino a hundirme
en el fondo de mi corazón.

@adamemiguel & @hotel_k

Ilustración del texto: J.M Gómez
leer más   
10
13comentarios 90 lecturas colaboracion karma: 103

Háblame de ti

¿En dónde está tu frontera de viajero
que escapa con los ojos vendados
como queriendo ocultar de su memoria
todo lo que tus pies han andado?

Me angustia saber que no eres perfecto
aunque nadie lo es en este momento,
no me queda más que el alfabeto
no me alcanzan sus letras
para pronunciar las palabras
que se me escapan de muy adentro.

¿Acaso no eres más que un abecedario íntimo
que suplica la absolución de unos labios
que nunca han aprendido a callarse?

Vez tras vez revisaste cada idea
que me rodeaba en la memoria
nunca te alcanzó la noche para imitarme,
así que renuncié al derecho
de permanecer en ignorancia
y cultive mis ojos puliendo sueños
con un poco más que solo esperanza.

¿Quien te dio el derecho de hablar y pensar por mi?

Te invito a que olvidemos
el placer de poder cerrar la boca,
de construir ciudades y sobrevivir
a las suculentas verdades que siempre nos animan
a cerrar los labios para intentar por fin calmarnos.

¿En donde está la vergüenza de tus sueños
que siempre vuelan a todas partes
respirando los silencios de las voces
que no quieren ser escuchadas en vano?

Te invito a conquistar los tiempos sin recelo
a continuar vivos como podamos hacerlo
a no morir en un verso de un instante,
quiero hablar de ti y de tu lógica cordura
que me hace ser elemental para no perderme
en una poesía vieja y rota.

Háblame de tu mirada destruida
por las verdes plantaciones de tus recuerdos
de un pasado ya muy lejano,
la noche y el tiempo nos seguirán separando
como si quisiera torturarnos,
me temo que ha regresado en nosotros el dolor
como si nunca se hubiera marchado
dejando una leve mancha en la memoria
que reclama por no querer escribir su propia historia.

Marchitamos el derecho a ser felices,
no me quedaré con las estrofas
que olvidan en su melancolía
a los delirios más locos y cariñosos
que me niegan el placer de poder vivir.

Háblame de ti
antes que los sueños construyan
una memoria falsa de mi.


Poesía
Miguel Adame Vázquez.
17/01/2018.
19
7comentarios 117 lecturas versolibre karma: 112

Experiencia intensa

A la chica de los gatos:

Fuera los convencionalismos
Te presentas como eres realmente,
aunque en el fondo no lo comprendes
Y en poco tiempo se revelan a sí mismos
el uno al otro con todos sus temores
sueños, expectativas e ilusiones

Pero nada es perfecto,
y ahora no es el momento
no tienes todas las respuestas,
lo que no es malo pero sí molesto
no poder solucionar
lo que de tí no depende

Muchas habilidades que recolectar
lecciones que aprender
y quizás, sólo quizás,
entonces podrán vivir
el sueño común
en mutuo apoyo y compañía
la fuente de la alegría
sensación de seguridad
y complementariedad
leer más   
3
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 18

¡Baila la vida!...

Caminando por la vida,
bailando al son de la
música, aunque sólo
tú, la escuches...

Tú eres tu propia
música, la melodía
de tu propia historia,
tu propia vida.

Siempre ríe con tu
gente, esa que siempre
esta a tu lado, y
nunca te da de lado...

Porque a pesar de las
penas, eres alegre
y risueña.

¡Baila la vida! Da igual
que llueva, haga sol, o
que truene,
no pares de disfrutar,
que vida solo hay una,
y hay que...
¡Vivirla!...

La vida es así, demasiado
hermosa como para
estar de lloros y de
penas.esta para
vivirla, y no para
comprenderla...

Disfruta al son de tu
canción, ponle mil
colores alegres, a
tu mil emociones, a
todo lo que sientas
dentro y vivas
con mayor pasión e
ilusión en cada momento...

GOZA, GRITA, BAILA, Y RÍE...

Qué lo bueno esta por
llegar, no te quedes atrás,
que de lo malo se aprende,
y de lo bueno, bienvenido
será...

Sé feliz, y haz feliz a los
demás, que eso es lo que
más te hará más feliz, a
lo largo de tu caminar.

Sonríe, y deja que todos
miren, y te observen, el
por qué tú tanto sonríes,
bailas y eres feliz el
resto de tus días...

¡Baila la vida! Tú eres
la música, la melodía
de tu propia historia,
de tu propia vida...

¡Baila la vida!...


© Derechos de autor
leer más   
10
3comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 105

Los Años que Ya No Regresan

LOS AÑOS QUE YA NO REGRESAN

Yo amo el recuerdo de las desnudas edades,
cuando doraba el sol las marmódeas deidades.
Charles Baudelaire

Los años que ya no regresan
esos que vivimos junto a aquellos que han partido
esos que vivimos siendo muy jóvenes
siendo muy niños.

La sabiduría que nos envuelve hoy en día
como parte de la experiencia vivida
a través de la dureza vivida
en estos años que ya nos han consumido.

Hombres, mujeres, ancianos
aborígenes, extranjeros, nacionales
sin importar de donde seamos
todos hemos vivido
todos hemos aprendido
todos somos sabios de la vida.

Los años que ya no regresan
esos que siempre extrañarémos
pero que nos han hecho más sabios.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
(De Mi Libro próximo a publicarse: "Hombres y Mujeres sabios (La sabiduria de los ancianos) que fue Finalista del Premio Literario Reinaldo Arenas versión Poesía-Creatividad Internacional, Miami Florida USA 2017).
leer más   
9
2comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 100

Madrid, metro, julio

Las cinco de la tarde:
se abren las perezosas y pesadas
puertas del metro
como en un gran bostezo
de calor pegajoso
de aquel que se levanta de una siesta
peor que antes de echarse.

Entonces unos niños peleones
irrumpen, sí, tal cual,
sobre sus patinetes, en cuadrilla,
sin piedad, sin que dejen salir antes de entrar
ni nada.
Cuatro bárbaros prenden fuego al metro
o eso parece.

Tras la carga se sientan apacibles,
dejando los corceles a sus pies,
y se ponen a hablar de nuevos trucos
para aprenderlos juntos
en el fin de semana.

Inevitablemente te preguntas
si tú con doce años
con tus peonzas, chapas, lo que fuera
que estuviera de moda;
si tú con tus casquitos,
con un walkman o un iPod de los feos,
las pintas de la década que quieras;
si tú entonces causabas
toda esa expectación.
14
8comentarios 108 lecturas versolibre karma: 101

Yo te di mi sangre para que mi sangre sobreviva

Igual que quien sana su corazón roto
nunca se encerrará en el arrepentimiento
yo te pertenezco, poesía.

No creo que tengamos que pelear-dijiste-,
aunque a veces será inevitable.

Si no fuera por ti,
que me salvas literalmente la vida
manteniéndome sobrio,
quizás pensaría que le vendí mi alma
al nombre abstracto equivocado,
y que hubiera sido mejor
entregårsela a la Música.

Pero desde que te escucho gemir,
al tomarte entre mis brazos,
únicamente eso es ya para mí la Canción.

Por eso nunca dejaré de escribir.

Soy algunos años más mayor, sí,
en cambio tú eres lo más grande.
Mi dolor se da la importancia,
hasta que de ti aprendo lo importante:

Sentados a la mesa,
sé que todo va bien cuando me pides un beso
y te hago llorar de tanto reír.

Porque un poeta triste es una contradicción.

Y la historia, mi vieja historia,
ya sólo es una mancha en el asiento
del tren del futuro.
5
sin comentarios 62 lecturas versolibre karma: 81

Piedra

El presidente está leyendo poesía,
el ministro de cultura está reunido con sus asesores,
alguien recuerda un beso en la cola del paro,
vuelva usted mañana, no discuta, somos pacifistas,
la oferta de trabajo para hoy es hambre.
Podemos comer libros y luego a nosotros,
alguien se abraza a la ternura y es violento,
un rayo de luz de diciembre atraviesa una habitación,
la lluvia cae sobre el pan de cada día
y alguien escribe.
El jurado de unos premios cena con varios autores diseñados;
la lotería de las palabras,
hay que vender a los que tenemos comprados.
¡Vuelva usted mañana! ¿No ve que estamos trabajando?
¡Lo hacemos por su futuro!
Un niño aprende a leer como se frustran los sueños.
Necesito calor, es invierno y nos han quitado el fuego.
Alguien dice, somos libres,
el presidente está leyendo poesía.
Déjame callar en ti los silencios,
porque eres la última piedra que tengo para romper algo,
hagamos cómo si nos amásemos y nos aman,
cómo si los esclavos fueran otros,
cómo si el deseo aún existiera,

cómo si la verdad estuviera esperándonos.
17
10comentarios 112 lecturas versolibre karma: 114

No lo sabes

No lo sabes porque lo aprendiste,
porque hay arpegios de pieles enredadas,
soles de arcilla, noches escritas donde el silencio
es hierba y hay corolas blancas en tu vientre
y no importan las palabras que caen agotadas
desde tu mirada hasta el alma roja de tus labios.

Aprendo lo que no sabes cuando me voy de ti,
como una danza de telarañas donde se teje
la sombra de tu luz y yo no necesito respuestas.
No lo sabes porque lo aprendiste
y yo soy un concepto de viento y ceniza
que te aprende para no saber.
11
3comentarios 52 lecturas versolibre karma: 101

Lo que no fuimos

A veces te preguntas cómo has acabado aquí… tan lejos de todo lo que querías que fuera.

Piensas en por qué la distancia lo fue ocupando todo…



Te preguntas:

¿Por qué aquella noche no le devolviste la llamada?

¿Por qué ella nunca supo que seguías al otro lado?

¿Por qué “todo” no fue suficiente?

¿Por qué no se pueden atravesar los puntos de no retorno?

Esos que indican que es el final del camino, que sólo puedes volver sobre tus pasos porque al otro lado sólo hay un precipicio… el de su olvido.





Aprender a ver esos puntos … tocarlos y bebértelos, eso te hubiera bastado.

Pero no, tú eres más de gastar todas las balas, incluso las que no tienes.






Entonces nos convertimos en barcos varados.



Fuimos isobaras del mapa de la memoria. Constelaciones apagadas, planetas muertos, flotando en la inmensidad del universo.

Galaxias que se desbordan y se desintegraban, ases sin baraja, notas sueltas, lunes de invierno, silencios llenos de nada…

Luces que no proyectaban sombra, grietas, borrones. Dos coordenadas que no indican ya ningún lugar.





Porque ya no latimos.



Porque todos nuestros vértices se han desalineado.



Y ahora, YA – NO – SOMOS.
17
16comentarios 144 lecturas versolibre karma: 113

Ira al tempo

Voy a estrangular al tiempo.

Tirano danzante,
implacable,
contento.

Azotándome siempre y quebrando mi aliento.

Haré presión hasta que deje de respirar;
hasta que exhale su último momento.

Descansaré vencedor viendo postrado mi tormento.

Vaciar sus pulmones y detener su inexorable avanzar;
hacerlo lento.

Sentir mi vacío en su interior,
la ansiedad del aislamiento.

Asfixiado,
esclavizado por mis manos;
mis brazos,
presionando al son del tempo.

Atravesarlo a espada,
degollarlo a daga,
con la viveza del acto teatral.

Anhelante delirio de aniquilación,
en esta vehemencia visceral.

Hacerlo,
no puede ser de otro modo;
o nunca podré vivir en paz.

Una lección humana para un ente atemporal.

Atragantarlo y hacerle aprender:

¿Qué es un vacío existencial?

Transgresión de experiencias,
tratarlo como a un animal.

Placer en amenazar a un dios inmortal.

Excitación en una lucha que,
lo sé, no puedo ganar.

Banal.

Un hombre al tiempo,
tratando de comunicarle su frustración vital.

Acaso,
con la soga y el cuchillo en la mano,
lo único que busco sea una muestra de piedad.

Y el tiempo...
que no retrocederá.

Lo veo en el suelo,
inerte y morado;
es tanta la claridad…

Tengo un obsesivo sueño.

Ojalá pudiera hacerlo realidad.

Matando al tiempo,
sólo tendría para empezar.

Rheinn
"Ira al tempo"
Todos los derechos reservados.
RheinnPoetry ®
22
14comentarios 134 lecturas versolibre karma: 110

Política y políticos

En política venimos de muy lejos,
demasiado lejos
como para aprender de los errores.

Los políticos son necesarios,
encadenados al sistema.

Nuestro sistema político es perverso,
pagamos en vida su precio:
miseria política.

Mejor adaptación al medio que la de los políticos,
imposible.

Es teatro,
es comedia,
es farsa.

Los miramos resignados sin mirarlos,
los hacemos existir sin pensarlos.

No ven lo que deberían ver,
no sienten lo que deberían sentir.
Piensan tan mal que viven matándonos.

Su incompetencia es la nuestra,
reflejo de nuestro yo.

Globalizan ideas,
globalizan ideologías,
globalizan sueños.

Los actores cobran,
el pueblo paga.

Regeneración política,
regeneración ideológica,
regeneración generacional.

Escuchan poco, hablan demasiado:
dos orejas y una boca utilizadas al revés.

Si respirar no fuese más cómodo que dejar de respirar, no existiríamos.

Somos utopía,
abrazos de sueños,
abrazos de fantasía,
abrazos de imaginación,
abrazos de creatividad.

Todas las flores conocen la dificultad que comporta ser bella,
a pesar de ello, amanece cada día.
10
8comentarios 124 lecturas versolibre karma: 117

"El arte de conservarte"

Bello arte, cuando no me dejas besarte.

El arte de aprender a amarte, o de cómo evitar odiarme,
y aprender a escribir sin delatarte.

Hay noches que sólo pienso en secuestrarte, llevarte conmigo, lejos;
donde nadie pueda encontrarte.

El arte de empezar a quererte antes de siquiera conocerte,
o el hecho de equivocarme;
tan imprudente,
tan loco,
como para de ti enamorarme.

Con todas mis fuerzas traté de no idolatrarte;
fracasé estrepitosamente,
igual que tratando de no desearte.

Imposible es de mi alejarte,
pues ya no puedo dejar de imaginarte.

Tu voz,
tu piel,
tus ojos,
tu aroma:
Los culpables.

Culpables,
sin duda alguna, de que no pueda olvidarte.

Como al arte,
nadie podrá dominarte,
del todo comprenderte o representarte;
y en vano,
intentan conquistarte.

Vendrán a ofrecerte lo que nadie puede darte,
lo que yo tantas veces quise regalarte.

Espero que nunca llegue el día en que decidas conformarte,
aunque es cierto,
es muy difícil contentarte.

Un apetito voraz de la vida y de ti misma,
insaciable.

Un abanico de caprichos,
siempre cambiantes,
con los que abres heridas lacerantes.

Y esos ojos…
tu mirada penetrante,
y tus dulces labios…
propietarios de una seducción constante.

Tus caricias,
tus susurros…
el mejor sedante.

Nadie más que tu,
nadie igual de estimulante.
Una esencia radiante,
siempre desbordante.

Luz y oscuridad,
una belleza sin igual…
Me recuerdas al arte de Dante.

Pasada esta última noche junto a ti,
no habrá nada que pueda dañarme.
Este instante será el último del que valga la pena acordarme.

Que no te quepa duda,
cariño, mi vida, mi amante…

Si algún día estás lista,
házmelo saber.

Vendré a buscarte.

Rheinn
"El arte de conservarte"
Todos los derechos reservados.
RheinnPoetry ®
14
6comentarios 124 lecturas versolibre karma: 103

¿Que Sabes Tú del Amor?

¿Que sabes tú del amor?
Ese que se desnuda
en versos delicados,
que estremecen el cuerpo
y suspira al leer un romántico
poema de amor y ternura.

¿Que sabes tú de amor ?

Si a cualquiera le dices te amo
y amar es entregarse por completo
es olvidarse de uno y del mismo tiempo
es tatuarse en el corazón y el alma
a la persona que tanto tu amas.

Aunque ésta se encuentre ausente,
aunque se encuentre muy lejos.

¿Que sabes tú de amor?

Si amor es aprender a vivir sin reproches
es tener confianza plena ,
de que yo te amo y de que tú me amas.


¿Que sabes tú lo que es amor?..

Tú no sabes de ese sentimiento
que te hace vibrar el alma y el cuerpo,
y te palpita con tal fuerza el corazón .

Que sientes que se te sale del mismo pecho
unas veces te hace perder la razón
y otras ries y lloras de emoción.

¿Pero que sabes tú de amor?..

Si a ti nunca te han roto,
tu vacío y estéril corazón

MMM
Malu Mora
leer más   
13
8comentarios 108 lecturas versolibre karma: 106

Llegó el olvido

Llegó el olvido
y la mente se nubló
como las grises tardes de otoño.
Llegó el olvido
y los rayos de sol
son cuchillos que rajan
la piel en tardes de estío.
Llegó el olvido
y las gotas de lluvia son lágrimas
del cielo en un invierno infinito.
Llegó el olvido
y las flores son fantasmas
que bailan en los espacios
de una primavera de frío.
Llegó el olvido
y aquellos ojos que daban ternura
se hicieron opacos y vacíos.
Llegó el olvido
y los recuerdos se apagaron,
los hijos son ahora desconocidos.
Llegó el olvido
y los dedos son serpientes
como clavos torcidos.
Llegó el olvido
y a mi alrededor todo fluye,
burbujea como enjambres
colgados en los árboles
de mi bosque perdido.
Llegó el olvido
y mi mente jamás estará despierta.
Se me fueron los principios,
los amores, lo conocido.
Llegó el olvido
y las noches se hacen eternas.
los días corren como ríos.
Llegó el olvido
y hasta a olvidar he aprendido,
mi cerebro se nubla
a cada instante,
jamás volverán los inicios.
Nunca más tendré
mi corazón encendido.
leer más   
5
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 55

Los corazones no olvidan

Los corazones no olvidan.

Pueden sanar, remendar y lamerse sus propias heridas. Pero no olvidan. A veces, ni siquiera sanan.

Y es que cuando se abre el corazón a alguien o se le entrega; cuando se ofrece, automáticamente se concede la libertad de que esa persona lo toque y lo cuide, o lo haga añicos.

Puede que lo toque de forma suave y decidida; quizá tosca, pero no mala, y que lo haga bombear al mismo ritmo que el suyo propio. Quizá lo toquen unas manos inexpertas e indecisas, torpes y vacilantes que muestren dudas sobre cómo y de qué forma envolverlo, con miedo a hacerle daño, o a hacerse daño a sí mismas. O quizá lo toque una mano dura y le haga daño, y lo resquebraje y provoque una retirada con el corazón entre las piernas y el rímel corrido, con las bragas por los tobillos y el orgullo herido.

Pero no olvidan. Se toque de la forma en que se toque; lo hagan las manos que lo hagan. No olvidan. Lo que hacen, lo que viven, lo que sienten... se queda en ellos y, automáticamente, en nuestro recuerdo. Permanece, y a veces grabado a fuego. No, cariño. No olvidan. Sólo se levantan, sanan y siguen latiendo. O se caen y no vuelven a levantarse nunca.


Pero no es tu caso. Ni el mío. Quizá en algún momento los retuerzan y les causen daños. Quizá después debamos coser los rotos con aguja e hilo de recuerdos oxidados y una botella de alcohol para que no escueza tanto. Y no lo olvidarán; no lo olvidaremos. Recordaremos como esas manos lo acariciaron y aceleraron su latido con cada suspiro y con cada beso, y con cada sonrisa y con cada impulso de querer hacerse el amor hasta arañarse el alma. Con todo. Y entonces dolerá otra vez, pero nuestro corazón habrá aprendido a lamer sus heridas. Y cicatrizará, y entonces lo recordaremos de nuevo. Pero no con dolor.


No, así no. Nuestros corazones son corazones fuertes.
1
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 6

Propósitos

Si es posible caer del cielo
con un paracaídas detrás,
caer.
Comprar un lápiz,
un sacapuntas,
dibujar,
dejar de dibujar.
Abandonar las veces que haga falta.
Que el dónde y el qué
vengan de adentro.
Y desde ahí
moverme más.
Ir a un nuevo taller,
mínimo, de lo que sea.
Aprender el primer día,
aunque solo pueda aprender eso,
los nombres de todos los integrantes.
Bailar.
No dejar que los días pasen
tan a menudo.
Pero también,
cuando el mundo arda,
saber esperar. Resistir.
Escribir más cuentos.
Anotarme en cualquier concurso.
No prestarle tanta importancia:
al no,
al sí,
a los otros,
a mí mismo.
Lo justo y lo necesario.
Fracasar.
Fracasar en lo que realmente importa.
En lo demás
mucho cuidado.
Pedirle al cuerpo permiso y caminar.
Después, aprender a jugar al tenis.
Tener siempre el no,
sin tantas vueltas,
preparado.
No retacearme tanto
lo bueno.
Y, de ser necesario,
convertirlo en obligación.
Queda para el 2019 mejorar eso.
Hablar más.
En ciertos casos, agradecer,
y pedir distancia.
Pero por sobre todo,
y si solo entrara
una sola cosa:
encontrar un espacio propio.
Llevar lo mínimo:
algunas historias para las noches que no acaban,
el cuaderno nuevo,
los amigos.
Hacer una fogata.
De ser posible,
que algo del pasado,
aunque sea mínimo,
muera.
13
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 125

2017...

Este año destape mascaras de
personas que creían ser mis
amigos,
y cayó ante mis ojos, la venda
que tenía.
abrí los ojos y de nuevo
otra decepción más...

Este año aún conservo
amigos, de toda la vida
de esos que aunque poco
nos veamos o solo interactuemos,
por redes sociales,
se que siempre estarán
ahí y nunca me fallarán...

Este año, conocí personas maravillosas, que
llegaron en el momento justo de mi vida, y ojala
que en este nuevo año 2018 que entra,
sigan estando ahí, presentes, y por
muchos años más.

Este año no ha sido ni muy bueno ni malo,
entre medias, alegrías siempre habido, y
muchas risas, siempre habrá tristezas, pero
de eso siempre habrá, hay que saber llevarlo y
saber andar, y salir a flote, y saber que ahí afuera,
queda mucho por andar, disfrutar, reír,
ser feliz, y sobre todo ¡Vivir!...

Los problemas se superan, vivimos de lecciones
continuamente que nos da la vida,
a veces alegrías a veces tristezas, pero siempre,
siempre, se aprende y nunca hay que rendirse,
siempre hay que ver el vaso lleno...
Y aunque este año acabe, y viejas amistades diga adiós,
no por ello quiere decir que no me hayan importado
y que no las haya querido, simplemente, son cosas
que pasan, que di mucho más de lo que yo tenía que
haber dado, y recibí, a cambio decepciones,
y mentiras..

Se qué en este año 2018 que entra, me traerá
más personas por conocer,no lo se,
simplemente lo intuyo..
La vida te lleva por otros caminos, y
te separa de amigos, que se convierten
con el tiempo, en desconocidos, y
desconocidos que se convierten en
grandes amigos...
Qué la vida te abre puertas, y conoces
realmente quienes son tus verdaderos amigos,
en los que realmente confiar, y en los
que te quieren ver feliz, y se alegran por ello,
y te quieren de verdad,.
Lo demás, es secundario...

Qué la amistad no es CANTIDAD,
sino CALIDAD....



© Derechos de autor
leer más   
5
sin comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 74

Cada vez que te amo

La noche finge ser un mar sediento de sangre
aniquilando los límites
que son prisioneros
de una furiosa herida
que nunca se conforma con el paso del tiempo.

Ahí he caído en la implausible prueba
que precipita la ruina
de un pensamiento que desvaría
en los desvelos vacíos
de un silencio obeso
por de tanto callar lo que se niega adentro.

He aprendido tanto del llanto sin fondo
del corazón ausente desde su nacimiento,
de la pesadumbre que espía
a las faltas del diario
de una conciencia impaciente
por el desierto que habita en el grito prometido
desnudo por tantos momentos.

¿Cuándo fue la última vez que fingiste ser estela
en un cielo furtivo lleno de estrellas?
los pensamientos siempre son prisioneros
de una luz hermosa que en toda la noche
añora poder ser un infinito
que solo escuche a lo lejos el ladrido de un perro.

He roto el silencio con la nostalgia
esa que en la vida fluye
regando los tallos
de un tiempo impaciente,
la memoria tiene una insensata fijeza
que siempre nos encuentra
un vacío casi instantáneo
que silencia a los versos
cada vez que no hablo.

Esta noche la protesta
será dibujar un garabato
que pronuncie tu nombre
cada vez que recuerde
cuanto te amo.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
04/01/2018.
15
18comentarios 277 lecturas versolibre karma: 126

En los sueños nadie muere

Te quise impresionar nuevamente
con un patético vacío interior,
para que pudieras imaginar lo que siento
y galopar tal vez conmigo
en un segundo sufrido y lento.

Me preguntas si la locura
es una enfermedad
o es un don del cual,
como si fuera posesión se hereda,
me pregunto que sentiras
cuando recitas en silencio
cada uno de mis pensamientos.

Si se hereda la locura,
es como el tono de color de los ojos
que se brinca algunas generaciones
en su capricho para cambiar
su mirada vacilante y fria.

Llegó la inundación llevándoselo todo,
otra vez nadie me creyó y no hicieron nada
cuando vieron que se acercaba la ola con furia y estruendo,
te quedaste inerte muchos segundos
solo pudiste seguir mirando,
era como si a esa maravillosa manifestación
de la naturaleza la deberías contemplar
sin saber si era lo mejor
que correr o cerrar los ojos,
te quedaste a esperar como el lodo de la infamia
inundaba tu baúl de recuerdos presentes.

Me abrazaste con tanto amor
que te desconocí al verte,
el frío nunca a dejado de ser un aliado
en la estrategia de tenerte,
aun me duele el estomago
con tan solo recordar la idea
de cada mañana poder perderte.

Quisiera poder guardar silencio,
pero me traicionaron las ganas
de tener un poco de esa fama vacía
de un bullicioso incipiente,
son solo abrazos vacíos de mi propio inconsciente.

Es cruel decirlo,
tan solo pensarlo se repudia
el saberlo me deja con la sensación
de sentir lo que piensas
con una voz tan baja
que cualquier ruido me atraganta.

Prefieres esconderte
en un closet oscuro,
como si el dormir ahí te protegiera
de un pasado muy presente,
te defiendes muy bien lo reconozco,
pero temo que esos gritos en defensa
solo serán un pretexto más para atacarte,
si tan solo aprendieras a ignorarlos
y pasaras de frente sin mirarlos
no serías carnada de un ataque que duele.

Duerme,
que el dolor en tus ojos
solo será una historia de horror
que quiere tenerte,
nunca más enfermarás de una muerte insegura,
eres joven y la vida es para ti
más que una promesa segura.

Ayer cayó aguanieve
en un cielo estrellado,
y la luna era tan naranja
que simulaba ser un sol de medianoche,
nunca es desanimado tarde
para en la vida no conformarse
con un intento estéril de sentir el rocío
de una sensación desilusionarse.

Me quisiste impresionar como última medida
de una locura desmedida,
pero solo se hereda el calor de un amor sincero,
duerme tranquila
y no te escondas en tus sueños,
que el soñar nunca duele,
nunca dolerán las heridas
cuando el amor crece.

Quisiera poder guardar silencio esta noche
así que dormiré para soñar y cerrar los ojos,
en los sueños nadie muere.


Poesía
Miguel Adame Vázquez.
01/01/2018.
19
5comentarios 205 lecturas versolibre karma: 110
« anterior1234518